Una serie verídica y exitosa, Juan González Febles

Desde el periódico oficialista Granma se publicó una crónica sobre Chernobyl la serie producida por HBO y Sky, que circula por las vías extra oficiales y pasa de memoria flash en memoria flash y así, de mano en mano. La serie abarca los sucesos de Chernobyl que tuvieron lugar en Ucrania en 1986 y que fue uno de los últimos desastres echados sobre el mundo por aquella felizmente extinta Unión Soviética.

Desde la serie queda expuesto que la responsabilidad por la mayor cantidad de víctimas en aquella tragedia, corresponde a funcionarios del partido comunista, que desde su autoridad y su ignorancia incrementaron en su número las víctimas fatales de aquel infortunado accidente.

La serie expone un escenario de pesadilla dantesco, como el que por acá conocemos en detalle. El mando de un partido único y el servicio vil de la policía secreta, concebida para infundir temor y ejercer un control total así lo establecen.

Lo que más molesta desde Cuba, al equipo de censores subordinados al partido único representativo de nuestra pesadilla, es que el serial en manos de la gente que lo pasa de mano en mano dejó claro que gracias a la ineptitud de los funcionarios del partido comunista soviético, el 26 de abril de 1986, a la 01:23 hora local en Ucrania, la central nuclear de Chernobyl estalló y liberó a la atmósfera una cantidad de energía 500 veces superior a las bombas que asolaron Hiroshima y Nagasaki.

Quedó claro desde el serial que los físicos y especialistas nucleares no fueron habilitados para tomar las decisiones que hubieran podido salvar algunas entre las vidas que se perdieron. Eso tocó a funcionarios del partido único y a los militares del ejército o la policía secreta, que se hicieron cargo de todo con los resultados vistos por todos por acá desde el serial.

El ritmo ágil y acertado logrado por los realizadores y el trabajo excelente de los actores aportaron un serial muy bien recibido por el público por acá. El serial está basado en el libro documental Voces de Chernóbil, publicado en 1997 por la periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich, autora galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 2015.

Desde su libro, expone información recopilada durante diez años tras haber entrevistado a más de quinientas personas que fueron testigos del desastre de Chernóbil, Ucrania, entre los que se encuentran bomberos, liquidadores, políticos, físicos, psicólogos, residentes en la zona afectada, y también familiares de los anteriores fallecidos.

Sobre Svetlana Aleksiévich, se trata de una autora, una escritora libre que enfrentó al régimen autoritario y la censura de aquel dictador de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. Por ello, abandonó Bielorrusia en el año 2000 y estuvo viviendo en París, Gotenburgo y Berlín. En 2011 Aleksiévich volvió a Minsk. El serial basado en su obra ofertado por HBO y Sky, ha sido un acierto desde su factura acertada y los notables valores de su producción.

Sobre los funcionarios del partido comunista mostrados, no difieren mucho de los incompetentes con los que compartimos y que son responsables de la miseria y el hambre por acá compartidas. Lo mejor en la oferta es que felizmente no inauguraron una central nuclear que por acá, quizás hubiera terminado peor.

Junto con este serial Chernobyl, circula otro que tiene por título ‘La Historia de la KGB’, este llegó dirigido por Alexander Aizenberg y Matthew King Kaufman de Eastern Light Productions/Close-Up Film & Video Co. Como se hace por acá circula de mano a mano en memorias flash y gana espacios, aprobación y gusto entre tantos que sienten que sufren a diario lo que les es mostrado en pantalla.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Anuncios

Nueva toma de conciencia llegó de Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Juan González Febles

De acuerdo con un despacho recibido por acá por La Habana, de la Redacción BBC News Mundo, se pudo conocer que Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, dio un paso relevante cuando retomó su conciencia y creció en dimensión humana al referirse al daño profundo que la llamada revolución bolivariana (mejor dicho retrolución) ha ocasionado al país petrolero, que fuera en otros tiempos, el país más rico del subcontinente. Lo hizo donde más irritó al gobierno de Nicolás Maduro, esto es en la ONU, en un periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos.

Cuando elementos prominentes de la nociva Izquierda latinoamericana, saltan fuera de esta y se afirman en la decencia humana, al abandonar los predios sinuosos y corruptos de la Izquierda Reptil, como hiciera en su momento el digno y combativo Luis Almagro, no se puede menos que concederles apoyo y desearles éxitos en el nuevo camino que se afirman en emprender.

La Alta Comisionada (Michelle Bachelet) se refirió a violaciones de derechos humanos y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales en Venezuela. Se expuso desde el uso excesivo de la fuerza a las torturas y malos tratos. La ocurrencia de homicidios, detenciones arbitrarias, amenazas e intimidaciones, todo esto aunque no haya sido destacado, parte significativa del manual de terror puesto en práctica desde las instrucciones aportadas por el Sindicato del Crimen castro fascista, el llamado Ministerio del Interior, la herramienta de represión, opresión y abuso, primada del régimen militar castro fascista en Cuba.

En la actualidad, Bachelet mantiene una comisión sobre el terreno, en Venezuela, que chocó con lo que denomina la “reducción del espacio democrático, especialmente la criminalización continua de la protesta pacífica y la disidencia”, cuestión esta sostenida desde hace sesenta largos años en Cuba.

En Venezuela, Varios médicos informaron a la delegación ONU sobre las carencias hospitalarios y por ello fueron perseguidos e incluso agredidos por paramilitares. “Es importante que mi equipo tenga acceso sin obstáculos, sin represalias contra ninguna persona que se haya reunido o intentado reunirse con ellos”, precisó la funcionaria de la ONU.

Desde La Habana, en las filas del periodismo independiente, manifestamos nuestro apoyo a Michelle Bachelet por haberse afirmado en los predios de la decencia y la justicia. Por su apoyo al pueblo venezolano y su rechazo a la dictadura que por allá le oprime en su condición de satrapía del régimen militar totalitario castro fascista, que sufrimos por acá.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González Febles
Véase: Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; Los Horrores del Islam; La Escalofriante Historia de Zahida

Los términos justos y apropiados, Juan González Febles

Es muy racional exigir al régimen militar totalitario castrista que ratifique e implemente los pactos internacionales de derechos humanos suscritos por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Cuando lo hagan y cuando los cumplan, podría empezar a hablarse de fin del embargo, pero solo hablar. Ponerle fin implicaría otros arreglos.

En estos momentos, los términos de cambios están dados, si es que se dan, en un ambiente oscurantista de negación. Téngase en cuenta, el más reciente cierre abrupto de las licencias a cuentapropistas y el auge de la retórica nacionalista por parte de los añosos perversos.

Los nuevos millonarios e inversionistas que vendrán comienzan a delinear sus contornos. Se trata de personas que nunca han trabajado y que no han creado riqueza alguna. Son los parásitos privilegiados por el reparto de botín hecho por el felizmente difunto ex dictador Fidel Castro.

Viven en las casas que no adquirieron con el fruto de su trabajo honesto en las llamadas ‘zonas congeladas’, así nominadas por el régimen en los repartos Miramar, Nuevo Vedado y otros espacios selectos. Disponen de autos nuevos climatizados, aires acondicionados, y en resumen, nadan en un confort heredero directo de la corrupción que promueven.

Por todo lo expuesto, se trató de que con muy sólidas razones, el mandatario estadounidense llamara “corrupto y desestabilizador” al régimen militar castrista y afirmara además, que el embargo económico que pesa sobre Cuba no se levantará hasta que se produzcan reformas.

“No levantaremos las sanciones al gobierno cubano hasta que haga reformas fundamentales”, sostuvo Trump en su intervención, la primera ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que fue publicada íntegramente este miércoles por Granma, órgano oficial del partido único y gobernante en Cuba.

El régimen militar totalitario que sufrimos está ante una bancarrota inminente. Necesitan reponer en alguna otra fuente el financiamiento aportado por su ya quebrada colonia Venezuela. Por esto, la represión se ha recrudecido en términos y circunstancias que van más allá del ridículo.

El régimen castrista se afirma, como es costumbre, en retener el poder absoluto a todo costo. Tal empresa en las condiciones actuales de administración republicana en los Estados Unidos, con Trump como presidente requiere malabarismos en que los añosos perversos y sus represores asalariados tendrán que desarrollar al máximo sus habilidades, en ausencia del ilusionista en jefe.

Luego del ataque acúsico contra diplomáticos estadounidenses, algunos esbozan la teoría sobre que tal vez una facción disidente de la policía Seguridad del Estado (DSE) haya actuado, en combinación con otro país, como Rusia, Irán o Corea del Norte. Lo que nadie en su sano juicio creerá, es que algo de este corte tenga lugar sin la orden emitida por la élite o sin la participación de represores asalariados del nominado Ministerio del Interior, que hayan decidido hacer algo por su cuenta.

Lo que los perversos añosos nunca han hecho y ciertamente no harán, es buscar una solución que transite dentro de los términos justos y apropiados. Una solución que transite en estos términos les expondría y terminaría con el poder omnímodo para la arbitrariedad que detentan.

En estos momentos, temen a reacciones espontáneas del pueblo de a pie y también, algunas reacciones más elaboradas por parte del gobierno estadounidense como respuesta al ataque contra sus diplomáticos.

Fuentes oficiosas afirman que el nominado general y presidente heredero Raúl Castro se oculta para eludir alguna respuesta eventual de los yanquis en términos de un ataque personalizado contra él, que libre al pueblo de Cuba de su incómoda y rechazada presencia.

Solo queda una esperanza de que las cosas transiten en cauces que determinen los términos justos y apropiados para una solución que vendrá.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#500