El código de Birán, Juan González Febles

El mayor daño antropológico hecho por el castrismo a la nación cubana ha sido la afirmación de una permanente falta de valores destruidos por la banda armada para así lograr su entronizamiento permanente en el poder absoluto. Afirmaron para ello, el constante irrespeto, la displicencia y la falta de educación que lamentablemente hoy caracteriza a la mayoría de los cubanos.

Para su afirmación en el poder perpetuo, la banda armada a cargo de gerenciar al régimen militar totalitario impuesto, impuso un nuevo código conductual, este fue ‘El Código de Birán’.

Parte de este código fue hace algunas décadas la promoción de un hecho acaecido en la antigua Unión Soviética. Este consistió en la delación de una madre y un padre por parte de un hijo adoctrinado para ello por aquel Konsomol leninista. Aquella monstruosidad fue ensalzada desde los medios al servicio del régimen como un acto laudatorio a tenor con el recién impuesto código.

Hoy por hoy, gracias a la enseñanza gratuita, se escucha a la gente referirse peyorativamente sobre casi todo. En especial contra los homosexuales promovidos desde las altas esferas por la realeza biraní, las mujeres que son explotadas en las empresas del estado, en los hogares, etc.

Sobre los negros, formó parte en su momento proclamar que estos fueron librados de la discriminación por el régimen, pero todo fue pura alharaca propagandística.

Desde el comienzo del castrismo, se ha oído hablar en Cuba de abortos, legrados e infertilidad. En Cuba, poner fin a una vida humana no nacida fue un ‘derecho”. Un derecho justificado desde el “ateísmo científico”, establecido por el Código de Birán. El Código estableció además igualdad de la mujer. Esta fue la igualdad concebida por quienes promulgaron la liberación panfletaria de la mujer y la condenaron a explotación sobredimensionada en la calle, en la casa y en la cama.

En la reconstrucción del hotel Manzana de Gómez, se contrataron 400 trabajadores indios, que de acuerdo con la prensa oficial, rinden cuatro veces más que los trabajadores nacionales. Esta prensa omitió y ocultó a la opinión pública que los trabajadores indios reciben salarios 20 veces superiores a los de los obreros cubanos. Entonces, lo lógico es que produzcan como mínimo veinte veces más y no solo cuatro veces.

De igual forma, los enfermos en Cuba, por cortesía del Ministerio de Salud Pública, hoy reciben la factura y así pueden enterarse del costo de su asistencia, de vivir en otro país. Así, con la factura, se enteran de que una operación de apendicitis o la implantación de un marcapasos les costarían no menos de 30 000 dólares. Solo se omite que el salario promedio en estos lugares supera al salario promedio en Cuba y que con el salario de un trabajador indio, apretándose el cinto, podría costearse tal tratamiento.

Sobre el turismo, podría hablarse de malos tratos a clientes, falta de higiene, grandes poblaciones de cucarachas en los hoteles y en el resto de la ciudad, contagio de enfermedades diarreicas y altos precios. Estas son algunas, entre otras quejas, escuchadas con más frecuencia sobre el turismo cubano. A modo de solución emergente, las compañías hoteleras extranjeras podrían contratar personal extranjero para los servicios, ya que las normativas vigentes lo permiten. Por supuesto que los extranjeros ganarán más. Pero… ¿cuánto más?

Entonces, el Código de Birán destruyó socialmente a Cuba. ¿Podrá continuar su labor depredadora fuera de ella este ‘Código’, llevado por trabajadores de la salud, educadores, etc.? El futuro dirá la última palabra…
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#474

La nueva etapa del populismo castro-fascista, Juan González Febles

Se produjo la esperada muerte del ex dictador Fidel Castro. A despecho de la muerte de Castro I, Castro II (Raúl Castro) reafirma que el régimen castrista seguirá como una brutal dictadura totalitaria y dinástica que mantendrá en todas sus partes la privación al pueblo cubano de los derechos humanos básicos.

En estos términos y a pesar de que los Estados Unidos proclaman orgullosamente  apoyar el respeto a los derechos humanos consagrados en resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a través de todo el mundo, deberán ser los propios Estados Unidos quienes den esta oportunidad al régimen castrista y además, los recursos para que todo siga igual en Cuba.

La Unión Europea decidió eliminar la Posición Común. La Unión Europea y el régimen militar castrista fijaron para el 12 de diciembre una fecha para firmar un acuerdo bilateral que liquidará la Posición Común.

A este respecto, el embajador de la UE en La Habana, el Sr. Hernán Portocarrero, afirmó que la incidencia económica no es inmediata porque no se trata de un acuerdo de libre comercio. Lo que omite el Sr. Embajador es que la UE lleva años involucrada en negocios con el régimen castrista y que desde la caída de la Unión Soviética y el campo socialista, el régimen militar castrista sobrevivió gracias a la Venezuela chavista y los negocios con países europeos, entre los que España ocupó un sitio preeminente.

El régimen militar cubano y su estado constituido, impide a los cubanos crear sus recursos, criminalizan la riqueza y han creado una clase parásita que detenta lo mejor y disfruta de todas las prebendas para de esta forma impedir el surgimiento de una clase media independiente de la cúpula de poder e impotente desde su incapacidad para retarle. Recientemente han incrementado los impuestos a las licencias de los inversionistas privados, llamados de forma eufemística, cuentapropistas.

El ciudadano cubano corriente no puede internamente y por si solo, generar los recursos para impulsar un cambio de régimen. Las férreas estructuras fascistas de gobierno hacen de este un planteamiento totalmente absurdo. Esto es básicamente la definición de totalitarismo fascista.

Los cantos de sirena echados a volar por las masturbaciones especulativas de Carlos Marx, cesaron y demostraron fehacientemente su inviabilidad. Entonces, se dio luz verde al populismo fascista que en su momento demostró ser más afín a estructuras económicas eficientes y racionales, como las ensayadas con éxito en Italia por Benito Mussolini y en Alemania por Adolf Hitler, dos revolucionarios profesionales, –como los Castro- que lograron detentar el poder político en las naciones que les sufrieron.

Las afirmaciones hechas por Castro II -Raúl Castro- sobre el futuro aciago que depara a Cuba, signado por el “legado” de Castro I –Fidel Castro- marcan una pauta abominable de continuidad en el control totalitario absoluto sobre la sociedad y la negación de los derechos básicos al pueblo de Cuba.

La más reciente comparsa funeraria dedicada a Castro I reafirma el carácter antiestadounidense y antidemocrático que seguirá el heredero del poder absoluto que detentó Castro I y hoy permanece en manos de Castro II.

Felizmente, no existe un relevo claro, con la excepción de Miguel Díaz Canel, de 56 años, exministro de Educación y exsecretario del Partido Comunista en las provincias de Villa Clara y Holguín. No se trata de alguien que descuelle por su talento. Lo que prima en Cuba hoy día, en el seno de la élite que mal gobierna el país, es la lealtad al clan familiar gobernante.

El resto del elenco en la nomenklatura gobernante está muy anciano o enfermo, y no existe un relevo con capacidad ejecutiva y con ideas objetivas y claras que contribuyan a sacar al país del desastre que el castrismo entronizó en uno de los países más avanzados en términos de calidad de vida en las Américas, por supuesto, antes del aciago 1959.

Comienza una nueva etapa de castro-fascismo que no augura algo mejor a lo conocido hasta hoy.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#458

La piñata que llega o llegó, Juan González Febles

Como afirmación del carácter militar en el ejercicio de la dictadura totalitaria que ejerce, la orientación esencial que el régimen militar totalitario y dinástico castrista ha conseguido -con la permisibilidad del gobierno estadounidense- imprimir a las relaciones entre La Habana y Washington afirma la colaboración directa entre las corporaciones de Estados Unidos y los militares cubanos.

Todo apunta a que las relaciones restablecidas en diciembre de 2014 entre La Habana y Washington van hacia la colaboración entre las corporaciones de Estados Unidos y la casta parásita que componen los militares castristas. Aunque como fuerza militar, serían del todo incapaces de resistirse poco más de 48 horas al ejército de su “enemigo histórico”, los Estados Unidos, si lo son para aterrorizar y llegado el momento, masacrar civiles desarmados y esto último es lo que verdaderamente le importa al régimen.

La tónica actual es hacerles depositarios de todas las prebendas y privilegios, para que en defensa de tales prerrogativas, masacren si hay necesidad de hacerlo y defiendan más allá de todo límite, la vida material plena  que disfrutan sin haber trabajado para ella, tan siquiera un día de sus inútiles existencias.

La colaboración establecida en la actualidad con EEUU afirma básicamente que los beneficios de los militares están priorizados, aunque estos pasen por encima de los derechos humanos básicos del resto de los cubanos.

Lo esencial para alcanzar este logro ha sido el establecimiento de una organización estatal adecuada para imponer los horrores que imponen y la permisibilidad estadounidense frente a esto. El gobierno cubano es una banda criminal empoderada y de esto no escapan los militares de su servicio. Fidel Castro fue, es y actuó siempre como un pandillero. Esto está ampliamente documentado. Guillermo García fue el capo de los burdeles en la zona oriental antes de 1959, Crescencio Pérez fue un exitoso cultivador de marihuana en aquellos tiempos y uno de los socios prominentes de García.

Lo que posibilitó a Stalin y a Hitler hacer lo que hicieron en su momento, fue que dispusieron de una organización estatal adecuada para imponer los horrores que impusieron. Si Hitler y Stalin no hubieran sido los sicópatas criminales que fueron, es probable que no hubieran incurrido en los horrores que incurrieron,

Mussolini fue un fascista redomado y además, un revolucionario profesional. No fue ciertamente un sicópata criminal y no incurrió en estas abominaciones. No obstante entre el fundamento totalitario que posibilitó aquellos horrores en Alemania y Rusia, el fundamento totalitario italiano y el fundamento totalitario castrista, me cuesta encontrar diferencias y no sé si existe alguna, verdaderamente.

Lo que diferencia y marca las pautas para esto, no es ni el horrible holocausto promovido por Hitler, ni los millones asesinados por Stalin, se trata de los fundamentos políticos y las organizaciones estatales con las que se estableció la convivencia que posibilitó la ocurrencia de tales horrores.

Kim Ill Sun, en su momento ni realizó pruebas atómicas ni amenazó o desafió al mundo. Solo masacró a su pueblo en silencio fronteras adentro y esto estuvo bien en aquellos momentos. La sucesión ordenada que se le permitió imponer lo ha hecho todo y lo hace todo en la actualidad. ¡Aquellos polvos!

Para solo citar algún ejemplo, podría alguien aclarar, ¿qué hay con lo que el gobierno de Raúl Castro gana con las visas, por las que cada estadounidense debe pagar $50 dólares? ¿Cuánto ha ganado con esto?

Se dice que en 2015, más de 100 000 personas visitaron Cuba desde los Estados Unidos. Así ganaría entre $5 y $8 millones de dólares. Esto es un aporte relevante para un régimen ineficaz y generador constante de graves problemas financieros a los que no encuentra ni ha encontrado solución en más de cincuenta y siete años.

Las Fuerzas Armadas castristas son dueñas de las principales compañías turísticas del país y se expanden en anticipación a la tan esperada oleada de turistas estadounidenses. Como ciertamente no tienen ninguna intención de compartir sus ganancias con nadie, los cuentapropistas quedarán colgados de la brocha por el gobierno de Obama.

Así será aunque este afirme, -Obama- que el apoyo a los empresarios privados es el objetivo principal de su política. Solo que aquí, tales empresarios no son otros que los mismos militares castristas ansiosos por disfrutar de la piñata preparada que llega o ya llegó.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://www.primaveradigital.net

¡Que vuelve el fascismo! Juan González Febles

Las noticias espantan. En Francia, la ultra derecha de la Sra. Le Pen avanza por las muy bien pavimentadas autopistas democráticas y desde ellas, amenaza con sacar a Francia de los euro mecanismos y establecer una alianza con Rusia. Se trata de un acercamiento con Rusia, la potencia europea tercer mundista tan afín con la democracia y en en vías de reconstruir el imperio soviético, bajo la égida del zarévich Putin.

Lo más destacado de la doctrina filosófica creada por Karl Marx en el siglo XIX, fue el totalitarismo que con su aliento se impuso en el pasado siglo XX. Una de las vertientes de este engendro fue el socialismo real sustentado por el marxismo leninismo aportado por Lenin y los fascismos alemanes e italianos, promovidos desde el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores de Alemania que dirigió el compañero Adolfo Hitler y desde la Falange Social italiana encabezada por el también compañero revolucionario, Benito Mussolini.

El totalitarismo, los exterminios o limpiezas étnicas y la barbarie que el mundo sufrió durante el pasado siglo XX, fueron la materialización del sueño o la pesadilla concebida por Marx. No olvidemos que quien primero se impuso la limpieza étnica o por decirlo mejor, el aniquilamiento de un grupo humano para mejor lograr sus fines, fue Karl Marx que en su momento recomendó la liquidación de la burguesía, pero además la liquidación de los gitanos, los escoceses, los negros, hindúes, etc., como paso previo para la conquista de esa felicidad que nadie nunca vio.

Sería excelente que nadie olvidara que tanto Hitler como Mussolini, se auto definieron como revolucionarios, antes de comenzar su labor destructiva.

La fantasía política totalitaria que representó el socialismo real de Rusia, el nacismo alemán y el fascismo italiano compartieron los orígenes. Nacieron desde las fantasías delirantes de Marx y su carnal, Federico Engels. Luego crecieron alentadas por los también compañeros revolucionarios, Hitler, Mussolini, Mao Zedong, Fidel Castro y otros, que no por gusto se declararon revolucionarios en su momento.

Entonces el resurgimiento de las ideas fascistas tanto en Francia como en Rusia, como en la América Latina de los populismos “anti imperialistas” emergentes, forma parte del mismo horror que viene de vuelta, anti semitismo incluido.

En la actualidad, se trata de algo más que observar como destruyen el orden democrático, a partir del cambio de las constituciones para incluir las reelecciones ininterrumpidas y la capacidad para permanecer en el poder mientras se agita el espectro de los siempre a mano “imperialistas yanquis”.

El fascismo renace desde las ruinas del llamado socialismo real en Rusia como en China. En Cuba enmascarado como feroz capitalismo de estado, pero además lo hace en América latina y hasta en Europa.

Solo queda darle la bienvenida o luchar para que no se afirme. En el caso cubano, una pandilla adinerada de mercachifles, ya hace lo suyo. Lo más interesante es que lo hace con la bendición de Washington y el apoyo de euro idiotas que no faltan y andan presentes. Lamentablemente, no solo en Francia.
infiernodepalo@gmail.com

Cumbre bochornosa, Juan González Febles

La II Cumbre CELAC que felizmente terminó, más que borrascosa fue bochornosa. Quizás el humor inteligente de los realizadores de la serie Isla Presidencial, salve algunas situaciones. El caso fue que las ilustres señorías latinoamericanas presentes en el cónclave, no consiguieron dejar una buena o al menos una decorosa impresión.

Soslayaron el hecho de que el único mandatario no elegido por la voluntad y el voto directo y secreto de su pueblo, resultó ser el anfitrión, este es el general presidente Raúl Castro, que recibió un país como herencia.

Aunque para muchos dentro y fuera de Cuba resulta muy preocupante la legitimización del gobierno militar de la Isla por las señorías latinoamericanas presentes, las cosas quizás no sean tan graves como aparentan ser. Tal legitimización se mantendrá durante se mantenga la subvención venezolana y las señales que se perciben no aseguran la continuidad de esta. Al menos, apuntan a que no se mantendrá por mucho tiempo.

Lo cierto fue que la policía Seguridad del Estado, antes y durante la Cumbre, se lanzó a un frenesí represivo que no debió ser pasado por alto por los presidentes latinoamericanos presentes y en disposición de tratar como a un igual al general presidente cubano. Las violaciones a los derechos ciudadanos reconocidos por el resto de los 32 países representados en CELAC e incurridos por elementos de la antes mencionada policía Seguridad del Estado contra los opositores pacíficos y disidentes cubanos, fueron más que escandalosos, pero nadie pareció notarlo.

Quien se ausentó de la II Cumbre CELAC Habana 2014, fue la decencia humana. Desde un insulso Insulza, hasta cada uno de los presidentes elegidos por sus pueblos, todos trataron como a igual, al brutal dictador militar electo por nadie o electo por sí mismo, que gobierna Cuba.

Son pocos los países representados en la última payasada que no sufrieron la intervención militar, o los efectos de la subversión promovida por el régimen totalitario que rige los destinos de Cuba. Pero allí estuvieron, revolcándose en su estiércol los representantes primados de la América letrina y del Caribe. Todos en disposición de ignorar el aquelarre represivo que sirvió de antesala y menú obligatorio a su nada feliz presencia en Cuba.

Ninguno abogó por que el representante de CADAL, fuera recibido por el mayoral de Birán. En fin, las señorías latinoamericanas anduvieron en la ruta trazada por la trayectoria de ex guerrilleras devenidas en presidentas-inversionistas millonarias dispuestas a explotar trabajo esclavo de médicos cubanos o de ex líderes sindicales devenidos en prósperos millonarios inversionistas y “respetados” ex presidentes de la nueva hornada de políticos de izquierda en América letrina.

CELAC Habana 2014, quedará como un bochorno, otro más y solo eso.
infiernodepalo@gmail.com

Antorchas y revolucionarios… Juan González Febles

antorchas para el fascismo

antorchas para el fascismo

Manipuladores, maniobreros, conspiradores, implacables y ciertamente valientes en lucha por el poder, se transforman inmediatamente que lo alcanzan. Pero el cambio tampoco es completamente radical. Desde el poder, continuarán manipuladores, maniobreros, conspiradores e implacables, solo que en la nueva fase serán además, homicidas, crueles, inescrupulosos y cobardes. Los revolucionarios socialistas marxistas, ya sean de la vertiente leninista-maoísta o de la nazi-fascista, son los sociópatas más peligrosos y nocivos que ha conocido la historia del mundo.

Reflexionaba sobre la marcha de las antorchas que tuvo lugar el pasado 27 de enero y que fue dedicada nada menos que al apóstol de las libertades, José Martí, en el aniversario 160 de su natalicio. La primera fue realizada en 1953. En aquellos momentos algunos intelectuales afines al Partido Socialista Popular (PSP) se percataron de la connotación fascista de aquel evento y se mantuvieron al margen.

Se trata de que las marchas con antorchas fueran el emblema de los fascistas italianos de Benito Mussolini y fueron reeditadas y mejoradas por Adolfo Hitler en el movimiento nacional y socialista que encabezó y gobernó Alemania durante el periodo que constituyó una de las noches más oscuras conocidas por la humanidad. Dicen que Marx proclamó que “el capitalismo nació manchado de sangre y lodo”. Quizás hasta tenga parte de razón y el capitalismo haya nacido así, que es una forma muy parecida a como nacen la mayoría de los mamíferos, solo que el socialismo no solo nació, aún permanece manchado de sangre, lodo y mierda. Con un compromiso histórico con la mierda, acentuado en grado superlativo, solo para ser más exactos.

Desde 1953 y a todo lo largo del periodo marxista leninista, no hubo marchas con antorchas en Cuba. La primera luego de la de 1953 tuvo lugar luego del colapso de la Unión Soviética. Algunos entre sus contemporáneos afirman que el joven Fidel Castro era admirador del Duce Mussolini. Llegan a afirmar que copió iniciativas y hasta frases de Hitler y de Mussolini a las que tropicalizó y adaptó a las circunstancias nacionales.

antorchas del fascismo cubano

antorchas del fascismo cubano

Luego de leer y escuchar repetido hasta el hartazgo aquello que “el Partido es la fuerza directriz de la sociedad”, vale recordar La Dottrina del Fascismo, un ensayo escrito por el propio Mussolini en que afirma: “El concepto fascista del Estado lo abarca todo; fuera de él no pueden existir valores humanos o espirituales, mucho menos tener valor. Así entendido, el fascismo es totalitario, y el Estado fascista -una síntesis y una unidad inclusiva de todo valor- interpreta, desarrolla y potencia la vida entera de un pueblo”.

Lo anterior se parece mucho a aquello de que “con la revolución todo, sin la revolución nada”. En fin, todo parece indicar que rebasada la etapa soviética, el régimen militar cubano viaja a su semilla fascista originaria. Se nos echa encima la etapa populista y fascista original. Tenemos militarismo, autoritarismo, desigualdades y antorchas. Pero sobre las desigualdades, Mussolini lo dejó bien claro para la posteridad. “El fascismo niega que la mayoría, a través del mero hecho de ser mayoría, pueda gobernar las sociedades humanas; niega que esta mayoría pueda gobernar por medio de una consulta periódica; afirma la irremediable, fructífera y beneficiosa desigualdad de los hombres, que no puede ser nivelada por un hecho mecánico y extrínseco como el sufragio universal”.

Entonces, dedicar una marcha de antorchas a nuestro Martí es más que un abuso y hablar a nuestros revolucionarios de igualdad entre los hombres, una broma. ¿Cómo equiparar la definición de libertad que legó Martí, “… el derecho a ser honrado, a pensar y hablar sin hipocresía”, con la praxis revolucionaria? ¿Cómo queda aquello de que “solo la opresión debe temer al pleno ejercicio de la libertad?”.

Lo que los revolucionarios ofrecerán al mundo no es el ideario de Martí, o la variante leninista (la peor) sino el códice fascista de Mussolini Ellos nos deparan:
“La desigualdad entre los individuos, por lo que se rechazaba el gobierno representativo de la democracia y se justificaban las actitudes discriminatorias”.
“La subordinación de los individuos al Estado, que se convierte en el órgano de control de toda la sociedad”.
“La existencia de una élite, competente y preparada, y de un líder carismático, capaz de crear una voluntad general a la que las masas debían someterse”.
“El rechazo de la tradición racionalista de la cultura occidental, y la exaltación de los elementos irracionales de la conducta y los sentimientos, que llevan a la intolerancia y al fanatismo”.

Por todo lo anterior, hay y habrá marchas con antorchas y no habrá internet. Esta es la verdadera oferta revolucionaria. No se trata de la creación del Comandante o de su programa del Moncada, se trata del ideario fascista con copyright del Duce en su Dottrina del Fascismo. No hay más ná con los revolucionarios.
j.gonzalez.febles@gmail.com