Los extremos del círculo se tocan: Polit-Tour en sus dos variantes, Juan González Febles

El Régimen Militar Castrista (RMC) no anda ajeno a los tour políticos a partir de los cuales aquellos elegidos visitan capitales del mundo en busca de capital político y capital financiero que contribuya a sostener la pesadilla Cuba adentro.

Así, Mariela Castro y Aleida Guevara recorren el mundo y demandan la ayuda que precisa el régimen de pesadilla articulado por sus padres. Esa ayuda jamás llegará al pueblo de a pie, porque el pueblo de a pie nunca ha sido de interés prioritario para la guardia pretoriana verdeolivo privilegiada ni para los herederos, algunos con yates y todos sin gloria.

Mariela Castro, desde el mal gusto de sus campañas homofílicas, pretende borrar el horror de la homofobia promovida por su tío, el difunto ex dictador Fidel Castro. Se trata de crear un efecto contrario y aspira a que su apellido, a partir y desde sus campañas homofílicas, deje de transpirar el horror que transpira  por las persecuciones, campos de concentración y otros horrores vinculados con su nefasta estirpe y promovidos por su tío.

Aleida Guevara, que es cubana de nacimiento, ha optado por ser argentina, a partir de mucho acento y alguna vocación. Decidió afirmar su presencia en aeropuertos y aeronaves, que quizás desde su punto de vista sean más acogedores que los hospitales y centros de asistencia médica y de esta forma, se ha convertido al igual que su homóloga Castro Espín, en embajadoras itinerantes de la miseria, el hambre, el abuso y la privación de libertades. A su manera son ‘frías y eficientes máquinas de matar’, no matan gente, solo sueños y aspiraciones y consiguen vivir muy bien en ese empeño.

No está precisado si a la Dra. Aleida Guevara le entusiasmaría presenciar un fusilamiento con el café matutino, como solía hacer su heroico y guerrillero padre. Hasta hoy y felizmente, solo vive de la revolución sin matar por ella.

La Dra. Mariela Castro promueve la homofilia, como única forma de disensión posible, Cuba adentro.

Suzely Morfa, desde las antisociales Brigadas de Respuesta Rápida, salió a promover mítines de repudio fuera de Cuba  y así, consiguió participar en los tour políticos en respaldo al régimen de pesadilla que sostiene y la sostiene. Su accionar demuestra que se puede ser un inepto y brillar, todo en función del interés adecuado.

Como los extremos del círculo se tocan, desde el otro extremo, el Comitte for Protection of Journalists (CPJ) entre otros, está fascinado con los periodistas y blogueros de sitios como El Estornudo, Periodismo de Barrio, El Toque, etc. Su principal mérito, de acuerdo a tales valoraciones, sería no molestar demasiado al régimen y no irritar desde un criticismo moderado y un tratamiento light a problemas sociales que desde hace años abordan periodistas independientes.

Por otra parte, esto les ha permitido compartir aeropuertos y aeronaves con sus pariguales Castro Espín-Guevara March. Con ellos participan en el tour, otros seleccionados incapaces de escribir sus nombres y apellidos sin al menos dos errores ortográficos.

En su momento, los responsables de tanto desastre rendirán cuentas unos por mal intencionados y otros por incompetentes. Solo queda esperar…
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#482

Noticias Bajo amenazas periodista independiente Oscar Sánchez Madan, Juan González Febles

Desde la localidad de Cidra en la provincia Matanzas donde reside y por vía telefónica, el periodista independiente Oscar Sánchez Madan denuncia que en la mañana del pasado día 15 de mayo, el agente de la policía Seguridad del Estado (DSE) que se identificó como William y el jefe de sector de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el poblado de Cidra donde reside le hicieron una advertencia oficial en la unidad municipal de la PNR.

Resulta advertido que puede ser encarcelado a partir de la figura de delito ‘Índice de Peligrosidad Social’ por reunirse con las Damas de Blanco en su sede nacional habanera y no tener vínculo laboral. Madan fue arrestado el domingo 7 de mayo en medio del aquelarre represivo de ese día y la golpiza y el abuso de género ya reseñado que la policía Seguridad del Estado (DSE) emprendió como es costumbre cada domingo contra las Damas de Blanco. Madan declaró que su participación estuvo dada en que decidió solidarizarse con las frecuentemente golpeadas y abusadas Damas de Blanco.

Madan ratifica que continuará su brega opositora y que si el Régimen Militar Castrista (RMC) decide encarcelarlo, está en condiciones de sufrir las consecuencias por ejercer sus derechos. Las personas poco informadas sobre la situación en Cuba, deben saber que el control totalitario absoluto impuesto en Cuba por la dictadura castrista, excluye a los opositores, periodistas y disidentes en general, del derecho al trabajo, entre otras exclusiones.

El llamado ‘Índice de Peligrosidad Social’, posibilita encarcelar bajo la presunción de lo que el acusado habría podido hacer y no por la comisión real de delito alguno. Esto sigue la pauta establecida en el Código Penal impuesto en 1935 por el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores en Alemania, bajo la égida del compañero Hitler, que fuera en su momento otro muy destacado revolucionario profesional.

Esperemos que alguien desmienta lo que considere adecuado desmentir en esta nota, si es que habría en ella algo que desmentir y que esta estampa sobre la dura realidad cubana, no sea etiquetada como ‘estridente’.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#481

Don Lauría servidor de la jauría, Juan González Febles

Según afirma el Sr. Carlos Lauría en un reporte que firma desde https://cpj.org/x/6c33, (‘Conectando a Cuba Committee to Protect Journalists’), “…el panorama mediático cubano ha comenzado a abrirse en los últimos años, transformado por una animada blogosfera, un número cada vez mayor de sitios web noticiosos que contienen investigaciones periodísticas y opiniones noticiosas, y una innovadora generación de periodistas independientes que son críticos de las ideas socialistas y, no obstante, las siguen apoyando”.

En otra parte, Lauría expresa: “…el auge de la cobertura informativa independiente es una señal de cambio”.

¿Qué habrá cambiado en Cuba según el compañero Lauría?

En este momento, el régimen militar castrista necesita recomponer su imagen y para ello, son necesarios servidores dispuestos a cumplimentar los propósitos y fines de la jauría represiva al servicio del régimen y aquí brilla con luz propia el compañero Lauría.

Con todo el irrespeto que develan en su momento estos amanuenses velados del castrismo, nos dice Lauría, “la represión estatal sistemática a gran escala ha disminuido significativamente, los opositores más estridentes en los medios sostienen que siguen enfrentando el acoso y la intimidación por parte de las autoridades”.

Al Sr. Lauría parece no constarle la represión al actuar político ciudadano que cada semana despliega el régimen militar totalitario castrista. Debía consultar las imágenes disponibles en la web sobre este tema y los reportes, informes y despachos que “los estridentes” de hoy redactan desde Cuba y que personas como Lauría, que quizás no hayan aprovechado alguna oportunidad que la vida les haya proporcionado para ser “estridentes”, y enfrentar en su patio alguna dictadura.

Esperemos que el Sr. Lauría, busque más allá de ‘El Estornudo’, Periodismo de barrio’, etc.: quizás encuentre algo.

Vuelve Lauría y dice: “En un discurso pronunciado en diciembre de 2010, Castro le dijo a la Asamblea Nacional que no temiera las discrepancias ni las diferencias de opinión”.

Todo parece indicar que según Lauría, el difunto ex dictador Fidel Castro, podría resultar un exponente de cierta y menguada defensa a la libertad de expresión. ¿Qué les parece?

Desde que el general de ejército Raúl Castro anunciara su retiro, quedó inaugurado el periodo que abre espacios primados para medidas activas y montajes dirigidos a legitimar determinados actores y determinados objetivos. Solo habrá que articular estos objetivos con otras medidas tomadas, siempre fuera de Cuba y facilitadas por servidores de la jauría (voluntarios o no) del estilo del Sr. Lauría.

Lauría pasa por alto a los iniciadores de la prensa nacional independiente cubana. No quiere recordar a Raúl Rivero Castañeda, Manuel Vázquez Portal y Jorge Olivera, entre otros, destinados al necesario olvido. A los que conformaron y conforman este grupo, les llama despectivamente ‘estridentes’.

No reconoce a quienes rasgaron el velo de hermetismo del totalitarismo castrista y continúan desde Cuba afirmados en esta labor, los que ciertamente abrieron la senda que hoy recorren triunfalmente, los documentalistas y los blogueros ‘en favor de revolución’, los que siempre de acuerdo con Lauría, abren nuevos espacios para la libertad de expresión y el periodismo emprendedor que hasta hace unos años, (¿cuántos?) parecían intocables.

Lauría prefiere destacar a periodistas entrevistados, que han señalado que abordan su trabajo periodístico con cautela y se abstienen de publicar trabajos abiertamente críticos por miedo o respeto al marco jurídico vigente.

¿A quién conviene esto? Todo apunta que Don Lauría es un eximio servidor de la jauría.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#480

Buen momento para montajes y medidas activas, Juan González Febles

Dos eventos marcan la semana. Uno de ellos fue el anuncio hecho a los medios de comunicación, el pasado 4 de mayo, de que la abogada independiente Laritza Diversent y todo su equipo de abogados (14) junto con sus familiares, se acogieron al refugio político en los Estados Unidos y su partida inmediata hacia tierras de libertad.

El otro fue que Daniel Llorente, un habanero de 52 años, se convirtió en noticia para los medios de información y prensa internacionales al lograr nada menos que un 1ro de mayo, en la “fiesta internacional de los trabajadores”, un performance fuera de liga. Lorente corrió a lo largo de la Plaza de la Revolución, mientras portaba una bandera norteamericana. Un hecho que sin duda razonable alguna serviría al régimen militar totalitario castrista para esgrimir la vieja y gastada monserga del ‘anexionismo’.

Analicemos cada uno de estos eventos. Sobre el primero, la embajada estadounidense, asistida por sus razones, sólidas como es costumbre y en este caso, aún más sólidas bajo la dirección del Sr. De Laurentis, concedió el status de refugio político a la abogada y a su nutrido grupo acompañante.

Sobre el segundo evento, vale señalar que cada movilización, ya sea para un primero de mayo o cualquier otra celebración en Cuba, viene acompañada de presiones del partido único (PCC), la central sindical oficialista y única (CTC), los sindicatos oficialistas a ella asociados, las administraciones y las llamadas organizaciones de masas, que son como es sabido, grupos oficialistas creados para apoyar a la dictadura a ultranza. A esto se suma además, la agobiante y omnipresente observancia de los servicios especiales represivos del Ministerio del Interior. No obstante, Daniel Llorente parece haberlo logrado y efectivamente, lo logró.

Desde que el heredero del poder absoluto, el general de ejército Raúl Castro, anunciara su retiro, quedó inaugurado un poco edificante periodo que abre un espacio primado para medidas activas y montajes dirigidos a legitimar determinados objetivos. Solo habría que ver como se articulan estos objetivos con otras medidas tomadas, siempre fuera de Cuba.

Una nueva de las últimas tendencias promovidas desde el exterior, es instalar fuera de Cuba a algunos elegidos y desde allá, controlar el trabajo en la isla. En la actualidad ya lo hacen Elizardo Sánchez, con la Comisión Cubana de Derechos Humanos, Rosa Payá y su ¿Cuba Decide? y Roberto de Jesús Guerra con Hablemos Press. Todo parece inscribirse en esta nueva oleada en que en algunos casos perfectos desconocidos o quienes nunca lograron un desempeño profesional, más que deficiente, compartirán espacios y jerarquías con los dignatarios que les eligieron y nunca viajaron esposados en coches celulares Cuba adentro, en esto, les llevan ventaja.

Desde la culta Europa surgió poco tiempo atrás una tendencia dirigida a la promoción para posiciones de liderazgo de mujeres jóvenes y profesionales. Curiosamente, tanto en Europa como en otras regiones geográficas, las mujeres que por su desempeño descollaron por su liderazgo, no lo hicieron a partir de su juventud ni algún otro oropel estético. Estas, lo hicieron a partir de un historial marcado por aciertos y logros en el terreno político, nunca por juventud, raza o belleza y ahí quedan en sitial de honor en la historia Margaret Thatcher, Golda Meir, Indira Gandhi y en la actualidad, las Sras. Teresa May y Angela Merkel. Se perciben diferencias entre el consumo interno europeo y la promoción externa que hacen a Cuba y otros espacios de riesgo.

En Cuba, hay mujeres que al igual que en Europa han conseguido descollar por un liderazgo probado y nunca por juventud, raza o belleza. Laura Pollán lo hizo hasta el día en que murió en las circunstancias oscuras que la sacaron de la escena política cubana, Marta Beatriz Roque desde una estatura profesional reconocida continúa su avatar, junto con Berta Soler Fernández y muchas otras, afirmadas desde su tierra, en luchar por los suyos.

El trato y los créditos mediáticos y presupuestarios difieren. ¿Por qué?

La abogada independiente Laritza Diversent, en su momento, como hoy Rosa María Paya, dispuso para Cubalex, los mayores fondos recibidos para su desarrollo y el entrenamiento de sus integrantes, además de un alto nivel de representatividad en el exterior.

Quizás esto explica la falta de conexión de la ciudadanía con la oposición democrática y hace pensar a algunos, en la corrupción que afecta a toda Cuba, entre tales “líderes” y la falta de sacrificio y liderazgo de estos, en algunos casos muy puntuales.

Por razones desconocidas por acá, ni Laura Pollán, ni Marta Beatriz Roque ni Berta Soler Fernández recibieron o reciben los créditos financieros y mediáticos depositados en Cubalex o Cuba decide. Alguien, en algún sitio, sabrá por qué.

Y entonces, ¿quién sale beneficiado con todo esto?

El periódico o anti periódico oficialista Granma definió el performance de Daniel Llorente como una manifestación de anexionismo. Se pasó por alto que la enseña nacional estadounidense en Cuba, para una cantidad nada despreciable de gente de a pie, representa una música que a muchos hizo o hace soñar, otra forma de vivir y soñar en libertad, que para nada tiene que ver con una renuncia o una dejación del ser cubano. No se trata o se trató nunca de anexionismo, solo de ganar el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresías, y todo esto, desde una identidad irrenunciable de cubanos.

Resulta mucho más honroso enarbolar la bandera de las barras y las estrellas que aquel símbolo de opresión y muerte, presente hasta hace años en esa misma plaza y en otros muchos espacios públicos. Fue en momentos en que la hoz y el martillo del pabellón rojo se hicieron presentes desde la constitución impuesta en 1976 y desde antes, en que la ominosa presencia soviética se afirmó entre nosotros y puso a Cuba en riesgo de una conflagración nuclear.

Para quienes pretendan enarbolar aquella Enmienda Platt, bueno es recordar que elegidos por el pueblo de Cuba en elecciones legítimas, en su momento negociaron y obtuvieron su derogación sin violencias, en un marco institucional de respeto y convivencia pacífica civilizada. Esto fue sin comunistas, ni los aún peores revolucionarios profesionales.

En este momento de montajes y medidas activas, estemos alertas para salir al paso y frustrar las expectativas de los malos.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#480

Castro fascismo, algo más que un sistema fallido, Juan González Febles

El capitalismo de Estado protofascista castrista, ha desembocado en un capitalismo corporativo, clientelar, mafioso, articulado por los generales sin batallas y herederos sin gloria. Este inviable sistema es generador de corrupción y frena la eficiencia económica, el desarrollo y la modernización de la economía.

En Cuba, quien se atreva a oponerse al estado y cuestionar sus decisiones corre el riesgo de perder la vida por una golpiza, una virosis, un accidente o una incidencia hospitalaria. Se puede perder la vida hasta por causas naturales. Se puede ser encarcelado y acusado de atentado o desacato.

Es precisamente porque hay que acatar las decisiones del estado so pena de perder la vida o la libertad, y porque los gobernantes no pueden ser sustituidos a través de elecciones libres, que el régimen castrista no logra impulsar reformas económicas y satisfacer las expectativas y ambiciones que ellos mismos se avienen en aceptar.

Desconocer la naturaleza humana y el afán de lucro presente en el ser humano, más su egoísmo, resulta muy propio del régimen militar totalitario castrista. Además de esto, en Cuba se violaron y se violan todos los Derechos Humanos, a lo que se suma una total carencia de las libertades fundamentales, a que tiene derecho todo ser humano. Solo que el cubano, nunca ha podido ni podrá vivir su vida a gusto, como animal de granja. Se sueña y esto les perjudica. Les perjudica aunque muchos entre estos sueños compartidos, encuentren como escenario los Estados Unidos o cualquier lugar, siempre que sea fuera de Cuba.

Por esto, las personas que luchan desde sus países suelen ser las más necesarias, por ser las más valientes o las insustituibles en su momento. Máxime en Cuba, donde una gran gama de delitos sancionan actos que cuestionan los intereses del Estado o la integridad del mismo. Estos delitos, reciben sanciones extremadamente severas, algunas incluyen hasta la pena de muerte.

En Cuba, priman los intereses de una minoría (los servidores del estado) sobre los de la mayoría. Esto se impone por medio del uso de la fuerza y el ejercicio abusivo del poder gubernamental por parte de esta minoría, sobre quienes no compartan su nociva ideología y los intereses materiales con ellos vinculados.

Por suerte quedan opositores empeñados en afirmarse en el ejercicio de sus derechos de expresión, reunión y asociación. Las Damas de Blanco marcan una pauta y hay quien reporta desde Cuba aquello que el régimen se opone a que sea reportado, con la bendición de SIP y CPJ o sin ella. Pero para algunos entre estos, aún se mantiene  la limitación, la coacción o el silenciado ninguneo en los espacios mediáticos, diplomáticos y políticos internacionales.

El capitalismo de estado fascista que el castrismo impone, garantiza el disfrute del botín conquistado con astucia por el difunto dictador Fidel Castro, que al menos pensaba en los suyos. Solo que entre los suyos, nunca se contó al pueblo cubano. En fin, el castro-fascismo es algo mucho más perverso que un sistema fallido.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan Gonzalez
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#479

Santa y Andrés la triste fábula enmarcada por la pesadilla, Juan González Febles

En esta ocasión, voy a referirme al film Santa y Andrés del realizador cubano Carlos Lechuga.  El filme muestra desde un lenguaje habilitado de una carga importante de recursos usados por los iconos de la más reciente saga fílmica cubana, Gutiérrez Alea, Solas, etc., desde los predios del ICAIC, una fábula que a fuer de humana, se ve enmarcada en los hilos de la telaraña totalitaria que la convierte en pesadilla.

Aunque la saga fílmica cubana de las últimas cinco décadas es portadora de muchas deudas por saldar, en unos casos y en otros, muy bien saldadas, con el neorrealismo italiano y la nueva ola francesa del pasado siglo XX, los desmanes y el daño antropológico hecho a la nación cubana por el régimen castrista emergen en esta entrega con un protagonismo y una carga dramática devastadora.

Santa y Andrés, fue censurada con toda intención en la última edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, pero también lo ha sido en el 18 Havana Film  Festival, o Festival de Cine Cubano de Nueva York. Esto nos recuerda la perversa influencia del régimen hasta en países democráticos y en especial en los Estados Unidos a partir de la acción y ejecutoria de los servicios especiales de inteligencia y contrainteligencia del régimen castrista dentro de los Estados Unidos.

Santa y Andrés, no es ni con mucho una obra solitaria. Se trata del esfuerzo de muchos artistas, por narrar las más recientes y ocultas historias sobre vilezas e indignidades impuestas por el castrismo a nuestra patria. Otro elemento que quizás sostiene la censura a que la obra está sometida, resalta el hecho de que cada crueldad, cada bajeza, cada indignidad reflejada en el filme, fue ordenada, promovida, conocida y aprobada por el difunto ex tirano Fidel Castro, esto se extiende a cada calamidad de este tipo sufrida tanto en aquellos tiempos, como en el presente de pesadilla que aun arrastramos.

Se trata de una coproducción de Producciones de la 5ta Avenida, Igolai Producciones S.A.S., Promenades Films, con la colaboración de Habanero, El Central Producciones, Seconde Vague Productions, Asociación Cubana del Audiovisual, la película cuenta con el guion y la dirección de Carlos Lechuga, la dirección de fotografía de Javier Labrador, montaje Joanna Montero, la dirección artística de Alain Ortiz y el diseño de vestuario de Celia Ledón.

Los protagónicos del filme a cargo de Lola Amores, Santa y Eduardo Martínez Andrés, logran trasmitir la indefensión nacional frente al poder del estado. Hicieron bien lo suyo, secundados por un casting que logró trasmitir, la esencia de personajes con los que lamentablemente se convive en la actualidad. Entre ellos, sobresalen el mudo, interpretado por César Domínguez, que no es más que el hombre nuevo formado y deformado por el castrismo y Jesús personalizado por George Abreu y que podría ser el célebre Luisito o cualquiera de los actuales golpeadores de mujeres y disidentes desarmados. El jefe de sector personalizado por Maikel Alexi Sánchez, consiguió corporizar la deshumanización de esa policía que por ser revolucionaria nunca será nacional y mucho menos cubana.

La fotografía de Javier Labrador arrasa con su realismo, desde un aliento poético capaz de sensibilizar aun y a pesar, de exponer una pesadilla. La música de Santiago Barbosa aporta la carga necesaria para sublimar esta fábula de horror tejida como telaraña y basamento de la pesadilla nacional sólidamente argumentada por Carlos Lechuga y Eliseo Altunaga.

En fin, Santa y Andrés son expresión artística de la pesadilla que el Sr. Obama y la Sra. Mogherini, desde la más alta jerarquía en los Estados Unidos y la Unión Europea dieron aliento. La obra testimonia el crecimiento del arte independiente cubano, sumados a una capacidad creciente para abordar la realidad desde obras de alcance artístico y humano, con rigor y talento, pero lo más importante, con verdad, con empeño y determinación para decirla.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#475

A la espera de Amnistía Internacional, Juan González Febles

Muchos por acá, Cuba adentro –entre los que me cuento- esperan que la prestigiosa International Amnesty (AI) (Amnistía Internacional) se pronuncie sobre las mujeres encarceladas por motivos políticos en Cuba y en líneas generales por todas las apaleadas y maltratadas mujeres de la oposición pacífica interna cubana y entre todas ellas, las más destacadas, nuestras valientes y dignas Damas de Blanco.

Tenemos información de que por ejercer sus derechos a la libertad de expresión, reunión y el derecho ciudadano a la manifestación pacífica, se encuentran encarceladas de UNPACU; Yuneth Cairo Reigada y Marietta Martínez Aguilera y del Movimiento Damas de Blanco Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda, Yaquelin Heredia Morales, Aimara Nieto Muñoz y Martha Sánchez González. Más recientemente se unió a este listado Lismeirys Quintana Ávila que luego de un escandaloso proceso en que brillaron por su ausencia todas las garantías procesales conocidas hasta este momento en el mundo civilizado, fue sancionada a seis meses de privación de libertad.

Entre los objetivos perseguidos por AI se cuentan entre otros, -Consideración de la violencia y los abusos sobre las mujeres como delitos graves -Exigencia de juicios justos -Protección de los defensores y defensoras de los derechos humanos -Protección de la libertad de expresión, de manifestación y de asociación.

Entonces, Llama la atención como hay casos en que Amnistía Internacional con una celeridad pasmosa y muy de admirar, ha promovido personas prácticamente desconocidas dentro de Cuba a la categoría ciertamente merecida de prisionero de conciencia. Entonces, ¿cómo es posible que nuestras valientes Damas de Blanco y otras mujeres que integran la oposición pacífica interna y que como ellas llevan suficiente tiempo insertadas en los informativos noticiosos semanales internacionales, hayan sido pasadas por alto en la forma en qué lo han sido?

Si de casos personales se trata, todas las mencionadas en este trabajo son ampliamente merecedoras de ser proclamadas Prisioneras de Conciencia. Todas y cada una de ellas han marcado una diferencia en las calles sin dueño de Cuba, que la propaganda tendenciosa de la dictadura llama ‘calles de Fidel’.

Antes de ser encarceladas en la forma viciosa e ilegal en que encarcela el régimen militar totalitario castrista, todas fueron golpeadas, reprimidas y apaleadas cada semana por antisociales, marginales y elementos gansteriles nucleados en bandas parapoliciales creadas y estimuladas por la policía Seguridad del Estado (DSE) y la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) ese cuerpo represivo del Ministerio del Interior que por ser revolucionario, nunca será nacional.

Como todo lo anterior es ampliamente conocido en Cuba y en el mundo, consideramos por acá que Amnistía Internacional no podría alegar desconocimiento sobre estos casos. Entonces hacemos un llamado a la dignidad y la decencia humana, para que esta prestigiosa ONG reconozca en cada una de nuestras maltratadas, golpeadas y abusadas mujeres, reconozca en Lismeirys Quintana Ávila la muy merecida distinción de Prisioneras de Conciencia. Todas ellas lo son y nadie puede argumentar lo contrario.
ifiernodepalo8@gmail.com; Juan Gonzálea
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: INFORME DENUNCIA ENTREGADO A FISCALÍA GENERAL; MDB; PD#474; INFORME SEMANAL REPRESIÓN CIUDADANA (MDB) PD#474;  SANCIONADA EN JUICIO SIN GARANTÍAS PROCESALES DAMA DE BLANCO; PD#474
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#475

Cuando nos visitó Banal Bobama, Juan González Febles

El fruto de la visita de Barak Obama ha sido el surgimiento de un periodo muy duro. Se han incrementado los desalojos, el acoso a los cuentapropistas, las golpizas, los arrestos arbitrarios, encarcelamientos, y el hostigamiento a opositores y activistas. Entonces, parece haber llegado el momento de escuchar a los que decían que una política más permisiva era la vía para la solución del desastre castrista. Que si suavizaban por allá, aflojarían por acá. ¡Que escache!

Obama con su visita solo apuntaló las violaciones de los derechos y libertades fundamentales, la impunidad y el enriquecimiento de la elite castrista y sus familiares. Hizo crecer el éxodo constante y la legitimación sin concesión alguna a una dictadura de 58 años. Apuntaló la frustración y desesperanza de los cubanos. Esto fue lo que en realidad hizo. Su despedida ha dado paso a un año (2016) marcado por el recrudecimiento de la represión.

El acercamiento del gobierno de Barack Obama al régimen militar totalitario gobernante en Cuba fue fallido. No se ha visto beneficio alguno para el pueblo de Cuba. Si algo hubo, el único beneficiado ha sido el régimen militar castrista. Este ha tenido y aún tiene vía libre para reprimir a la oposición interna y al pueblo a su gusto y a sus aires malévolos.

La banalidad fue  el sesgo distintivo del acercamiento al régimen castrista por parte del ex presidente Obama. Entre otras cosas, su visita marcó el fin de las marchas pacíficas de las Damas de Blanco en la 5ta Avenida, en la iglesia Santa Rita de Casia y en el parque Gandhi capitalino.

El domingo 20 de marzo de 2016 en la última caminata de esas valientes mujeres, el mundo presenció desde las imágenes tomadas la golpiza que el régimen militar totalitario castrista ordenó propinar a turbas paramilitares, a la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y a la policía Seguridad del Estado (DSE) en la 3ª Avenida y 26, cuando salieron a la campaña #TodosMarchamos. Fue el último domingo que pudieron masivamente  asistir a misa en la Iglesia de Santa Rita. Ya el domingo 27 de marzo de 2016, solo llegaron ocho Damas de Blanco. Después de eso, nunca más. Permanecen sitiadas en la sede nacional capitalina. No logran salir no solo a la iglesia de Santa Rita, sino a cualquier otra iglesia a la que hayan hecho la tentativa de llegar para orar por los presos políticos. El régimen no lo permite, gracias a la banalidad sin límites que marcó pauta en la  visita del presidente estadounidense a La Habana.

Nos visitó Banal Bobama y su visita dejó solo eso, banalidad e impunidad sin límites para la más antigua dictadura del hemisferio. Pero lo más impactante de aquella visita fue la noticia de que el pueblo cubano, y aquellos que han luchado por establecer una democracia en Cuba, no serían tenidos en cuenta en las negociaciones en marcha o en otras por llegar. Que para ello, se contaría solo con los castristas gobernantes y otros no elegidos por nadie en Cuba para ocupar los espacios de poder que detentan.

Como de costumbre, el pueblo calla, aunque algo ha cambiado en su interior. Al cerrarse la única ventana y no haber espacio para más pies mojados o secos, eso quizás marque alguna diferencia. Pero aun así, ni esto hará más llevadero su abandono.

Hoy se impone desde las esferas de poder castristas acabar con las Damas de Blanco, con el Foro por los Derechos y Libertades, con UNPACU y con los valientes de FACOZT, entre otros. También, con los pocos que testimonian afirmados en su derecho a ser honrados, a pensar y a hablar sin hipocresía.

Veamos que logran obtener los castristas de entre todo lo que pretendieron tomar, en términos de un eventual respaldo financiero estadounidense con la nueva administración republicana que aún no ha mostrado las cartas con que jugará su partida.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#474

El código de Birán, Juan González Febles

El mayor daño antropológico hecho por el castrismo a la nación cubana ha sido la afirmación de una permanente falta de valores destruidos por la banda armada para así lograr su entronizamiento permanente en el poder absoluto. Afirmaron para ello, el constante irrespeto, la displicencia y la falta de educación que lamentablemente hoy caracteriza a la mayoría de los cubanos.

Para su afirmación en el poder perpetuo, la banda armada a cargo de gerenciar al régimen militar totalitario impuesto, impuso un nuevo código conductual, este fue ‘El Código de Birán’.

Parte de este código fue hace algunas décadas la promoción de un hecho acaecido en la antigua Unión Soviética. Este consistió en la delación de una madre y un padre por parte de un hijo adoctrinado para ello por aquel Konsomol leninista. Aquella monstruosidad fue ensalzada desde los medios al servicio del régimen como un acto laudatorio a tenor con el recién impuesto código.

Hoy por hoy, gracias a la enseñanza gratuita, se escucha a la gente referirse peyorativamente sobre casi todo. En especial contra los homosexuales promovidos desde las altas esferas por la realeza biraní, las mujeres que son explotadas en las empresas del estado, en los hogares, etc.

Sobre los negros, formó parte en su momento proclamar que estos fueron librados de la discriminación por el régimen, pero todo fue pura alharaca propagandística.

Desde el comienzo del castrismo, se ha oído hablar en Cuba de abortos, legrados e infertilidad. En Cuba, poner fin a una vida humana no nacida fue un ‘derecho”. Un derecho justificado desde el “ateísmo científico”, establecido por el Código de Birán. El Código estableció además igualdad de la mujer. Esta fue la igualdad concebida por quienes promulgaron la liberación panfletaria de la mujer y la condenaron a explotación sobredimensionada en la calle, en la casa y en la cama.

En la reconstrucción del hotel Manzana de Gómez, se contrataron 400 trabajadores indios, que de acuerdo con la prensa oficial, rinden cuatro veces más que los trabajadores nacionales. Esta prensa omitió y ocultó a la opinión pública que los trabajadores indios reciben salarios 20 veces superiores a los de los obreros cubanos. Entonces, lo lógico es que produzcan como mínimo veinte veces más y no solo cuatro veces.

De igual forma, los enfermos en Cuba, por cortesía del Ministerio de Salud Pública, hoy reciben la factura y así pueden enterarse del costo de su asistencia, de vivir en otro país. Así, con la factura, se enteran de que una operación de apendicitis o la implantación de un marcapasos les costarían no menos de 30 000 dólares. Solo se omite que el salario promedio en estos lugares supera al salario promedio en Cuba y que con el salario de un trabajador indio, apretándose el cinto, podría costearse tal tratamiento.

Sobre el turismo, podría hablarse de malos tratos a clientes, falta de higiene, grandes poblaciones de cucarachas en los hoteles y en el resto de la ciudad, contagio de enfermedades diarreicas y altos precios. Estas son algunas, entre otras quejas, escuchadas con más frecuencia sobre el turismo cubano. A modo de solución emergente, las compañías hoteleras extranjeras podrían contratar personal extranjero para los servicios, ya que las normativas vigentes lo permiten. Por supuesto que los extranjeros ganarán más. Pero… ¿cuánto más?

Entonces, el Código de Birán destruyó socialmente a Cuba. ¿Podrá continuar su labor depredadora fuera de ella este ‘Código’, llevado por trabajadores de la salud, educadores, etc.? El futuro dirá la última palabra…
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#474

Entrevista La líder y representante del Movimiento Damas de Blanco habla sobre nuevas modalidades represivas Cuba adentro, Juan González Febles

Berta Soler Fernández, líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco denuncia y expone las nuevas modalidades en el accionar represivo del régimen militar totalitario castrista, que llevan adelante sus órganos especializados en este rubro dirigidos por el Ministerio del Interior y su rama primada, la policía Seguridad del Estado (DSE) con la participación subordinada de la llamada Policía Nacional Revolucionaria, (PNR) y los elementos marginales agrupados en las Brigadas de Respuesta Rápida y otras bandas parapoliciales de ese corte.

Ha habido un crecimiento exponencial en la represión ciudadana interna que ejerce el régimen castrista contra la oposición pacífica interna, a despecho de la más reciente normalización de las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos. Esta normalización avanza y sin embargo en Cuba, las violaciones de Derechos Humanos crecen exponencialmente como se señalaba anteriormente.

En busca de visiones y perspectivas sobre el tema, la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco ofrece sus puntos de vista y los puntos de vista de su organización.

Juan González Febles: ¿Cuál es la situación con los nuevos procedimientos represivos echados a andar por el régimen militar contra las Damas de Blanco?
Berta Soler Fernández: El régimen cubano tiene un nuevo modus operandi. Se trata de arremeter contra las familias de las Damas de Blanco, porque se ha dado en proclamar que “va a acabar con las Damas de Blanco”. Para esto, tocan la parte más sensible en las mujeres, su talón de Aquiles: sus hijos y sus maridos. Este es el talón de Aquiles para las mujeres que integramos este movimiento femenino, pacífico y no violento de las Damas de Blanco. Solo salimos a las calles a ejercer nuestras libertades y entre tantas, la libertad religiosa y la de manifestación pacífica, no violenta.

JGF: ¿Qué pasó exactamente con Lismeirys Quintana Ávila?
BSF: Aprovecharon que su esposo, Enrique Díaz, periodista, fotorreportero y realizador independiente, viajó con carácter temporal hacia los Estados Unidos y ausente Enriquito, como le decimos, arrestaron de forma arbitraria a Lismeirys Quintana Ávila cuando se dirigía a la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco para asumir su guardia, como se hace a diario en la sede nacional. Mientras los niños, (sus hijos) estaban a la espera de que llegara su madre, dos agentes de la Seguridad del Estado se acercaron a miembros del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) del área o la zona donde reside Lismeirys y dijeron que iría presa, que habría un juicio, que el padre de los niños les había abandonado porque había salido del país, que los niños quedarían solos porque ella sería encarcelada y ellos, quiero decir, el Departamento Seguridad del Estado, se haría cargo de estos dos menores, un varón de once años y una hembra de dieciséis años.

JGF: ¿Pero, qué sentido tendría todo esto?
BSF: Esta es una patraña más del régimen cubano contra mujeres indefensas que solo quieren la libertad del pueblo de Cuba, de todos los presos políticos. No nos dejaremos amedrentar. Podrá haber alguna que sea abatida por el miedo y que decida retirarse para proteger a la familia. Pero sabemos que todas las que decidan quedarse, lo harán y continuarán con esta lucha que comenzamos en 2003 las Damas de Blanco por la libertad de todos los presos políticos y la libertad del pueblo de Cuba.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#473