Una serie verídica y exitosa, Juan González Febles

Desde el periódico oficialista Granma se publicó una crónica sobre Chernobyl la serie producida por HBO y Sky, que circula por las vías extra oficiales y pasa de memoria flash en memoria flash y así, de mano en mano. La serie abarca los sucesos de Chernobyl que tuvieron lugar en Ucrania en 1986 y que fue uno de los últimos desastres echados sobre el mundo por aquella felizmente extinta Unión Soviética.

Desde la serie queda expuesto que la responsabilidad por la mayor cantidad de víctimas en aquella tragedia, corresponde a funcionarios del partido comunista, que desde su autoridad y su ignorancia incrementaron en su número las víctimas fatales de aquel infortunado accidente.

La serie expone un escenario de pesadilla dantesco, como el que por acá conocemos en detalle. El mando de un partido único y el servicio vil de la policía secreta, concebida para infundir temor y ejercer un control total así lo establecen.

Lo que más molesta desde Cuba, al equipo de censores subordinados al partido único representativo de nuestra pesadilla, es que el serial en manos de la gente que lo pasa de mano en mano dejó claro que gracias a la ineptitud de los funcionarios del partido comunista soviético, el 26 de abril de 1986, a la 01:23 hora local en Ucrania, la central nuclear de Chernobyl estalló y liberó a la atmósfera una cantidad de energía 500 veces superior a las bombas que asolaron Hiroshima y Nagasaki.

Quedó claro desde el serial que los físicos y especialistas nucleares no fueron habilitados para tomar las decisiones que hubieran podido salvar algunas entre las vidas que se perdieron. Eso tocó a funcionarios del partido único y a los militares del ejército o la policía secreta, que se hicieron cargo de todo con los resultados vistos por todos por acá desde el serial.

El ritmo ágil y acertado logrado por los realizadores y el trabajo excelente de los actores aportaron un serial muy bien recibido por el público por acá. El serial está basado en el libro documental Voces de Chernóbil, publicado en 1997 por la periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich, autora galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 2015.

Desde su libro, expone información recopilada durante diez años tras haber entrevistado a más de quinientas personas que fueron testigos del desastre de Chernóbil, Ucrania, entre los que se encuentran bomberos, liquidadores, políticos, físicos, psicólogos, residentes en la zona afectada, y también familiares de los anteriores fallecidos.

Sobre Svetlana Aleksiévich, se trata de una autora, una escritora libre que enfrentó al régimen autoritario y la censura de aquel dictador de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. Por ello, abandonó Bielorrusia en el año 2000 y estuvo viviendo en París, Gotenburgo y Berlín. En 2011 Aleksiévich volvió a Minsk. El serial basado en su obra ofertado por HBO y Sky, ha sido un acierto desde su factura acertada y los notables valores de su producción.

Sobre los funcionarios del partido comunista mostrados, no difieren mucho de los incompetentes con los que compartimos y que son responsables de la miseria y el hambre por acá compartidas. Lo mejor en la oferta es que felizmente no inauguraron una central nuclear que por acá, quizás hubiera terminado peor.

Junto con este serial Chernobyl, circula otro que tiene por título ‘La Historia de la KGB’, este llegó dirigido por Alexander Aizenberg y Matthew King Kaufman de Eastern Light Productions/Close-Up Film & Video Co. Como se hace por acá circula de mano a mano en memorias flash y gana espacios, aprobación y gusto entre tantos que sienten que sufren a diario lo que les es mostrado en pantalla.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Anuncios

La saga de una precursora, Juan González Febles

María Elena Cruz Varela, quedará en la historia de las luchas cubanas contra el régimen militar totalitario dinástico castrista.

Fue una precursora de estas luchas, que en su condición de mujer, sufrió la violencia de género dimensionada y la más brutal represión. Resistió afirmada en su condición de mujer, escritora y poetisa.

María Elena Cruz Varela, nació en el poblado de Colón, provincia de Matanzas en Cuba, en el año 1953. Periodista, poeta y novelista cubana, fue líder del grupo disidente Criterio Alternativo. Desde esta posición fue promotora de la ‘Carta de los Intelectuales’.

Este fue un documento firmado por otros nueve intelectuales cubanos en que se solicitaba al dictador y jefe supremo, Fidel Castro, la liberación de los presos de conciencia y una apertura en los derechos y libertades conculcados al pueblo de Cuba.

María Elena Cruz Varela fue torturada por la policía Seguridad del Estado y sometida por esta a una brutal violencia de género. Como ya se ha hecho una lamentable costumbre, en ella se incurrió sin escrúpulo alguno en penas y tratos crueles, inhumanos y degradantes. Estos fueron llevados adelante  por el sicario más emblemático de aquellos momentos, el teniente coronel de ese cuerpo represivo, Rodolfo Pichardo. Pichardo. Este fue un psiquiatra que convirtió su bata sanitaria y los principios consagrados por tan loable profesión, en delantal de carnicero y oficio de viles.

A pesar de todo lo anterior, la obra de su vida fue fecunda y en ella destacan, Dios en las cárceles de Cuba (testimonio); en 2006: La hija de Cuba (novela); 2003: Juana de Arco: el corazón del verdugo (novela); 2001: La voz de Adán y yo (poemas); 1992: El ángel agotado (poemas); 1991: Hija de Eva (poemas); 1987: Afuera está lloviendo (poemas); 1986: Mientras la espera el agua (poemas).

A pesar de la violencia a que fue sometida, el régimen militar cubano y su policía Seguridad del Estado, no lograron hacerla comparecer ante las cámaras de la televisión oficial para de esta forma, degradarla aun más desde la performance de un arrepentimiento público y una retractación de los principios que sostuvo en las más difíciles condiciones.

Fue juzgada y procesada en un juicio sumarísimo sin garantías procesales en que fue condenada por el régimen militar totalitario encabezado en aquellos momentos por Fidel Castro, a dos años de cárcel. Después de sufrir otra ordalía de prisión y torturas, fue liberada. Abandonó Cuba y vivió un tiempo en España, antes de trasladarse a Estados Unidos, luego regresó a España para establecerse en Madrid, donde reside en la actualidad.

María Elena Cruz Varela ha recibido diversos reconocimientos. Entre estos, en 2003: Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio, por ‘Juana de Arco: el corazón del verdugo’, en 2001 Premio Emilia Bernal, en 1995, el Premio Mariano de Cavia de la prensa española, en 1989 el Premio Julián del Casal (Cuba), por Hija de Eva.

En los momentos actuales, en que valientes mujeres de blanco armadas de gladiolos desafían en las calles de todos los cubanos, la infinita crueldad del régimen militar totalitario y dinástico castrista, bueno es reconocer a aquella precursora que supo erguirse en momentos en que nadie escuchaba.

Aquella digna y valiente mujer, aquella precursora a quien los esbirros sin patria y sin moral obligaron o intentaron obligar a que se comiera un papel en que estuvo escrito un poema, siempre vivirá en el recuerdo agradecido del pueblo por cuyo bienestar se afirmó.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://neoclub.com