Palabras e inspiraciones del asesino Ernesto el Cheche Guevara, Juan González Febles

Estas son las palabras del asesino Ernesto el Cheche Guevara sobre los fusilamientos, parrafada vil que fue expuesta públicamente ante las Naciones Unidas el 11 de diciembre de 1964: “Nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte. Nosotros sabemos cuál sería el resultado de una batalla perdida y también tienen que saber los gusanos cuál es el resultado de la batalla perdida hoy en Cuba”.

Desde 1959 las ratas que impusieron una dictadura militar totalitaria, primero comunista y más tarde neo fascista, llamaron ‘gusanos’ a los que inspirados en el Apóstol de nuestras libertades y derechos les salieron al frente. Ellos pretendieron y aun pretenden que fuera olvidado aquello de: “Libertad es el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía”, “Solo la Opresión debe temer al pleno ejercicio de las libertades” y para ello aquel asesino felizmente desaparecido fusiló y asesinó a capricho, cumpliendo las órdenes del malhechor en jefe que asumió como jefe supremo.

Hoy obligan a nuestros niños a repetir en las escuelas “seremos como el Che”, que es decir, “seremos asesinos y serviremos tiranías”. Que es decir, viviremos sin honor, sin pudor y sin dignidad. Si existe el Infierno, esperemos que el Cheche Guevara comparta un espacio en ese lugar con Fidel Castro, Iosip Stalin, Adolf Hitler, Vladimir Lenin, Benito Mussolini y todos los que se hayan ganado por allá su espacio.

Desde la promoción del asesinato, hoy pretenden sostener los privilegios, el lujo y la opulencia de que se han apropiado y en que se refocilan a espaldas del pueblo de a pie. Necesitan intimidar y asesinar para mantener las residencias lujosas que robaron en Miramar, Atabey, Siboney, Cubanacán, Kohly y Nuevo Vedado entre otros espacios. Necesitan continuar desplazándose en Mercedes Benz, VW, Alpha Romeo y cualquier otra marca automovilística de calidad que ostentan con privilegios exclusivos. Si para esto fuese necesario asesinar, pues entonces asesinan y de acuerdo con ellos, está bien hecho.

En Cuba la vida no puede continuar bajo este estigma vil. Cuba tiene que reconquistar su libertad. Cuba debe ser con todos y para el bien de todos los cubanos. La libertad no puede continuar subordinada y condicionada por un partido único. Los derechos y libertades civiles, sociales y políticas deben ser restablecidos, para disfrute pleno de todos los cubanos. Si Camilo Cienfuegos se negó a encabezar escuadras de ejecución o pelotones de fusilamiento y por ello fue asesinado, recordémosle como le recuerdan muchos y muchas de aquellas generaciones, es decir, como ejemplo para los cubanos y sueño de las cubanas.

Las palabras y las inspiraciones vomitivas de aquel asesino Ernesto el Cheche Guevara, deben ser mantenidas en el rechazo del pueblo que contribuyó a esclavizar. Sus servicios viles al crimen y la opresión, no deben ser pasados por alto. Martí alertó sobre la concentración del poder político y económico en un grupo de personas que por su naturaleza tendrían privilegios de los que abusarían al tener en sus manos la distribución de las riquezas. Tal poder no debe continuar en manos de la banda vil que lo ostenta hoy día en Cuba.

Martí advirtió: “Es rica una nación que cuenta con muchos pequeños propietarios”. “Una Constitución es una ley viva y práctica que no puede construirse con elementos ideológicos” “La propiedad conserva los Estados”. Entonces bueno será echar a un lado de una santa y buena vez las palabras e inspiraciones del asesino Ernesto el Cheche Guevara, escogido como emblema por el International Gay Movement. Se trata de palabras y mensajes que quieren preservar en nuestros niños para corromperlos y hacerlos cómplices futuros de sus aberraciones y legados corruptos.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

El inolvidable Legado de Ignacio Agramonte y Loynaz, Juan González Febles

La copia literal del libro “Ignacio Agramonte, su pensamiento político y social” con Introducción y selección de Juan J. Pastrana, publicado por la Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1987. Hoy circula de mano en mano en memorias, disquetes, etc., la copia que realizó el Profesor Asistente Moisés Leonardo Rodríguez Valdés el 24 de enero de 2020 en Cabañas, municipio Mariel de la provincia Artemisa. Cuba.

El material deja expuesto el discurso que leyó Ignacio Agramonte y Loynaz, en la Universidad de La Habana, el 22 de febrero de 1862. En el mismo expuso la necesidad de buscar el desarrollo articulado de una acción individual a la sombra de una concentración de poder, bien entendida. Esta sería la más afirmada en producir óptimos resultados, porque afirmaría la verdadera alianza del orden con la libertad.

Allí expuso que la sociedad no se comprende sin un orden articulado adecuadamente, ni este orden sin un poder que lo prevenga y lo defienda, al mismo tiempo. Poder que destruya todas las causas perturbadoras dirigidas contra él. Ese poder, que no será otra cosa que el Gobierno del Estado, estará compuesto de tres poderes públicos, que como otras tantas ruedas de la máquina social, serán independientes entre sí, para evitar un abuso de autoridad, que sobrepuje una de ellas sobre las demás. Algo que evite que revestido de un poder omnímodo, surja lo que absorba las libertades públicas. Que todo se mueva armónicamente y se compense para obtener fines determinados. Que tenga lugar el efecto del movimiento uniforme y armónico entre todas ellas.

Agramonte expuso que los derechos del individuo son inalienables e imprescriptibles, pues sin ellos no podrá llegar al cumplimiento de su destino. Entonces no puede renunciar a estos, porque como ya está dicho, se consituyen en deberes respecto a Dios y jamás se podrá renunciar al cumplimiento de estos deberes. Se ha dicho que el hombre, para vivir en sociedad, ha tenido que renunciar a una parte de sus derechos. Lejos de ser así, se contribuye con una parte de las rentas y a veces desde su persona al sostenimiento del Estado, que debe defendérselos y que debe conservárselos íntegros. Debe facilitar su libre ejercicio. Bajo ningún pretexto, puede renunciarse a esos sagrados derechos, ni privar de ellos a nadie sin hacerse criminal ante los ojos de la divina Providencia, hollando y despreciando sus eternas leyes. “La ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos del hombre son las causas de las desgracias públicas y la corrupción de los Gobiernos”.

Expuso que el derecho para ser tal y obligatorio, debe tener por fundamento la justicia. Agramonte dejó expuesto que: Tres leyes del espíritu humano encontramos en la conciencia: la de pensar, la de habla
r y la de obrar. A estas leyes para observarlas, corresponden otros tantos derechos, imprescriptibles e indispensables para el desarrollo completo del hombre y de la sociedad.

Cada uno de los cubanos residentes en la Isla que ha tenido acceso al material puesto a su alcance por
el Profesor Asistente Moisés Leonardo Rodríguez Valdés el 24 de enero de 2020 en Cabañas, valora y agradece su valioso aporte y gestión.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: SABATINA DE IGNACIO AGRAMONTE EN LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA, 22 DE FEBRERO DE 1862

El Anticastrismo será eterno, Juan González Febles

A esta altura, pienso que algo importante resulta definir que es en esencia el anticastrismo. Dentro de esto entraría también definir al castrismo. Como el castrismo fue y es la excresencia o una resultante nociva del ‘revolucionarismo’, surgido en la república democrática cubana de principios del siglo XX, carece de la base ontológica y del cuerpo teórico que lo tipifique como cubano. Solo queda definirlo por su vinculación con el fascismo de Mussolini, el nacismo de Hitler y el comunismo promovido en su momento por Lenin y Stalin, en fin, aquellos inolvidables paradigmas del crimen y la vileza a lo largo de todo el mundo y por encima, los resultados catastróficos de su aplicación objetiva, a lo largo de 61 años sobre nuestra tierra.

Desde este punto de vista se trató y se trata de una invasión de todo el cuerpo nacional cubano, por una variante
opresora enajenante y totalizadora. Una variante que consiguió quebrar identidades y valores a niveles sensoriales colectivos. Que colapsó además la economía y todas las estructuras políticas en una forma que hace inviable la recuperación inmediata. Si se es cubano y se logra sentir respeto y amor por la tierra en que uno ha nacido y por la gente en mayor o menor medida dañada por este nocivo fenómeno, -el castrismo- o la enajenación de todo un país convertido en feudo de una familia, no se puede ser otra cosa que anticastrista.

Lo más doloroso no fueron los materiales que en su momento han circulado en la Isla. Lo fue en realidad la afirmación hecha por quienes dijeron estar en disposición de renunciar a todo, solo por tener oportunidad de escribir una columna en el rotativo oficialista Granma. El llamado en amplios círculos ‘Gran Mal’. El órgano oficial del partido único y propiedad privada del Partido Comunista de Cuba. El propietario y patrón absoluto para todos los medios informativos oficiales de Cuba.

Os convido a hacer un examen personal desde la conciencia ciudadana y al amor a Cuba y a su pueblo.

Concluido este análisis, quizás sea el momento de que todos hagamos nuestra opción sobre este tema: ‘Anticastrismo si o anticastrismo no’. Si sois cubanos en posesión de vergüenza y moral ciudadana, no me lo expliquéis, seréis: Eternamente Anticastristas y martianos de corazón.

Hay viles y peores cubanos dondequiera. Gentes que han apoyado y apoyarán a quienes opten por el castrismo o se opongan al ‘Anticastrismo’. El costo de servir desde las sombras a la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Miedo y a su Sindicato del Crimen, es así de alto. Bueno sería que se termine con ellos ya. De una santa y buena vez.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Periodismo Libre en Cuba, Juan González Febles

Cuba fue echada al abismo totalitario. Entre otras cosas, para ello, se buscó el vacío en la información que acercó la muerte de la información pública compartida. Hoy todo lo que nos queda en Cuba es lo encontrado en internet. Único espacio en que la información está libremente disponible, aunque no para todo el mundo. Para quien quiera trabajar como periodista desde el oficialismo, no queda más que el total servilismo al Estado. De lo contrario, se puede terminar con prisión o con una muerte por bala, veneno o juicio que conduzca a una prisión en donde los represores asalariados, encontrarán que inocular que produzca una muerte natural en las terribles condiciones impuestas en las prisiones administradas por el Ministerio del Miedo y su Sindicato del Crimen.

Sucederá, lo que ellos, desde los servicios especiales del Ministerio del Miedo, o su Sindicato del Crimen (policías de Seguridad del Estado) ordenen a sus efectivas, violentas, selectivas y frías ‘Máquinas de Matar’, esas que suelen ser recompensadas por su sucio servicio con motos japonesas de bajo costo y un salario unido a determinadas prebendas y por supuesto, algo más que en su momento los jefes, crean adecuado por así haberlo ellos ganado. No olvidar en estas opciones lo sucedido con la inolvidable Laura Inés Pollán Toledo y con Oswaldo Payá Sardiñas.

Desde la década de los noventa en el pasado siglo XX y casi en sus finales, surgió el periodismo independiente. Para eliminarlo el régimen militar totalitario castrista desde su neo fascismo usa a sus asalariados en la Isla y a los que ha conseguido afirmar fuera de Cuba, tanto en Estados Unidos como en Europa, América del Sur y dondequiera que con sobornos, así lo consigan. También para ello cuentan con la Izquierda Reptil que a despecho de corrupta, está bien asentada en múltiples espacios.

Los periodistas que en Cuba se afirmen en el anti castrismo, la han pasado y la pasan muy mal y se espera lógicamente que en el futuro, lo pasen peor. Para pasarla solo un poco mejor, están los que se afirman en no ser anti castristas. Se han creado entonces muchas nuevas variantes. Ha surgido el periodismo ciudadano, alternativo y cualesquiera otros estilos. Es como si por ser anti castrista, no se tuvieran derechos ciudadanos. Esa ha sido la variante que han logrado afirmar para su servicio, el castro-fascismo afirmado en el poder absoluto en Cuba, siempre contra la nación y el pueblo cubano.

Existen además múltiples actos de violencia contra periodistas que atentan contra el derecho de estos a expresarse y difundir sus ideas, opiniones e informaciones. Se trata de que la esencia del totalitarismo es así, sea promovido y/o realizado por cualquier afín con tal monstruosidad. En esto se igualan los defensores en su momento de Adolf Hitler, de Stalin, Mussolini, Mao Zedong, los Kim de Corea del Norte o Fidel Castro, que los que hoy amparan a Raúl Castro y su designado Díaz Canel, Nicolás Maduro, el clan Ortega y otros similares.

En su momento, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación por la persistencia en la arbitraria criminalización de quienes ejercen su derecho a la libertad de expresión dentro de la isla. Señaló en su momento, que las detenciones arbitrarias han sido y son utilizadas como método para intimidar y hostigar periodistas y activistas, defensores de derechos humanos.

Esperemos que esta pesadilla termine pronto. Que así sea con drones o sin estos, pero que sea y termine la pesadilla.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

¿Qué hubiera sido de José Martí si hubiera nacido en La Habana en 1933, 1943 o 1953?,

Se conoce como ideología totalitaria aquella en que la libertad está severamente restringida y el Estado ejerce todo el poder, totalizadoramente sin divisiones ni restricciones. La nación y el pueblo cubanos, están sometidos al arbitrio y el abuso de un régimen militar totalitario de corte neo fascista. Si nuestro amado y respetado Apóstol de nuestras libertades, José Martí, hubiera nacido en el siglo XX en las décadas del 30, 40 o 50, hubiera muerto fusilado en los fosos de La Cabaña por el felizmente difunto asesino Cheche Guevara de la Serna o la sarna. Ese sobre quien la dictadura pide a los niños que sean semejantes a su ejemplo de perversidad cruel. En fin, si la vida hubiera puesto a nuestro Apóstol a transitar de su juventud a su madurez bajo el régimen terrible y perverso que sufrimos todo los cubanos, en algún momento, hubiese sido asesinado por ‘Frías y Eficientes Máquinas de Matar’.

A Martí no le hubieran perdonado afirmar y asegurar su deseo de que Cuba, nuestra patria sea ‘Con todos y para el bien de todos’. Tampoco su definición de libertad como ‘…el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía’. Mucho menos afirmar que, ‘¡La libertad no puede supeditarse a un Partido Único!’. En fin habría muerto en defensa de los ideales por él promovidos y que hoy tantos compartimos. Habría demostrado sobradamente que: “…solo la opresión debe temer al pleno ejercicio de las libertades”.

Por supuesto, de haber vivido en el siglo XX, bajo esta bien conocida pesadilla, no habría estado como uno de los dos primeros anticomunistas cubanos junto a Ignacio Agramonte. Pero sin dudas, habría sido en nuestro tiempo, un anticomunista destacado y un líder opositor excepcional.

El ejemplo de Martí y lo conocido de su obra y su pensamiento, dejan claro que colocarlo en una constitución que degrada derechos y libertades. Colocarlo junto a Marx, Lenin y otros degradados, resulta mucho más ofensivo que el engaño aportado con sus bustos manchados con pintura roja. Buscar vínculos entre su obra y los asaltos perpetrados por bandas neo fascistas a los cuarteles Moncada y de Bayamo, resulta más que ofensivo. Nada más alejado de sus prístinas ideas y su maravilloso legado, que la pesadilla que sufre el pueblo y la tierra por los que murió de cara al sol.

El respeto a sus ideales, su ejemplo y su legado, debe afirmarse en las ideas que nos dejó. Hacer renacer al Voluntariado de la corona, como Brigadas de Respuesta Rápida, ofende la memoria sagrada del Apóstol de nuestras libertades y derechos. La saga terrible y cruel arrojada sobre el mundo por aquel socialismo, seguido por Lenin, Stalin, Hitler, Mussolini y otros tantos viles, ha de ser segada desde su raíz corrupta y vil.

Hoy y siempre afirmémonos en que “Libertad es el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía”. Vivamos para ello y si fuere preciso, estemos preparados para morir por ello. “¡Morir por la patria es vivir!”.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Los ataques desde el exilio que favorecen planes de la Inteligencia Castrista, Juan González Febles

Programas que circulan por redes sociales desde todas partes, tanto desde dentro como desde fuera de Cuba, son blanco y objetivo del Sindicato del Crimen que por acá sufrimos. Este sindicato, llamado oficialmente Ministerio del Interior, desde su Dirección General de Inteligencia (DGI) resulta más eficaz en perjudicar al pueblo y a su oposición interna pacífica y civilista, que los asalariados toscos, ignorantes y brutos de la Dirección General de Contrainteligencia (DGCI) o segurosos destinados a oprimir, abusar y golpear en las calles.

En el exilio, hay personas que nunca en Cuba asumieron el riesgo y la responsabilidad de luchar contra el régimen militar totalitario castro fascista y hoy día, promueven desde la cómoda distancia en que viven, a aquellos que son de su gusto. Así, sepultan en el anonimato a quienes no cuentan con su aprobación. Para ello argumentan lo que les venga en ganas. En ocasiones se trata de que priorizan entre las damas a las bellas y jóvenes y entre los hombres a los jóvenes y apuestos. Mientras desde Cuba, quienes luchan sigan bajo el supuesto amparo de estos idiotas o malintencionados, todo seguirá mal y en vías a peor.

Soy hijo de mujer y por esta, entre otras razones, me indigna saber como son maltratadas las mujeres por los sicarios asalariados de la policía Seguridad de Estado (DSE). Las valientes y dignas Damas de Blanco cuentan con todo mi apoyo y simpatía. Las valientes y dignas mujeres que luchan contra dictaduras merecen apoyo total. La siempre presente a pesar de su ausencia, Laura Inés Pollán Toledo y las que mantienen la tónica de su ejemplo, Berta Soler Fernández, María Cristina Labrada, Leticia Ramos Herrería, Gladys Capote Roque, Micaela Roll Girbell, María Josefa Acón Sardiñas, Marta Sánchez González, Nieves Caridad Matamoros González, Aymara Nieto Muñoz, Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda y por supuesto, la venezolana, María Corina Machado, todas ellas, están entre las más dignas y valientes defensoras de la libertad y los derechos a lo largo del mundo. Nadie en condición afirmativa de hombría cabal, que aliente los ideales y propósitos promovidos por nuestro apóstol y cubano más emblemático, José Julián Martí Pérez, puede respirar con tranquilidad en conocimiento de que alguna de ellas es agredida.

Si los nazis de Hitler, decapitaron a Sophie Scholl y los neonazis castristas mataron a Laura Pollán estos viles inhumanos, merecen terminar como ya acabaron los nazis que sirvieron a Hitler y como acabó Hitler. Cuba debe volver a ser libre y feliz, aquellos que para sostenerse en el poder absoluto reprimen, oprimen, abusan y privan a todo un pueblo y a una nación de derechos, libertades, prosperidad y armonía, deben ser desaparecidos, borrados definitivamente.

Basta ya que personas que nunca encontraron valor e integridad para enfrentar un régimen tiránico cruel y sin principios, sean los que coordinen las ayudas para los que hoy día en Cuba luchan. Una de las organizaciones cubanas más dignas y prestigiosas de las que hasta hoy existen, La Fundación Nacional Cubano Americana debía ser líder de esta tarea, con la participación de cubanos dignos que en su momento lucharon contra el régimen castro fascista, me refiero a la Brigada 2506, Ernesto Díaz Rodríguez, Andrés Nazario Sargén y además, Alfredo M. Cepero, Esteban Fernández, Angélica Mora, Julio Suchliki, Pedro Corzo y todos los que desde aquí respetamos y apreciamos, por ser dignos y muy respetados en esta orilla.

Basta ya de Arturo López Levy, Hugo Cancio y Edmundo García, esos no son, no valen y no sirven en esta lucha. Ver como desde Ota Ola se ataca a Antonio Rodiles, que ha mostrado un nivel académico, político y cultural muy superior, pero que ha sabido enfrentar en las calles las hordas represivas, ciertamente molesta. Para quien no lo sepa, Estado de Sats y el Foro por los Derechos y Libertades existen, no solo en las redes sociales. Les he visto compartir violencia y golpes apoyando Damas de Blanco. Eso merece respeto.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Váse: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Entregas valiosas e inolvidables, Juan González Febles

Gracias al Foro por los Derechos y Libertades ya circulan de mano en mano, de memoria en memoria de CD a CD, excelentes materiales y programas realizados bajo esas peores condiciones en que se vive o sobrevive Cuba adentro, por esos imprescindibles de Estado de Sats. Ellos consiguen facturar materiales que exponen hechos de la vida diaria en Cuba bajo una dictadura, con una rigurosidad y objetividad que no deja espacio para dudas. Solo que aportan una óptica humorística, que consigue ayudar a vivir o a sobrevivir en el infierno.

Desde Cambio de Bola, Libertad y Punto desde Cuba, Constitución o Testamento Castrista entre otros muchos e interesantes materiales, hay que señalar que se trata de materiales hechos con una factura de excelencia. Materiales hechos en y desde Cuba, contra el régimen militar totalitario castro fascista. Entre ellos, los hay que exponen la falsedad de los planteamientos del régimen y sus voceros asalariados, sobre la Ley Libertad, La Ley Helms Burton. Lo han dejado todo muy bien explicado desde todos sus títulos. Todo expuesto en una forma en que queda claro su fundamento justo, equitativo y legal.

Gorki Águila con su grupo musical ‘Porno Para Ricardo’, está integrado a este esfuerzo. Los materiales elaborados desde su espacio, ‘La Paja Records’, aportan mucha verdad. Solo que se trata de una verdad expuesta desde el humor nacional más depurado.

La presencia de analistas políticos conocedores de las circunstancias contradictorias en que se vive en Cuba, constituye otro aporte valioso para la divulgación de criterios y opciones que no responden a las tergiversadas y manipuladas versiones oficiales. Así vimos y escuchamos a Dimas Castellanos y a Fernando Dámaso en un material en que la conducción acertada de Antonio González Rodiles, marcó la pauta más acertada para dejar bien en claro un aval cultural, profesional y político que lo coloca muy por encima de la incompetencia proyectada entre otros, por el escogido del castrismo, Miguel Díaz Canel. Este material posibilitó que tanto Fernando Dámaso como Dimas Castellanos expusieran de forma detallada, circunstancias reales de las que se habla poco o nada en medios oficiales.

Los materiales a que hago referencia se hicieron posibles, gracias a la participación y el aporte de unos imprescindibles. Se trata de Ailer González Mena y Claudio Fuentes. Más allá de los aportes técnicos que hacen fuera y sobre las cámaras. Son capaces de aportar hasta frente a las cámaras, que ellos mismos manejan. La opinión de gente de a pie que ha tenido acceso a los materiales, les colocan a ambos en ocasiones por encima de la precaria aceptación con que cuentan los portavoces del oficialismo.

Las entregas aportadas por Estado de Sats y La Paja Records, desde el entorno del Foro por los Derechos y Libertades, han marcado una pauta inolvidable. La gente de a pie en Lawton y Centro Habana, entre otros espacios citadinos, se encuentra fascinada con lo que han visto. Admiran a Claudio, a Moya, a Rodiles y a las valientes Berta Soler y Ailer González. Les emociona y excita cada detalle a que tuvieron acceso desde los materiales que circulan a sotto vocce y entre amigos.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

La temporada más hermosa para la humanidad en un siglo condenado, Juan González Febles

El siglo XX albergó las peores pesadillas conocidas por la humanidad. Dos guerras mundiales con millones de víctimas y comunismo, fascismo y nacismo con millones de víctimas igualmente. Fue un periodo de dolor y hecatombes, sobredimensionado. No obstante, hubo su momento de cambio. La década de los sesenta representó este momento y este cambio.

En aquellos años, se habló de hacer el amor y no la guerra. Desde las artes, hubo entregas de amor y belleza que han quedado como clásicos para toda la humanidad. Quienes vivieron la década prodigiosa dentro de Cuba y en esta etapa, vieron transcurrir adolescencia y juventud, saben muy bien que la dictadura inaugurada en 1959 y que hoy aún se sufre, proscribió la belleza y la armonía de aquel momento.

Los Beatles andaban prohibidos, junto con el resto de los clásicos del rock del momento. Se perseguía a jóvenes a quienes se prohibía usar el cabello como se usaba en el resto del mundo. Prohibieron además usar pantalones estrechos y todo esto llevó el sello de aquel nominado ‘diversionismo ideológico’. El diversionismo ideológico fue la herramienta política que en su momento usó el Partido Comunista de Cuba, el cónclave de poder, que aglutina a los oportunistas opulentos que hoy día, sufre la Isla.

La década del sesenta, afirmó la liberación de muchas cosas. El amor libre, elevó la liberación de la mujer y promovió igualdades para múltiples y diversos grupos humanos. Para muchos fue muy sorpresivo que el felizmente difunto tirano Fidel Castro, luego de prohibir a los Beatles y asediar a los fans de este grupo británico y del rock que en aquellos momentos se oyó a nivel mundial y en Cuba, se retrató años después junto a la estatua de Lennon en el parque ubicado en la barriada habanera del Vedado que tiene su estatua.

John Lennon fue un exponente de la década prodigiosa. Alguien que vivió para regalar amor y belleza a la humanidad. La reacción de algunos comisarios frente a canciones como ‘Revolution’, ‘Back in USSR’, pasó por alto todo esto. Por alguna razón, ambas canciones no fueron de su agrado. Quizás desde Revolution se afirmaba que si se trataba de destruir, entonces estoy fuera. Ciertamente el proceso así enunciado en Cuba, fue total y completamente destructivo.

En Cuba no pudo vivirse plenamente aquella época que marcó la temporada más hermosa para la humanidad, en el siglo condenado por las peores pesadillas hasta hoy conocidas por la humanidad. Los años sesenta del siglo XX, fueron para Cuba una época de opresión y genocidio impuestos por los mismos que hablan de continuidad presente y futura, para aquella pesadilla que aún hoy, sufre el pueblo y la nación cubana.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

La obra de 499 años destruida en los peores y últimos 60 años, Juan González Febles

Más allá de la fanfarria mediática orquestada por la dictadura militar totalitaria castro-fascista con motivo de que el 19 de noviembre se conmemoraron 499 años de la fundación de San Cristóbal de La Habana, hoy La Habana, sería muy justo y positivo destacar que las obras arquitectónicas que hicieron de La Habana un polo turístico de importancia en el pasado siglo XX, fueron erigidas entre el año 1902 y 1958. Desde 1959 hasta nuestros días, bajo la actual dictadura neofascista, no se ha hecho cosa alguna que merezca la pena una mención, excepto claro, la desidia y el abandono que casi han destruido toda la ciudad.

El Capitolio Nacional sede del senado y la Cámara de Representantes fue y aun es, una joya arquitectónica capitalina construida antes que la banda armada verdeolivo se hiciera del poder absoluto en 1959. Lo son el Palacio Presidencial, lo fue el Hospital Infantil del Vedado una joya arquitectónica estilo Art déco, derribada por mandato del régimen para construir un engendro antiestético que habría sido un hotel para turistas que aportaría ganancias al estado proxeneta, desde la explotación de las más cultas, las más sanas (prostitutas-jineteras) pero además, las más míseras y las más baratas del mundo. El hotel, a fin de cuentas no se hizo y todo se quedó en un poco estético parque, muy distante en belleza del edificio derribado.

La ciudad hermosa y acogedora, capital de un país que fue destino migratorio soñado para europeos, muchos españoles entre estos, pero además centro europeos, judíos e incluso chinos, hoy día cuenta con una gran cantidad de sus habitantes, mayoritariamente jóvenes que sueñan con abandonarla y abandonar el país, en los términos y condiciones que aparezcan.

La capital de Cuba, La Habana, está siendo destruida arquitectónica y humanamente. Todos los servicios públicos marcan pautas de ineficiencia e incompetencia. Desde la recogida de basuras y desperdicios, el transporte público, el abastecimiento y todo lo demás. A esto deben sumarse los servicios de salud pública en que los medicamentos están en merma permanente. La Habana que Cuba mostró desde 1902 hasta 1958, es totalmente diferente a la ruina en que se convive hoy día.

Las diferencias de clase que sirvieron a la pandilla armada que se hizo del poder en 1959, como justificación para justificar la pesadilla que impuso, están mucho más dimensionadas en la actualidad. El estado proxeneta y negrero que sufrimos, luego de esclavizar al pueblo cubano, explota no solo al personal de salud. La propaganda oficial niega que quien puso fin a Mais Medicos en Brasil, fue el régimen militar castrista y no el gobierno brasileño. Lo hicieron porque Brasil decidió pagar de forma directa a cada médico y no al gobierno negrero que se apropiaba de toda la ganancia centrada en los salarios de este personal. Los oligarcas que tienen en sus manos el poder y la opulencia, viven en espacios segregados para el resto del pueblo. Estas barriadas excluyentes, ciertamente están más limpias y mejor abastecidas que el resto de la ciudad.

Desde la miseria impuesta se ha promovido una prostitución galopante, encubierta bajo el cliché de ‘jineterismo’.

Para la propaganda oficial jineteo y prostitución son asuntos diferentes y el tema no se toca. Solo que entre los cubanos en el habla y el manierismo popular, son términos equivalentes. Para quienes la ejercen, la palabra ´prostitución´ resulta algo ofensiva, mientras el ‘jineterismo’, no. Para muchos, se trata de la única salida posible. Así es, tanto para las mujeres como para los hombres, (todos jóvenes) que a esto se dedican.

Aunque solo ven una ciudad destruida y sucia, los turistas se ven servidos por bellas y sensuales mujeres que les ofertan el servicio más barato que hayan podido tan siquiera soñar. Entonces regresan cada vez que pueden y dejan ganancias al estado dueño de hoteles establecimientos y de todo lo demás. Solo que lo que les atrae, no es la ciudad sucia y ruinosa que tienen a la vista, sino el servicio barato del que andan en busca.

Esta es La Habana en su 499 aniversario, estará mucho peor en el próximo aniversario en 2019. Así será, si Cuba sigue bajo el mismo régimen y bajo la misma pesadilla.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#561

Quien es martiano no puede ser marxista leninista, Juan González Febles

Asalariados de alto y bajo costo del servicio del régimen militar totalitario castro-fascista, gacetilleros oficialistas del mismo corte y otros peones al servicio de la opresión destacan irrespetuosamente, el artículo 5 de la Constitución de 1976, que expresa textualmente: “El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista leninista…”. ¡Cuánta falsedad!

Martí no simpatizó con el socialismo ni con el comunismo. Su amor por la libertad y la propiedad privada, su oposición al totalitarismo y la arbitrariedad, así lo marcaron. Martí temía la concentración del poder político y económico en un grupo de personas que por su naturaleza humana e inclinación a la corrupción, tendrían privilegios de los que abusarían al tener en sus manos la distribución de todas las riquezas.

Martí nunca habría aceptado el hegemonismo de un partido único y sobre esto dejó escrito: “Siempre es desgracia para la libertad que la libertad sea un partido”. La república que soñó, fue y es, con todos y para el bien de todos.

Sobre la socorrida ‘lucha de clases’ dijo: “El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital: es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y de otro”, sobre este punto dejó muy claro que: “Es rica una nación que cuenta con muchos pequeños propietarios”.

Y de vuelta con el engendro neo fascista de constitución en remojo, dejó dicho que: “Una Constitución es una ley viva y práctica que no puede construirse con elementos ideológicos”, para concluir con la afirmación de: “La propiedad conserva los Estados”. Esperemos que las marionetas seudo intelectuales y artísticas de los oligarcas verdeolivo, tengan esto en cuenta y no repitan tantas tonterías.

Martí en su momento advirtió que: “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras, el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo, empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse como frenéticos defensores de los desamparados”. Con esto se adelantó no solo a los oligarcas verdeolivo que sufrimos por acá, sino también a la Izquierda Reptil que amenaza a las Américas.

Al control totalitario y la opresión que hoy sufre el pueblo de Cuba, se adelantó y escribió para La América, New York, abril de 1884: “Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanza y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes. Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el estado, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente viene a los que distribuyen algún derecho o beneficio”.

De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del estado. Esclavo es todo aquél que trabaja para otro que tiene dominio sobre él, y en el sistema socialista, domina el estado omnipotente de quien se es siervo. Si sobre ese estado, domina un partido único, de acuerdo con la fórmula impuesta por los criminales históricos que así lo hicieron, Lenin, Stalin, Hitler, Mussolini, Mao Zedong, los Kim de Corea y los Castro de Cuba, todo queda claro y no habrá escapatoria. Aunque desde la culta Europa, gestora de estos horrores, alguien haya proclamado que en Cuba existe una democracia de partido único como la impuesta en Italia por Benito Mussolini, en Alemania por Adolf Hitler y en Rusia por Lenin y Stalin.

Lo que resulta imperdonable es que se pretenda vincular al apóstol de nuestras libertades, José Martí, con el socialismo, el marxismo y toda la pesadilla que trajeron sobre la humanidad desde el pasado siglo XX.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/