Primavera Digital tercera temporada http://primaveradigital.net/

ESTAMOS EN http://primaveradigital.net/

LES ESPERAMOS EN NUESTRA TERCERA TEMPORADA ¡BIENVENIDOS!

Anuncios

Y un día, despertamos, Juan González Febles

La penosa sensación de haber sido estafado o timado de alguna o en alguna forma es frustrante. Es la oportunidad primada para asumir que uno ha sido un idiota y aceptarlo, nunca es fácil. De veras que cuesta trabajo aceptar que uno fue engañado. Esta es exactamente la sensación compartida por algunos millones de cubanos residentes en la Isla y de algunos entre los que han viajado por primera vez, gracias a la reforma migratoria.

La educación y la salud son gratuitas en casi todo el mundo civilizado conocido. Entonces, no se trata para nada de “conquistas revolucionarias”, se trata de que tanto en esto como en otras materias, todo fuera mentira. Nunca fue necesario vivir sin libertad, ni tampoco la creencia de que los gobernantes actuales en Cuba son necesarios o sirven para algo. El castrismo fue la mentira más cara y mejor contada que me tocó escuchar en la vida, reconozco que quienes me engañaron lo hicieron con un arte y una pericia inigualables.

Con hospitales que son una patética combinación de suciedad, carencias e incompetencias y escuelas que básicamente son academias de mal gusto y baches en el conocimiento, se concluye que ciertamente nada de lo que se ha vivido fue necesario. Lo cierto es que todo ocurrió y fue sostenido en su continuidad por los que debieran haber dado el santo y seña dela palabra democracia y no lo hicieron.

Los despertares incómodos individuales pueden ser problemáticos, los colectivos, siempre lo son. Tanta gente junta decepcionada con lo mismo es una realidad demasiado incómoda y es esta realidad, con la que se han encontrado los mandamases verdeolivo en la actualidad.

Un filósofo dijo en alguna ocasión que, “solo lo que nadie puede negar existe”, entonces, el descontento generalizado en Cuba con el gobierno militar, es la realidad con que este gobierno tiene que lidiar en este momento. En relación con el caso cubano se decía que “algún día el pueblo cubano despertaría”, ahora que todos despertamos, ¿qué?

Bueno, la solución que se aporta desde algunos sitios cómodos, bien iluminados y confortables a lo largo del mundo, parece ser la que apunta a dejar que las cosas pasen. Así lo que vendrá a continuación y en lo inmediato, parece ser el incremento de las golpizas y la brutalidad con que las antisociales brigadas o fuerzas de choque paramilitares del régimen propinan a mujeres y hombres integrados en la oposición pacífica interna. Esta podría ser una de las caras de la reconciliación. Esto es, una suerte de ejercicio masoquista que se define en perdonar a quien nunca perdonó, no pide ni concede perdones.

Es en este momento en que el gobierno militar cubano ha sido elegido para ocupar un escaño, ¡nada menos que por tres años!, en la instancia a cargo de la observación y control de los derechos humanos en el mundo. Si no fuera una triste realidad, parecería una broma.

Así van las cosas en el día que finalmente casi todos a la vez, despertamos.
infiernodepalo@gmail.com

Un cálido y helado espacio, Juan González Febles

Mendigo_estocolmo_metro_escalaLuego de muchos azares y al cabo de cincuenta y más años, conseguí sacar la cabeza del infierno de palo en que vivo en que a pesar de que nada funciona como debería, logra ser la más efectiva parcela del infierno que alguien pueda concebir. No comprendo cómo logran que sea tan malo, pero efectivamente, lo logran.

En Suecia todo el mundo sonríe. Al menos así es en Estocolmo que es el sitio adonde llegué. Esto llama poderosamente mi atención y aún me pregunto cómo lo logran. Recordé las estadísticas sobre suicidios en Suecia que leí y tuvieron amplia promoción hace años en La Habana. Esta gente que veo y me sonríe, a mí no me parecen suicidas. Tampoco parecen tener la prisa propia del “capitalismo salvaje”. Marchan despacio y disfrutan de todo lo que la vida rehúsa negarles. Esto es, flores, mascotas, arte, música y deportes que parecen integrados en la vida de estas personas tan cultas y tan especiales. Hasta los pocos y las pocas sinvergüenzas que conozco, tienen su encanto.

Oscurece muy temprano. Cuando llegué, en mi primer contacto con Estocolmo, solo eran las 4PM y ya estaba oscurecido como si fueran las siete o las 8PM en La Habana. La vida nocturna empieza temprano y esto que es sin dudas una buena noticia, tiene su cara no tan luminosa. Algunos obreros de determinadas industrias pasarán casi tres o cuatro meses sin ver el sol. Se trata de que entren a trabajar en los momentos en que la noche se retira y las primeras luces del amanecer afloran y están de vuelta en sus hogares cuando concluyen la jornada de trabajo, ya con la noche cerrada. Musico_callejero_Metro_Estocolmo

Me asombró entre tanta maravilla encontrar mendigos. Pregunté y un taxista iraquí me explicó que en muchos casos se trataba de rumanos que una mafia trae a Suecia. Que por minusvalidez y la deformación propia de haber vivido y crecido dentro del llamado socialismo real, estos encontraron un medio de vida en la práctica muy exitosa de la mendicidad.

Otros y siempre se trata de inmigrantes meso orientales o de países de Europa del Este, dan colorido, pintoresquismo y sabor de extravagancia vestidos como gitanos trashumantes, en pose de estatuas vivientes -como los de nuestra Habana Vieja- o simplemente como saltimbanquis con panderetas y flautines.

En el hotel en que me hospedé y en otros sitios de servicio, comerciales etc., vi anuncios que advertían sobre la presencia de ladrones. En algunos casos y quizás como remedio preventivo de xenofobias, se pedía precaución y se advertía, “lucen como nosotros”. Esto constituye una eficaz garantía de que no se trata de una cruzada contra los diferentes.

Existe una fuerte cruzada anti tabaquista. Esto puede apreciarse en que hoteles, aeropuertos y otros sitios públicos, tienen prohibiciones casi absolutas para los fumadores. Hubo quien dijo que, con esa elegancia que los caracteriza o porque no tienen necesidad de hacerse los suecos –lo son- boicotean la compra de tabaco al régimen de La Habana, práctica a la que se han sumado otros países europeos, decididos a proteger la salud de sus ciudadanos y quizás, además apoyar la democratización de Cuba en una muy nórdica forma de combinar lo útil y lo agradable.

La impresión de alguien que consiguió sacar la cabeza de la parcela infernal que llama patria y ama como tal, es que Suecia es un cálido espacio para el contacto humano en medio de una frialdad que hace el contraste, aún más edificante.
infiernodepalo@gmail.com

Una gitana ruman

Una gitana ruman

Buenas y malas noticias, Juan González Febles

Las elecciones del pasado 3 de febrero transcurrieron con la misma monótona rutina de siempre. Crece el abstencionismo y pocos municipios habaneros tuvieron más allá del 40% de participación en las urnas, aunque la cifra oficial siempre cuente de más. Las opiniones populares también crecieron en su calidad de análisis. No se trata de que se afirmen en que “esto es una mierda y ya”. El abstencionismo creció, pero los comentarios mejoraron cualitativamente. “¿A quién carajo se le ocurre postular a Melba Hernández?”, este fue uno de los comentarios que escuché. Pero hubo otros de ese corte dirigidos sobre las candidaturas de José Manuel Fernández, Fidel Castro y otros candidatos que por sus muchísimos años y sus depauperadas condiciones físicas dan la medida de una farsa electoral de proporciones astronómicas.

En Cuba da lo mismo quien se postule. Los diputados no van al parlamento a discutir cosa alguna. Hacen grupo y votan por unanimidad o en la forma en que se les oriente. Por otra parte, los que saldrán electos serán aquellos que la jefatura decida. Entonces, quizás la consigna más verdadera en términos de esencia, es aquella que señala que votar, es hacerlo por la “revolución”, no importa por quien. En buen español quiere decir la permanencia y continuidad de la dictadura militar. En Cuba se celebran comicios fraudulentos que van dirigidos a afirmar la permanencia y la continuidad de las estructuras de poder político establecidas y anquilosadas desde hace más de cincuenta años y estas no ofrecen el mínimo margen para que pueda ser cambiada o eliminada tal estructura desde el voto ciudadano.

Es por eso que las apariciones de Armando Hart, Melba Hernández, Fidel Castro y otros, que a despecho de aparecer reptando y sostenidos por jóvenes edecanes, sin duda razonable alguna saldrán electos, son la prueba fehaciente de que nada cambiará. Para quienes prefieren olvidarlo, bueno es recordar que Stalin murió en su cama en medio de terribles sufrimientos, Franco y Mao Zedong, otro tanto. Si Hitler y Mussolini no se hubieran involucrado en la guerra total en que lo hicieron, quizás hubieran muerto en el mismo estilo. Ninguna dictadura militar totalitaria de izquierda o de derecha ha sido derrocada por el esfuerzo de los pueblos que la padecieron y no es justo exigir al pueblo cubano, inaugurar el primer totalitarismo gobernante derrocado desde dentro.

Dentro de las malas y las buenas noticias, la mejor noticia entre todas es el creciente nivel de abstencionismo presente en las últimas elecciones. La peor, es que no fue resultado del trabajo de la oposición interna. Fue la reacción espontánea del pueblo cubano que la hizo patente en el preciso momento en que las señorías latinoamericanas decidieron recibir como a un igual, al único presidente en la región que no eligió nadie.

La oposición interna, la disidencia y una sociedad civil que crece, optaron y han optado por pasar proyectos artístico-literarios por iniciativas políticas. No hay determinación por terminar de una santa y buena vez con el régimen militar. Solo se proyectan y promueven “performances” mediáticas. Cada proyecto de recogida de firmas sirve a lo sumo, para luchar algún premio de “afuera” y últimamente, algún viaje.

Quizás el pueblo marque la diferencia, ni Emilia, ni Varela. No al régimen militar desde las urnas. ¡Qué cosa la costurera! ¡Qué baile el gordo!
j.gonzalez.febles@gmail.com

De listas, listos y listillos, Juan González Febles

Desde los predios oscuros del bloguero Yoandry, la Seguridad del Estado y otras especies similares llegan ecos que aunque nunca agradables, en ocasiones son preocupantes. Por supuesto lo preocupante se da cuando coinciden facetas diversas de lo desagradable. Estas coincidencias nunca son buenas, aunque podrían ser o son muy honrosas.

Yoandry y sus pariguales de la policía Seguridad del Estado, ya han confeccionado su lista promocional de periodistas independientes en la que por supuesto agregaron como necesario componente tenebroso, la participación de la CIA. Por supuesto que a los periodistas independientes que conozco –casi todos- no los disciplina ni reglamenta ni tan siquiera Dios. Pero Yoandry hizo su lista y su esfuerzo. Listo fue Yoandry en su baldío esfuerzo por sindicar periodistas independientes en convivencia con la CIA. Pero no se trata de la CIA.

La única agencia de espionaje y ominosa represión con la que mancillaron sus nombres los periodistas independientes que así decidieron rematar sus biografías, es la Dirección General de Contrainteligencia del Ministerio del Interior y su policía Seguridad del Estado. Como es conocido, esta sirve a la dictadura militar totalitaria de izquierda que heredó el general presidente Raúl Castro, para ejercer la represión política ciudadana, en detrimento del derecho de los cubanos. Esta es, vergonzosamente cubana en todas sus partes, aunque haya sido entrenada por las tristemente célebres Stassi y KGB.

Ahora se trata de sindicar a periodistas independientes con actividades clandestinas de espionaje y corren, circulan y se divulgan listas hechas por listos y listillos. Se trata de listas, listos y listillos. En esta vorágine de descalificaciones, destaca una lista que según la voz omnisciente del rumor, debe atribuirse a la flamante vicepresidenta regional de la SIP, nada más y nada menos que Yoani Sánchez.

En mi caso particular no creo en esa lista. Es una lista hecha con tan mala leche y con un aliento tan irrespetuoso hacia la prensa nacional independiente, que sinceramente no creo que Yoani sea capaz de tanto irrespeto. Me resisto a creer que esta inteligente mujer sea el enemigo. Los verdaderos enemigos del periodismo independiente cubano están ubicados a ambos extremos de la cuerda política. Desde uno de sus extremos, el gobierno cubano con sus listas sus listos y sus listillos. Desde el otro, sus alegados enemigos que desde los exilios decretan y han decretado la muerte del periodismo libre en Cuba en más de una ocasión.

Como dije anteriormente, yo que conozco a casi todos mis colegas en la prensa nacional independiente no conozco a algunos en la lista de marras y a otros los conozco, aunque no exactamente como periodistas. Muy pocos periodistas independientes de trayectoria profesional relevante hay en la lista, aunque ciertamente los hay. En opinión de varios colegas de respeto, se trata de que hubiera que colocar algún nombre creíble y esto explica la presencia de alguno que llene esta inminente necesidad.

Creo que se trata de un chanchullo más de listas, listos y listillos de mayor o menor cuantía y nada más y ciertamente nada menos.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Elecciones sin opciones y ufología, Juan González Febles

Aunque se trata de la primera vez que la gente se comporta de acuerdo a mis expectativas y por qué no decirlo, de acuerdo con mis caras fantasías, los medios oficiales dieron una versión completamente diferente a la realidad. De acuerdo a lo que vi y viví, el índice de abstencionismo fue muchísimo mayor del declarado oficialmente. Pienso que fue un poco más allá del 40%, pero no puedo asegurarlo por las mismas razones bien conocidas por todos. Poco a poco se corporizó y tomó forma la convicción general –no digo consenso- de que votar o no, en Cuba no hace diferencia. La reacción no fue anular boletas, la gente se encontró algo que hacer o cerraron las casas para hacer como si no estuvieran. El caso es que no votaron.

La cifra oficial de que votó el 91, 9% y que solo un 8, 1% no acudió a las urnas, está muy por encima de lo real. De acuerdo a la observación personal hecha en mi entorno más cercano y en otros, quizás la cifra real de los que asistieron a las urnas, se acerque al 80% o quizás menos y esto es para sentir mucho optimismo. Si a esta altura del juego el 20& o quizás más no asistió a las urnas, en una elección libre y con opciones que se vayan más allá de la oferta viciada del partido comunista, el oficialismo pierde sin más alternativas.

Las causas del abstencionismo coinciden en muchos puntos o lugares comunes. Una inmensa mayoría opina como Georgina B, que afirma que: “… el delegado no es más que un comemierda sin poder para decidir nada”. Otros electores como Pepe el vendedor ambulante que no puede parar, dice: “… es la misma mierda de siempre. Un juego en que ellos solo pueden tocar”.

Lamentablemente los jóvenes son más enfáticos: “… lo que hay que buscar es el baro para volar el caballo de aquí y no volver más”. Así me dijo una bella joven, que me vaticinó además, que me voy a quedar solito con los factores. Quiso decir, con los chivatos de la cuadra. Esta visión electoral desde los medios oficiales quedará de seguro como una joyita en términos de mendacidad, a la orden manipuladora dada en este sentido.

Pero lo mejor o si no, lo más completo fue la “prueba de vida” de Fidel Castro, con artículo en la prensa, fotografías y testimonios en los que nadie o casi nadie creyó. Se repite la dosis.

Tanto desde la prensa plana como desde la televisiva surgió el desmentido sobre la verdadera condición del Comandante que andaba, o para decirlo mejor, sigue perdido.

Las fotos publicadas, de acuerdo con el sentir general pudieron haber sido tomadas hace una semana, un mes, o un año. En fin, no demuestran nada. En relación con los testimonios de los trabajadores del Hotel Nacional y de uno de sus directivos, que se parece mucho a otro directivo, pero no del turismo sino de este templo del terror que es sin duda razonable alguna, Villa Maristas, me parecieron ufólogos. Era como aquellos que dicen haber visto un platillo volador o haber sido abducidos. Parece que no había una sola cámara en funciones entre tantos turistas, segurosos, tracatanes y guatacas y nada menos que en el Hotel Nacional. Apretaron. ¿Pensarán que el mundo se imbecilisó un poco más?

¿Querrán que uno se crea que alguien tan mediático como el anciano Comandante, no quiso posar ante una cámara en el Hotel Nacional?

Estos han sido días de elecciones sin opción y ufología mediocre. ¿Qué viene después?
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

El comité regional clandestino actúa, Juan González Febles

Hace años, cuando “el futuro pertenecía por entero al socialismo”, se puso de moda un bodrio literario soviético muy socialista y muy realista, titulado: “El comité regional clandestino actúa”, en que se relataban con los colores épicos de moda la actividad de un comité clandestino del partido Comunista de la Unión Soviética enclavado en territorio ocupado por los nazis. Los militantes del bodrito hacían todo lo que humanamente podía hacerse contra los ocupantes nazis y el bodrito quedó como una joyita emblemática de lo que podían desplegar los ñangaras revolucionarios detrás de la retaguardia enemiga.

Al igual que “El Padrino” de Mario Puzzo, “El espía que vino de Israel”, las memorias de mariscales soviéticos e incluso mariscales alemanes vencidos como Canaris, etc., el bodrito de marras se convirtió en material de estudio y lectura obligatoria para los capos castrenses verdeolivo de nivel medio y superior en la banda de Birán.

Aquí en Cuba, más recientemente comenzó a llamar la atención la falta de articulación en los esfuerzos de la oposición interna. Más de uno se pregunta que pasó o que ha pasado y se disparan todo tipo de teorías conspirativas y rumores. Para algunos, los únicos esfuerzos articulados y coherentes que se hacen en torno al futuro político de la Isla, los hacen los servidores de la plaga verdeolivo. A tenor con esto y con informaciones sobre las últimas deserciones de hijas e hijos de personeros de cierto nivel dentro de las estructuras de poder Cuba adentro y su asentamiento en Tampa, me vino a la mente el bodrito soviético sobre la actividad clandestina de un comité regional del partido comunista soviético, al que tocó actuar tras las líneas del enemigo.

No pienso abordar elementos que ya he tocado cuando me he referido a las últimas deserciones y los exilios rosados de los hijos de papá, tan prósperos y tan simpáticos. Es mejor referirse a la Deux et machina que desde los más elevados espacios de poder político propicia todo y todas las cosas en relación con este tema. A salvo y desde la ficción, voy a referirme al verdadero comité regional clandestino en Washington, el omnisciente hacedor de todo. El creador de premios, figuras y premiaciones. El amparo seguro para la actividad de tantos negocios, comités, grupos y personalidades que coinciden en el futuro político que resulta del agrado de los amos de Birán.

La lista va desde capellanes mitrados hasta capitanes exitosos en el mundo de las finanzas radicados con éxito en USA. Hay desde estafas al medicare que transitan por sendas de libre acceso hasta nepotismos consagrados de doble carril, que nadie en su sano juicio se atreverá a poner en duda en términos de legitimidad y carácter. El comité regional clandestino actúa en USA, más cerca y mucho más, que el poder inhumano que le gestó y sostiene.

God bless Cuba, ojala que también América. Ambas lo necesitan.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Reforzamientos negativos y positivos, Juan González Febles

Desde aquellos días que eran más cortos y luminosos y que el afán era terminar una carrera para que los viejos pudieran llenar otro espacio en la pared con un diploma de estudios universitarios concluidos, oigo hablar no mal, sino peor de los Estados Unidos. Desde aquel entonces, recuerdo las conferencias dictadas por académicos cubanos y extranjeros que alertaban sobre los “persuasores ocultos” y las perversidades del “imperialismo”. Alertaban sobre el tratamiento que estos “malvados” personajes podían dar a la información abierta, que en realidad no era tan abierta. Recuerdo que llegaron a convertir en peligrosos agentes del imperialismo al Pato Donald, a sus sobrinos, a la Pata Daisy y hasta a Rico Mac Pato y Mickey Mouse.

Sobre lo que reforzaron positivamente, ni hablar. Cuando la propaganda oficial afirma que algo es cierto, la fe pública se inclina por todo lo contrario y nadie les cree una palabra o simplemente, todo es puesto en duda.

El gobierno militar cubano lleva más de cinco décadas empeñado en satanizar a los Estados Unidos de América desde todos los medios. El bombardeo o el reforzamiento negativo en los medios ha sido tan masivo e invasivo, que sucedió exactamente lo que los tratadistas anunciaron que podría pasar: El lugar de América Latina en que la gente de a pie aprecia más a los Estados Unidos y a los estadounidenses, es, ¡Cuba!

Aquí se adora a los yanquis. Lamentablemente, si hubiera la posibilidad de elecciones justas y equitativas y de que el tema puesto a consideración fuera la anexión, lo más probable es que la mayoría de la población votaría con los ojos cerrados y con manos y pies en alto por unirse a los yanquis y ser el estado 51 de los Estados Unidos. Eso es lo que pasa con la saturación del reforzamiento negativo, en determinado momento todo se revierte y solo por ir a la contraria, la gente adora lo que debía rechazar. Así de sencillo.

La tónica mediática oficial se basa en la misma satanización de algunas figuras puntuales de la sociedad civil, la oposición y la disidencia interna, quizás pronto suceda lo mismo que sucedió con los yanquis. Bueno, que para bien sea. Con la mente positiva que me caracteriza, apuesto a que los mandarines verdeolivo, ancianos y desgastados solo meten la pata una vez más y esta vez a favor de la democracia. El saber popular acuñó su refrán mucho antes que los estudiosos autorizados de las academias descubrieran los reforzamientos negativos y positivos, este refrán dice: “Que hablen mal o bien, pero ¡que hablen!”

El ejemplo más emblemático de un reforzamiento negativo trasmutado en popularidad e imagen positiva lo es Elizardo Sánchez-Santacruz, apodado por los medios oficiales en un afán denotativo manifiesto, “El Camaján”. Un camaján en Cuba, define a un individuo sumamente habilidoso y capaz de salir airoso de cualquier situación difícil. En otra acepción, se trata además de calificar a un ganador de todas las lides. Si un Fulano cualquiera es un camaján, se trata de alguien capaz de conquistar a la más bella y salir airoso de cualquier lance.

La pregunta que me hago hoy es: ¿Será que son simplemente estúpidos y satanizaron a los yanquis por mera y simple torpeza? ¿Se tratará de que no sean tan estúpidos y a partir de la razón de su sinrazón se convirtieron en garantes de una soberanía nacional que hasta este momento, sólo les importa a ellos?

Ojala que salga pronto de estas dudas y que la salida, no aporte nuevas frustraciones. No sería justo, de veras que no.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

El turno de los Soprano, Juan González Febles

El pasado viernes 21, la policía Seguridad del Estado cerró al tránsito la calle Neptuno de La Habana. Fue una de las medidas complementarias tomadas para cercar a las Damas de Blanco en su sede habanera. El gobierno militar se destiñe del rojo del socialismo real al negro del fascismo corriente. Se pasa gradualmente a un capitalismo de estado sin libertades, democracia o derechos. El gobierno militar no permite manifestaciones pacíficas en las calles de las que se adueñó. Lo triste es que tomó las calles, para degradarlas arquitectónica, estética y moralmente.

El gobierno que recibe y sirve de anfitrión a negociaciones, para que una banda de maleantes avezados en secuestros, narcotráfico y asesinato, se deslice hacia la legalidad contra la que atentó, que recibe a una dirigente estudiantil chilena, que se hizo popular a partir de organizar manifestaciones callejeras de jóvenes estudiantes, reprime con violencia y gamberrismo las demostraciones callejeras, que no permite. La noticia que circula por la capital es que el oficial Camilo, –sin otro apellido- de la policía Seguridad del Estado golpeó a la líder de Damas de Blanco, Berta Soler.

Este oficial, no es natural de Lawton o de cualquier otra localidad capitalina. Fuentes que prefirieron mantener su anonimato, afirman que fue traído a la capital para reforzar a la policía Seguridad del Estado en su cruzada anti ciudadana. Estas fuentes creen ver en su disposición para golpear mujeres alguna filiación islámica con todas las características y peculiaridades que tal filiación lleva implícitas. ¡Quien sabe! Quizás vio en la líder de Damas de Blanco a esa hembra odiosa, terrible y tentadora que aparta a los buenos musulmanes del paraíso. De lo que no cabe duda, es que este oficial no comparte los valores de la cubanía que nace de mujer y afirma su hombría en no lastimarlas ni con el pétalo de una rosa. Ya lo dijo Martí: “De mujer pues puede ser que mueras de su mordida, pero no empañes tu vida diciendo mal de mujer”.

De vuelta con el Islam, dicen los que saben más sobre esa exótica confesión, que los guerreros más esforzados de la Yihadd, se confortaban entre combate y combate con el aliento cálido del compañero de armas en la nuca, en el mismo estilo cantado por los rapsodas de tradiciones clásicas greco latinas. Ya saben, hay que respetar la diferencia.

Lo cierto es que la policía nacional que enfrentó a los jóvenes y bellos terroristas asesinos del 26 de julio, jamás maltrataron ni golpearon mujeres. Hubo excepciones, pero no era la regla. Aunque tuvieron que lidiar con el dulce pastor bautista santiaguero que asesinaba policías por la espalda para quitarles las armas o con la bella y dulce Urselia Díaz Báez, que murió cuando la bomba que colocó en el servicio sanitario de damas del cine América, le explotó. Por norma, no golpeaban mujeres. Incluso sus predecesores en la misma policía Seguridad del Estado, no solían maltratar mujeres, hasta hace muy poco. ¿Qué habrá cambiado?

Por lo pronto, la norma del momento parece ser maltratar mujeres. La periodista Ainí Martín, frágil, femenina, dulce y muy delicada fue amenazada por oficiales o por un oficial de la policía Seguridad del Estado con que sería golpeada y arrestada si se atrevía a acudir a la misa en la Iglesia de las Mercedes en La Habana el pasado 24 de septiembre que es la fiesta patronal de esta santa en el panteón católico. Algo parece haber cambiado con los nuevos jóvenes oficiales traídos de localidades del interior del país y que no parecen compartir los valores que sus predecesores, al igual que sus mayores compartieron dentro de las diferencias.

Otra circunstancia podría ser la de los pactos que firmaron en su momento con la ONU y hoy se niegan a ratificar. Quizás sea una excelente oportunidad para que la comunidad internacional o ECOSOC, -Consejo Económico y Social de ONU- les llame a capítulo. Pero esto son especulaciones y objetivaciones de segundo grado, lo concreto es que hay un preocupante y creciente aumento en la violencia y el gamberrismo por parte de las autoridades, en su actuación frente a la oposición y la disidencia interna. Es como si se lidiara con una banda de gangsters y hubiera llegado el turno de los Soprano.

Así es como llaman –a sotto voce- a la policía Seguridad del Estado, a tenor de sus últimas y muy reprobables conductas. Se trata de una referencia a un serial de mucho éxito exhibido en la pantalla chica y que trataba sobre los avatares de una familia mafiosa en New York. Llegó el turno de los Soprano.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Quinquenios grises y lágrimas negras, Juan González Febles

En Cuba existen más de 155 mil Comités de Defensa de la Revolución (CDR). Cada uno de estos comités, dispone al menos de dos individuos consagrados a la vigilancia y la delación. Estos son: el presidente y el responsable de vigilancia. En cada barrio, existe además el “PC”. Estos PC son personas de confianza del aparato represivo. En el argot de este oficio tenebroso son “la agentura”.

Si se cuentan los presidentes de comités, los responsables de vigilancia y la agentura, son aproximadamente –y la cifra es  conservadora- más de 450 mil personas dedicadas a la delación. Son los que el pueblo llama “polivatos”. Esto es mitad policías y mitad chivatos.

Cuba está dividida administrativamente en 14 provincias y un municipio especial (Isla de La Juventud). A su vez contamos con 169 municipios. Al frente de cada municipio existe un oficial de de Policía de Seguridad. Este profesional se reúne cada cierto tiempo con sus “factores”. Estos factores son los responsables a nivel de Zona de Defensa de la vigilancia cederista. Estos son nada más y nada menos los responsables de vigilancia de los Comités de Defensa de la Revolución.

Esto quiere decir, que cada municipio esta dividido en Zonas de Defensa o Consejos. En Cada Consejo tributan con informaciones de todo tipo (chivatazos) los responsables de vigilancia a nivel de cuadra. Estos se agrupan por zonas al frente de cada zona hay un cuadro profesional de los CDR.

Nuestro oficial de la policía de Seguridad a nivel municipal, mantiene contactos regulares con un promedio de diez a quince responsables de vigilancia de Zona cederista a nivel de municipio. Esto es con los responsables de vigilancia de cada Consejo. Un municipio puede contar con cinco, siete, diez o quince Consejos.

La agentura la atiende directamente el aparato represivo. Esto en su versión de policía criminal o de policía política, según la necesidad operativa de que se trate.

Hasta el momento tenemos, 169 oficiales de la policía política trabajando en la base, esto es a nivel municipal. Pues bien, estos señores oficiales tributan a un jefe operativo a nivel provincial. Estos jefes son 14 + 1, teniendo en cuenta el municipio especial Isla de la Juventud.

De forma paralela y aprovechando en sus aspectos generales este esquema represivo, la policía criminal o Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) mantiene estructuras de agentura paralelas a las de la Policía de Seguridad. Pueden de acuerdo a necesidades específicas, intercambiar informaciones y recursos operativos.

Cada ministerio, empresa, instituto, corporación etc., mantiene una presencia de la policía Seguridad del Estado. Existen además cuerpos especializados en múltiples esferas, policía económica, drogas, lacras sociales etc.

No se explica la supervivencia del juego ilícito. Frente a un esquema tan perfecto de represión, asistido por leyes que no se cumplen y que en su gran mayoría desamparan al ciudadano. No cierra de forma racional que se juegue en Cuba. No es posible impedir que el ciudadano juegue. Pero es perfectamente posible cortar la permanencia de una infraestructura consagrada al juego ilícito. No hay banco que resista esta parafernalia represiva diabólicamente eficiente.

Entonces, el juego ilícito subsiste porque las instancias superiores de dirección del país lo permiten. Más que cómplice de la represión que sufre, el pueblo cubano es víctima.

Víctima de aquel partido comunista fundado allá por 1929. De los que contribuyeron a crear las actuales estructuras represivas. De aquellos que ayer colaboraron con sus informes, ya fuera contra si mismos o contra los demás. De los que convirtieron la lucha contra Batista en una cuestión personal e incluso racial. De una vanguardia intelectual que mantuvo su colaboración luego del Congreso  de intelectuales y los casos de Padilla y otros, entre quinquenios grises y décadas de negras lágrimas.

Por supuesto y en lugar de honor, somos igualmente culpables todos los que nos fabricamos una burbuja contracultural para meternos en ella y no saber, no querer saber nada de política. Ocupados en vivir nuestras viditas, en la creencia de que la represión jamás nos tocaría. Vamos, a fin de cuentas, no estábamos en nada. ¡Tremendo error! La represión es lo único que se reparte a partes iguales entre todos y no estar en nada, es en última instancia, estar en contra.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com