Los extremos del círculo se tocan: Polit-Tour en sus dos variantes, Juan González Febles

El Régimen Militar Castrista (RMC) no anda ajeno a los tour políticos a partir de los cuales aquellos elegidos visitan capitales del mundo en busca de capital político y capital financiero que contribuya a sostener la pesadilla Cuba adentro.

Así, Mariela Castro y Aleida Guevara recorren el mundo y demandan la ayuda que precisa el régimen de pesadilla articulado por sus padres. Esa ayuda jamás llegará al pueblo de a pie, porque el pueblo de a pie nunca ha sido de interés prioritario para la guardia pretoriana verdeolivo privilegiada ni para los herederos, algunos con yates y todos sin gloria.

Mariela Castro, desde el mal gusto de sus campañas homofílicas, pretende borrar el horror de la homofobia promovida por su tío, el difunto ex dictador Fidel Castro. Se trata de crear un efecto contrario y aspira a que su apellido, a partir y desde sus campañas homofílicas, deje de transpirar el horror que transpira  por las persecuciones, campos de concentración y otros horrores vinculados con su nefasta estirpe y promovidos por su tío.

Aleida Guevara, que es cubana de nacimiento, ha optado por ser argentina, a partir de mucho acento y alguna vocación. Decidió afirmar su presencia en aeropuertos y aeronaves, que quizás desde su punto de vista sean más acogedores que los hospitales y centros de asistencia médica y de esta forma, se ha convertido al igual que su homóloga Castro Espín, en embajadoras itinerantes de la miseria, el hambre, el abuso y la privación de libertades. A su manera son ‘frías y eficientes máquinas de matar’, no matan gente, solo sueños y aspiraciones y consiguen vivir muy bien en ese empeño.

No está precisado si a la Dra. Aleida Guevara le entusiasmaría presenciar un fusilamiento con el café matutino, como solía hacer su heroico y guerrillero padre. Hasta hoy y felizmente, solo vive de la revolución sin matar por ella.

La Dra. Mariela Castro promueve la homofilia, como única forma de disensión posible, Cuba adentro.

Suzely Morfa, desde las antisociales Brigadas de Respuesta Rápida, salió a promover mítines de repudio fuera de Cuba  y así, consiguió participar en los tour políticos en respaldo al régimen de pesadilla que sostiene y la sostiene. Su accionar demuestra que se puede ser un inepto y brillar, todo en función del interés adecuado.

Como los extremos del círculo se tocan, desde el otro extremo, el Comitte for Protection of Journalists (CPJ) entre otros, está fascinado con los periodistas y blogueros de sitios como El Estornudo, Periodismo de Barrio, El Toque, etc. Su principal mérito, de acuerdo a tales valoraciones, sería no molestar demasiado al régimen y no irritar desde un criticismo moderado y un tratamiento light a problemas sociales que desde hace años abordan periodistas independientes.

Por otra parte, esto les ha permitido compartir aeropuertos y aeronaves con sus pariguales Castro Espín-Guevara March. Con ellos participan en el tour, otros seleccionados incapaces de escribir sus nombres y apellidos sin al menos dos errores ortográficos.

En su momento, los responsables de tanto desastre rendirán cuentas unos por mal intencionados y otros por incompetentes. Solo queda esperar…
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#482

Don Lauría servidor de la jauría, Juan González Febles

Según afirma el Sr. Carlos Lauría en un reporte que firma desde https://cpj.org/x/6c33, (‘Conectando a Cuba Committee to Protect Journalists’), “…el panorama mediático cubano ha comenzado a abrirse en los últimos años, transformado por una animada blogosfera, un número cada vez mayor de sitios web noticiosos que contienen investigaciones periodísticas y opiniones noticiosas, y una innovadora generación de periodistas independientes que son críticos de las ideas socialistas y, no obstante, las siguen apoyando”.

En otra parte, Lauría expresa: “…el auge de la cobertura informativa independiente es una señal de cambio”.

¿Qué habrá cambiado en Cuba según el compañero Lauría?

En este momento, el régimen militar castrista necesita recomponer su imagen y para ello, son necesarios servidores dispuestos a cumplimentar los propósitos y fines de la jauría represiva al servicio del régimen y aquí brilla con luz propia el compañero Lauría.

Con todo el irrespeto que develan en su momento estos amanuenses velados del castrismo, nos dice Lauría, “la represión estatal sistemática a gran escala ha disminuido significativamente, los opositores más estridentes en los medios sostienen que siguen enfrentando el acoso y la intimidación por parte de las autoridades”.

Al Sr. Lauría parece no constarle la represión al actuar político ciudadano que cada semana despliega el régimen militar totalitario castrista. Debía consultar las imágenes disponibles en la web sobre este tema y los reportes, informes y despachos que “los estridentes” de hoy redactan desde Cuba y que personas como Lauría, que quizás no hayan aprovechado alguna oportunidad que la vida les haya proporcionado para ser “estridentes”, y enfrentar en su patio alguna dictadura.

Esperemos que el Sr. Lauría, busque más allá de ‘El Estornudo’, Periodismo de barrio’, etc.: quizás encuentre algo.

Vuelve Lauría y dice: “En un discurso pronunciado en diciembre de 2010, Castro le dijo a la Asamblea Nacional que no temiera las discrepancias ni las diferencias de opinión”.

Todo parece indicar que según Lauría, el difunto ex dictador Fidel Castro, podría resultar un exponente de cierta y menguada defensa a la libertad de expresión. ¿Qué les parece?

Desde que el general de ejército Raúl Castro anunciara su retiro, quedó inaugurado el periodo que abre espacios primados para medidas activas y montajes dirigidos a legitimar determinados actores y determinados objetivos. Solo habrá que articular estos objetivos con otras medidas tomadas, siempre fuera de Cuba y facilitadas por servidores de la jauría (voluntarios o no) del estilo del Sr. Lauría.

Lauría pasa por alto a los iniciadores de la prensa nacional independiente cubana. No quiere recordar a Raúl Rivero Castañeda, Manuel Vázquez Portal y Jorge Olivera, entre otros, destinados al necesario olvido. A los que conformaron y conforman este grupo, les llama despectivamente ‘estridentes’.

No reconoce a quienes rasgaron el velo de hermetismo del totalitarismo castrista y continúan desde Cuba afirmados en esta labor, los que ciertamente abrieron la senda que hoy recorren triunfalmente, los documentalistas y los blogueros ‘en favor de revolución’, los que siempre de acuerdo con Lauría, abren nuevos espacios para la libertad de expresión y el periodismo emprendedor que hasta hace unos años, (¿cuántos?) parecían intocables.

Lauría prefiere destacar a periodistas entrevistados, que han señalado que abordan su trabajo periodístico con cautela y se abstienen de publicar trabajos abiertamente críticos por miedo o respeto al marco jurídico vigente.

¿A quién conviene esto? Todo apunta que Don Lauría es un eximio servidor de la jauría.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#480

Diplomacia y euro-variantes que no cambian, Juan González Febles

La gira europea del ministro de Relaciones Exteriores del régimen militar totalitario que encabeza el llamado general presidente y heredero del poder absoluto, Raúl Castro Ruz, Sr. Bruno Rodríguez Parrilla, recuerda a otros investidos con oropeles diplomáticos que en su momento representaron intereses y tendencias similares a estas de las que el Sr. Padilla es cimero representante diplomático.

Señorías que en su momento recibieron con el boato a la altura de su rango a Wilhelm Joachim von Ribbentrop, ministro de Asuntos Exteriores del Reich hitleriano y que lo hicieron con fanfarrias idénticas con Viacheslav Mijáilovich Molotov, Comisario del Pueblo de Asuntos Exteriores de la Unión Soviética, el hombre nombrado por Stalin para los diretes diplomáticos, no pudieron hacer menos que recibir al canciller castrista que representa posiciones y condiciones muy similares a las que supieron representar los antes mencionados  von Ribbentrop y Molotov.

Por supuesto que hay situaciones que ayudan y quizás esto contribuyó al éxito de Parrilla en su reunión con el Rey de España, Felipe VI, y el jefe de gobierno español Mariano Rajoy.

Sobre Juan Carlos I, el padre del actual rey, digamos que fue uno de los mejores preparados en Europa para lidiar con un representante del castrismo. Su papel durante la transición española, su intervención para frenar el intento de golpe de Estado pro franquista de 1981 y su apoyo a la unidad europea, han sido objeto de diversos homenajes, reconocimientos, premios y galardones internacionales. La revista Time, en su momento afirmó, que el rey Juan Carlos se convirtió en el héroe más improbables e inspirador de la libertad del siglo XX, al desafiar el intento de golpe militar que buscó subvertir a la joven democracia posfranquista española.

Aquel memorable, “¿por qué no te callas?”, con que neutralizó al finado dictadorzuelo venezolano Hugo Chávez, quedará como un acierto para los anales de cómo tratar a un sinvergüenza empoderado.

Por otra parte, si conoció a Franco, ¿qué nuevo podría mostrarle Castro II o su enviado Rodríguez Parrilla?

En Portugal fue recibido por el  Canciller portugués y hasta se dice (lo dice Cubadebate) que agradeció la solidaridad de los parlamentarios portugueses. Tales europarlamentarios debieron sentir nostalgia por los buenos tiempos pasados con Oliveira Salazar. Nada mejor para ese tipo de nostalgia, que el contacto con el régimen militar totalitario castrista o con su enviado.

La posición adoptada por los grupos políticos del Parlamento Europeo  que se mostraron a favor de respaldar en su primer debate el Acuerdo de Diálogo Político entre la Unión Europea (UE) y La Habana, podría ser el elemento de una victoria para el canciller Rodríguez Parrilla. Por allá no quieren una “vara de medir” diferente con los Castro y los derechos humanos, que la que utilizan para evaluar a otros regímenes parecidos, como el de China y bueno, esto ayuda.

En Grecia, se entrevistó con su homólogo Nikos Kotzias, y luego de su corta tournee, Rodríguez Parrilla regresó a Cuba. Lo hace satisfecho por el euro apoyo recibido para dar continuidad al abuso ciudadano, a la represión, las golpizas y las eventuales pérdidas colaterales que caracterizan a regímenes del corte de los defendidos tanto por él, como por sus homólogos von Ribbentrop y Molotov.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#478

Viejos chistes que no pasan de moda, Juan González Febles

En enero 17 de 2017, el régimen militar totalitario encabezado por el llamado general presidente Raúl Castro y EEUU acordaron luchar juntos contra el terrorismo. ¿Qué les parece?

En aquella oportunidad, se firmó un acuerdo para cooperar en temas tan sensibles como la lucha contra el terrorismo, la trata de personas y los delitos cibernéticos.

Las partes reconocieron el “impacto negativo que para la seguridad nacional tienen los delitos transnacionales”, según el memorando de entendimiento que fue rubricado para la ocasión en esta capital.

El texto fue firmado por el encargado de la embajada de Estados Unidos en la isla, Sr. Jefrey De Laurentis, y el recién nombrado ministro del Interior castrista, Julio César Gandarilla Bermejo.

El convenio se sustanció a pocos días de que el presidente Barack Obama —quien comenzó su histórico deshielo con Cuba en 2014 tras cinco décadas de enemistad— dejara la Casa Blanca al actual mandatario Donald Trump, sin que se sepa hasta ahora qué dirección se dará a la política norteamericana en relación a Cuba.

Trump deberá decidir si continúa o no con ese convenio con una dependencia estatal que los opositores cubanos y la opinión pública mundial señalan como responsable de arrestos arbitrarios y todo tipo de violaciones a los Derechos Humanos, civiles, políticos y económicos y además con otros acuerdos en cuestiones de inteligencia y cooperación entre ambos países, cuestionados por sus propios correligionarios y muchos detractores que esperan una política de mayor presión sobre el régimen castrista.

Trump nombró a varios cubano-americanos anticastristas en su equipo de transición. Igualmente, han arreciado las críticas para que Trump revierta la eliminación de la política de “pies secos, pies mojados”, que ofrecía beneficios migratorios a cubanos que llegaran por cualquier vía a Estados Unidos y que fuera suprimida por Obama en su momento.

Aunque Obama comenzara un acercamiento con el régimen militar totalitario castrista (no con Cuba), las sanciones contra ese régimen aprobadas por el Congreso desde hace décadas para presionar un cambio de modelo político y mejoras para el pueblo de la Isla, permanecen intactas.

En las páginas que conforman el acuerdo, se establecen los objetivos de la cooperación y se definen los alcances de los delitos en los cuales se trabajará de manera conjunta. Además de lo descrito, se incluye la producción, distribución y tráfico de estupefacientes, la falsificación de documentos, la seguridad del comercio y la pornografía.

Los firmantes podrán decidir establecer nuevos grupos de trabajo técnico, de acuerdo al texto rubricado para la ocasión. Las acciones previstas establecen que los funcionarios de las dependencias involucradas de uno y otro país tengan intercambios de información y experiencias. Se contemplaron operaciones coordinadas y la designación de oficiales de “enlace” a fin de que las comunicaciones sean fluidas.

Se habló de que las partes realizarán conversaciones de seguimiento de ese memorando cada seis meses y que estará vigente por dos años prorrogables a partir de la firma del convenio.

Aunque podría ser un tanto prematuro, debe destacarse la buena fe y el optimismo de los negociadores estadounidenses.

Habría que ver qué opinión tiene Popeye, que de acuerdo a lo informado, negociaba por delegación de su jefe, el felizmente finado Pablo Escobar, intereses comunes vinculados al narcotráfico con altos exponentes de la nómina oficial castrista.

También sería interesante conocer la opinión de etarras, miembros de las FARC y de otros terroristas entrenados, armados y financiados en Cuba, para hacer la revolución.

Valdría saber que opinan los aliados y compañeros de Corea del Norte, Irán, Hezbola, los criminales estadounidenses refugiados en Cuba, etc.

Quizás solo se trata de viejos chistes que no pasan de moda. Esperemos por el próximo trasiego de armas a Corea del Norte o alguna nueva iniciativa revolucionaria traída a despecho de los acuerdos firmados por el Sr. De Laurentis, y el responsable directo de las golpizas dominicales a mujeres y disidentes desarmados, el honorable ministro del Interior castrista, Julio César Gandarilla Bermejo.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#477

A la espera de Amnistía Internacional, Juan González Febles

Muchos por acá, Cuba adentro –entre los que me cuento- esperan que la prestigiosa International Amnesty (AI) (Amnistía Internacional) se pronuncie sobre las mujeres encarceladas por motivos políticos en Cuba y en líneas generales por todas las apaleadas y maltratadas mujeres de la oposición pacífica interna cubana y entre todas ellas, las más destacadas, nuestras valientes y dignas Damas de Blanco.

Tenemos información de que por ejercer sus derechos a la libertad de expresión, reunión y el derecho ciudadano a la manifestación pacífica, se encuentran encarceladas de UNPACU; Yuneth Cairo Reigada y Marietta Martínez Aguilera y del Movimiento Damas de Blanco Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda, Yaquelin Heredia Morales, Aimara Nieto Muñoz y Martha Sánchez González. Más recientemente se unió a este listado Lismeirys Quintana Ávila que luego de un escandaloso proceso en que brillaron por su ausencia todas las garantías procesales conocidas hasta este momento en el mundo civilizado, fue sancionada a seis meses de privación de libertad.

Entre los objetivos perseguidos por AI se cuentan entre otros, -Consideración de la violencia y los abusos sobre las mujeres como delitos graves -Exigencia de juicios justos -Protección de los defensores y defensoras de los derechos humanos -Protección de la libertad de expresión, de manifestación y de asociación.

Entonces, Llama la atención como hay casos en que Amnistía Internacional con una celeridad pasmosa y muy de admirar, ha promovido personas prácticamente desconocidas dentro de Cuba a la categoría ciertamente merecida de prisionero de conciencia. Entonces, ¿cómo es posible que nuestras valientes Damas de Blanco y otras mujeres que integran la oposición pacífica interna y que como ellas llevan suficiente tiempo insertadas en los informativos noticiosos semanales internacionales, hayan sido pasadas por alto en la forma en qué lo han sido?

Si de casos personales se trata, todas las mencionadas en este trabajo son ampliamente merecedoras de ser proclamadas Prisioneras de Conciencia. Todas y cada una de ellas han marcado una diferencia en las calles sin dueño de Cuba, que la propaganda tendenciosa de la dictadura llama ‘calles de Fidel’.

Antes de ser encarceladas en la forma viciosa e ilegal en que encarcela el régimen militar totalitario castrista, todas fueron golpeadas, reprimidas y apaleadas cada semana por antisociales, marginales y elementos gansteriles nucleados en bandas parapoliciales creadas y estimuladas por la policía Seguridad del Estado (DSE) y la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) ese cuerpo represivo del Ministerio del Interior que por ser revolucionario, nunca será nacional.

Como todo lo anterior es ampliamente conocido en Cuba y en el mundo, consideramos por acá que Amnistía Internacional no podría alegar desconocimiento sobre estos casos. Entonces hacemos un llamado a la dignidad y la decencia humana, para que esta prestigiosa ONG reconozca en cada una de nuestras maltratadas, golpeadas y abusadas mujeres, reconozca en Lismeirys Quintana Ávila la muy merecida distinción de Prisioneras de Conciencia. Todas ellas lo son y nadie puede argumentar lo contrario.
ifiernodepalo8@gmail.com; Juan Gonzálea
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: INFORME DENUNCIA ENTREGADO A FISCALÍA GENERAL; MDB; PD#474; INFORME SEMANAL REPRESIÓN CIUDADANA (MDB) PD#474;  SANCIONADA EN JUICIO SIN GARANTÍAS PROCESALES DAMA DE BLANCO; PD#474
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#475

La capital de la única democracia funcional del Medio Oriente, Juan González Febles

Jerusalén es la capital de Israel y su ciudad más grande y poblada, con 804,355 residentes en un área de 125,1 kilómetros cuadrados. Está situada en los montes de Judea, entre el Mar Mediterráneo y la ribera norte del Mar Muerto, y se ha extendido bastante más allá de los límites de la Ciudad Vieja.

El estatus de Jerusalén sigue siendo uno de los puntos clave del conflicto palestino-israelí. La Ciudad Vieja de Jerusalén fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.

El llamado Estado de Palestina pretende establecer allí su capital. Israel discutió las reclamaciones palestinas y luego de la Guerra de los Seis Días, en 1967, consideró a la ciudad como un todo unificado y un mismo municipio, declarándola como su capital “eterna e indivisible” mediante la Ley de Jerusalén en 1980.

Se trata que la Organización de Naciones Unidas (ONU) que homenajeó al ex dictador Fidel Castro que ha pasado tolerado y pasado sobre múltiples violaciones a los Derechos Humanos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, incurridos tanto por la dictadura castrista en Cuba, como por otras dictaduras en África, el Medio Oriente, etc., pretende impedir que Jerusalem sea la capital de la única democracia funcional del Medio Oriente.

Se conoce que desde mediados de enero de 1948, los 100 000 habitantes judíos de Jerusalén (tanto de la parte oeste como de la este) fueron sometidos a un intenso asedio por parte de las tropas árabes. El 15 de mayo de 1948, fecha en que expiraba el mandato británico y un día después de que David Ben Gurión leyese la declaración de independencia de Israel en el Museo de Tel Aviv. Al día siguiente, los vecinos árabes iniciaron una invasión en masa al recién estrenado Estado, dando inicio así a la Guerra árabe-israelí de 1948.

Nada más tomar la ciudad, los 2.000 habitantes del Barrio Judío de la Ciudad Vieja fueron expulsados en masa cuando la Legión Árabe la ocupó el 28 de mayo de 1948. El jefe militar árabe que lideró la operación informó a sus superiores: “Por primera vez en 1000 años no queda un solo judío en el barrio judío. Ni un solo edificio se mantiene intacto. Esto hace que el retorno de los judíos aquí sea imposible”.

Dos días después, la Sinagoga Hurva, construida en 1701, fue volada por la Legión Árabe de Jordania.

Las decisiones tomadas por la ONU nunca se llevaron a cabo en realidad, debido a la guerra civil que tenía lugar en esos momentos, y a la posterior guerra árabe-israelí, durante la cual Jerusalén fue ocupada por las tropas de Jordania e Israel, haciéndose los primeros con la ciudad vieja y los últimos con los barrios modernos. El conflicto dejó a la ciudad dividida en dos, hasta su reunificación tras la victoria israelí en la Guerra de los Seis Días.

Durante la ocupación árabe de diecinueve años, un tercio de los edificios del barrio judío fueron destruidos por los ocupantes. Todas menos una de las cincuenta y tres casas de culto judío que existían en la Ciudad Vieja fueron destruidas. Las sinagogas fueron destruidas o saqueadas y despojados sus interiores para ser utilizados como gallineros o establos.

En agosto de 1980, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una Resolución, la 478, mediante la cual se declaró nulo que Jerusalem fuera capital del Estado de Israel. A partir de esto, la ONU de la complacencia con las dictaduras, aconsejó a sus estados miembros que situasen sus embajadas en Tel Aviv como medida de castigo por la anexión.

La mayoría, con la excepción de los Países Bajos y 12 países hispanoamericanos, ya habían trasladado sus embajadas a Tel Aviv aun antes de aprobarse dicha resolución. Los últimos en adoptar esa medida fueron Costa Rica y El Salvador.

En relación con los Estados Unidos, su Congreso aprobó una ley en 1995 que declaraba que “Jerusalén debe ser reconocida como la capital del Estado de Israel y la Embajada estadounidense en Israel deberá establecerse en Jerusalén, no más tarde del 31 de mayo de 1999”. El traslado, sin embargo, todavía no se ha llevado a efecto y en la actualidad, el actual inquilino de la Casa Blanca parece inclinado a efectuar este traslado y arreglar el despropósito.

Bajo la autoridad del Estado de Israel, viven en armonía, ateos, cristianos, musulmanes, palestinos y todo aquel que respete la ley y asuma una convivencia acorde con el respeto a los derechos ajenos.

La decisión de no reconocer Jerusalem como capital de Israel es insultante, debe citarse a Jerusalén como “la disputada capital de Israel”, pero nunca afirmar que Tel Aviv lo es.

Entonces, que Jerusalem sea la capital del único estado representativo de la única democracia funcional en esa zona y la economía más exitosa por añadidura.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: PD#468

Estafar a Trump, Juan González Febles

Se dice que las iniciativas de Obama se crearon para alentar al sector privado emergente cubano. Solo que ni Obama ni sus asesores contaron con el ‘aliento antimperialista y revolucionario’ castrista. El régimen nunca ha pensado, pensó o pensará permitir que se aliente a sector privado emergente alguno. Si la administración Trump, da marcha atrás ahora a esa política, esto solo significaría que el régimen perdería lo que pensó ganar mediante el engaño a los siempre ingenuos ‘imperialistas yanquis’.

Las cábalas sobre el futuro de la distensión del presidente Obama, el eventual levantamiento del embargo comercial, el acceso pleno a organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, se fueron o se irán a bolina. El régimen castrista se ha quedado y quedará aún más, movido y en equilibrio inestable, en fin, descolocado con el triunfo de Donald Trump.

A la vista del fracaso de la izquierda totalitario-populista en Argentina y Brasil y el descalabro emergente del castrochavismo en Venezuela, las contadas concesiones unilaterales otorgadas por Washington al régimen de La Habana han llegado a ser imprescindibles.

Cualquier decisión de la administración Trump que restrinja la entrada de cubanos o suprima sus privilegios migratorios, afectará al negocio castrista de obtención de remesas y el turismo policial en la Isla.

En el último decenio, el régimen cubano ha promovido la salida de más de medio millón de emigrantes. Estas son personas en edad laboral que dejaron atrás a parte de su familia. Para el régimen, esos “emigrantes económicos” son una fuente de ingresos, mediante las remesas que enviarán a los parientes que dejaron atrás en la pesadilla.

Estos rehenes del sistema y las visitas turísticas “de la comunidad cubana en el exterior”, según la etiqueta oficial, significan para ellos -los castristas- un ‘cash’ determinante en la actualidad. Como esos viajeros dependen de la dudosa permisibilidad de las autoridades que otorgan o no los visados de regreso, los nuevos emigrantes no pueden asumir posturas críticas hacia el régimen verdeolivo que los explota ni participar en actividades políticas que puedan irritar a sus jerarcas.

Cuando se trata de oponerse al régimen o emigrar, la inmensa mayoría de la juventud opta por salir del país. Muchos, a pesar de no sentir ninguna simpatía por los castristas, terminan atrapados en la disyuntiva de salirse de la pesadilla, aliviar el hambre de los suyos con remesas y luego visitarlos. Para ello, es imprescindible el silencio.

El regreso temporal a la suciedad en que crecieron y se formaron, shockea desde el punto de vista emocional y de forma inexorable. Regresan al miedo que dejaron atrás y entonces, en algunos crece el sentimiento que apunta a no volver jamás en unos casos y en otros, el de culpar a quienes allí permanecen, por no rebelarse contra lo que ellos nunca encontraron fuerzas para rebelarse en su momento.

Cuba ya sufrió a un Castro I, sufre al Castro II y aunque no debe sufrirlo, sufrirá al Castro III si no se toman las previsiones necesarias. La naturaleza del castrismo es anti-norteamericana y antidemocrática. Su esencia dinástica predispone a lo peor y su afinidad con rasgos ostensibles de la pesadilla norcoreana, así lo reafirma. Así como el régimen norcoreano somete al hambre a su gente en aras de disponer de armas sofisticadas de extinción masiva, el castrismo actúa de idéntica forma, solo para afirmar su permanencia en el poder.

Se trata de hacer la transición a un modelo antidemocrático de ‘populismo fascista de mercado’, con desfiles de Christian Dior, que se les haga potable a partir de su carácter anti-norteamericano y anti-imperialista.

La masturbación mental especulativa de Karl Marx aportó la creencia de que la humanidad evoluciona en el sentido dictado por el marxismo. El caso es que el castrismo se sale y se va más allá hasta de esta masturbación especulativa. Esto le hace más y más impredecible en muchos sentidos excepto en uno que lo define. Esto es, retener el poder absoluto a todo costo, para una sucesión dinástica perfecta. Pero para ello se impone estafar a Trump o ganar su complicidad.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#456

 

Una muy positiva orden presidencial que empoderará al pueblo cubano, Juan González Febles

Luego del triunfo de Donald Trump y de que será en breve el próximo presidente de los Estados Unidos, se habla mucho por esta orilla de las órdenes ejecutivas dictadas por el presidente saliente Barak H. Obama y de como muchos por acá esperan, que algunas entre estas o quizás todas, sean revocadas por el mandatario electo.

De lo que pocos hablan, con un respeto casi religioso es de las órdenes ejecutivas que el nuevo presidente dictará. Aun así, se hacen cábalas sobre lo que vendrá y sobre quién ganará algo con eso,… ¿el gobierno castrista?

Los trumpistas de por acá, esperan lo mejor de Trump. Entre lo mejor está, que haga lo necesario para con una orden presidencial garantizar acceso libre a internet para todos los cubanos. Cuba está a menos de cien millas del territorio continental estadounidense.  Solo enviando a alguien con un martillo hasta el o los satélites habilitados, -el régimen castrista no tiene recursos para ello- podrían hacer algo para interferir el acceso. Aun si China quisiera ayudarlos, ni con la edificación de otra Gran Muralla conseguirían algo en este sentido.

La otra expectativa sería garantizar la recepción en Cuba de la televisión comercial norteamericana, algo que no sería imposible, si una orden en tal sentido es expedida y se mueven los recursos para hacerlo posible. Tanto esta, como la opción anterior están fuera del alcance del régimen castrista en términos de bloqueo o intervención de la recepción en Cuba.

En ambos casos aunque el régimen argumentará la llevada y traída “soberanía nacional”, la propia Organización de Naciones Unidas (ONU) a pesar de su acendrada inoperancia consagra el derecho a la libertad de información y el libre acceso a internet. Como no se trata de obligar a persona alguna a conectarse a internet sino solo de dar la oportunidad a que lo hagan si así lo desean, algunas argumentaciones se encontrarán faltas de otro sostén que no sea la voluntad y el empeño del régimen cubano por bloquear el acceso a internet y limitar o cortar de cuajo el derecho a la libertad de información.

Sobre la televisión comercial norteamericana, se verán tan faltos de una argumentación razonable como en el primer caso. No se tratará de algo dirigido en forma singularizada contra ellos o contra interés y persona alguna. Se tratará de que quieran impedir al pueblo cubano acceder a la televisión comercial al alcance de más de doscientos millones de estadounidenses. Ya no será Radio y Televisión Martí, para el caso serían CNN, Fox, CBS, PBS y otras en un amplio y abierto etc.

Perder el monopolio informativo marcará una sensible diferencia en la actual correlación de fuerzas. Para el régimen sería la quiebra definitiva de la televisión oficial por falta de audiencia. Muy pocos verían tan solo una emisión de los noticieros televisivos, la Mesa Redonda colapsaría y el rotativo Granma, quedaría limitado en su uso para envolver basura o como papel sanitario. No es que en la actualidad no se le de este uso, solo que las nuevas alternativas le limitarían a esto.

Una orden o unas órdenes ejecutivas de este tipo, marcarían una diferencia. Un antes y un después y quizás hasta un no buscado y nuevo legado, que si marcaría la diferencia para un verdadero empoderamiento del pueblo cubano. ¡Adelante Sr. Trump!
infiernodepalo; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#455

Una elección que afectará a muchos para bien o para peor, Juan González Febles

A Cuba siempre le irá peor con una Administración Demócrata, estadounidense, porque ahí es donde ha venido siempre lo que ha dado aliento a la dictadura castrista. Así pasó con Jimmy Carter, y con Bill Clinton. El primero permitió un éxodo masivo en 1980 y el segundo a despecho de sus intenciones, permitió el derribo de una aeronave civil norteamericana en aguas internacionales. De John F. Kennedy mejor ni hablar. Lanzó a los invasores de Girón al peor espacio, les negó apoyo aéreo y luego puso como garante de la permanencia del castrismo, al gobierno estadounidense a partir de lo que negoció con la antigua URSS.

La Administración de George W. Bush mejoró las cosas. Con una Administración Republicana, el castrismo se pone cauteloso. Trump puede ser un susto como dicen muchos por acá y por allá, pero sustos y todo, además representa una sorpresa. Esta sorpresa podría favorecer o no al pueblo de Cuba. Donde sí existe una certeza es con la Sra. Clinton. Al castrismo le convendría Clinton, Trump es un hombre de negocios y aquí en Cuba lo menos seguro que hay son garantías para ningún hombre de negocios. Negociar con el castrismo es asumir pérdidas por adelantado porque el régimen militar cubano jamás paga sus deudas.

La Sra. Clinton afirma que dará continuidad a las concesiones y regalías concedidas por Obama. Eso la hace perjudicial para las aspiraciones del pueblo y los demócratas cubanos.

Como ya es costumbre, las autoridades cubanas han alentado campañas en el viejo estilo antiestadounidense. Se denuncia el embargo, se condena al “imperialismo yanqui” y se abortan todas las iniciativas llegadas desde el Norte.

Últimamente, la televisión oficial ha mostrado de forma reiterada numerosas manifestaciones y protestas preparadas por el régimen en las que participan representantes de la “juventud cubana”. Estos atacan las iniciativas llegadas desde USA a partir de su carácter “subversivo”. Estas campañas son una forma de preparar a la opinión pública cubana para un colapso de las negociaciones, en caso de una victoria de Trump y este es uno de los peores escenarios para la élite de poder castrista.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se comprometió a apoyar a los pueblos cubano y venezolano en su “lucha contra la opresión”. Así lo hizo en el marco de sus mítines de campaña en el estado de Florida, que ciertamente es uno de los más importantes de estas elecciones.

Lo más interesante es que el pueblo cubano y el pueblo venezolano no se cuentan entre los electores del Sr. Trump, aunque potencialmente estén entre los más beneficiados con su elección. Parecería repetirse a la inversa otra situación, en que no electores resultaron terminalmente perjudicados por el resultado de las elecciones que elevaron a la presidencia de la nación líder del mundo libre a Harry S. Truman, quien perpetuaría la pesadilla norcoreana que sufrirían millones de no electores estadounidenses o las que convirtieron en presidente de esa gran nación a John F. Kennedy, quien a su vez garantizó décadas de dolor a millones de no electores, cubanos para la ocasión.

La trampa o el sentido no tan oculto de ser presidente de la nación líder del mundo libre, es que millones de seres humanos a lo largo y ancho del mundo, sentirán para su bien o para su mal, la influencia que sobre ellos ejercerá lo que decida desde Washington el próximo presidente de los Estados Unidos. La sombra proyectada desde Washington y la Oficina Oval allí radicada, aliviará o congelará la vida de muchos. En esto consiste el liderazgo mundial y esta es la gran responsabilidad de quienes asumen ese legado y reciben de manos de su pueblo tan alta investidura.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#454

Actividades económicas… ¿ilícitas? Juan González Febles

Quienes impusieron la pena de muerte, derogaron la Constitución de 1940, impusieron las ejecuciones extrajudiciales, los juicios sumarios, los creadores de la Peligrosidad Social Pre-delictiva y tantos otros aportes a las teorías del derecho o el contra-derecho, aportan otra innovación. Hoy se trata de acusar e imputar a opositores pacíficos al régimen militar castrista, periodistas, etc., de algo que de forma eufemística dan en llamar “actividad económica ilícita”.

Cuba se ha convertido en un espacio de pesadilla. En Cuba, hoy día, se sufre el control absoluto que ejerce el régimen militar totalitario castrista sobre toda la ciudadanía. Este control resulta enajenante y totalizador y priva –entre otros- del derecho al trabajo a quien disiente. Para redondear el control, se priva a todos del confort y de la munificencia material. Para que la familia en jefe y su banda gobernante retengan el poder absoluto, resulta imprescindible la miseria material compartida por todos.

El régimen militar castrista en tiempos de la égida del culpable en jefe de todo lo mal hecho, el ex dictador Fidel Castro, hizo realidad aquella anécdota de Stalin con la gallina, solo que nuestra gallina fue el pueblo y la sociedad cubana en su conjunto.

Se dice que Stalin en un día de verano muy caluroso y bajo inclemente sol, desplumó a una gallina. Sin la protección del plumaje y bajo el sol, la gallina optó por aprovechar la sombra de Stalin y allí se cobijó. Esto bastó para que el padrecito diera libre expresión al sicópata criminal que fue y entonces, explicó que esta es la forma que habría que tratar al pueblo, quien como la gallina de marras, no tendría otra opción que cobijarse bajo su sombra “protectora”.

Por esto, afirman, “…no se permitirá la concentración de la propiedad y la riqueza en personas naturales y jurídicas no estatales, conforme a lo legislado”. Así la gallina, -el pueblo- permanecerá a la sombra del poder.

De vuelta con “las actividades económicas ilícitas”, resulta un verdadero contrasentido que sea el régimen militar totalitario castrista quien se abrogue el derecho de hablar sobre supuestas actividades económicas ilícitas. Se trata de que uno de los principales ingresos de que depende el inviable e inepto régimen castrista son las remesas y cualquier ingreso que entra por donación a sus arcas. Se trata de que como Cuba adentro, el régimen castrista criminaliza la diferencia, pretenden convertir en ilícitas las ayudas de ONGs y cubanos en el exilio a disidentes, opositores y periodistas independientes, (los de veras): así de sencillo.

Ni la embajada del régimen castrista en los Estados Unidos ni alguna otra en Europa democrática o América Latina se ve obligada a contratar personal nativo a través de los oficios de alguna empresa contratadora, que además de escoger y contratar el personal, cobre los ingresos personales de cada empleado a la embajada y pague a estos una suma irrisoria por debajo de lo que paga la embajada a la empresa contratadora.

Se trata del mismo estilo esclavista con que el régimen convierte en lícito el pago a profesionales cubanos de la salud y de otras disciplinas, en prestaciones de servicios a lo largo del mundo. ¿Por qué sucede? Pues a partir de la permisibilidad de cada estado de derecho que acepta y de esta forma consagra estas prácticas.

¿Qué pasaría si los estados de derecho democráticos del mundo dejaran a un lado la permisibilidad y la complicidad tácita con estas prácticas? Pues el régimen castrista se vería obligado a cesar en las mismas. De otra manera, se quedarían como cuerpo diplomático en La Habana, las embajadas de Rusia, China, Corea del Norte, regímenes islámicos promotores de sharias, terrorismo, lapidaciones, etc., y aldeas miserables con pabellón nacional africanas, todas con presidentes millonarios y embajadas suntuarias.

Un estado paria, ahogado en deudas como el castrista, que no es capaz de producir el mínimo para una subsistencia digna, difícilmente resistiría medidas de esta índole.

Quizás se trate de que actitudes dignas que dejen de convalidar prácticas aberrantes o quizás el fin de la permisibilidad sea el complemento que le faltó en su momento al “fallido embargo”. El tiempo lo dirá.

El caso es que si deben terminar las denominadas “actividades económicas ilícitas”, que sean las verdaderamente ilícitas y no las que el régimen castrista etiquete de esta forma.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#454