¡Y son como el Che! Juan González Febles

Procaces, vulgares, abusadores y en esencia, “frías y eficientes máquinas de abusar”. Digo abusar y no matar, porque solo matarán cuando reciban la orden criminal de hacerlo y no me consta que en este momento y en el caso de las mujeres contra quienes abusan, haya llegado. Por acá se deduce y existe el consenso de que en el caso de Laura Inés Pollán Toledo, recibieron y cumplieron tal orden. Pero esto no es más que un consenso compartido.

Por las categorías etarias entre ellos, se percibe que crecieron repitiendo cada mañana “…seremos como el Che”. Ciertamente, ya lo lograron: Pedantes, abusadores, cobardes, pesados y egóticos es probable que entre ellos haya hasta algún asmático.

Cuando alguien cumple con un deber que le honra y enaltece, no se oculta la identidad. En el caso de los sujetos a que se hace referencia, dan un nombre supuesto y ocultan su verdadera identidad. Son o dicen ser oficiales de menor graduación en la policía Seguridad del Estado, (DSE). Como represores asalariados al servicio de un régimen militar totalitario, se sienten habilitados para abusar y violar los derechos de cualquier ciudadano, sean estos hombres, mujeres, niños o lo que fuere.

Cierto es, que aunque son despreciados por la mayoría de la población, son también temidos por esta. Razones sobran que fundamentan el miedo inducido al pueblo por el régimen al que sirven como sicarios en estos menesteres. Digo sicarios, porque cualquier oficial al servicio de la ley a lo largo y ancho del mundo, respeta la ley y la institucionalidad que esta representa. Un sicario, por su parte, se atiene a la orden recibida y nada más. Este es precisamente el caso que nos ocupa.

Recientemente, desde la televisión oficial, la vocera oficialista Cristina Escobar habló sobre que el imperialismo (los Estados Unidos) intervendría para afirmar Internet libre para todos los cubanos. Pareció obviar que Internet en nuestro tiempo es un derecho humano reconocido como tal por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Si de acuerdo con sus afirmaciones, Internet libre, la libertad de información, expresión, etc., van contra la revolución a la que sirve, entonces, de ser así, lo mejor sería desembarazarnos cuanto antes de tan perniciosa carga, llámese revolución, retrolución, cerdolución o lo que fuere. Se trata de que ir contra la libertad en cualquiera de sus manifestaciones o variantes, es ir contra la naturaleza humana y sus más preciados atributos.

Solo personas con tales atributos de procacidad, vulgaridad e irrespeto por los semejantes, como estos asalariados que ya consiguieron ser como el Che e incluso superarlo, asumirían el sucio desempeño que asumen y desarrollan contra Cuba y contra el pueblo cubano. Ellos son los represores asalariados que sostienen contra la voluntad mayoritaria del pueblo, al clan dinástico Castro y a su régimen militar totalitario. Entonces, que el mundo les conozca tal y como son.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Advertisements

Controles para que el ganado crezca, Juan González Febles

En Cuba pocas parejas, pocas mujeres, hombres y en fin, pocos jóvenes, desean tener descendencia en las condiciones en que arrastran su existencia material. El plan primado de la juventud, es salir del país hacia cualquier parte y entonces, organizar y crear una familia, bajo condiciones que no sean las condiciones onerosas en que malviven. El resultado más representativo de esto aportó como una sensible y palpable disminución de la tasa de natalidad en la Isla. Aunque pudiera y sea usada para proclamar descensos en la mortalidad de niños que nunca nacieron, podría ser el indicador de un alarmante y venidero déficit demográfico.

Más allá de los riesgos ciertos que presuponen las interrupciones en los embarazos, no resulta adecuado obligar a ninguna mujer a procrear, mediante restricciones a la realización de interrupciones de embarazo o cualquier otra medida coactiva. Si el régimen militar totalitario castrista no es capaz de aportar una calidad de vida adecuada al pueblo de la Isla, no resulta lícito buscar en imposiciones, como se hace con harta frecuencia, la solución a estos y otros problemas.

Si la única garantía para una vida libre, próspera y feliz es abandonar el país o desembarazarse del actual gobierno, este gobierno no debe continuar con la opresión, y obligar a las mujeres a parir, para que el ritmo demográfico detenga su descenso en las tasas de natalidad o para que el incremento en el número de ancianos que no son factores de crecimiento en la productividad para beneficio de los oligarcas en el poder, se acentúe.

Quizás pronto sea necesaria mano de obra en Cuba y las bajas tasas de natalidad creen otro problema, de muy difícil solución. Se trata de que en Cuba, como ya se ha hecho costumbre, las soluciones del régimen nunca serán aquellas dirigidas a mejorar la calidad de vida del pueblo de a pie. Sino las que afirmen la permanencia perpetua de los oligarcas engalonados en el poder.

Producto de aquel malévolo plan que llevó adelante el régimen militar castrista bajo la égida del felizmente difunto ex dictador Fidel Castro, que consistió en separar a los adolescentes de sus familias a través de reclusorios docentes en el campo, llamados Escuelas Secundarias Básicas en el Campo (ESBEC) e Institutos Preuniversitarios en el Campo (IPUEC), en la década de los 70 y 80 del siglo XX, para crear el hombre nuevo, se promovió la falta de valores que sufre la nación cubana hoy día. Producto de la promiscuidad revolucionaria, también nacieron las prostitutas más cultas y educadas del planeta, como dijera el finado ex dictador, solo que además, debe agregarse, son las más baratas del mundo, producto de la miseria en que conviven.

Es una situación que guarda alguna semejanza con aquel plan eugenésico del también felizmente finado Adolf Hitler, la Lebensborn. Solo que mientras el líder histórico nazi germano perseguía la creación de la raza aria superior que sostenía en eso que podría llamarse cabeza, los oligarcas de por acá, solo necesitan que el ganado crezca, para disponer de la fuerza de trabajo esclava que necesitan.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Tres crímenes de una misma esencia, Juan González Febles

La más reciente noticia sobre la muerte en enfrentamiento con efectivos de la dictadura venezolana, del ex policía Oscar Pérez y su muerte denunciada como “ejecución extrajudicial”, recuerda dos hechos acaecidos hace años en Cuba. Se trata del Hundimiento del remolcador 13 de marzo y la ejecución de tres jóvenes en 2003, por el secuestro de una embarcación para escapar de la pesadilla, que no resultó en heridos ni lastimados.

El ministro del Interior de Venezuela confirmó la muerte del policía sublevado Óscar Pérez y otros seis a quienes calificó como “terroristas” en un enfrentamiento armado contra las autoridades. El caso remeda otros episodios ocurridos en Cuba en que el más alto nivel de ordeno y mando, dictó la orden criminal cumplida de inmediato.

Recuerda mucho como, por desestimular las salidas ilegales, se dio la orden de hundir un remolcador lleno de niños, mujeres y hombres. La orden criminal fue cumplida y así fueron asesinados los tripulantes de aquel remolcador. Este crimen permanece afirmado en total impunidad, hasta el momento.

El otro caso fue el de los jóvenes que secuestraron la lancha de Regla. Aunque no lastimaron, hirieron, maltrataron o mataron a ningún pasajero y en el momento hubo testimonios tanto de cubanos como de extranjeros sobre esta conducta, fueron ejecutados sumariamente, con la aprobación del Consejo de Estado y el apoyo de intelectuales y artistas reptantes. Se trata de que en ambos casos, los más altos y criminales niveles de gobierno en Cuba, necesitaban intimidar, para evitar actos futuros de esta naturaleza.

En Venezuela existen lo conocido como Operación de Liberación del Pueblo (OLP), operativos represivos de seguridad del Estado. Las OLP han tomado desde 2015 muchas víctimas en los barrios más pobres y han sido denunciadas por grupos de derechos humanos y por la anterior fiscal general, Luisa Ortega, ahora perseguida por la injusticia en el poder.

La oposición, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y grupos de opinión dentro y fuera de Venezuela, confirman el rechazo a la versión del ministro y hablan de “ejecución extrajudicial”.

En la tónica impuesta por el totalitarismo del siglo XX, que ha despecho de algunos, aun intenta ser visto como ‘democracia de partido único’, matar es siempre una opción y en ocasiones, la única opción del partido único. Entonces, si a quien toca morir es a un policía, a tres jóvenes, o a mujeres hombres y niños, lo más importante para ellos es lograr el fin o los fines que les aporten permanencia y continuidad en el poder absoluto. Quien muera, lo hará por la misma esencia criminal que aporta sobrevivencia a quien impide vivir.

El último evento que involucró la muerte del ex policía venezolano Oscar Pérez y su muerte, en su esencia se vincula con el hundimiento del remolcador y el fusilamiento en 2003 de los tres jóvenes, así ejecutados sumariamente. Si así fue en Cuba, así será en la satrapía castrista instaurada en Venezuela.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan Gonzále
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

La Izquierda Reptil y su huella sinuosa, Juan González Febles

Luego del destape de las corruptelas y suciedades vinculadas con Lula Da Silva, Dilma Roussef, Cristina Fernández, del yate de lujo de Antonio Castro, las travesuras de Timochenko, las adquisiciones de propiedades a lo largo del mundo del clan Castro y otras singularidades que tipifican a la Izquierda Reptil, llega a Cuba la Sra. Federica Mogherini, Alta comisionada para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea.

Un cargo de tal jerarquía y nivel ocupado por una socialista, la Sra. Federica Mogherini, debe levantar alertas. Se supone que junto con el Consejo, velará por la unidad, coherencia y eficacia de la acción de la Unión Europea. Será asistida por los servicios de la Comisión y del Consejo, cuya formación de asuntos exteriores le corresponde presidir. Entonces, si la ejecutoria de la izquierda ha sido reptil, en todos los casos antes expuestos, quizás debía investigarse muy bien los entretelones del tránsito político presente de un personaje tan significativo.

Alguien con el bagaje y el peso intelectual de la Sra. Federica, graduada en ciencias políticas en la Universidad Sapienza de Roma con una tesis en filosofía política, que exprese de forma pública y mediática que en Cuba ‘existe una democracia de partido único’, del corte de la inaugurada en Italia por Benito Mussolini, con su Partido Nacional Fascista, no cuenta con el atenuante de la ignorancia que beneficiaría a un Nicolás Maduro o a un Raúl Castro.

Debe haber algo más, detrás de un disparate de tal envergadura y esto quizás debe investigarse por los profesionales capaces de esos servicios especiales al servicio de las más sólidas democracias en el mundo. Los que han pateado el trasero de la metamorfoseada KGB, la felizmente borrada Stasi, de asalariados del nominado Ministerio del Interior castrista y de otros líderes de carteles criminales de mayor renombre en la actualidad. No importa que sean de tráfico de drogas o políticos, como FARC, castro-fascismo, etc.

Ya quedó demostrado que la izquierda mundial es reptil, con independencia que se trate de joder o poder, Podemos o Jodemos, el resultado, siempre será el mismo. Entonces, se impone una investigación seria y profesional que deslinde Dilma Roussef, Cristina Fernández, Antonio Castro de Federica Mogherini. Una investigación sin violaciones a derechos y libertades consagradas, sin abusos de género o ningún tipo de abuso o violación de la ley en estados de derecho.

La Izquierda Internacional, es reptil y como tal, muy hábil en términos de reptar. Han conseguido ascender y reptar en la OEA, en la ONU y en un sinnúmero de organismos internacionales que no consiguen asimilar que el estado de Israel nunca ha sostenido ni sostiene en sus principio de supervivencia, la destrucción de estado alguno o pueblo alguno en la zona meso oriental o en cualquier otro espacio mundial.

Si la Organización de Estados Americanos (OEA) expulsó al régimen militar totalitario castrista de su seno, esto para nada debió implicar, que la destruida república de Cuba fuera expulsada de la OEA, para que el régimen militar totalitario y dinástico castrista, oprima y reprima a su aire al pueblo de esa agobiada isla.

Que se golpee, se abuse y se violen derechos y libertades como se hace a diario en Cuba, y que la Alta Comisionada para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, certifique la atrocidad con la afirmación, de que en Cuba existe una ‘democracia de partido único’, es algo que debió llamar algo más que la atención, de aquellos habilitados para hacer algo al respecto.

Ningún representante de un bloque de naciones democráticas, afirmado en el decoro, debe prestigiar con su visita a los victimarios de un país donde se violan los derechos humanos, sin tan solo escuchar a las víctimas. Resulta insoslayable, escuchar y dialogar con la sociedad civil contestataria cubana, la prensa nacional independiente, la oposición pacífica interna cubana.

No puede perderse la saga de la Izquierda Reptil y de su huella sucia y sinuosa.
infiernodepalo8@gmail,com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Otro destape para la ‘democracia de partido único’, Juan González Febles

Luego de aquel disparate que echó a rodar la Alta Comisionada de la Unión Europea, la Sra. Federica Mogherini, desde el que afirmó, que en Cuba existe una democracia de partido único, se han producido pronunciamientos más afines con la verdad.

La realidad sobre la pesadilla que vive el pueblo cubano en la actualidad, bajo el régimen militar totalitario y dinástico que encabeza el heredero en jefe del poder absoluto, general Raúl Castro. Fue expuesta por la Sra. Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La Sra. Guevara Rosas expresó que: “Muchas personas en Cuba se sienten asfixiadas por unos mecanismos de control estatal sobre su vida cotidiana. Parte de ese control es: si quieres mantener un empleo, tienes que estar de acuerdo con todo lo que diga el Gobierno”. Frente a esta situación, ¿puede alguien en su sano juicio hablar de ‘democracia de partido único’?

Cuando se ha denunciado desde dentro y fuera de Cuba, el control social totalitario absoluto impuesto en Cuba por el castro fascismo gobernante de partido único, que en su momento, (por pura conveniencia) dijo ser marxista leninista. Se hizo presente la abyección total de este régimen, desde la afirmación de alineación con la extinta Unión Soviética, plasmada en la constitución impuesta por el régimen en 1976. No existen afirmaciones de ese corte en las constituciones de ningún país soberano y democrático del mundo. Solo la satrapía soviética impuesta en Cuba, se reafirmó como satrapía desde la constitución afirmada en aquellos momentos.

En ninguna de las constituciones elaboradas en Cuba desde la guerra de independencia hasta las establecidas en la república inaugurada en 1902 y colapsada en 1959, se ha visto acápite más vergonzoso y denigrante que esta sujeción a la extinta Unión Soviética, impuesta en la constitución de 1976.

Aunque Cuba es el único país de la región que no permite a Amnistía Internacional realizar visitas, la organización investigó a través de entrevistas a migrantes cubanos varados en las fronteras de México. Amnistía Internacional al pronunciarse como lo ha hecho sobre el control totalitario absoluto que pesa sobre el pueblo cubano y la represión que se ejerce contra el mismo, abre nuevas perspectivas y expone nuevas interrogantes.

Hoy en día el pueblo de a pie dice alto y claro que rechaza al régimen castrista y ha protagonizado varias asonadas espontáneas de protesta y rechazo contra la dictadura castrista. Represores asalariados del régimen integrados en la llamada policía especializada entre otros han realizado amenazantes despliegues dirigidos no contra la oposición pacífica interna, sino mera y simplemente contra el pueblo de a pie.

La inviabilidad de un sistema y la incompetencia de un régimen, han entronizado la miseria material como condición de vida en Cuba. Frente a esto, la respuesta popular ha sido el rechazo a un régimen que exhibe una cúpula político-militar parásita, que vive en la ostentación más escandalosa. La corrupción, el nepotismo y las lacras más vergonzosas se abaten sobre el pueblo de la Isla, desde esta cúpula de poder absoluto.

Para sostener esta situación que la mayoría rechaza, el control totalitario absoluto, la miseria y el hambre impuestas juegan de contrapartida con los represores asalariados de este régimen, esos que habilitados desde su vileza, se encuentran dispuestos, para cumplir la orden criminal que les sea impartida, ya sea hundir un remolcador con mujeres, niños y hombres en su interior que golpear y reprimir mujeres, cada domingo por más de 120 semanas.

Muy positivo para el pueblo y la nación cubana que cuando alguien desde Foros habilitados por estados de derecho democráticos, habla de forma irresponsable y vacua sobre ‘democracia de partido único’, una ONG del prestigio de Amnistía Internacional, muestre al mundo la cara no tan oculta pero siempre fea del régimen militar totalitario castrista y sus procedimientos y métodos de represión contra un pueblo que ya le rechaza.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
tomado de; http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#508

El futuro peor que viene llegando, Juan González Febles

Es necesario señalar que, mientras el régimen castrista, su partido único y sus Fuerzas Armadas, mantengan el control totalitario absoluto sobre la sociedad y sobre la actividad económica, es improbable que alguna mejora llegue a aquellos que hoy día, viven en la pobreza y miseria material absoluta en Cuba. Jóvenes cubanos chillones y con sus valores perdidos, los ujieres de reemplazo para la élite, vienen con una retórica tan agresiva y retrógrada como la de los añosos perversos de la generación histórica. En otras palabras, lo que hacen, lo hacen por conveniencia u oportunismo. Así es como actúan los gritones de mítines de repudio y los delatores.

Según algunos por acá e incluso por allá, Barak Obama hizo lo que hizo porque más de 50 años de embargo no habían funcionado y quería probar una política que ofreciera un mayor compromiso con los cubanos comunes. No es y no fue el embargo lo que no funcionó. Se trata de que cuando la extinta Unión Soviética colapsó, apareció un sostén desde España y cuando este sostén comenzó a flaquear, la Venezuela chavista, hizo el resto hasta que cayó en el marasmo en que está. No fue el embargo lo que falló, fueron las políticas de estímulo a la emigración, (legal o ilegal) y otras concesiones y permisibilidades lo que alentó y protegió al castrismo.

En Cuba, el régimen militar totalitario castrista ha borrado la confrontación de ideas. Se afirma solamente en la exclusión de estas. No solo de aquellas ideas que pudieran ser nocivas para la sociedad en general, o para la clase trabajadora en particular, sino de todas esas que perciben y etiquetan como ideas, que pudieran desarticular el poder absoluto de la élite dinástica, de los generales sin batallas y de la clase detentadora de todos los privilegios y todas las prebendas.

De acuerdo con ellos, ¿Para qué tomarse el trabajo de debatir con los que pueden ser descalificados o excluidos? A ellos, para invalidar, les sirve todo. Ya sean vínculos ideológicos con el neoliberalismo o con la “socialdemocracia” o peor aún, alguna eventual manifestación de pro yanquismo, o ser relator o representante de una entidad extranjera, que pudiera ser un medio de prensa “hostil”, la ONU o cualquiera de sus agencias.

Sobran elementos para no creer en soluciones electorales. Ciertamente, la participación de más de seiscientos opositores de varias organizaciones en las asambleas de nominación de candidatos a delegados del poder popular, ha marcado una pauta. Solo que ninguno de los participantes pudo alcanzar los votos necesarios para ser nominados en esas asambleas a manos alzadas. Solo que como nadie dispone de la verdad absoluta, habrá que dar paso a la posibilidad real aunque muy remota de que ganen. Si así fuere, ganaríamos todos. Si no, todo será peor que lo que hoy se vive.

Por la siempre culta y por algunos momentos, perjudicial Europa, alguien ha hablado de la “democracia de partido único” afirmada en Cuba hoy día. De seguro, estas personas tan bien intencionadas olvidaron o no quisieron pensar en los ejemplos de “democracia de partido único” aportados desde allá. Olvidaron al Partido Nacional Socialista de los trabajadores de Alemania, en su histórica oportunidad como partido único en Alemania. Al partido único del Duce Mussolini en Italia o al Partido Comunista de la Unión Soviética. ¿Acaso alguna forma efectiva de democracia respaldó a alguno de estos partidos únicos europeos? No obstante, ellos, tan bien intencionados como son, consideran que en Cuba, sí.

El canciller castrista, Bruno Rodríguez, informó la entrada en vigor a partir del próximo 1 de enero de un paquete de cuatro medidas entre las que destaca el fin de la llamada ‘habilitación del pasaporte’, un requisito hasta ahora obligatorio para que los emigrados entraran al país.

A esta norma se suma la entrada y salida a la Isla de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo, la supresión del periodo de espera de ocho años (con carácter general) para quienes emigraron ilegalmente y el fin del requisito de avecindamiento para los hijos de cubanos residentes en el exterior.

Las nuevas medidas puede poner en evidencia aún más las contradicciones entre “los distintos tipos de cubanos”, no es lo mismo ser cubano residente en USA y venir a traer recursos económicos a la familia gobernante, que vivir en Cuba y ser esclavo de esta.

Quizás lo más perjudicial para el advenimiento de la democracia en Cuba sea que desde el exterior, son favorecidos disidentes que se convierten en representantes de la oposición, sin mandato de esta. Estos reciben grandes fondos para el desarrollo de proyectos y no hacen cosa alguna. Luego, abandonan el país cuando les place. Durante las guerras de independencia, esto no pasó. A nadie se le ocurrió promover un ascenso o cualquier cosa de esa índole fuera de los campos de Cuba libre. Esos promotores, quizás héroes aun no prisioneros de un imperio que les desprecia, inventan una figura desconocida hasta ese instante, la cubren de premios y distinciones y ya está.

Entre los casos más reconocidos entre estos personajes que hacen más daño a la oposición que la misma policía política, nos referiremos solo a quienes están lejos. En Cuba quedan y en su momento se hará la referencia, de tantos promovidos que nunca encontraron testosterona para acompañar a las dignas y valientes Damas de Blanco en concierto armónico con sus promotores que en Cuba, nunca hicieron cosa alguna contra la dictadura, que prefirieron combatir de lejos. Así, tenemos felizmente lejos a Eliecer Ávila de Somos Más, Laritza Diversent del grupo de abogados Cubalex, Roberto Guerra Pérez de la agencia de prensa independiente Hablemos Press y Odelín Alfonso de la Asociación Pro Libertad de Prensa.

Hay más y se volverá sobre el tema.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#506

Los próximos e inmediatos desafíos, Juan González Febles

Muy cierto es, que los ejecutivos estadounidenses, por razones que van desde la politiquería electoral al más profundo desconocimiento de la nación cubana, han apostado por políticas fallidas en relación con el régimen totalitario castrista. Barack Obama en su mandato les dio todo a cambio de nada. La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, cambió en parte el panorama, aunque no todo lo necesario.

Hoy los castristas han regresado a las trincheras, solo para asesinar y reprimir sin costos, a su aire y gusto. Tienen la certeza y la tranquilidad de que ni tan siquiera Trump, optará por una solución militar, que es ciertamente la única posible.

Más que cierto es, que la bandera de las barras y estrellas no es nuestra bandera. USA no es nuestra patria. Solo que lamentablemente, los compatriotas residentes en el exterior y los de la isla, deben tener presente que la solución a los problemas de Cuba es un asunto que requiere una presión militar que se va más allá del alcance de todos los cubanos.

Existen situaciones paralelas en la historia universal. La bandera de las barras y las estrellas no fue la bandera de los alemanes, de los italianos, ni de los japoneses. Tampoco lo fue de los franceses. La solución de la presencia nazi opresora en esos pueblos o de los militaristas sin alma del imperio japonés, se solucionó con la presencia militar estadounidense e inglesa. No existe pueblo sobre la faz de la tierra hasta el momento, que solo con su esfuerzo, haya logrado vencer la ingeniería social totalitaria.

Entre los cubanos de las dos orillas, hay coincidencia en un punto, todos soñamos con un país soberano, democrático, libre y próspero. Lo que varía es el método con que aspiramos a lograrlo.

Algunos optan por las negociaciones con el régimen e incluso promueven el fin del embargo como un mejor camino. Otros, apuestan por aislar a la dictadura y por sanciones internacionales que obliguen a cambiar o entregar el poder. Esto funcionó en Sudáfrica contra el apartheid, pero conviene olvidar que aquella Sudáfrica, no contó con el apoyo ‘generoso y desinteresado’ de la Unión Soviética, o de la actual Rusia, de China, Corea del Norte, Irán o Venezuela. Todos se afirman en pasar por alto la lamentablemente exitosa, ingeniería social totalitaria y que los malos, no están solos para asesinar, reprimir o lastimar.

La solución militar es la única en que nadie se detiene aunque sea solo para un somero análisis. Las armas que sofocaron a los invasores de Playa Girón fueron armas soviéticas. En aquellos momentos, los castristas disponían de almacenes y almacenes, llenos de armamento soviético embalado. Fueron momentos en que desde la Casa Blanca, se privó a los invasores de Girón de apoyo aéreo.

Lamentablemente, el embargo de Estados Unidos al régimen castrista ha fracasado. Cincuenta y ocho años de permanencia ilegítima en el poder absoluto, es la mejor respuesta.

Los disidentes, encargados de liderar un cambio democrático en Cuba, andan perdidos, pero esto no es solo debido a la represión perfecta. Para esto incide la influencia de promotores que desde una aristocrática realeza mediática y política internacional, promueven el protagonismo de lo peor, la falta de unidad entre los distintos grupos y que no se logre tender puentes con el cubano de a pie. Así, influyen y hasta determinan, entre otros muchos aspectos de interés.

Es como si sirvieran por ignorancia o de forma muy bien encubierta, a los servicios especiales de inteligencia y contrainteligencia castristas, en el mejor estilo de los manuales elaborados por las clásicas KGB, Stassi, etc. Es así, a pesar de tener tantos puntos de coincidencia con políticos muy pendientes de las urnas de las próximas elecciones.

Así llegan y se proyectan los próximos e inmediatos desafíos. Veremos qué pasa entonces y ese entonces, no va a dilatarse mucho en su ocurrencia.
infiernodepalo8@gmail.com: Juan Gonzalez
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#496

 

¿Y qué harán con los más incómodos?, Juan González Febles

Ha llegado a Cuba la noticia sobre el incidente ocurrido a fines del año pasado en La Habana en que diplomáticos estadounidenses y uno canadiense experimentaron diversos síntomas, que incluyeron disminución y pérdida de la audición. Esto ha incrementado entre dos, ocho o nueve, el número de enviados de EE.UU. que abandonarán sus misiones debido a las afecciones causadas por un aparente ataque acústico.

El reportero de CBS Radio Steve Dorsey dio la primicia sobre el ataque acústico contra diplomáticos de EE.UU. y Canadá en La Habana. Ofreció dicha información desde ‘Radio National’, la plataforma de radio de la Corporación Australiana de Radiodifusión (ABC). Para ello, citó una fuente que le informó y que pidió anonimato.

El régimen militar totalitario castrista, a través del servicio de sus asalariados o cualquier otro diplo-bandido en obediencia a instrucciones y orientaciones de su gobierno, consigue hacer sin mayores consecuencias algo de esta índole, contra funcionarios diplomáticos de los Estados Unidos y Canadá. Esperemos entonces, que pronto los próximos afectados sean damas de blanco u opositores, periodistas independientes y otros incómodos, algunos entre estos, previamente invisibilizados por la real corte mediática internacional.

Se dice que el origen de los síntomas, resulta descrito como algo elaborado por dispositivos, acústicos de última generación, que operan a un nivel que los seres humanos necesariamente pueden no oír. Esto les causa, desde jaquecas, dolorosas migrañas de varias horas de duración e insomnio, pérdida de la audición y cualquier otro trastorno de origen neuro funcional.

Según informaciones que circulan Cuba adentro y en círculos diplomáticos y políticos, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson confirmó la semana pasada que diplomáticos estadounidenses en La Habana. fueron víctimas de “ataques a su salud” que les causaron pérdida de audición.

En una manifestación de candor extraordinaria, el jefe de la diplomacia estadounidense dijo otra verdad de Perogrullo: “Las autoridades cubanas son las responsables de descubrir quién realiza estos ataques de salud, no solo contra nuestros diplomáticos ya que, como se puede ver, existen otros casos con más diplomáticos involucrados”. Lo importante no es señalar a los culpables, (conocidos ya por todos) sino lo que se hará en lo adelante, para que esto no vuelva a ocurrir. Que no suceda contra diplomáticos, pero que tampoco ocurra contra ciudadanos pacíficos privados de sus más elementales derechos.

En las dantescas prisiones castristas existe la denuncia sobre que en determinado momento o en determinados momentos, fueron irradiados en sus celdas con Rayos X, prisioneros políticos a través de las paredes con aparatos diseñados para este servicio. Si hoy se conoce que esto ha sucedido contra diplomáticos de la nación líder del mundo libre, ¿qué podría estar sucediendo hoy en una ergástula castrista?

El régimen militar totalitario castrista cuenta con un amplio y documentado aval de horrores, acumulados desde 1959. Son tantos, que no resulta necesario abundar sobre el tema. ¿Podría esa aristocrática realeza mediática internacional, compuesta por tan excelsos y dignos exponentes, entre los que muy pocos cuentan en su aval haber enfrentado alguna dictadura, aportar algo que contribuya a proteger a las próximas víctimas sin investidura diplomática y además, sin la investidura aportada por la aristocrática realeza mediática internacional?

La pregunta que queda en el aire es: ¿Qué hará el régimen militar totalitario castrista con aquellos que evalúa cómo los más incómodos en la oposición pacífica interna, la prensa nacional independiente y la sociedad civil verdaderamente contestataria? ¿Estarán ya en posesión del equipamiento de última generación para el horror aportado por Irán, Corea del Norte, Rusia o China?
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/ PD#495

 

Que se establezca la norma de no convivencia, Juan González Febles

Si durante el pasado siglo XX, cuando la Sociedad de Naciones condenó a la antigua y felizmente desaparecida Unión Soviética, la Alemania nazi y al Japón militarista como agresores y violadores de la paz internacional, se hubiera optado por la no convivencia con estos regímenes, ¿cuántas vidas se habrían salvado?

Cuando el mundo civilizado cerró los ojos y decidió no ver el exterminio llevado adelante por Stalin contra el pueblo ucraniano, las víctimas de los gulag y otras menudencias que tipificaron el horror que materializó, le dieron permanencia y continuidad a la pesadilla. La pregunta de rigor sería, ¿fue esto correcto?

Cuando Hitler comenzó la instrumentación del horror del holocausto, las persecuciones y el resto de los horrores que dejó la pesadilla que fue aquel Partido Nacional Socialista de los Trabajadores de Alemania, si no se hubiera impuesto la convivencia pacífica con aquellos horrores, ¿cuantos millones de vidas habrían sido salvadas?

En nuestro caso, y como ha dicho y dice desde el exilio el Dr. Ed Prida, el castrismo que conocemos y sufrimos, “ha sido una operación subversiva de los órganos de inteligencia soviéticos con la cooperación incondicional de la conspiración traidora de los comunistas y sus tontos útiles nativos, quienes aún siguen con el control absoluto de Cuba y su destino para utilizar nuestro territorio como posta avanzada de las fuerzas rusas en América”.

A esto debemos agregar los intereses geo políticos iraníes.

¿Debe existir convivencia con el régimen dictatorial de Nicolás Maduro en Venezuela? ¿Debe convivirse con el régimen militar totalitario castrista? ¿Debe convivirse con el indigenismo sectario y anti democrático de Evo Morales? ¿Deberá mantenerse la convivencia con el corrupto e inmoral Daniel Ortega? ¿Con los también corruptos demostrados Lula, Dilma Rousseff, Cristina Fernández, Rafael Correa, etc.?

Es una buena ocasión para citar al periodista cubano en el exilio Pedro Corzo. Nos dice Corzo: “Las FARC cuentan con vastos recursos económicos porque como declaró el fiscal Néstor Humberto Martínez, esa agrupación cuenta con varios billones de pesos colombianos presentes en miles de inmuebles urbanos y rurales, de automotores, de dinero, de ganado, de empresas, y establecimientos de comercio”.

Por acá digo: ¿De dónde salió tanto dinero?

Con este dinero de origen tan incierto y dudoso, los narco guerrilleros y cómplices como la Sra. Piedad Córdoba dispondrán de lo necesario para desestabilizar la democracia y el estado de derecho en Colombia. Harán por las buenas lo que las FARC, M19, ELN y narcos célebres como el Sr. Pablo Escobar Gaviria, no lograron con secuestros, bombas y otras herramientas ‘revolucionarias’ de lucha.

¿Debe convivirse con esto?

De vuelta con Ed Prida, este nos dice: “… tampoco los países capturados por los Castro como el pueblo de Venezuela, Angola, Etiopia y otros apuntan como su principal enemigo, responsable y culpable de sus desgracias a los cubanos que hoy representan al invasor en Venezuela”.

Los servidores y esbirros asalariados del régimen militar totalitario castrista reconocidos en Venezuela, son personas viles que en Cuba cumplieron órdenes criminales y se aprestaron a sostener a la dictadura castrista en detrimento de su gente. Esos no son cubanos, cubanos son quienes los enfrentan día por día.

En 1953, una orden presidencial detuvo en el paralelo 38 al más emblemático general del ejército estadounidense en aquellos momentos, el general Douglas Mc Arthur. Esa orden le concedió permanencia y continuidad al régimen de pesadilla de Corea del Norte, encabezado hoy por el payaso Kim Jong Un. Lo que ha sucedido en la actualidad y lo que suceda en un futuro, serán las consecuencias de aquella orden inspirada en la ‘convivencia pacífica’.

Se acerca lamentablemente el momento en que la humanidad llegará a comprender que se hace necesaria una norma de no convivencia con el horror que se perfila.

La convocatoria chavista promovida por el Buey Maduro para una nueva Asamblea Prostituyente, perdón, quise decir Constituyente, fue respondida por un 40 o un 41% de la población y la respuesta a tal consulta, nunca fue unánime. ¿Qué pasó con el 59% o el 60% que no respondió al llamado? ¿Qué valida la nueva asamblea maduro-chavista? ¿Dónde está la mayoría que respalda al chavismo-madurista?

¿Se trata de que los países democráticos del mundo deben convivir con esta pesadilla? En su momento, el tiempo les dirá algo que les ha dicho siempre.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

 

Castro-fascismo en mutación afirmativa, Juan González Febles

El castro-fascismo no es de izquierda ni de derecha, ni capitalista ni comunista. En la práctica, más que una idea original, sería la fusión sincrética de varias ideas políticas, ambiciones, proyectos y discursos, aglutinadas siempre bajo un nacionalismo unitario y un autoritarismo centralista. Uno que proclamaría su adherencia a una nueva izquierda o un socialismo habilitado para el siglo XXI, portador de todas las referencias totalitarias ya descritas y conocidas.

El proyecto político del castro-fascismo ha sido y es, instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigida. En su base intelectual se plantea la sumisión de la razón de todos a la voluntad y la acción del estado. Así, logra articularse a partir de la aplicación de un nacionalismo sazonado con componentes victimistas o revanchistas. Esto conduce a la violencia dirigida de marginales adoctrinados por los oligopolios corporativos de seguridad del régimen contra todos los que el Estado defina como enemigos. Esto se hará vertebrado de forma armónica con un eficaz aparato de propaganda dirigido por el partido único. Se arribará de esta forma a un engendro político que afirme la negación absoluta de aceptar algo diferente a lo que dicte el estado o la “revolución”.

Se presentará como una vía opuesta radicalmente a la democracia liberal, tanto como a las ideologías de la socialdemocracia, que aceptan el estado de derecho democrático, aunque el número de las ideologías contra las que se afirme, siempre será mucho más amplio.

Como base teórica, usarán al llamado marxismo-leninismo, término creado por José Stalin y designado en su momento para describir la ideología de la extinta Unión Soviética y de todos los partidos fieles a esta, a Stalin y a sus sucesores. El concepto se ha utilizado para denominar la interpretación de Stalin sobre el leninismo y la forma en que lo aplicó, lo cual dio paso a la horrible pesadilla asociada a su siempre execrado nombre.

El marxismo-leninismo es también la ideología que enarbolaron otros estados aparte de la URSS, de modo que el uso de la expresión se hizo más global y se mantuvo hasta después de la muerte de Stalin en 1953 y después de la desestalinización, iniciada oficialmente en 1956.

El marxismo leninismo es el instrumento por excelencia para asesinar, excluir y para la realización de cada uno de los terrores y horrores que la humanidad conoció a lo largo del siglo XX.

El marxismo-leninismo fue doctrina oficial de los países del Este hasta el final de la Guerra Fría y sigue formando parte de las referencias de ciertos regímenes actuales y algunos partidos comunistas que lo reivindican hasta hoy como su doctrina. Sus aristas totalitarias lo hacen afín con las más crudas formas del nazi-fascismo-falangismo, edulcoradas a su gusto por la corrupta izquierda latinoamericana desde su novel socialismo del siglo XXI.

La politología y otras ciencias sociales ubican al fascismo en la extrema derecha, vinculándolo con la plutocracia e identificándolo algunas veces como una variante de capitalismo de Estado. Con las nuevas variantes de la corrupta izquierda revolucionaria, hoy puede identificársele como una variante chovinista de socialismo de Estado. Esa que posibilita la afirmación de un totalitarismo que les concede la permanencia vitalicia en el poder absoluto, máxima aspiración de los sociópatas afines con las vertientes castro-fascistas, que comprenden, entre otras, la aspiración a ser, “…frías y eficientes máquinas de matar”. Por añadidura, consiguieron, que cuando no matan, impiden vivir.

El espíritu que animó aquellas “Palabras a los intelectuales”, pronunciadas por Fidel Castro y que asustaron tanto al dramaturgo Virgilio Piñera (“…con la revolución todo…”) guardan una semejanza aterradora con aquellas que en su momento dejó Benito Mussolini: “Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”.

Tanto para Fidel Castro y su banda armada como para Hitler, Mussolini, Franco y otros, las cosas son, como las dejó establecidas en su momento Benito Mussolini: “El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo. En la doctrina fascista, el pueblo es el Estado y el Estado es el pueblo”. Solo sustituyan estado por revolución y se verá corporizada la pesadilla corriente Cuba adentro.

El castrismo es una ideología fundamentada en un proyecto de unidad monolítica al que llaman revolución. Por ello, exaltan la idea de una nación representada por la llamada revolución, frente a la idea del individuo. Suprimen los derechos y libertades y la discrepancia política, en beneficio de su partido único en manos del clan dinástico gobernante. Los localismos e intereses reales de la gente son eliminados, en función del centralismo totalitario.

Proponen como ideal la construcción de una irreal sociedad perfecta, formada por doblegados elementos intermedios y representantes unificados, designados por la élite de poder que retiene en sus manos, férreas y crueles, el control absoluto sobre la sociedad.

Recordemos al apóstol de nuestras libertades, José Martí, que adelantándose a circunstancias como esta dijo: “Lo que importa no es asegurar la solución que viene; lo que importa es no retardarla”. Y como si viviera este tiempo de apremios, señaló: “Nótese siempre que los que no poseen una cualidad, son los que ponen más empeño en aparentarla”.
infiernodepalo8@gmail.com: Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#492