Si de una razón se trata, al menos que sea una razón que convenza, Juan González Febles

Leo con estupefacción en ‘La Joven Cuba’, el trabajo titulado ‘Con razón, o sin ella’ que firma Osmany Sánchez Roque, fechado en julio 7, 2017. Se trata sobre un debate en el que participaron Yadira Escobar y la portavoz de las Damas de Blanco en Miami. Nos señala el autor que decidió hacer el resumen con dos puntos. Estos fueron sobre que la portavoz de Damas de Blanco dijo que estaba totalmente de acuerdo con la política de Trump porque Obama había traicionado a los cubanos por segunda vez. La portavoz, siempre según Sánchez Roque, aclaró que la primera traición fue la de Kennedy cuando la invasión de Playa Girón.

Esto le sirvió al exponente de La Joven Cuba para desbarrar sobre “los cientos de miles de muertos que hubiese ocasionado la invasión norteamericana a Cuba, sobre los daños colaterales emergentes”. Entre estos daños quizás convendría sumar los miles de fusilados, los remolcadores hundidos, los ahogados en el Estrecho de La Florida y los muertos en las cárceles dantescas y medievales del régimen militar castrista. Pero Sánchez Roque no lo hizo. Afirmó no tener la menor duda de que la portavoz apoyaría a Trump si mañana anuncia por Twitter que va a invadir Isla.

Digamos que ignora o le conviene ignorar que el imperio soviético apoyó a sus sátrapas verdeolivo en una forma tan incondicional, como nunca lo hizo el gobierno estadounidense. Aquellos que se afirmaron en enfrentar a la dictadura comunista con las armas en la mano, fueron abandonados en el momento, que la conveniencia política así lo dictó. Kennedy en su momento negó apoyo aéreo a los invasores de Girón, mientras la Unión Soviética apoyó con todos sus recursos al difunto dictador Fidel Castro y a la pesadilla que ya tomaba forma. No obstante, en el pasado hubo un Henry Earl Reeve, más adelante hubo un William Morgan.

El segundo punto que enarbola Sánchez Roque, fue que la portavoz detuvo el debate y se paró. Exclamó que, “…no discute con Yadira porque esta es sumisa y apoya a la dictadura”. Esto le sirvió para preguntarse:
“¿Qué sucedería en Cuba si esta gente llega al poder algún día? ¿Tendrían alguna oportunidad los que piensan diferentes a ellos?”.

¿Qué les parece? Ahora hasta se preocupa de la libertad de expresión. Ignora o quiere ignorar que en una democracia como por la que se lucha hoy en Cuba, todos tenemos ese derecho que niega el régimen militar totalitario cuya defensa asume, la libertad de expresión.

Usa además (muy irrespetuosamente) el habla de cubano de a pie y llama ‘esta gente’, a personas que se oponen de frente a la dictadura militar totalitaria con que él y otros como él se identifican. Entonces, bueno será aclarar a Sánchez Roque que ‘esta gente’ es la expresión que usa el hombre y la mujer de a pie para referirse a delatores, paramilitares, cotorrones panfletarios y otros servidores incondicionales de la banda armada verdeolivo.

Por supuesto que en respuesta a sus dudas, convendría recordarle que el Partido Comunista o Socialista Popular existía y hasta tenía representación en el Senado y la Cámara de Representantes de aquella república. Cuando se es libre, se tiene ese derecho de que habló Martí, “a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía”.

En ese Miami que la prensa oficial y sus cotorrones asalariados presenta como intolerante, sucede que alguien defiende en un debate puntos de vista como aquellos defendidos por Yadira Escobar, con los que la portavoz de Damas de Blanco no estuvo de acuerdo. ¿Alguien apaleo, golpeó o reprimió a Yadira Escobar en la conclusión del debate, cómo sucede cada domingo en Cuba con las valientes e imprescindibles Damas de Blanco? ¿Tendrá Rosa María Payá o cualquier otro u otra, oportunidad de exponer sus puntos de vista desde la televisión oficial castrista? La petición de Rosa María Payá, de un espacio en el Noticiero de Televisión, aún está en pie.

Si de razones se trata, al menos usen alguna que convenza. ¡Mis parabienes!
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

 

 

Una destacada y académica idiotez, Juan González Febles

Aquello de que el apoyo al cuentapropismo y la “inversión privada” aportará elementos para una eventual democratización en Cuba, se ha convertido en algo que se repite una y otra vez. Pero todo no es más que una soberana idiotez. Cuando el totalitarismo consigue instalarse y consolidar los amarres totalitarios de una dictadura absoluta, el crecimiento económico global y el de sectores escogidos y autorizados para ello, solo fortalece al totalitarismo.

Estamos ante una nueva receta de supervivencia del Castro-Consorcio. Una vez rebasado el comunismo y sus inviables recetas económicas de planificaciones centralizadas a corto, mediano y largo plazo, se trata de crear un fascismo corporativo que promueva un capitalismo dirigido exitoso, que mantenga el poder en las mismas manos.

Para ello, el nuevo capitalismo mantendrá la supresión de derechos y libertades. No habrá pluripartidismo, sindicatos libres ni libertad de expresión, asociación y prensa. Quizás, se produzca un crecimiento económico que beneficiará de forma directa a los mismos militares y servidores asalariados de los servicios de seguridad, inteligencia y contrainteligencia castristas que durante tanto tiempo mataron, encarcelaron, reprimieron y degradaron. ¿Qué y cómo se beneficiará el pueblo de a pie con esto?

En la actualidad, los cuentapropistas exitosos en Cuba, son aquellos autorizados para ello por la élite gobernante. El resto, deberá integrarse (ya lo han hecho algunos) en los sindicatos oficiales aupados por la oficialista Confederación de Trabajadores de Cuba, (CTC) ya en los sindicatos oficialistas, los cuentapropistas estarán controlados de forma tan férrea como el resto de los trabajadores y la población dentro de Cuba. Tales cambios, solo beneficiarán a inspectores corruptos y a los gerentes ventrudos con grado militar en la “reserva”, que atesoran en closets, sus uniformes ‘para cuando haga falta’.

Sería muy provechoso que los que trazan estrategias y políticas hacia la Isla desde USA, los que seleccionan para becas en Harvard y otras universidades de los Estados Unidos, los que seleccionan viajeros, los que deciden detalles y generalidades sobre políticas hacia Cuba, tuvieran en cuenta estas peculiaridades, de las que nadie quiere percatarse.

Los que proclaman que la promoción del cuentapropismo y de los empresarios privados, dentro de Cuba, facilitará el tránsito a la democracia, deberán tener en cuenta la circunstancia real de la vida en Cuba y el significado que tiene el totalitarismo y el control social enajenante que este implica.

Quizás alguien, en aquellos predios político-académicos de USA, piensa que el oligopolio militar, que en la actualidad, vende a un 200% por encima del precio de adquisición los productos de primera necesidad que oferta a la población en las tiendas de venta por divisas que administran, serán más generosos una vez que se hayan desplazado hacia el cuentapropismo. ¿Será así?

Luego de repasar todas las incidencias vinculadas, habrá que reconocer que el trabajo de los servicios de seguridad inteligencia y contrainteligencia castristas y sus agentes de influencia y penetración desde los Estados Unidos, es ciertamente mucho más eficiente que la práctica cotidiana zafia y brutal que caracteriza la labor de estos servicios en Cuba.

Esperemos que alguien repase con detenimiento lo antes expuesto.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#487

Los bien parados’ del Castro-Consorcio, Juan González Febles

Las contradicciones sociales creadas por el castro-fascismo, desde la obligada convivencia de villas miseria con los empoderados nuevos ricos de las zonas congeladas en Miramar, Atabey, Nuevo Vedado, etc., marcan diferencias significativas.

Hoy se ven Mercedes-Benz, Samsung, Toyota, VW, Citroen y otros flamantes vehículos, muchos con aire acondicionado, por toda la ciudad. Muchos tienen chapas “P”. P es particular. No son del gobierno, ni de diplomáticos ni de técnicos extranjeros.

¿Desde cuándo en el infierno castro-fascista los cubanos comunes y corrientes se movilizan en lujosos autos de este corte? ¿Quiénes pueden adquirirlos legalmente? Solo los nuevos ricos, la nueva clase social de Cuba, los ricos emergentes, los empoderados del castro-fascismo. Se hicieron ricos desde la corrupción, todos y algunos, desde el cuentapropismo.

Ningún cuentapropista que no sea escogido desde la élite para ser rico, llegará a serlo. Los inspectores corruptos no lo posibilitan y así, solo son prósperos, quienes son escogidos por quienes escogen para todo en Cuba.

Con la legalización del trabajo por cuenta propia, la apertura económica (de mentiras y por lentas etapas) sumada a la esperanza que despertó el acercamiento desde Washington, se multiplicaron en Cuba los negocios particulares. Aparecieron cafeterías, talleres mecánicos o el negocio del futuro, el alquiler. Esto en las condiciones de un mercado inmobiliario absolutamente controlado, que se multiplica (siempre bajo control) ante la perspectiva cierta o no del arribo de una creciente marea de turistas desde Estados Unidos.

Luego de que el ex presidente estadounidense Barack Obama flexibilizara las restricciones a los viajes, muchos estadounidenses (más de 50 000) viajaron en 2015 a Cuba. Mucho más que el anterior 2014. Entre 2010 y 2014, miles de norteamericanos se alojaron en casas privadas habaneras, solo que tales casas fueron las escogidas por los censores servidores de la represión y beneficiarios directos de estas y otras cosas.

La clase verdaderamente alta en Cuba es la que conforma el entorno del clan Castro y los altos mandos de las fuerzas armadas. Estas controlan las empresas que manejan divisas. Tienen en sus manos las compañías estatales de turismo, las empresas mixtas con sociedades extranjeras para la administración de las grandes cadenas hoteleras y hasta las sociedades de importaciones.

Donde hay dinero en Cuba, hay a cargo un señor adiposo y ventrudo con muchas estrellas en algún uniforme guardado en un closet. Pero estos cerdos no dan vueltas por la ciudad en coches suntuarios con luces que parpadean. Los que al borde de la piscina del Hotel Nacional comen hamburguesas de dos pisos, gritan en sus iPhone 6, o se congelan por el aire acondicionado en las salas reservadas de los mejores paladares, son los chivatos y servidores escogidos por los cerdos para acceder a la cesta de fabricar dinero en la limitada apertura económica.

El fenómeno del resentimiento toma fuerza por acá. Se perciben los problemas sociales que esto creará al régimen. La realidad conocida de la prostituta que gana en una noche lo que un médico que trabaja para el estado gana en un semestre, es solo una parte de esta verdad.

Todo llega en momentos en que el funcionario estatal, que antes fue uno de los pocos autorizados a tener un coche particular, ve a quien vive de chivatear y contrabandear repuestos para cualquier cosa, coger taxis, mientras él no puede sacar su Lada del garaje porque no tiene plata para el combustible.

Estamos ante un nuevo escenario social y es nuestro deber encontrar el rostro de quienes lo detentan para su placer.

Sobre esto, hay una anécdota que compartiré con los lectores.

Un 24 de setiembre, hace unos pocos años, fui a cubrir una actividad que tendría lugar en la iglesia de la Virgen de Las Mercedes, en el municipio Habana Vieja. La Santísima Virgen de Las Mercedes, se sincretiza con el oricha Obbatalá, amo, señor, dueño de las cabezas y pacificador por esencia y naturaleza.

Acostumbrado a las respuestas de los vecinos del entorno de la iglesia Santa Rita de Casia, en la barriada Miramar en el municipio Playa, a las marchas pacíficas de las Damas de Blanco, la respuesta que percibí y viví, aportada por lo humildes pobladores de la Habana Vieja, me sobrecogió. El apoyo de los vecinos en el entorno de la iglesia de la Virgen de Las Mercedes a Damas de Blanco y activistas opositores fue casi unánime. Vi poca indiferencia y lo que no percibí fue apoyo alguno al régimen.

Las diferencias entre ambas barriadas son más que notorias. Casi ninguno entre los vecinos actuales de Miramar adquirió la vivienda que vive con su esfuerzo. Se trató del reparto de un botín, organizado por mandato del difunto ex dictador Fidel Castro, que repartió casas y propiedades, cuyos dueños legítimos abandonaron el país. De esta forma, se garantizó el servicio incondicional de los beneficiados por tal reparto. Esta es la razón que marca diferencias entre el resto de la capital y los vecinos de esta y otras zonas congeladas.

Hoy en Cuba, no queda alguien ilustrado, sensato y honesto en las filas del partido único gobernante y de nombre comunista, que sea tan solo honesto. Algunos viven de las prebendas recibidas a cambio de su incondicionalidad absoluta. A estos se les permite espacios mediáticos y poseer empresas que pueden ser estudios de grabación, como sucede con Silvio Rodríguez, el cantor de la ignominia y uno de los más destacados entre tales oportunistas.

Solo quedan funcionarios e intelectuales de muy bajo nivel cultural y político. Son estos ‘los bien parados’ por el Castro-Consorcio. Andan ansiosos por vivir en alguna zona congelada.

La postura de represor o chivato se utiliza contra el siempre reprimido pueblo. Esto demuestra el estado cavernícola del Castro-Consorcio, del PCC y de su militancia.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#486

¿Seguirá la monserga del socialismo marxista, leninista, castrista o lo que sea? Juan González Febles

Dada su inviabilidad y el amplio historial de fracasos en Rusia, Europa del Este, Asia y más recientemente América las especulaciones felizmente depreciadas en la práctica de Karl Marx y su carnal Federico Engels, solo se mantienen en el discurso del régimen militar totalitario que encabeza el general de ejército Raúl Castro.

En la praxis, Gaesa y el resto del tinglado monopolista y oligárquico que dirigido por militares marca pautas de corrupción y enriquecimiento en Cuba, se afirman en un capitalismo de estado monopólico y corporativo que conserva los términos teóricos socialistas, solo para el discurso mediático. De acuerdo con lo observado, en la práctica, quienes encontraron la fórmula que hoy se aplica en Cuba, fueron Adolfo Hitler y sus seguidores de aquel Partido nacional y hasta socialista que decía defender los intereses de los trabajadores alemanes, a quienes explotó con una eficiencia que ciertamente jamás han logrado sus émulos castristas desde esta orilla, aunque se hayan esforzado ciertamente para lograrlo.

Todo parece indicar que en 2018, quizás hasta el Partido único cambie su nombre. Puede que sea revolucionario o cualquier otra cosa, pero lo más inteligente será adecuar el discurso con la praxis y los morones que no faltan, creerán ver los cambios solo con la apertura capitalista.

Quizás este sea el momento en que tanto fuera como dentro de Cuba, la gente se percate que capitalismo es la solución económica perfecta, solo que esta no es la solución humana que hace falta. La Alemania nazi y la Italia fascista eran capitalistas y esto no hizo que los alemanes y los italianos fueran libres. En la actualidad, Rusia es tan capitalista como los Estados Unidos, Inglaterra e incluso Alemania, solo que este avance no ha conseguido que los rusos sean libres. Para que el capitalismo consiga articular felicidad, este necesita libertad, democracia, derechos y un estado que se consagre a fortalecer y defender esa libertad y esa democracia desde un estado de derecho.

Aunque herederos primados del clan Castro compren residencias que cuesten millones y paseen su opulencia en yates por el Mediterráneo, esta conducta capitalista no resuelve problema alguno Cuba adentro, donde la corrupción y la represión fascista son enajenantes y totalizadoras.

El castro-fascismo gobernante en Cuba, pone el acento en procedimientos usados en su momento por el nazi-fascismo europeo como vía expedita para una intimidación mayor de la ciudadanía. Continuarán sin permitir sindicatos libres, derechos y libertades. Solo así el Castro-Consorcio, sus generales y herederos mantendrán sus mal habidas prerrogativas. Entonces si el capitalismo puede convivir con la falta de democracia, libertad y derechos, en Cuba hacen falta mucho más que reformas económicas.

El momento de mayor peligro llegará cuando se termine definitivamente la monserga del socialismo, marxista, leninista, castrista o como quieran llamarlo. Entonces veremos de cerca y sin afeites, la cara del castro-fascismo que llega.

Sobre esto es bueno decir que aunque decenas de miles de buenos americanos combatieron al fascismo en la II Guerra Mundial y dejaron la vida en esta empresa, lo único malo que parecen ver los que hoy mandan por allá, es al rebasado comunismo o lo que llega con medias lunas y terrorismos.

Aunque estemos próximos al fin de estas viejas monsergas, las que vendrán, pueden ser peores.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#485

 

Consensos de barrio, Juan González Febles

La barriada capitalina Lawton, ubicada en el también municipio capitalino Diez de Octubre, ha sido tradicionalmente una barriada integrada por familias trabajadoras. Fue y es la barriada de gente honrada y de trabajo. No obstante a ello y durante muchas décadas, los rótulos del secretismo oficialista la marcaron ‘como zona de alto potencial CR’.

Para quienes no están al tanto de las interioridades nacionales, ‘CR’ es la sigla abreviada de contrarrevolución. Entonces, queda claro, como fue etiquetada la barriada en los términos de la jerga oficialista para la represión.

De forma paralela a esto, Lawton fue y es un espacio primado para las gestiones comerciales no oficiales. No se roba, se mata o se asalta más que en cualquier otra zona capitalina. Se trata solo de gente afirmada en vivir y comerciar sin permiso. Trasiegan y hacen cosas de ese estilo y esto les permite poner comida sobre la mesa.

En Lawton, el gobierno, sus representantes, funcionarios, delatores, simpatizantes y represores son llamados indistintamente por todos, ‘esta gente’.

Es en esta barriada capitalina donde el Movimiento Damas de Blanco estableció su sede nacional y esta decisión tomada por las valientes mujeres de blanco, ha creado sólidos nuevos consensos entre la gente del barrio.

A continuación expondremos algunos de estos consensos y dadas las conocidas características del infierno represivo que se vive en Cuba, los testimoniantes permanecerán en el anonimato por temor a las consabidas represalias.

Una mujer que vende espaguetis, macarrones y coditos de puerta en puerta, llega y pregunto:
-¿Qué le parece lo que le hicieron a las Damas de Blanco? Les echaron pintura negra de asfalto. ¿Lo sabía? La policía dice que ellos no saben nada del asunto…
-¡Quien no sabe eso!- responde la mujer. –Fueron ellos mismos. A ver, ¿tú que eres periodista de los derechos humanos, no sabes que esa casa está vigilada 24 horas? Les han puesto tres, cuatro y hasta cinco cámaras de esas que pone la policía ¿Y eres tú el que pregunta? Fueron ellos mismos, ¡coño!!
-¿Y usted que piensa sobre lo que ellas hacen?- pregunto.
Me responde:
-Ellas hacen lo que yo veo en el Noticiero de Televisión que se hace en todo el mundo. Piden leche para los niños y comida para el pueblo. Piden libertad para quitar a esta gente y no le hacen daño a nadie…
-¿Por qué no se les unen?
-Aquí nadie quiere poner el muerto. Mira, ¡esta gente cuando quieren, matan! Tú tienes que saber eso, ¿o no?

Los niños de la barriada llegan más al corazón. Les he visto jugar con pistolas plásticas y hechas con madera desechable. Jugaban a salvar a Berta Soler. Una pequeña de entre 9 y 11 años, era Berta. Los buenos la rodeaban e impedían a los malos (policías, DSE) acercarse.

Uno de ellos me explica:
-Berta es buena. Ella, Aliuska y Cristina nos regalan juguetes. Son juguetes que los papás y mamás de nosotros no pueden comprar porque son muy caros y el dinero no alcanza. Ellas nos los dieron, y los policías nos los quitan…

Un viejo abakuá responde mi pregunta y sobre el reciente acto de vandalismo contra la sede nacional de las Damas de Blanco, expresa: “Los hombres, cuando tienen concepto y moral de hombres, no maltratan mujeres. Para estar en un plante (célula básica abakuá), hay que ser hombre primero, amigo, buen padre de familia. ‘Esta gente’ nos tienen el barrio jodido. Por vigilar y joder a esas mujeres, nos tienen jodidos a todos. Nadie sin el permiso o la orden de ellos podía acercarse a esa casa (la sede nacional) y mucho menos hacer lo que hicieron. ¡Fueron ellos y más na!” -Concluyó.

Resulta de capital importancia exponer lo planteado por la líder y representante nacional del Movimiento Damas de Blanco, Sra. Berta Soler Fernández. “Fuimos a hacer la denuncia del acto vandálico realizado contra nuestra sede, en la unidad policial de Aguilera, que está a cargo en esta zona. Cuando les sugerí que revisara las cámaras de vigilancia instaladas, dijeron que ellos (PNR, Policía Nacional Revolucionaria) no tenían acceso a las mismas, porque estas están al servicio y son elementos de trabajo de la Seguridad del Estado”.

Esto deja en claro a quienes habría que pedir responsabilidad por este y otros actos vandálicos incurridos no solo contra las Damas de Blanco sino además, contra la oposición pacífica interna, la sociedad civil y contra el pueblo cubano.

Otro vecino, aficionado a las peleas de gallos, expone: “Desde que llegaron, esto se puso malísimo. Se metió aquí la Seguridad del Estado y esto se jodió. La policía normal deja vivir o dejaba vivir. Esta gente de la Seguridad, ¡lo han puesto todo malísimo…!

Resulta muy significativa que desde el establecimiento de la sede nacional de las Damas de Blanco en la barriada de Lawton, han sido mudados a esta, miembros y ex miembros del Ministerio del Interior. Les han traído en busca de un contrapeso, pero el efecto no fue el esperado ya que todos o casi todos ocupan viviendas que han sido reparadas o reconstruidas con un respaldo económico que pone claramente en evidencia quiénes son y las diferencias sustanciales entre su calidad de vida y la de los vecinos originales de la barriada.

Estos son algunos de los consensos y situaciones recogidos al azar en la barriada capitalina de Lawton. Estos consensos tipifican un estilo de vida dentro del infierno en los aspectos que evidencian y tipifican el abuso de género y la represión política ciudadana. Solo espero que nadie lo califique como estridente, porque es tan solo real.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#483

Noticias Bajo amenazas periodista independiente Oscar Sánchez Madan, Juan González Febles

Desde la localidad de Cidra en la provincia Matanzas donde reside y por vía telefónica, el periodista independiente Oscar Sánchez Madan denuncia que en la mañana del pasado día 15 de mayo, el agente de la policía Seguridad del Estado (DSE) que se identificó como William y el jefe de sector de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el poblado de Cidra donde reside le hicieron una advertencia oficial en la unidad municipal de la PNR.

Resulta advertido que puede ser encarcelado a partir de la figura de delito ‘Índice de Peligrosidad Social’ por reunirse con las Damas de Blanco en su sede nacional habanera y no tener vínculo laboral. Madan fue arrestado el domingo 7 de mayo en medio del aquelarre represivo de ese día y la golpiza y el abuso de género ya reseñado que la policía Seguridad del Estado (DSE) emprendió como es costumbre cada domingo contra las Damas de Blanco. Madan declaró que su participación estuvo dada en que decidió solidarizarse con las frecuentemente golpeadas y abusadas Damas de Blanco.

Madan ratifica que continuará su brega opositora y que si el Régimen Militar Castrista (RMC) decide encarcelarlo, está en condiciones de sufrir las consecuencias por ejercer sus derechos. Las personas poco informadas sobre la situación en Cuba, deben saber que el control totalitario absoluto impuesto en Cuba por la dictadura castrista, excluye a los opositores, periodistas y disidentes en general, del derecho al trabajo, entre otras exclusiones.

El llamado ‘Índice de Peligrosidad Social’, posibilita encarcelar bajo la presunción de lo que el acusado habría podido hacer y no por la comisión real de delito alguno. Esto sigue la pauta establecida en el Código Penal impuesto en 1935 por el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores en Alemania, bajo la égida del compañero Hitler, que fuera en su momento otro muy destacado revolucionario profesional.

Esperemos que alguien desmienta lo que considere adecuado desmentir en esta nota, si es que habría en ella algo que desmentir y que esta estampa sobre la dura realidad cubana, no sea etiquetada como ‘estridente’.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#481

Don Lauría servidor de la jauría, Juan González Febles

Según afirma el Sr. Carlos Lauría en un reporte que firma desde https://cpj.org/x/6c33, (‘Conectando a Cuba Committee to Protect Journalists’), “…el panorama mediático cubano ha comenzado a abrirse en los últimos años, transformado por una animada blogosfera, un número cada vez mayor de sitios web noticiosos que contienen investigaciones periodísticas y opiniones noticiosas, y una innovadora generación de periodistas independientes que son críticos de las ideas socialistas y, no obstante, las siguen apoyando”.

En otra parte, Lauría expresa: “…el auge de la cobertura informativa independiente es una señal de cambio”.

¿Qué habrá cambiado en Cuba según el compañero Lauría?

En este momento, el régimen militar castrista necesita recomponer su imagen y para ello, son necesarios servidores dispuestos a cumplimentar los propósitos y fines de la jauría represiva al servicio del régimen y aquí brilla con luz propia el compañero Lauría.

Con todo el irrespeto que develan en su momento estos amanuenses velados del castrismo, nos dice Lauría, “la represión estatal sistemática a gran escala ha disminuido significativamente, los opositores más estridentes en los medios sostienen que siguen enfrentando el acoso y la intimidación por parte de las autoridades”.

Al Sr. Lauría parece no constarle la represión al actuar político ciudadano que cada semana despliega el régimen militar totalitario castrista. Debía consultar las imágenes disponibles en la web sobre este tema y los reportes, informes y despachos que “los estridentes” de hoy redactan desde Cuba y que personas como Lauría, que quizás no hayan aprovechado alguna oportunidad que la vida les haya proporcionado para ser “estridentes”, y enfrentar en su patio alguna dictadura.

Esperemos que el Sr. Lauría, busque más allá de ‘El Estornudo’, Periodismo de barrio’, etc.: quizás encuentre algo.

Vuelve Lauría y dice: “En un discurso pronunciado en diciembre de 2010, Castro le dijo a la Asamblea Nacional que no temiera las discrepancias ni las diferencias de opinión”.

Todo parece indicar que según Lauría, el difunto ex dictador Fidel Castro, podría resultar un exponente de cierta y menguada defensa a la libertad de expresión. ¿Qué les parece?

Desde que el general de ejército Raúl Castro anunciara su retiro, quedó inaugurado el periodo que abre espacios primados para medidas activas y montajes dirigidos a legitimar determinados actores y determinados objetivos. Solo habrá que articular estos objetivos con otras medidas tomadas, siempre fuera de Cuba y facilitadas por servidores de la jauría (voluntarios o no) del estilo del Sr. Lauría.

Lauría pasa por alto a los iniciadores de la prensa nacional independiente cubana. No quiere recordar a Raúl Rivero Castañeda, Manuel Vázquez Portal y Jorge Olivera, entre otros, destinados al necesario olvido. A los que conformaron y conforman este grupo, les llama despectivamente ‘estridentes’.

No reconoce a quienes rasgaron el velo de hermetismo del totalitarismo castrista y continúan desde Cuba afirmados en esta labor, los que ciertamente abrieron la senda que hoy recorren triunfalmente, los documentalistas y los blogueros ‘en favor de revolución’, los que siempre de acuerdo con Lauría, abren nuevos espacios para la libertad de expresión y el periodismo emprendedor que hasta hace unos años, (¿cuántos?) parecían intocables.

Lauría prefiere destacar a periodistas entrevistados, que han señalado que abordan su trabajo periodístico con cautela y se abstienen de publicar trabajos abiertamente críticos por miedo o respeto al marco jurídico vigente.

¿A quién conviene esto? Todo apunta que Don Lauría es un eximio servidor de la jauría.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#480

Castro fascismo, algo más que un sistema fallido, Juan González Febles

El capitalismo de Estado protofascista castrista, ha desembocado en un capitalismo corporativo, clientelar, mafioso, articulado por los generales sin batallas y herederos sin gloria. Este inviable sistema es generador de corrupción y frena la eficiencia económica, el desarrollo y la modernización de la economía.

En Cuba, quien se atreva a oponerse al estado y cuestionar sus decisiones corre el riesgo de perder la vida por una golpiza, una virosis, un accidente o una incidencia hospitalaria. Se puede perder la vida hasta por causas naturales. Se puede ser encarcelado y acusado de atentado o desacato.

Es precisamente porque hay que acatar las decisiones del estado so pena de perder la vida o la libertad, y porque los gobernantes no pueden ser sustituidos a través de elecciones libres, que el régimen castrista no logra impulsar reformas económicas y satisfacer las expectativas y ambiciones que ellos mismos se avienen en aceptar.

Desconocer la naturaleza humana y el afán de lucro presente en el ser humano, más su egoísmo, resulta muy propio del régimen militar totalitario castrista. Además de esto, en Cuba se violaron y se violan todos los Derechos Humanos, a lo que se suma una total carencia de las libertades fundamentales, a que tiene derecho todo ser humano. Solo que el cubano, nunca ha podido ni podrá vivir su vida a gusto, como animal de granja. Se sueña y esto les perjudica. Les perjudica aunque muchos entre estos sueños compartidos, encuentren como escenario los Estados Unidos o cualquier lugar, siempre que sea fuera de Cuba.

Por esto, las personas que luchan desde sus países suelen ser las más necesarias, por ser las más valientes o las insustituibles en su momento. Máxime en Cuba, donde una gran gama de delitos sancionan actos que cuestionan los intereses del Estado o la integridad del mismo. Estos delitos, reciben sanciones extremadamente severas, algunas incluyen hasta la pena de muerte.

En Cuba, priman los intereses de una minoría (los servidores del estado) sobre los de la mayoría. Esto se impone por medio del uso de la fuerza y el ejercicio abusivo del poder gubernamental por parte de esta minoría, sobre quienes no compartan su nociva ideología y los intereses materiales con ellos vinculados.

Por suerte quedan opositores empeñados en afirmarse en el ejercicio de sus derechos de expresión, reunión y asociación. Las Damas de Blanco marcan una pauta y hay quien reporta desde Cuba aquello que el régimen se opone a que sea reportado, con la bendición de SIP y CPJ o sin ella. Pero para algunos entre estos, aún se mantiene  la limitación, la coacción o el silenciado ninguneo en los espacios mediáticos, diplomáticos y políticos internacionales.

El capitalismo de estado fascista que el castrismo impone, garantiza el disfrute del botín conquistado con astucia por el difunto dictador Fidel Castro, que al menos pensaba en los suyos. Solo que entre los suyos, nunca se contó al pueblo cubano. En fin, el castro-fascismo es algo mucho más perverso que un sistema fallido.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan Gonzalez
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#479

Diplomacia y euro-variantes que no cambian, Juan González Febles

La gira europea del ministro de Relaciones Exteriores del régimen militar totalitario que encabeza el llamado general presidente y heredero del poder absoluto, Raúl Castro Ruz, Sr. Bruno Rodríguez Parrilla, recuerda a otros investidos con oropeles diplomáticos que en su momento representaron intereses y tendencias similares a estas de las que el Sr. Padilla es cimero representante diplomático.

Señorías que en su momento recibieron con el boato a la altura de su rango a Wilhelm Joachim von Ribbentrop, ministro de Asuntos Exteriores del Reich hitleriano y que lo hicieron con fanfarrias idénticas con Viacheslav Mijáilovich Molotov, Comisario del Pueblo de Asuntos Exteriores de la Unión Soviética, el hombre nombrado por Stalin para los diretes diplomáticos, no pudieron hacer menos que recibir al canciller castrista que representa posiciones y condiciones muy similares a las que supieron representar los antes mencionados  von Ribbentrop y Molotov.

Por supuesto que hay situaciones que ayudan y quizás esto contribuyó al éxito de Parrilla en su reunión con el Rey de España, Felipe VI, y el jefe de gobierno español Mariano Rajoy.

Sobre Juan Carlos I, el padre del actual rey, digamos que fue uno de los mejores preparados en Europa para lidiar con un representante del castrismo. Su papel durante la transición española, su intervención para frenar el intento de golpe de Estado pro franquista de 1981 y su apoyo a la unidad europea, han sido objeto de diversos homenajes, reconocimientos, premios y galardones internacionales. La revista Time, en su momento afirmó, que el rey Juan Carlos se convirtió en el héroe más improbables e inspirador de la libertad del siglo XX, al desafiar el intento de golpe militar que buscó subvertir a la joven democracia posfranquista española.

Aquel memorable, “¿por qué no te callas?”, con que neutralizó al finado dictadorzuelo venezolano Hugo Chávez, quedará como un acierto para los anales de cómo tratar a un sinvergüenza empoderado.

Por otra parte, si conoció a Franco, ¿qué nuevo podría mostrarle Castro II o su enviado Rodríguez Parrilla?

En Portugal fue recibido por el  Canciller portugués y hasta se dice (lo dice Cubadebate) que agradeció la solidaridad de los parlamentarios portugueses. Tales europarlamentarios debieron sentir nostalgia por los buenos tiempos pasados con Oliveira Salazar. Nada mejor para ese tipo de nostalgia, que el contacto con el régimen militar totalitario castrista o con su enviado.

La posición adoptada por los grupos políticos del Parlamento Europeo  que se mostraron a favor de respaldar en su primer debate el Acuerdo de Diálogo Político entre la Unión Europea (UE) y La Habana, podría ser el elemento de una victoria para el canciller Rodríguez Parrilla. Por allá no quieren una “vara de medir” diferente con los Castro y los derechos humanos, que la que utilizan para evaluar a otros regímenes parecidos, como el de China y bueno, esto ayuda.

En Grecia, se entrevistó con su homólogo Nikos Kotzias, y luego de su corta tournee, Rodríguez Parrilla regresó a Cuba. Lo hace satisfecho por el euro apoyo recibido para dar continuidad al abuso ciudadano, a la represión, las golpizas y las eventuales pérdidas colaterales que caracterizan a regímenes del corte de los defendidos tanto por él, como por sus homólogos von Ribbentrop y Molotov.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de:http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#478

Viejos chistes que no pasan de moda, Juan González Febles

En enero 17 de 2017, el régimen militar totalitario encabezado por el llamado general presidente Raúl Castro y EEUU acordaron luchar juntos contra el terrorismo. ¿Qué les parece?

En aquella oportunidad, se firmó un acuerdo para cooperar en temas tan sensibles como la lucha contra el terrorismo, la trata de personas y los delitos cibernéticos.

Las partes reconocieron el “impacto negativo que para la seguridad nacional tienen los delitos transnacionales”, según el memorando de entendimiento que fue rubricado para la ocasión en esta capital.

El texto fue firmado por el encargado de la embajada de Estados Unidos en la isla, Sr. Jefrey De Laurentis, y el recién nombrado ministro del Interior castrista, Julio César Gandarilla Bermejo.

El convenio se sustanció a pocos días de que el presidente Barack Obama —quien comenzó su histórico deshielo con Cuba en 2014 tras cinco décadas de enemistad— dejara la Casa Blanca al actual mandatario Donald Trump, sin que se sepa hasta ahora qué dirección se dará a la política norteamericana en relación a Cuba.

Trump deberá decidir si continúa o no con ese convenio con una dependencia estatal que los opositores cubanos y la opinión pública mundial señalan como responsable de arrestos arbitrarios y todo tipo de violaciones a los Derechos Humanos, civiles, políticos y económicos y además con otros acuerdos en cuestiones de inteligencia y cooperación entre ambos países, cuestionados por sus propios correligionarios y muchos detractores que esperan una política de mayor presión sobre el régimen castrista.

Trump nombró a varios cubano-americanos anticastristas en su equipo de transición. Igualmente, han arreciado las críticas para que Trump revierta la eliminación de la política de “pies secos, pies mojados”, que ofrecía beneficios migratorios a cubanos que llegaran por cualquier vía a Estados Unidos y que fuera suprimida por Obama en su momento.

Aunque Obama comenzara un acercamiento con el régimen militar totalitario castrista (no con Cuba), las sanciones contra ese régimen aprobadas por el Congreso desde hace décadas para presionar un cambio de modelo político y mejoras para el pueblo de la Isla, permanecen intactas.

En las páginas que conforman el acuerdo, se establecen los objetivos de la cooperación y se definen los alcances de los delitos en los cuales se trabajará de manera conjunta. Además de lo descrito, se incluye la producción, distribución y tráfico de estupefacientes, la falsificación de documentos, la seguridad del comercio y la pornografía.

Los firmantes podrán decidir establecer nuevos grupos de trabajo técnico, de acuerdo al texto rubricado para la ocasión. Las acciones previstas establecen que los funcionarios de las dependencias involucradas de uno y otro país tengan intercambios de información y experiencias. Se contemplaron operaciones coordinadas y la designación de oficiales de “enlace” a fin de que las comunicaciones sean fluidas.

Se habló de que las partes realizarán conversaciones de seguimiento de ese memorando cada seis meses y que estará vigente por dos años prorrogables a partir de la firma del convenio.

Aunque podría ser un tanto prematuro, debe destacarse la buena fe y el optimismo de los negociadores estadounidenses.

Habría que ver qué opinión tiene Popeye, que de acuerdo a lo informado, negociaba por delegación de su jefe, el felizmente finado Pablo Escobar, intereses comunes vinculados al narcotráfico con altos exponentes de la nómina oficial castrista.

También sería interesante conocer la opinión de etarras, miembros de las FARC y de otros terroristas entrenados, armados y financiados en Cuba, para hacer la revolución.

Valdría saber que opinan los aliados y compañeros de Corea del Norte, Irán, Hezbola, los criminales estadounidenses refugiados en Cuba, etc.

Quizás solo se trata de viejos chistes que no pasan de moda. Esperemos por el próximo trasiego de armas a Corea del Norte o alguna nueva iniciativa revolucionaria traída a despecho de los acuerdos firmados por el Sr. De Laurentis, y el responsable directo de las golpizas dominicales a mujeres y disidentes desarmados, el honorable ministro del Interior castrista, Julio César Gandarilla Bermejo.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#477