Una destacada y académica idiotez, Juan González Febles

Aquello de que el apoyo al cuentapropismo y la “inversión privada” aportará elementos para una eventual democratización en Cuba, se ha convertido en algo que se repite una y otra vez. Pero todo no es más que una soberana idiotez. Cuando el totalitarismo consigue instalarse y consolidar los amarres totalitarios de una dictadura absoluta, el crecimiento económico global y el de sectores escogidos y autorizados para ello, solo fortalece al totalitarismo.

Estamos ante una nueva receta de supervivencia del Castro-Consorcio. Una vez rebasado el comunismo y sus inviables recetas económicas de planificaciones centralizadas a corto, mediano y largo plazo, se trata de crear un fascismo corporativo que promueva un capitalismo dirigido exitoso, que mantenga el poder en las mismas manos.

Para ello, el nuevo capitalismo mantendrá la supresión de derechos y libertades. No habrá pluripartidismo, sindicatos libres ni libertad de expresión, asociación y prensa. Quizás, se produzca un crecimiento económico que beneficiará de forma directa a los mismos militares y servidores asalariados de los servicios de seguridad, inteligencia y contrainteligencia castristas que durante tanto tiempo mataron, encarcelaron, reprimieron y degradaron. ¿Qué y cómo se beneficiará el pueblo de a pie con esto?

En la actualidad, los cuentapropistas exitosos en Cuba, son aquellos autorizados para ello por la élite gobernante. El resto, deberá integrarse (ya lo han hecho algunos) en los sindicatos oficiales aupados por la oficialista Confederación de Trabajadores de Cuba, (CTC) ya en los sindicatos oficialistas, los cuentapropistas estarán controlados de forma tan férrea como el resto de los trabajadores y la población dentro de Cuba. Tales cambios, solo beneficiarán a inspectores corruptos y a los gerentes ventrudos con grado militar en la “reserva”, que atesoran en closets, sus uniformes ‘para cuando haga falta’.

Sería muy provechoso que los que trazan estrategias y políticas hacia la Isla desde USA, los que seleccionan para becas en Harvard y otras universidades de los Estados Unidos, los que seleccionan viajeros, los que deciden detalles y generalidades sobre políticas hacia Cuba, tuvieran en cuenta estas peculiaridades, de las que nadie quiere percatarse.

Los que proclaman que la promoción del cuentapropismo y de los empresarios privados, dentro de Cuba, facilitará el tránsito a la democracia, deberán tener en cuenta la circunstancia real de la vida en Cuba y el significado que tiene el totalitarismo y el control social enajenante que este implica.

Quizás alguien, en aquellos predios político-académicos de USA, piensa que el oligopolio militar, que en la actualidad, vende a un 200% por encima del precio de adquisición los productos de primera necesidad que oferta a la población en las tiendas de venta por divisas que administran, serán más generosos una vez que se hayan desplazado hacia el cuentapropismo. ¿Será así?

Luego de repasar todas las incidencias vinculadas, habrá que reconocer que el trabajo de los servicios de seguridad inteligencia y contrainteligencia castristas y sus agentes de influencia y penetración desde los Estados Unidos, es ciertamente mucho más eficiente que la práctica cotidiana zafia y brutal que caracteriza la labor de estos servicios en Cuba.

Esperemos que alguien repase con detenimiento lo antes expuesto.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#487

De circos mediáticos, el más cercano, Juan González Febles

Los medios de prensa y todo el monstruoso entramado propagandístico del régimen castrista se concentra en atacar los pronunciamientos del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 16 de junio en el teatro Manuel Artime en Miami.

Sobre esto, la pregunta que habría que formular es: ¿En qué ha cambiado el criminal comportamiento del régimen militar totalitario castrista después del 17 de diciembre de 2014, cuando el entonces presidente Obama anunció sus planes para normalizar las relaciones diplomáticas con tal tiranía? ¿Por qué el actual Gobierno norteamericano debe seguir con la realización de negocios con la élite militar que controla la economía y la vida en Cuba?

En Cuba, las fuerzas armadas y los represores asalariados del Ministerio del Interior son y han sido regularmente, los principales beneficiados de la relación con EE.UU. y el resto del mundo, mientras se ocupan de reprimir a quienes defienden los derechos humanos o las libertades en el país. Son responsables directos de fusilamientos, maltratos, torturas, golpizas y todo el entramado de violaciones de derechos y libertades en Cuba desde 1959.

La nueva relación USA-Cuba debe exigir al régimen castrista el cese de la represión, la libertad de los presos políticos y las libertades económicas. Estas últimas relaciones deberán estar dirigidas para disfrute pleno de todos y no solo para militares, represores y delatores.

Sobre esto, una comparsa vil y abyecta de intelectuales y artistas, casi la misma que firmó en su momento manifiestos en apoyo a fusilamientos de civiles, instrumentados por la claque pretoriana armada castrista, se integra al circo mediático que en Cuba y fuera de ella condena la respuesta dada por el presidente Trump a las concesiones hechas por la anterior administración del ex presidente Barak Obama.

Hoy, estos despreciables cipayos arman algazaras y escándalos en respuesta a los más recientes pronunciamientos hechos por el presidente estadounidense, dirigidos contra la claque pretoriana que reprime, encarcela y mata. Entre estos viles, se cuentan Silvio Rodríguez, Alicia Alonso y otros autorizados a detentar dinero, estudios de grabación, viajes, representatividades, mansiones en zonas congeladas, automóviles flamantes y otras canonjías, a las que solo tienen acceso los miembros de la familia real Castro.

Así, han organizado un circo mediático del peor gusto en que participan elementos representativos de la nociva izquierda carnívora internacional que siempre ha apoyado, desde hace casi sesenta años, que en Cuba se reprima, se encarcele, se golpee y se mate.

La respuesta de la gente humilde de a pie no ha sido la esperada por el régimen castrista. Para muchos, el Señor Presidente Donald Trump es un ‘buen tipo’ que se reúne con mujeres, disidentes e incluso negros. Se comenta que a quien único perjudicó fue a ‘esta gente’, una forma coloquial en que es llamada por el pueblo de a pie, Cuba adentro, la claque gobernante y sus servidores policiacos, militares, paramilitares y civiles.

El senador Marcos Rubio, despunta como el próximo lobo feroz.

Para quienes no están al tanto, bueno es recordar la forma irrespetuosa que los medios de prensa al servicio del régimen castrista han usado para referirse a la congresista cubano-americana Ileana Ros Lehtinen, quien era llamada indistintamente, “la loba feroz”.

A despecho de esto, para el pueblo de a pie, “el tipo es buena gente” (Marcos Rubio) y la Sra. Lehtinen ni es loba ni es feroz.

Jóvenes féminas Cuba adentro, afirman que Rubio, más que político, parece un artista de cine. Desde lo poco que por acá han tenido acceso, la interacción que vieron por la tele y otras vías alternativas entre el senador y disidentes como Antúnez, Moya, etc., han hecho afirmar y han sentado con solidez que no es racista. Y si por casualidad, los votos femeninos desde Cuba contaran, tendría unanimidad entre mujeres de entre dieciocho y cincuenta años. Mis respetos y le felicito, senador.

Para concluir, digamos que en Cuba se ha destapado un nuevo circo mediático en que no se habla para nada de la corrupción y las prebendas que disfrutan los “perjudicados” por el Sr. Presidente Donald Trump. No se dice como el monopolio Gaesa y el resto del entramado militar explotan al pueblo y disfrutan de privilegios y prebendas inimaginables desde el falso y retorcido discurso oficial. No se dice que los oligopolios militares venden con un 200% de gravamen por encima del precio de adquisición, productos de primera necesidad en sus “tiendas recaudadoras de divisas”.

No se comentan los yates y mansiones que disfrutan, poseen y adquieren los miembros del clan Castro. Pero nada más hay que decir: se trata solamente de un circo mediático y de los anti-periódicos que lo llevan adelante. Nada más.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#487
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

 

 

Las nuevas medidas que eventualmente salvarán al Castro-Consorcio, Juan González Febles

Frente a la nueva política estadounidense dirigida de forma directa sobre la claque militar verdeolivo y el corrupto entramado empresarial que abarca el monopolio oligárquico en manos militares y de los servicios especiales de seguridad, inteligencia y contrainteligencia castristas, se vislumbran respuestas.

Quizás estemos frente a una eventual disolución de Gaesa, Gaviota o la salida de algunos elementos constitutivos de estos consorcios empresariales. Propietarios de automóviles Citroen, Samsung, Mercedes Benz, etc., con placa particular, de Paladares y otros negocios por cuenta propia, habilitados y autorizados para el éxito, podrían ser los nuevos postores del régimen. La pregunta cardinal sería: ¿Qué diferenciará a unos de otros?

El fracaso absoluto y a nivel mundial del socialismo real y su planificación económica, ha dado paso a formas capitalistas pero anti democráticas en aquellos escenarios en que gobiernan partidos que se auto nominan comunistas. China y Vietnam son ejemplos de estas nuevas variantes. Las estructuras políticas de ambos países parecen estrechamente afines con las estructuras corporativas del nazi-fascismo-falangista europeo y ciertamente, al menos en el terreno económico han logrado avances incuestionables. Solo que a costa de la violación sistemática de los derechos y libertades, reconocidos en el mundo democrático y ausentes en estos escenarios.

Solo por citar un ejemplo, Vietnam con su economía capitalista de mercado es un actor en ascenso en la panorámica económica global. Con esto, logró un perfeccionamiento en la capacidad monstruosa para reprimir y controlar a los ciudadanos y ha logrado anestesiar la sensibilidad de los Estados Unidos y las democracias en el mundo. La pregunta de rigor es: ¿Lo conseguirá en Cuba el Castro-Consorcio? ¿Lograrán burlar las medidas promovidas por el presidente Donald Trump?

Dentro de las filas del régimen es posible que haya quienes no están de acuerdo, con el nuevo acomodo de la claque militar para un eventual cambio. Pero hay en progresión una piñata de repartición de privilegios, en forma de casas, autos, cargos, viajes y dinero. Los herederos sin gloria del Castro-Consorcio, toman posesión y heredan puestos claves de las estructuras económicas y de poder del régimen.

Las nuevas medidas promovidas por el presidente estadounidense Donald Trump no perjudican para nada al pueblo cubano. El perjuicio real está sobre el entramado corrupto representado por la guardia pretoriana castrista. Las trapacerías de Odebrecht y otras ya destapadas, involucran personalidades e intereses del Castro Consorcio y para nada mejoran la calidad de vida del pueblo de la Isla.

Antes de 1959, con un costo de vida muy por debajo al existente hoy, el promedio salarial era superior. ¿Por qué en Cuba no hay protestas en reclamo de aumentos salariales? Muy sencillo: El totalitarismo y la dependencia del Estado, más la inexistencia de un movimiento obrero libre garantizan que así sea. ¿Puede alguien responsabilizar al presidente estadounidense Donald Trump por esto?

Lo que el presidente Trump ha amenazado de forma casi directa es al control totalitario del Castro-Consorcio. Desde este control, no existe en Cuba una reserva social a la que acudir. Las instituciones religiosas son controladas desde arriba con pequeños beneficios que premian el silencio y la pasividad social. La educación está igualmente controlada con rigor y todo desde los cuarteles. De la prensa, mejor ni hablar. Cada vez son menos los que la hojean. Pocos creen en ella. El sector intelectual, tranquilo y feliz, cada uno en su respectiva jaula, a la espera de un viaje y nada más.

El problema del régimen militar totalitario castrista encierra otras complejidades. La obligatoriedad de ser revolucionarios, socialistas o comunistas se afirma desde la Constitución y las leyes impuestas. A todos los nacidos en la patria de José Martí, se les debe reconocer ya su derecho a ser ciudadanos. Para esto, habrá que derrotar al Castro-Consorcio y al corrupto entramado militar que le sostiene.

Esperemos que las nuevas medidas que salvarán al Castro-Consorcio sean invalidadas con coraje ciudadano Cuba adentro y con solidaridad democrática activa, desde todos los rincones del mundo libre y democrático. ¡Dios lo quiera!
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#486

El nuevo periodismo, Juan González Febles

Puede apreciarse una acusada tendencia entre puntuales exponentes de ONG internacionales, la prensa extranjera acreditada, etc., por edulcorar o por lo menos secundar de formas muchas veces indirectas y otras no tanto, al gobierno militar de la Isla.

En otros muy puntuales casos, la manipulación es más directa. Lo es tanto, que por momentos toma una vecindad que podría confundirse con la provocación monda y lironda.

Los tiempos de Lucia Newman al frente de CNN, de Rousseau, de Gary Marx, que fuera corresponsal del Chicago Tribune, y otros ilustres expulsados del latifundio castro-biraní, por ejercer el oficio con decencia, pasaron. Estamos en presencia no solo de un nuevo elenco, sino además, de un nuevo periodismo.

Vamos, las cosas malas al igual que las buenas, nunca llegan solas.

Como ejemplo puntual de nuevo periodismo, guardo en la memoria aquella conferencia de prensa en que los rehenes Modig y Carromero fueron confrontados con la prensa “nacional” y extranjera y allí, fueron interrogados ¡por periodistas! en un estilo que conozco de forma directa y que practican los oficiales de la policía Seguridad del Estado en sus funciones oficiosas -pero muy reales- de represión política ciudadana.

Los enfoques para apreciar y divulgar la realidad cubana cambiaron. Algunos llegan a comentar y exponer que en Cuba, en algún momento posterior a 1959, se debatió libremente. Afirman que en la actualidad, en la misma ciudad y hasta con la misma gente, se debate y que esto se hace con la permisibilidad y el consenso de una élite militar, sorda, autoritaria y cruel.

Esto me hace recordar que el pasado 23 de mayo la Sede Nacional del Movimiento Damas de Blanco fue vandalizada en horas de la madrugada.

Sobre esto, vale señalar que la sede desde hace algún tiempo está permanentemente sitiada por represores asalariados del Ministerio del Interior castrista, dirigidos por la siempre eficaz policía Seguridad del Estado (DSE). En esto, participan uniformados de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y represores bajo cobertura civil.

Apuntando a la sede, hay cámaras fotográficas fijas y todo un entramado represivo dirigido a impedir que entren o salgan aquellas o aquellos, seleccionados por los represores y a conocer todo lo que se mueve y cocina allí dentro.

¿Se trata de que alguien en algún sitio pueda afirmar que es posible, vandalizar la sede de las Damas de Blanco sin contar con la aprobación o el mandato de tan oficiosos guardianes? ¿Habrá algún relator de algo que pueda creerse algo así?

La prensa extranjera acreditada en la actualidad se mueve con colegas cubanos autorizados por la
Dirección General de Inteligencia (DGI) para ejercer sus funciones y extranjeros atados a la aprensión del peligro real de ser expulsados si se desempeñan al margen de las nuevas reglas de juego.

Ciertamente hay cambios y cosas nuevas que no solo por eso, son o serán mejores.

Por lo pronto, parece avizorarse un nuevo enfoque. Los periodistas independientes comienzan a ser vistos como “proyectos” anodinos de sociedad civil. Para algunos se trata de lograr nuevas incorporaciones, que responden a nuevas demandas” y que de acuerdo con las admoniciones de sinvergüenzas muy bien ubicados, complementarán el nuevo escenario.

Como dice un buen amigo, el mal no descansa y como acota otro, los yanquis bostezan al arrullo aliado de la Unión Europea. Los pobrecitos anduvieron muy desvelados con Siria primero y con Afganistán después. Entonces, hoy descansan.

Y para que el sueño sea aún más reparador, una nueva propuesta presupuestaria del presidente Donald Trump elimina los fondos de ayuda destinados a asuntos vinculados con la sociedad civil y los derechos humanos en Cuba. Se elimina toda la ayuda para Cuba, que en 2016 recibió $20 millones para asuntos relacionados con la sociedad civil y la defensa de los derechos humanos. También desaparece el programa específico de ayuda a Venezuela para asuntos relacionados con la gobernanza y el respeto democrático.

Los anti-Trump, en la oposición pacífica interna cubana opinan que se trata de un favor acordado por Trump con Vladimir Putin. Los pro-Trump, más optimistas consideran que se trata de limitar a determinados intereses ubicados en USA, que viven a costas del castrismo o de la lucha contra este.

Esperemos por los promotores de lo peor y de acuerdo como estos opinen, sabremos de qué van las cosas.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#483

 

Consensos de barrio, Juan González Febles

La barriada capitalina Lawton, ubicada en el también municipio capitalino Diez de Octubre, ha sido tradicionalmente una barriada integrada por familias trabajadoras. Fue y es la barriada de gente honrada y de trabajo. No obstante a ello y durante muchas décadas, los rótulos del secretismo oficialista la marcaron ‘como zona de alto potencial CR’.

Para quienes no están al tanto de las interioridades nacionales, ‘CR’ es la sigla abreviada de contrarrevolución. Entonces, queda claro, como fue etiquetada la barriada en los términos de la jerga oficialista para la represión.

De forma paralela a esto, Lawton fue y es un espacio primado para las gestiones comerciales no oficiales. No se roba, se mata o se asalta más que en cualquier otra zona capitalina. Se trata solo de gente afirmada en vivir y comerciar sin permiso. Trasiegan y hacen cosas de ese estilo y esto les permite poner comida sobre la mesa.

En Lawton, el gobierno, sus representantes, funcionarios, delatores, simpatizantes y represores son llamados indistintamente por todos, ‘esta gente’.

Es en esta barriada capitalina donde el Movimiento Damas de Blanco estableció su sede nacional y esta decisión tomada por las valientes mujeres de blanco, ha creado sólidos nuevos consensos entre la gente del barrio.

A continuación expondremos algunos de estos consensos y dadas las conocidas características del infierno represivo que se vive en Cuba, los testimoniantes permanecerán en el anonimato por temor a las consabidas represalias.

Una mujer que vende espaguetis, macarrones y coditos de puerta en puerta, llega y pregunto:
-¿Qué le parece lo que le hicieron a las Damas de Blanco? Les echaron pintura negra de asfalto. ¿Lo sabía? La policía dice que ellos no saben nada del asunto…
-¡Quien no sabe eso!- responde la mujer. –Fueron ellos mismos. A ver, ¿tú que eres periodista de los derechos humanos, no sabes que esa casa está vigilada 24 horas? Les han puesto tres, cuatro y hasta cinco cámaras de esas que pone la policía ¿Y eres tú el que pregunta? Fueron ellos mismos, ¡coño!!
-¿Y usted que piensa sobre lo que ellas hacen?- pregunto.
Me responde:
-Ellas hacen lo que yo veo en el Noticiero de Televisión que se hace en todo el mundo. Piden leche para los niños y comida para el pueblo. Piden libertad para quitar a esta gente y no le hacen daño a nadie…
-¿Por qué no se les unen?
-Aquí nadie quiere poner el muerto. Mira, ¡esta gente cuando quieren, matan! Tú tienes que saber eso, ¿o no?

Los niños de la barriada llegan más al corazón. Les he visto jugar con pistolas plásticas y hechas con madera desechable. Jugaban a salvar a Berta Soler. Una pequeña de entre 9 y 11 años, era Berta. Los buenos la rodeaban e impedían a los malos (policías, DSE) acercarse.

Uno de ellos me explica:
-Berta es buena. Ella, Aliuska y Cristina nos regalan juguetes. Son juguetes que los papás y mamás de nosotros no pueden comprar porque son muy caros y el dinero no alcanza. Ellas nos los dieron, y los policías nos los quitan…

Un viejo abakuá responde mi pregunta y sobre el reciente acto de vandalismo contra la sede nacional de las Damas de Blanco, expresa: “Los hombres, cuando tienen concepto y moral de hombres, no maltratan mujeres. Para estar en un plante (célula básica abakuá), hay que ser hombre primero, amigo, buen padre de familia. ‘Esta gente’ nos tienen el barrio jodido. Por vigilar y joder a esas mujeres, nos tienen jodidos a todos. Nadie sin el permiso o la orden de ellos podía acercarse a esa casa (la sede nacional) y mucho menos hacer lo que hicieron. ¡Fueron ellos y más na!” -Concluyó.

Resulta de capital importancia exponer lo planteado por la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco, Sra. Berta Soler Fernández. “Fuimos a hacer la denuncia del acto vandálico realizado contra nuestra sede, en la unidad policial de Aguilera, que está a cargo en esta zona. Cuando les sugerí que revisara las cámaras de vigilancia instaladas, dijeron que ellos (PNR, Policía Nacional Revolucionaria) no tenían acceso a las mismas, porque estas están al servicio y son elementos de trabajo de la Seguridad del Estado”.

Esto deja en claro a quienes habría que pedir responsabilidad por este y otros actos vandálicos incurridos no solo contra las Damas de Blanco sino además, contra la oposición pacífica interna, la sociedad civil y contra el pueblo cubano.

Otro vecino, aficionado a las peleas de gallos, expone: “Desde que llegaron, esto se puso malísimo. Se metió aquí la Seguridad del Estado y esto se jodió. La policía normal deja vivir o dejaba vivir. Esta gente de la Seguridad, ¡lo han puesto todo malísimo…!

Resulta muy significativa que desde el establecimiento de la sede nacional de las Damas de Blanco en la barriada de Lawton, han sido mudados a esta, miembros y ex miembros del Ministerio del Interior. Les han traído en busca de un contrapeso, pero el efecto no fue el esperado ya que todos o casi todos ocupan viviendas que han sido reparadas o reconstruidas con un respaldo económico que pone claramente en evidencia quiénes son y las diferencias sustanciales entre su calidad de vida y la de los vecinos originales de la barriada.

Estos son algunos de los consensos y situaciones recogidos al azar en la barriada capitalina de Lawton. Estos consensos tipifican un estilo de vida dentro del infierno en los aspectos que evidencian y tipifican el abuso de género y la represión política ciudadana. Solo espero que nadie lo califique como estridente, porque es tan solo real.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#483

Noticias Bajo amenazas periodista independiente Oscar Sánchez Madan, Juan González Febles

Desde la localidad de Cidra en la provincia Matanzas donde reside y por vía telefónica, el periodista independiente Oscar Sánchez Madan denuncia que en la mañana del pasado día 15 de mayo, el agente de la policía Seguridad del Estado (DSE) que se identificó como William y el jefe de sector de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el poblado de Cidra donde reside le hicieron una advertencia oficial en la unidad municipal de la PNR.

Resulta advertido que puede ser encarcelado a partir de la figura de delito ‘Índice de Peligrosidad Social’ por reunirse con las Damas de Blanco en su sede nacional habanera y no tener vínculo laboral. Madan fue arrestado el domingo 7 de mayo en medio del aquelarre represivo de ese día y la golpiza y el abuso de género ya reseñado que la policía Seguridad del Estado (DSE) emprendió como es costumbre cada domingo contra las Damas de Blanco. Madan declaró que su participación estuvo dada en que decidió solidarizarse con las frecuentemente golpeadas y abusadas Damas de Blanco.

Madan ratifica que continuará su brega opositora y que si el Régimen Militar Castrista (RMC) decide encarcelarlo, está en condiciones de sufrir las consecuencias por ejercer sus derechos. Las personas poco informadas sobre la situación en Cuba, deben saber que el control totalitario absoluto impuesto en Cuba por la dictadura castrista, excluye a los opositores, periodistas y disidentes en general, del derecho al trabajo, entre otras exclusiones.

El llamado ‘Índice de Peligrosidad Social’, posibilita encarcelar bajo la presunción de lo que el acusado habría podido hacer y no por la comisión real de delito alguno. Esto sigue la pauta establecida en el Código Penal impuesto en 1935 por el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores en Alemania, bajo la égida del compañero Hitler, que fuera en su momento otro muy destacado revolucionario profesional.

Esperemos que alguien desmienta lo que considere adecuado desmentir en esta nota, si es que habría en ella algo que desmentir y que esta estampa sobre la dura realidad cubana, no sea etiquetada como ‘estridente’.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#481

Santa y Andrés la triste fábula enmarcada por la pesadilla, Juan González Febles

En esta ocasión, voy a referirme al film Santa y Andrés del realizador cubano Carlos Lechuga.  El filme muestra desde un lenguaje habilitado de una carga importante de recursos usados por los iconos de la más reciente saga fílmica cubana, Gutiérrez Alea, Solas, etc., desde los predios del ICAIC, una fábula que a fuer de humana, se ve enmarcada en los hilos de la telaraña totalitaria que la convierte en pesadilla.

Aunque la saga fílmica cubana de las últimas cinco décadas es portadora de muchas deudas por saldar, en unos casos y en otros, muy bien saldadas, con el neorrealismo italiano y la nueva ola francesa del pasado siglo XX, los desmanes y el daño antropológico hecho a la nación cubana por el régimen castrista emergen en esta entrega con un protagonismo y una carga dramática devastadora.

Santa y Andrés, fue censurada con toda intención en la última edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, pero también lo ha sido en el 18 Havana Film  Festival, o Festival de Cine Cubano de Nueva York. Esto nos recuerda la perversa influencia del régimen hasta en países democráticos y en especial en los Estados Unidos a partir de la acción y ejecutoria de los servicios especiales de inteligencia y contrainteligencia del régimen castrista dentro de los Estados Unidos.

Santa y Andrés, no es ni con mucho una obra solitaria. Se trata del esfuerzo de muchos artistas, por narrar las más recientes y ocultas historias sobre vilezas e indignidades impuestas por el castrismo a nuestra patria. Otro elemento que quizás sostiene la censura a que la obra está sometida, resalta el hecho de que cada crueldad, cada bajeza, cada indignidad reflejada en el filme, fue ordenada, promovida, conocida y aprobada por el difunto ex tirano Fidel Castro, esto se extiende a cada calamidad de este tipo sufrida tanto en aquellos tiempos, como en el presente de pesadilla que aun arrastramos.

Se trata de una coproducción de Producciones de la 5ta Avenida, Igolai Producciones S.A.S., Promenades Films, con la colaboración de Habanero, El Central Producciones, Seconde Vague Productions, Asociación Cubana del Audiovisual, la película cuenta con el guion y la dirección de Carlos Lechuga, la dirección de fotografía de Javier Labrador, montaje Joanna Montero, la dirección artística de Alain Ortiz y el diseño de vestuario de Celia Ledón.

Los protagónicos del filme a cargo de Lola Amores, Santa y Eduardo Martínez Andrés, logran trasmitir la indefensión nacional frente al poder del estado. Hicieron bien lo suyo, secundados por un casting que logró trasmitir, la esencia de personajes con los que lamentablemente se convive en la actualidad. Entre ellos, sobresalen el mudo, interpretado por César Domínguez, que no es más que el hombre nuevo formado y deformado por el castrismo y Jesús personalizado por George Abreu y que podría ser el célebre Luisito o cualquiera de los actuales golpeadores de mujeres y disidentes desarmados. El jefe de sector personalizado por Maikel Alexi Sánchez, consiguió corporizar la deshumanización de esa policía que por ser revolucionaria nunca será nacional y mucho menos cubana.

La fotografía de Javier Labrador arrasa con su realismo, desde un aliento poético capaz de sensibilizar aun y a pesar, de exponer una pesadilla. La música de Santiago Barbosa aporta la carga necesaria para sublimar esta fábula de horror tejida como telaraña y basamento de la pesadilla nacional sólidamente argumentada por Carlos Lechuga y Eliseo Altunaga.

En fin, Santa y Andrés son expresión artística de la pesadilla que el Sr. Obama y la Sra. Mogherini, desde la más alta jerarquía en los Estados Unidos y la Unión Europea dieron aliento. La obra testimonia el crecimiento del arte independiente cubano, sumados a una capacidad creciente para abordar la realidad desde obras de alcance artístico y humano, con rigor y talento, pero lo más importante, con verdad, con empeño y determinación para decirla.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#475

Cuando nos visitó Banal Bobama, Juan González Febles

El fruto de la visita de Barak Obama ha sido el surgimiento de un periodo muy duro. Se han incrementado los desalojos, el acoso a los cuentapropistas, las golpizas, los arrestos arbitrarios, encarcelamientos, y el hostigamiento a opositores y activistas. Entonces, parece haber llegado el momento de escuchar a los que decían que una política más permisiva era la vía para la solución del desastre castrista. Que si suavizaban por allá, aflojarían por acá. ¡Que escache!

Obama con su visita solo apuntaló las violaciones de los derechos y libertades fundamentales, la impunidad y el enriquecimiento de la elite castrista y sus familiares. Hizo crecer el éxodo constante y la legitimación sin concesión alguna a una dictadura de 58 años. Apuntaló la frustración y desesperanza de los cubanos. Esto fue lo que en realidad hizo. Su despedida ha dado paso a un año (2016) marcado por el recrudecimiento de la represión.

El acercamiento del gobierno de Barack Obama al régimen militar totalitario gobernante en Cuba fue fallido. No se ha visto beneficio alguno para el pueblo de Cuba. Si algo hubo, el único beneficiado ha sido el régimen militar castrista. Este ha tenido y aún tiene vía libre para reprimir a la oposición interna y al pueblo a su gusto y a sus aires malévolos.

La banalidad fue  el sesgo distintivo del acercamiento al régimen castrista por parte del ex presidente Obama. Entre otras cosas, su visita marcó el fin de las marchas pacíficas de las Damas de Blanco en la 5ta Avenida, en la iglesia Santa Rita de Casia y en el parque Gandhi capitalino.

El domingo 20 de marzo de 2016 en la última caminata de esas valientes mujeres, el mundo presenció desde las imágenes tomadas la golpiza que el régimen militar totalitario castrista ordenó propinar a turbas paramilitares, a la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y a la policía Seguridad del Estado (DSE) en la 3ª Avenida y 26, cuando salieron a la campaña #TodosMarchamos. Fue el último domingo que pudieron masivamente  asistir a misa en la Iglesia de Santa Rita. Ya el domingo 27 de marzo de 2016, solo llegaron ocho Damas de Blanco. Después de eso, nunca más. Permanecen sitiadas en la sede nacional capitalina. No logran salir no solo a la iglesia de Santa Rita, sino a cualquier otra iglesia a la que hayan hecho la tentativa de llegar para orar por los presos políticos. El régimen no lo permite, gracias a la banalidad sin límites que marcó pauta en la  visita del presidente estadounidense a La Habana.

Nos visitó Banal Bobama y su visita dejó solo eso, banalidad e impunidad sin límites para la más antigua dictadura del hemisferio. Pero lo más impactante de aquella visita fue la noticia de que el pueblo cubano, y aquellos que han luchado por establecer una democracia en Cuba, no serían tenidos en cuenta en las negociaciones en marcha o en otras por llegar. Que para ello, se contaría solo con los castristas gobernantes y otros no elegidos por nadie en Cuba para ocupar los espacios de poder que detentan.

Como de costumbre, el pueblo calla, aunque algo ha cambiado en su interior. Al cerrarse la única ventana y no haber espacio para más pies mojados o secos, eso quizás marque alguna diferencia. Pero aun así, ni esto hará más llevadero su abandono.

Hoy se impone desde las esferas de poder castristas acabar con las Damas de Blanco, con el Foro por los Derechos y Libertades, con UNPACU y con los valientes de FACOZT, entre otros. También, con los pocos que testimonian afirmados en su derecho a ser honrados, a pensar y a hablar sin hipocresía.

Veamos que logran obtener los castristas de entre todo lo que pretendieron tomar, en términos de un eventual respaldo financiero estadounidense con la nueva administración republicana que aún no ha mostrado las cartas con que jugará su partida.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#474

El código de Birán, Juan González Febles

El mayor daño antropológico hecho por el castrismo a la nación cubana ha sido la afirmación de una permanente falta de valores destruidos por la banda armada para así lograr su entronizamiento permanente en el poder absoluto. Afirmaron para ello, el constante irrespeto, la displicencia y la falta de educación que lamentablemente hoy caracteriza a la mayoría de los cubanos.

Para su afirmación en el poder perpetuo, la banda armada a cargo de gerenciar al régimen militar totalitario impuesto, impuso un nuevo código conductual, este fue ‘El Código de Birán’.

Parte de este código fue hace algunas décadas la promoción de un hecho acaecido en la antigua Unión Soviética. Este consistió en la delación de una madre y un padre por parte de un hijo adoctrinado para ello por aquel Konsomol leninista. Aquella monstruosidad fue ensalzada desde los medios al servicio del régimen como un acto laudatorio a tenor con el recién impuesto código.

Hoy por hoy, gracias a la enseñanza gratuita, se escucha a la gente referirse peyorativamente sobre casi todo. En especial contra los homosexuales promovidos desde las altas esferas por la realeza biraní, las mujeres que son explotadas en las empresas del estado, en los hogares, etc.

Sobre los negros, formó parte en su momento proclamar que estos fueron librados de la discriminación por el régimen, pero todo fue pura alharaca propagandística.

Desde el comienzo del castrismo, se ha oído hablar en Cuba de abortos, legrados e infertilidad. En Cuba, poner fin a una vida humana no nacida fue un ‘derecho”. Un derecho justificado desde el “ateísmo científico”, establecido por el Código de Birán. El Código estableció además igualdad de la mujer. Esta fue la igualdad concebida por quienes promulgaron la liberación panfletaria de la mujer y la condenaron a explotación sobredimensionada en la calle, en la casa y en la cama.

En la reconstrucción del hotel Manzana de Gómez, se contrataron 400 trabajadores indios, que de acuerdo con la prensa oficial, rinden cuatro veces más que los trabajadores nacionales. Esta prensa omitió y ocultó a la opinión pública que los trabajadores indios reciben salarios 20 veces superiores a los de los obreros cubanos. Entonces, lo lógico es que produzcan como mínimo veinte veces más y no solo cuatro veces.

De igual forma, los enfermos en Cuba, por cortesía del Ministerio de Salud Pública, hoy reciben la factura y así pueden enterarse del costo de su asistencia, de vivir en otro país. Así, con la factura, se enteran de que una operación de apendicitis o la implantación de un marcapasos les costarían no menos de 30 000 dólares. Solo se omite que el salario promedio en estos lugares supera al salario promedio en Cuba y que con el salario de un trabajador indio, apretándose el cinto, podría costearse tal tratamiento.

Sobre el turismo, podría hablarse de malos tratos a clientes, falta de higiene, grandes poblaciones de cucarachas en los hoteles y en el resto de la ciudad, contagio de enfermedades diarreicas y altos precios. Estas son algunas, entre otras quejas, escuchadas con más frecuencia sobre el turismo cubano. A modo de solución emergente, las compañías hoteleras extranjeras podrían contratar personal extranjero para los servicios, ya que las normativas vigentes lo permiten. Por supuesto que los extranjeros ganarán más. Pero… ¿cuánto más?

Entonces, el Código de Birán destruyó socialmente a Cuba. ¿Podrá continuar su labor depredadora fuera de ella este ‘Código’, llevado por trabajadores de la salud, educadores, etc.? El futuro dirá la última palabra…
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#474

Entrevista La líder y representante del Movimiento Damas de Blanco habla sobre nuevas modalidades represivas Cuba adentro, Juan González Febles

Berta Soler Fernández, líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco denuncia y expone las nuevas modalidades en el accionar represivo del régimen militar totalitario castrista, que llevan adelante sus órganos especializados en este rubro dirigidos por el Ministerio del Interior y su rama primada, la policía Seguridad del Estado (DSE) con la participación subordinada de la llamada Policía Nacional Revolucionaria, (PNR) y los elementos marginales agrupados en las Brigadas de Respuesta Rápida y otras bandas parapoliciales de ese corte.

Ha habido un crecimiento exponencial en la represión ciudadana interna que ejerce el régimen castrista contra la oposición pacífica interna, a despecho de la más reciente normalización de las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos. Esta normalización avanza y sin embargo en Cuba, las violaciones de Derechos Humanos crecen exponencialmente como se señalaba anteriormente.

En busca de visiones y perspectivas sobre el tema, la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco ofrece sus puntos de vista y los puntos de vista de su organización.

Juan González Febles: ¿Cuál es la situación con los nuevos procedimientos represivos echados a andar por el régimen militar contra las Damas de Blanco?
Berta Soler Fernández: El régimen cubano tiene un nuevo modus operandi. Se trata de arremeter contra las familias de las Damas de Blanco, porque se ha dado en proclamar que “va a acabar con las Damas de Blanco”. Para esto, tocan la parte más sensible en las mujeres, su talón de Aquiles: sus hijos y sus maridos. Este es el talón de Aquiles para las mujeres que integramos este movimiento femenino, pacífico y no violento de las Damas de Blanco. Solo salimos a las calles a ejercer nuestras libertades y entre tantas, la libertad religiosa y la de manifestación pacífica, no violenta.

JGF: ¿Qué pasó exactamente con Lismeirys Quintana Ávila?
BSF: Aprovecharon que su esposo, Enrique Díaz, periodista, fotorreportero y realizador independiente, viajó con carácter temporal hacia los Estados Unidos y ausente Enriquito, como le decimos, arrestaron de forma arbitraria a Lismeirys Quintana Ávila cuando se dirigía a la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco para asumir su guardia, como se hace a diario en la sede nacional. Mientras los niños, (sus hijos) estaban a la espera de que llegara su madre, dos agentes de la Seguridad del Estado se acercaron a miembros del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) del área o la zona donde reside Lismeirys y dijeron que iría presa, que habría un juicio, que el padre de los niños les había abandonado porque había salido del país, que los niños quedarían solos porque ella sería encarcelada y ellos, quiero decir, el Departamento Seguridad del Estado, se haría cargo de estos dos menores, un varón de once años y una hembra de dieciséis años.

JGF: ¿Pero, qué sentido tendría todo esto?
BSF: Esta es una patraña más del régimen cubano contra mujeres indefensas que solo quieren la libertad del pueblo de Cuba, de todos los presos políticos. No nos dejaremos amedrentar. Podrá haber alguna que sea abatida por el miedo y que decida retirarse para proteger a la familia. Pero sabemos que todas las que decidan quedarse, lo harán y continuarán con esta lucha que comenzamos en 2003 las Damas de Blanco por la libertad de todos los presos políticos y la libertad del pueblo de Cuba.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#473