Una elección que afectará a muchos para bien o para peor, Juan González Febles

A Cuba siempre le irá peor con una Administración Demócrata, estadounidense, porque ahí es donde ha venido siempre lo que ha dado aliento a la dictadura castrista. Así pasó con Jimmy Carter, y con Bill Clinton. El primero permitió un éxodo masivo en 1980 y el segundo a despecho de sus intenciones, permitió el derribo de una aeronave civil norteamericana en aguas internacionales. De John F. Kennedy mejor ni hablar. Lanzó a los invasores de Girón al peor espacio, les negó apoyo aéreo y luego puso como garante de la permanencia del castrismo, al gobierno estadounidense a partir de lo que negoció con la antigua URSS.

La Administración de George W. Bush mejoró las cosas. Con una Administración Republicana, el castrismo se pone cauteloso. Trump puede ser un susto como dicen muchos por acá y por allá, pero sustos y todo, además representa una sorpresa. Esta sorpresa podría favorecer o no al pueblo de Cuba. Donde sí existe una certeza es con la Sra. Clinton. Al castrismo le convendría Clinton, Trump es un hombre de negocios y aquí en Cuba lo menos seguro que hay son garantías para ningún hombre de negocios. Negociar con el castrismo es asumir pérdidas por adelantado porque el régimen militar cubano jamás paga sus deudas.

La Sra. Clinton afirma que dará continuidad a las concesiones y regalías concedidas por Obama. Eso la hace perjudicial para las aspiraciones del pueblo y los demócratas cubanos.

Como ya es costumbre, las autoridades cubanas han alentado campañas en el viejo estilo antiestadounidense. Se denuncia el embargo, se condena al “imperialismo yanqui” y se abortan todas las iniciativas llegadas desde el Norte.

Últimamente, la televisión oficial ha mostrado de forma reiterada numerosas manifestaciones y protestas preparadas por el régimen en las que participan representantes de la “juventud cubana”. Estos atacan las iniciativas llegadas desde USA a partir de su carácter “subversivo”. Estas campañas son una forma de preparar a la opinión pública cubana para un colapso de las negociaciones, en caso de una victoria de Trump y este es uno de los peores escenarios para la élite de poder castrista.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se comprometió a apoyar a los pueblos cubano y venezolano en su “lucha contra la opresión”. Así lo hizo en el marco de sus mítines de campaña en el estado de Florida, que ciertamente es uno de los más importantes de estas elecciones.

Lo más interesante es que el pueblo cubano y el pueblo venezolano no se cuentan entre los electores del Sr. Trump, aunque potencialmente estén entre los más beneficiados con su elección. Parecería repetirse a la inversa otra situación, en que no electores resultaron terminalmente perjudicados por el resultado de las elecciones que elevaron a la presidencia de la nación líder del mundo libre a Harry S. Truman, quien perpetuaría la pesadilla norcoreana que sufrirían millones de no electores estadounidenses o las que convirtieron en presidente de esa gran nación a John F. Kennedy, quien a su vez garantizó décadas de dolor a millones de no electores, cubanos para la ocasión.

La trampa o el sentido no tan oculto de ser presidente de la nación líder del mundo libre, es que millones de seres humanos a lo largo y ancho del mundo, sentirán para su bien o para su mal, la influencia que sobre ellos ejercerá lo que decida desde Washington el próximo presidente de los Estados Unidos. La sombra proyectada desde Washington y la Oficina Oval allí radicada, aliviará o congelará la vida de muchos. En esto consiste el liderazgo mundial y esta es la gran responsabilidad de quienes asumen ese legado y reciben de manos de su pueblo tan alta investidura.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#454

¿Y cómo quedará ese legado? Juan González Febles

Se habla más de lo debido del legado que presumiblemente el presidente de los Estados Unidos dejará a su país y al mundo en la conclusión de su mandato. La pregunta que se impone es, ¿qué habrá de positivo para su país y para el mundo en el tan traído y llevado legado?

Todo parece indicar que con legado o sin él, se han revuelto todos los avisperos posibles tanto dentro como fuera de los Estados Unidos.

Por lo pronto, las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están en su peor momento desde la Guerra Fría.

Los malos de la tierra se sienten fortalecidos y el sentimiento anti democrático reverdece en sus más coloridos tintes anti norteamericanos.

¿Por qué se ve la guerra fría como algo que ya pasó?

Como parte del legado del Sr. Obama quedará como referencia el abandono de los rebeldes demócratas sirios –entre otras cosas- y el hecho de que los rusos, más allá de sus apetitos imperiales y su vocación proto-fascista  y antinorteamericana, son aliados mucho más confiables que lo que han sido y son los norteamericanos. El apoyo al genocida sirio Al Assad así lo ha demostrado.

Sobre esto nos queda la referencia nacional que involucra las decisiones tomadas en su momento por el presidente estadounidense John F. Kennedy. Privaron de apoyo aéreo a los invasores de Playa Girón. Así, les lanzaron al peor de los escenarios para que lucharan en una desventajosa proporción de 10 a 1, privados entre otros apoyos del aéreo, para posteriormente, quedar los Estados Unidos como garante de la permanencia y continuidad de la dictadura castrista en Cuba.

Aunque analistas estadounidenses, prensa, etc., han descrito la embestida de Rusia y del gobierno sirio de Al Assad contra la ciudad de Alepo, como “barbarie” y advierten que incluso se llevaron a cabo crímenes de guerra, nada de esto parece alterar el legado del Sr. Obama y su poco coherente pacifismo.

Como dijo en comparecencia pública el presidente de la Cámara, el republicano Paul Ryan, en referencia al caso cubano: “Los Castro siguen encarcelando a activistas prodemocráticos a una velocidad de cientos al mes, sin embargo, eso no detiene a la administración Obama en sus esfuerzos por apaciguar a este régimen opresor”.

¿Esto también formara parte de su legado?

El Secretario de Estado John Kerry ha llegado al extremo de apoyar las concesiones que persiguen obtener las narcotraficantes de las FARC. Hubo incluso una reunión entre las FARC y el secretario de Estado de los Estados Unidos y una tarde de paseo en un catamarán. Así creó para su país la ilusión de que estos gánsteres FARC son actores políticos legítimos y que nadie debe rechazar todas las concesiones pedidas en nombre de la paz. Más allá de legados, uno podría preguntarse por qué no dar las mismas garantías al Chapo Guzmán, que ciertamente es mucho menos peligroso que cualquiera entre los maleantes de las FARC.

Entonces el verdadero legado trascendente sería que debilitado el castrismo, el punto focal estaría en que no se diera pie a impunidades ni sucesiones. Que para entonces no aparezcan nuevos Santos, Obama o Mogherini, con la salida dorada para la familia en jefe y sus cómplices.

No se trata de que el embargo haya sido una medida fracasada, se trata de que nadie en su momento se ocupara de hacer lo necesario para que funcionara. De que los soviéticos de entonces, fueron aliados más consecuentes con los sátrapas opresores verdeolivo que lo que nunca lograron ser los yanquis con los demócratas cubanos.

Para citar algunos bochornosos ejemplos, digamos que a pesar de los acuerdos de 1962, la base Lourdes se mantuvo, aviones rusos repostaron por acá y hasta se mantuvo una brigada militar rusa en Cuba con posterioridad a la crisis de los misiles de 1962. Esto quizás no forme parte del nuevo legado, pero ciertamente refuerza aprensiones en relación con lo que aportará un futuro de contornos muy turbios.

Lo que hasta hoy, Cuba adentro, trajo el legado por llegar, ha sido el pánico cierto de que sea abolida la Ley de Ajuste Cubano. Ese pánico solo ha beneficiado al régimen militar castrista. Se creó la debacle y ya han muerto bastantes cubanos por el temor de que la generosidad del Sr. Presidente Obama pueda preservar la pesadilla que sufren a partir de su tan discutible legado.

Todo parece indicar que tanto los rebeldes demócratas sirios como el pueblo de Cuba y su oposición pacífica interna serán las víctimas propiciatorias de un legado que se yergue amenazador desde las márgenes del Potomac.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: PD#452; http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Sistema de Salud subordinado a demanda y represión política, un llamado a la solidaridad, Juan González Febles

Hablar del control enajenante y totalizador que ejerce el régimen militar totalitario, dinástico y ‘no alineado’ castrista, sobre el pueblo y la sociedad cubana va más allá de repeticiones. Se trata de la espada de Damocles que pesa afirmada como losa inamovible sobre cada ciudadano, Cuba y Malecón adentro.

Sobran ejemplos para demostrar las precarias condiciones de atención que el sistema de salud cubano, gratuito, aunque inoperante consigue a duras penas ofrecer al pueblo de la Isla. Entonces, será bueno detenerse en la parte más delgada de esta ominosa soga. Los servicios médicos en Cuba son ineficientes para toda la población. Pero, ¿en qué se convierte esta ineficiencia para personas que han roto con el sistema y pasaron a ser opositores pacíficos del mismo, a cara descubierta?

¿Qué pasa cuando un opositor, un periodista independiente o un miembro contestatario de la sociedad civil cubana, necesitado de atención médica especializada, descubre la presencia de algún elemento de la policía Seguridad del Estado que cabildea cosas de su oficio de tinieblas con el personal médico a cargo de su atención?

Hace pocos años, Laura Pollán ingresó en un hospital dentro de Cuba, para atenderse una condición que en su momento no fue calificada como grave. En medio de opacidades y claroscuros técnicos y administrativos, se “complicó” y murió. No se trata de una situación atípica del todo en Cuba. Es algo que puede ocurrirle a cualquier hijo de vecino y es esta cotidianeidad lo que la convierte en aterradora para cualquiera que a cara descubierta se haya atrevido a romper con el régimen y se haya auto definido como opositor pacífico de la pesadilla que ensombrece a Cuba.

Aunque como señale antes, la lista sería demasiado larga, por algo hay que empezar y para ello tomaré el caso de Rogelio Travieso Pérez un líder político opositor de filiación liberal (Liberales de Cuba) con algunos años de brega en la oposición pacífica interna cubana y del master Julio Antonio Aleaga Pesant, que lidera en la actualidad, la organización pacífica opositora Candidatos por el Cambio y que además (ambos inclusive) han recorrido las rutas inhóspitas del periodismo independiente. Ambos luchadores enfrentan el hándicap de no ser exponentes de la llamada oposición leal ni del periodismo joven e independiente en boga en estos tiempos difíciles.

El primero de estos dos casos, Rogelio Travieso, sufre de duodenitis eritomato-exudativa moderada, una pangastritis eritomatosa, hernia hiatal tipo I y esogagitis distal grado C. Especialistas que han atendido su caso, han hablado de la eventual presencia de tejidos neoplásicos que pudieran ser portadores de una etiología maligna.

El otro caso, de Julio Antonio Aleaga Pesant, refiere una coxartrosis que lo mantiene inmovilizado. De acuerdo con las informaciones recibidas de fuentes familiares y del afectado con quien sostuve el diálogo que me permitió elaborar esta entrega, no será posible operarle y colocarle la prótesis que necesita para alcanzar una recuperación tan siquiera parcial. Hemos sabido que en Cuba no se realizan tales implantaciones de prótesis. Según afirman fuentes acreditadas en el Hospital Ortopédico Frank País de La Habana, no existe material para ello desde el último año.

Está de más decir que en ambos casos, se trata de personas que han optado por colocarse contra el régimen y que si para el cubano anónimo de a pie que calla y sufre o huye, no hay posibilidades de atención médica especializada de calidad, dada la inoperancia del sistema de salud, para opositores pacíficos afirmados en el cambio democrático y que consagran y han consagrado sus vidas con este fin, sus opciones dentro de Cuba, son nulas.

Entonces, la única alternativa posible es recurrir a la  solidaridad internacional para el tratamiento de ambos y alentar la creación de un fondo junto con los mecanismos institucionales adecuados para hacer frente a estas situaciones que exponemos desde esta nota y a otras que en su momento serán expuestas como pinceladas de esta pesadilla que se ha prolongado más allá de los límites de lo razonable. Cincuenta y siete años pasa de demasiado.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://www.primaveradigital.net; PD#447

En Puerto Rico, más intrascendencias y otro evento vacío, Juan González Febles

Culminó en Puerto Rico el llamado 2do Encuentro Nacional Cubano. Como es costumbre, participaron organizaciones, en su mayoría desconocidas en el archipiélago cubano y otras del exilio, también desconocidas, en el ya mencionado archipiélago cubano, que parece ser, lo que por allá importa menos.

Según los organizadores, todo quedó debidamente organizado y representado por más de un centenar de sus poco conocidos (en Cuba) dirigentes. El evento fue organizado por Cubanos Unidos de Puerto Rico, también desconocidos Cuba adentro.

Destaca la ponencia presentada por el Sr. Luis Israel Abreu, Director Ejecutivo de Comité de Ayuda a los Activistas de Derechos Humanos (CAHRA, de acuerdo a sus siglas en Inglés)  y denominado oficialmente Committee to aid Human Rights Activists (CAHRA). Dicho comité está radicado en 6020 Newkirk Avenue, North Bergen NJ 07047. En dicha ponencia, se aborda el tema de la corrupción entronizada por el régimen castrista en Cuba y su solución en un marco constitucional de una futura Cuba democrática. El tema ciertamente será relevante en el momento de apertura y reconstrucción democrática, solo que en la actualidad es irrelevante, por su improcedencia desde las condiciones de control totalitario absoluto hoy impuestas en Cuba.

Quizás si en ese tema se abordara la presente corrupción trasplantada con éxito a las filas de la oposición interna cubana y representada en alguna forma por algunos de los presentes en la reunión, -participantes y hasta patrocinadores del encuentro- entonces tendría una relevancia mayor, pero esto no es y no será así, al menos por el momento.

De vuelta con el conocido tema de los encuentros vacíos e intrascendentes la Declaración final dada a conocer destaca algunos puntos que resultan lugares comunes ya expuestos por el Foro por los Derechos y Libertades en su campaña #TodosMarchamos, estos son: La libertad incondicional de todos los presos políticos y la derogación de todas las leyes que atenten contra las libertades fundamentales; La libertad de expresión, prensa, asociación, reunión, manifestación pacífica, profesión y religión; La participación del pueblo en toda decisión de la nación, la legalización de todos los partidos políticos y elecciones libres y pluripartidistas.

También se refiere a trabajar en la campaña por un plebiscito vinculante en favor de las elecciones libres, justas y plurales bajo condiciones democráticas que garanticen la soberanía de los ciudadanos. Lo que no dice es cómo hacerlo bajo las condiciones vigentes en la actualidad por el régimen militar totalitario castrista.

Habla también de respaldar y suscribir el “Acuerdo por la Democracia” de 1998, en los términos y condiciones ya conocidos. Hablan de promover –desde lejos como es costumbre- la estrategia de la lucha no violenta. Y además la promoción de viajes para “facilitar la capacitación de los luchadores prodemocráticos en las metodologías de la desobediencia civil”, dictadas por eméritos profesores que, o escaparon a tiempo o por cualquier otra razón, nunca aplicaron sobre el terreno la praxis de sus enseñanzas.

También de “trabajar para derrumbar el muro cibernético en Cuba”, algo perfectamente posible con solo una orden presidencial que el excelentísimo Sr. Presidente de los Estados Unidos, Barak H. Obama no tiene intenciones de impartir ni impartirá. Por último, quedó, “…esforzarse para que la oposición interna tenga los recursos tecnológicos con los que continuar la movilización ciudadana”.

Quedó establecida una Comisión Coordinadora de Enlace, que por un término de seis meses tendrá como tarea fundamental, dar seguimiento –desde lejos- a los puntos acordados y comunicarlos a todas las organizaciones, en el espíritu de “unir la oposición interna y externa”.

Se trata como ya es costumbre de que en Cuba decide quien en Cuba no reside y quizás como elemento sustentador de cómo ha ido y como irá todo en el tema cubano, recomendamos a los lectores, echen una ojeada a las subvenciones aportadas por NED tanto para este como para otros esfuerzos de este corte o similares.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
Véase: NED Press Room; Apply for Grant; Cuba; http://www.ned.org/region/latinamericaandcaribbean/
cuba2015/; Ponencia Anti Corrupción Para La Cuba del Futuro; PD#444

La verdad encontró un camino y se abrió paso, Juan González Febles

Por supuesto que no podría ser desde El Nuevo Herald o el New York Times. Este último diario neoyorquino, por promover algo, en su momento hasta promovió a Hitler y más adelante a Fidel Castro y las “reformas” de su régimen.

Las libertades y derechos garantizados por una democracia afirmada en un estado de derecho, dan margen para esto, pero además, posibilitan que la verdad encuentre vías y caminos para abrirse paso y esta se abrió paso desde The Wall Street Journal, gracias a la profesionalidad superior y la aún mayor honestidad y apego a la verdad, de la columnista de ese medio, Mary Anastasia O’Grady.

Desde  Wall Street Journal (WSJ), la Sra. Mary Anastasia O’Grady dio a conocer su trabajo titulado “Obama traicionó a los disidentes cubanos”. En el expone de forma magistral, el verdadero sentido y esencia de la política diseñada y puesta en práctica por el presidente Barak Obama hacia la dictadura militar totalitaria que encabeza el general de ejército Raúl Castro por delegación expresa de su hermano, el ex dictador Fidel Castro.

O’ Grady informa en su trabajo como esbirros del régimen militar totalitario dinástico de los Castro, se afirman en la represión más descarnada del actuar político ciudadano independiente y como este régimen, “reprime con renovada brutalidad a cualquiera que se atreva a no supeditarse a su gobierno totalitario”.

En el trabajo de referencia, comenta algo de lo que puedo dar fe y testimoniar y esto es, la decepción arrasadora de la que fui y soy testigo, provocada por las políticas de Obama, tanto en Guillermo Fariñas quien en estos momentos oscila en el filo de una navaja a partir de la huelga de hambre en que se encuentra comprometido, como en la líder nacional del Movimiento Damas de Blanco, Berta Soler Fernández.

Muy aguda y aún más acertada O’ Grady, cuando expresa en relación con la huelga de hambre de Fariñas y otros huelguistas unidos a este empeño que, “coquetear con la muerte es una señal de desesperación y es difícil no ver una conexión entre eso y la decisión de Obama de abandonar el antiguo compromiso estadounidense con el movimiento a favor de la democracia en la isla para, en cambio, estar en mejores términos con los déspotas”.

Los déspotas están de fiesta y esta fiesta ha sido sufragada por el Sr. Presidente Barak H. Obama.

Cuando en su trabajo O’ Grady se refiere al sentimiento y emoción de Fariñas y dejó escrito: “Fariñas habló con orgullo de las “palabras de apoyo del presidente de los Estados Unidos, la democracia más poderosa del mundo”. Yo fui testigo de ese orgullo y de esa confianza. Algo similar, la misma decepción me trasmitió sin palabras, la líder nacional de las valientes mujeres de blanco, la Sra. Berta Soler Fernández.

En su trabajo, parecería que la Sra. O’ Grady fuera una testigo presencial de aquello que describe en su trabajo como, “…la terrible noticia de que el pueblo cubano, y especialmente aquellos que han luchado por establecer una democracia en Cuba, no iban a ser tenidos en cuenta en las negociaciones en marcha”.

Es cierto que aquello desalentó, pero tal y como lo expresó O’ Grady, “decidieron seguir luchando”.

Concluye con referencias a nuestros domingos aciagos y gloriosos. Así, comenta sucesos que una dictadura nos hace cotidianos. Esta vez sobre Damas de Blanco, que recientemente, “fueron arrastradas a la cárcel porque envolvieron con una bandera cubana el ataúd de una amiga en su funeral”. Que en Cuba, “…Cuatro integrantes del grupo han estado en la cárcel, sin haber sido enjuiciadas, desde el 15 de abril por participar de una protesta pacífica”.

A lo largo del mundo, hay quienes han hecho y hacen del periodismo, una honrosa y digna profesión llena de peligros. Entonces, que suba con todo derecho a este estrado, Mary Anastasia O’ Grady, la que tomó en sus manos la verdad, le abrió paso y la colocó en el camino.
infiernodepalo@gmail.com;
Tomado de: http://www.primaveradigital.net; PD#443
Véase: Obama traicionó a los disidentes cubanos; Mary Anastasia O’Grady; The Wall Street Journal, Aug. 14, 2016 5:43 p.m. ET

Populismo nazi-fascista y Mascastrismo contemporáneo, Juan González Febles

Las definiciones políticas contemporáneas definen como  “régimen fascista” a una forma de gobierno autoritaria, aunque no todos los regímenes autoritarios sean fascistas. Lo cierto es que el autoritarismo es al fascismo, solo una de sus características. La concepción fascista del estado es totalmente incluyente. El totalitarismo populista nazi fascista establece que fuera del mismo no puede existir ningún valor humano o espiritual. Entonces, el fascismo es totalitario, y el estado fascista, es síntesis y unidad enajenante y totalizadora que incluye todos los valores e interpreta y potencia toda la vida de un pueblo.

El castrismo o el Mascastrismo totalitario es una concepción en la que el hombre es visto bajo la perspectiva de su relación inmanente con una ley superior y con una voluntad que trasciende al individuo particular, esto le eleva a la pertenencia consciente a un colectivo supra-social que personaliza un mesías. ¿Podría alguien negar que esta sea la esencia del castrismo tradicional o del contemporáneo Mascastrismo contemporáneo?

Cualquiera que haya visto en las políticas del régimen castrista nada más que mero oportunismo, no  comprende que el fascismo, aparte de ser un sistema de gobierno, es sobre todo, un sistema de pensamiento dirigido al culto de una personalidad que en el caso cubano fue y es la personalidad de Fidel Castro.

Eso, es en esencia, el castrismo. Se trata de la enajenación de la propiedad del estado por parte de un individuo o de su grupo, que controlará el poder privado representado por el ciudadano ya privado de todos sus derechos. Entonces, ¿habrá alguien que en su sano juicio se atreva a negar las similitudes entre el totalitarismo nazi en Alemania, el totalitarismo fascista en Italia y el totalitarismo castrista en Cuba?

El castrismo se define como una forma revolucionaria de nacionalismo contra los nacionales, que pretende ser una “revolución política, social y ética”, que fusiona al “pueblo” en una comunidad nacional bajo el mando de nuevas élites subordinadas a un líder y permeadas en supuestos valores heroicos en medio de una dinámica social en que se impone, una miseria totalizadora compartida por toda la población.

El mito central que anima este proyecto es el de que tan solo el régimen militar totalitario castrista resulta el catalizador per se para la purificación, populista e interclasista. Este aportará el renacimiento nacional capaz de  detener la ola de decadencia promovida por la “democracia burguesa” decadente. El mito movilizador por excelencia central del fascismo y del castrismo, que condiciona su ideología, su propaganda, su estilo político y sus acciones, es la visión idílica del inminente renacer de la nación desde una supuesta decadencia.

El caudillo fascista o castrista como es en nuestro caso, es mesiánico, carismático y preferentemente de origen plebeyo o campesino. De ahí, degenera y entonces, como sucede en la actualidad en Cuba, el brazo del caudillo, su partido y los grupos de choque, paramilitares y/o militares mostrarán un alto componente de elementos lumpen y delincuenciales.

El caudillo ya se embarcó en la refundación de la patria y a partir de ello, vendrán cambios de nombre, reforma constitucional, la suplantación de la Constitución y de otros símbolos del Estado. Será la hora para la destrucción de los valores e instituciones y que el caudillo afirme al régimen en posturas antiliberales y antinorteamericanas.

Se imponen estas igualdades políticas: Caudillo = Partido = Estado = Nación = Patria = Pueblo + historia falsa y sacralizada. El pueblo retorna a la servidumbre. La perpetuación del caudillo en el poder en un gobierno vitalicio se hará con elecciones o sin ellas. Habrá llegado el momento para la monarquía plebeya. En la que primará una corte desprovista de clase, elegancia, distinción y tan siquiera buen gusto, como resulta ser la familia real biraní en la actualidad.

Luego de una purificación homofóbica, el discurso se hace algo incluyente y llegarán como a Cuba han llegado los discursos de confrontación, la lucha por un ideal santo, la quema de los herejes y mucho más de lo que haga falta.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://www.primaveradigital.net

Una crónica feliz para un domingo aciago, Juan González Febles

El último domingo de julio de 2016, el  31 de julio, tuvo connotaciones especiales para la barriada de Lawton.

Por acá es costumbre, -lamentable pero costumbre- las asonadas de violencia represiva alentadas desde la cúpula de gobierno castrista. En esta, mi barriada, se encuentra la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco.

Para la ocasión, hubo variantes en el guion represivo de costumbre. Ya a las 6; 34 AM el primer carro patrulla con insignias de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) estaba aparcado en la calle Armas muy cercano a la calle E.

Los represores destacados para la ocasión fueron incrementados en su número. Regularmente, en la calle Armas, colocan un camión, un van, y dos patrulleros, pero para la ocasión, esta vez fueron dos van, cuatro carros patrulleros, el camión de marras y dos autos que como dice la canción, “no llevan marcas pero todos saben que es policía”.

Más allá de los cinco o seis delatores marcados en el barrio, hubo casi una decena de individuos ajenos a la barriada con las trazas de ser elementos de la policía Seguridad del Estado (DSE). Para quienes desde esta orilla los sufrimos, ellos no pueden enmascararse tanto como quisieran. Tienen el aspecto rollizo que comparten con los miembros de la nomenclatura, solo que a esto va unido la práctica sistemática de ejercicios físicos y el tono muscular derivado de esta. La gente llama estos rollizos, -a todos ellos- “los cuello de novillo”, ya que ese, su aspecto, contrasta con el del resto de la población.

Yamile Bargés expresa que la sede estuvo rodeada desde  aproximadamente  las 8; 30PM del sábado. Yuri Valle consiguió llegar aproximadamente entre la 1PM y 1; 30PM, porque los represores de guardia dormían a pierna suelta. Salieron de su modorra, luego que consiguió en compañía de Eralidis Frómeta entrar a la sede. Claudio Fuentes llegó de madrugada y consiguió entrar, porque quienes estaban apostados para impedirlo, dormían

El camión que transporta las bocinas y los equipos de audio con que agreden con el ruido de la música de peor gusto que nadie podría imaginar estuvo presente, solo que esta vez, se buscaron un animador que desde insultos, imprecaciones y el mal gusto impuesto por el castrismo, descalificó y ofendió en un talante ostensiblemente provocador, a quienes en la sede fueron objeto específico de tales provocaciones. En un sentido más amplio, esto amplió la agresión auditiva al resto de la barriada.

Los objetos personalizados para insultos, imprecaciones, etc., fueron Antonio González Rodiles, Berta Soler Fernández y Ángel Moya Acosta. Cuando ya la cosa cansaba, de repente se animó. Desde la sede se conectó otro equipo de audio y entonces se produjo lo que nadie esperaba. Berta, Rodiles y Moya respondieron con argumentos sólidos, estructurados y hasta humorísticos, que mejoraron la jornada, al menos para los vecinos.

Fue la primera vez que los vecinos de la barriada tuvieron la oportunidad de escuchar las verdades y razones que animan la lucha opositora pacífica. Se confrontó con razones y argumentos a los servidores del régimen militar castrista, traídos con el propósito de denostar, ofender y agredir y entonces, jugaron y perdieron. Brillaron Berta Soler, Antonio G. Rodiles y Ángel Moya y de acuerdo con los testimonios recogidos al día siguiente, hoy existe el consenso de que los represores carecen de razón y no están habilitados para debatir civilizadamente.

Más tarde, Damas de Blanco y activistas, con Moya y Rodiles incluidos, salieron a la calle. El aquelarre de abusos, golpizas, detenciones arbitrarias y el resto de las cosas que desde la élite del régimen se programan para hacer aciaga la vida  cada domingo en Cuba, se materializó. Quizás algo prepararon que no salió bien, afortunadamente. Pero el aquelarre del último domingo, ciertamente marcó una diferencia.

En la sede, se quedaron, Yuri Valle Roca, periodista independiente, Claudio Fuentes fotógrafo de Estado de Sats, Ariel González Cuevas de UNPACU, Yamilé Bargés y algunas Damas de Blanco. Estos se quedaron, unos para filmar y dejar constancia para la opinión pública y otros, para cuidar la integridad de la sede y resistir cualquier tentativa de vandalización. Sus testimonios fueron sorprendentes y muy esclarecedores.

El macro operativo organizado para la ocasión no cumplió con el objetivo trazado, aunque lograron a medias que este fuera otro domingo de aciaga represión para Cuba. Como ya es costumbre, fueron golpeados disidentes pacíficos y mujeres. La represión al actuar político ciudadano independiente y la represión a la manifestación pacífica ciudadana en las calles se mantiene. Es un  elemento básico para que el socio-castrismo, al menos sea, sostenible, ya que próspero no será jamás.

La jornada aportó lo suficiente para que este domingo nos deje una esperanzadora crónica feliz y cuajada de optimismo sobre otro domingo aciago desde Cuba.
infiernodepalo@gmail.com
Véase: Informe Represión Semanal 31-07-2016; PD#440

Sobre estas risas y aquel escarmiento

Días atrás, sucedió algo que a partir de limitaciones que la condición humana impone, me conmovió de veras. Regresaba de pasear al perro y cuando buscaba las llaves para subir a mi casa, vi un grupo pequeño de niños que jugaban ruidosamente con pistolas improvisadas a partir de palos, latas, etc. No es extraordinario que niños de siete, ocho y nueve años jueguen con pistolitas; lo hice en mi momento y creo que sucederá siempre, a lo largo del mundo, mientras haya niños y pistolas de juguete.

Lo singular es que me llamó la atención escucharles decir: “… ¡ahí viene Berta! ¡Coge! ¡Coge!”. Los niños disparaban con sus pistolas improvisadas con palos, latas, etc., contra entes imaginarios como los que cada domingo maltratan, reprimen y golpean mujeres. Jugaban a defender a las Damas de Blanco.

Un vecino con cara larga, que coincidió en la escena, me dice:
-¿Y qué le parece?.

Le respondo: -Son hijos de mujer. Es normal que cualquier hijo de mujer, encuentre insoportable que alguien maltrate mujeres… ¡Así es la vida!- y concluyó todo.

Días después, se repitió la escena. Solo que esta vez disparaban con agua y con pistolas plásticas de colores. Alguien cercano me dice: “Tus amigas repartieron juguetes hace varios días y entonces, ¡imagínate!, la cosa está malísima y los padres de por aquí, no pueden coger el dinero que es ‘pa’ comer ‘pa’ comprar juguetes. Si antes jugaban a defenderlas, ahora que se sienten defendidos por ellas, ¡di tú!

Los niños reían y me sentí feliz por ellos, pero una fecha con su carga de dolor contribuyó a confundirlo todo. Un trece de julio de 1994, barcos con mangueras de agua a presión embistieron un viejo remolcador que huía de Cuba con 72 personas a bordo, a 7 millas del puerto de La Habana. El remolcador 13 de Marzo fue hundido y dejó un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran niños, tan niños como estos que jugaban en mi calle.

Según testimonios de la época, los remolcadores Polargo 2 y Polargo 5 embistieron intencionalmente al 13 de marzo, y negaron auxilio a las personas que se encontraban en el agua.

Como he vivido en Cuba toda mi vida, conozco qué es vivir bajo una dictadura militar totalitaria, eso me hace estar familiarizado con la crueldad y la vileza de quienes en Cuba imparten una orden criminal y de quienes por otra o de la misma parte, se aprestan para cumplirla.

Ninguna embarcación, absolutamente ninguna, abandona el puerto de La Habana sin la autorización de la Capitanía del Puerto. Esta Capitanía es una dependencia subordinada de la Dirección General de Tropas Guardafronteras (DGTGF) del Ministerio del Interior (Minint). Entonces, de acuerdo a las estructuras verticalistas de mando de esta institución –Minint- sin una orden específica del nivel jerárquico adecuado, es improbable que ni el primer remolcador, ni los que posteriormente salieron en su persecución, lograran trasponer la boca de la bahía.

Si se hubiera tratado solo de impedir que setenta y dos cubanos salieran de la Isla sin la autorización del régimen militar totalitario castrista, con un solo guardacostas y quizás un helicóptero y personal especializado en estas funciones, la “salida ilegal” se hubiera frustrado. Todo parece indicar que alguien quiso tomar una medida “ejemplarizante” del corte de aquellas medidas tomadas por los capitanes generales coloniales. Esto se decidió en el círculo infernal donde en Cuba se decide el abuso, la vida y la muerte. Dentro de esto, las ejecuciones extrajudiciales y la vileza nuestra de cada día.

Sobre este crimen sin nombre, los medios de comunicación al servicio del régimen mantuvieron silencio. Lo hicieron a pesar de las denuncias y de que el hecho fue del conocimiento de medios internacionales que lo expusieron al mundo.

El jefe de estado en funciones en aquellos momentos, Fidel Castro, calificó en declaraciones públicas, como “esfuerzo verdaderamente patriótico” la actuación de las los criminales involucrados en el genocidio.

Entonces, mientras disfruto de las risas y los juegos de estos niños, no puedo menos que pensar en aquellos otros niños víctimas de aquel escarmiento. Como vivimos bajo la acechanza de que alguien quiera y con el poder absoluto pueda, promover algo “ejemplarizante”, me abstengo de testimonios gráficos o de cualquier otro indicio que pudiera dar lugar a que terminen de forma abrupta las risas.

Solo queda esperar que aquel jefe de estado en funciones en aquellos aciagos días, Fidel Castro, el ministro del Interior, Abelardo Colomé Ibarra, el jefe de la Dirección General de Tropas Guarda Fronteras y el jefe de la Capitanía del Puerto habanero, junto a cada uno de los viles que ensució sus manos en este crimen, respondan por la crueldad de este asesinato frente al tribunal que les juzgue el día de libertad, verdad y justicia que se perfila en perspectiva.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: www.primaveradigital.net; PD#437

remolcador-13-de-marzo

Si quieren, pueden, si se empeñan, ¡ganamos! Juan González Febles

Hace un tiempo un extranjero de paso por acá afirmó en medio de una conversación sobre interferencias y trabas impuestas por el régimen militar castrista a la televisión extranjera, Internet, etc., “…si los yanquis lo quisieran de veras, en Cuba, una isla larga y estrecha, el gobierno no podría impedir que todos tuviesen acceso a Internet y menos aún podrían impedir que vieran el canal de TV que quisieran ver”.

Los presentes nos quedamos en una pieza y fue entonces que amplió algo más su exposición sobre las tecnologías satelitales y como el régimen militar cubano sería incapaz de hacer frente a las mismas con lo que llamó “métodos rústicos y de tosca artesanía con los que en Cuba se arman las interferencias”.

Puso como ejemplo como cada vez que los yanquis quieren, le crean un caos informático a Rusia, China, Corea del Norte o a quien tengan en mente para ello. Tienen una superioridad tecnológica aplastante –dijo- y frente a ello, lo único que pueden hacer los malos, es infiltrarlos desde dentro como han hecho desde la década de los cincuenta del siglo XX los rusos, (eran soviéticos entonces) y más recientemente Cuba, con su espía estrella Ana Belén Montes, entre otros notables exponentes de esta disciplina.

De acuerdo con nuestro amigo, los yanquis son el gigante buena gente a quien no se puede enfrentar a cara descubierta, pero que por pecar de ingenuo –o tonto- se le pueden hacer cuantas trastadas desee cualquiera, si sabe como dorarles la píldora.

La  masacre de Pulse, en Orlando, Florida da la medida de una nueva situación. ¿Cuántos infiltrados dispuestos a derramar sangre o a perjudicarles en esta u otra forma, existen en la actualidad en los Estados Unidos? ¿Cuántas Ana Belén Montes les tendrá ubicadas la Dirección General de Inteligencia por aquellos lares? ¿Cuántos héroes aun no prisioneros del imperio, sirven al régimen militar castrista desde trincheras académicas, políticas, diplomáticas, etc.? ¿Cuántas estafas al Medicare, cuantas torres (gemelas o no) necesitan ver derribadas nuestros yanquis para abrir los ojos?

Cuando Kim Il Sung encontró el tiempo que necesitaba ganar, luego que concluyó la guerra de Corea, no intentó de inmediato fabricar misiles ni armas atómicas. Se cerró en su concha, mató o no dejó vivir a los coreanos bajo su órbita y preparó la sucesión. Fueron sus sucesores quienes fabricaron armas atómicas ayudados por alguien y quienes se aprestan a desarrollar los misiles con que amenazan en la actualidad la seguridad de países en la zona del Pacífico e incluso, eventualmente el territorio de los Estados Unidos en la costa del Pacífico.

El presidente Barak H. Obama, con la normalización de relaciones diplomáticas con el régimen militar castrista, afirmó que esto empoderaría al pueblo cubano. ¿Fue así? Lamentablemente no. Mientras el pueblo se apresta para salir como puede del infierno en que vive, el régimen recibe en la actualidad el financiamiento exterior que gracias a la normalización de relaciones con USA, ingresa como deudas canceladas, ayudas para el desarrollo, créditos, inversiones extranjeras y por supuesto, los esclavos de bata blanca que vende en términos de ayuda médica solidaria. Por supuesto, tal ayuda es ofertada y vendida luego de haber sido enajenada del servicio, atención y cuidado del pueblo de la Isla.

Los norteamericanos podrían ayudar a los movimientos políticos Cuba adentro, más de lo que hasta hoy han hecho. La más importante sería garantizar el acceso a la información. Procurar que entre en Cuba más radiodifusión desde Estados Unidos, que haya Internet para todos, que esté garantizada la libertad de información y las noticias sin censura al alcance de todos los cubanos.

Ciertamente, si ellos quieren de veras, pueden y como pueden, todos ganamos. No olvidar que el control sobre los medios de comunicación y la información es el mayor apoyo a la ingeniería social de la opresión.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de http://www.primaveradigital.net; PD#434