Un material fílmico expone verdades que pocos quieren reconocer o tan solo mencionar, Juan González Febles

Circula por las redes ocultas de memoria en memoria y mano a mano, Cuba adentro, un documental sobre el comunismo soviético y la colaboración soviético-nazi germana previa al año 1941. Bajo la dirección de Edvins Šnore y el auspicio del Grupo Unión por la Europa de las Naciones en el Parlamento Europeo, el documental muestra entrevistas con historiadores occidentales y rusos como Norman Davies y Boris Sokolov, y asimismo con el escritor ruso Viktor Suvorov, el disidente soviético Vladimir Bukovsky, miembros del Parlamento Europeo y participantes y sobrevivientes de aquellas masacres soviéticas.

Igualados en crueldad, sadismo y casi en número de víctimas tanto el comunismo soviético como el nazismo germano son dos vergüenzas para la humanidad que hubo de convivir con ambos. El documental expone como tanto Karl Marx como Friedrich Engels promovieron el genocidio desde sus panfletos desde el siglo XIX, entonces resulta inadecuado e incluso ofensivo que existan monumentos para tales criminales en una Europa culta, democrática y libre, solo que existen.

El pacto suscrito entre aquella URSS y la Alemania nazi, aprobado y apoyado por Stalin y Hitler, demuestra como aspiraban a repartirse el mundo, como Alemania recibió ayudas cuantiosas de aquella URSS y como entre ambos asesinaron a miles, incluso millones de víctimas inocentes. Esto marca una pauta sobre por qué el felizmente difunto tirano Fidel Castro buscó el apoyo y alianza que obtuvo de aquella acabada Unión Soviética. Hay que señalar que la Historia jamás le absolverá por ello.

La coincidencia entre los perversos y genocidas sufridos por la humanidad en su afán por crear un “hombre nuevo”, establece premisas que no pueden soslayarse. Quizás los asalariados de NKVD y de aquella felizmente desaparecida Gestapo, hayan logrado ser las frías y eficientes máquinas de matar que se empeñó en crear aquel Cheche Guevara, entre los represores asalariados de la policía Seguridad del Estado por acá sufrida. Ciertamente lo lograron.

Este filme de Edvins Šnore expone que los crímenes genocidas más terribles sufridos por la humanidad, se vinculan y fueron un producto de las creaciones diabólicas aportadas por Karl Marx y Friedrich Engels en el siglo XIX. Fueron ejecutadas por los servidores del nazismo en Alemania y del comunismo ‘marxista-leninista’ en aquella felizmente desaparecida Unión Soviética. Dos productos aportados desde las creaciones criminales aportadas por ambos servidores y creadores de lo peor: Marx y Engels.

Es edificante conocer que aquella NKVD, que dio paso a GPU, OGPU, KGB y hoy FSB, fue una organización tan criminal como aquellos SS, SD, Gestapo y otros. Que si a la cabeza de Rusia está en la actualidad un ex coronel de KGB y FSB, este tiene todos los elementos para ser visto como un criminal. Los millones de asesinados para integrar y dominar Ucrania, Bielorrusia, la zona báltica y otras regiones constituyen un elemento que avala esta afirmación.

Archivos secretos desclasificados tras la desintegración de la Unión Soviética reflejaron el aumento de la mortalidad en 1932 estimado en una tasa adicional a la media de años anteriores de unas 150 000 personas. En 1933 se reflejó algo más de 1,3 millones de personas. Esto muestra un total de unas 1,5 millones de personas muertas a consecuencia directa de la hambruna

Esto fue el llamado Holodomor o Golodomor, (en ucraniano, “matar de hambre”) el Genocidio ucraniano u Holocausto ucraniano. Así fue como se nominó en su momento la hambruna que asoló el territorio de la República Socialista Soviética de Ucrania, por mandato del PCUS durante el proceso de colectivización emprendida en la URSS, durante los años de 1932-1933. Así en nombre del marxismo, fueron asesinadas entre 1,5 y 10 millones de personas, por el hambre creada desde el comunismo.

El material aportado por Edvins Šnore, con el auspicio del Grupo Unión por la Europa de las Naciones en el Parlamento Europeo, debe ser muy tenido en cuenta, porque no puede permitirse que otro evento de esta índole suceda otra vez y sea permitido en su ocurrencia. Los pueblos bálticos deben ser apoyados y protegidos de las apetencias criminales rusas.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

El régimen militar totalitario castrista no refleja la sociedad ni la vida a que aspiran los cubanos, Juan González Febles

La mayoría de los cubanos rechaza la preeminencia del partido único comunista y la irrevocabilidad del castrismo. Se está en un desacuerdo creciente con la concentración de poder en manos del estado y sus servidores primados. Una aplastante mayoría está en contra de que quienes abandonan el país y quienes sostienen posturas políticas contrarias a las del régimen sean considerados traidores a la patria, porque quienes más han perjudicado la patria, al pueblo y la nación cubana son el régimen y sus servidores incondicionales.

La mayoría se preocupa porque algunos servicios de salud ya dejaron de ser gratuitos o nunca lo fueron. La comercializadora de servicios médicos, vende espejuelos graduados a precios muy por encima de las posibilidades reales del cubano de a pie. Por esto, una mayoría casi absoluta rechaza las garantías a la inversión extranjera que el régimen otorga en la medida que frena y aplasta al pueblo cubano en su afán emprendedor y en sus posibilidades reales de adquisición.

Esta es la percepción que se tiene sobre las opiniones y valoraciones de los cubanos en Cuba, sobre las propuestas del régimen ante la terrible situación en que se vive hoy en la Isla.

Las afirmaciones del Gobierno sobre la participación ciudadana en todas las consultas sobre proyectos del régimen y sobre la confianza de los cubanos en que sus voces en algún momento, sean escuchadas, marcan esta tónica de rechazo desde el pueblo.

El pueblo rechaza el modelo de sociedad, el rol del Estado, la ausencia de derechos y el modelo económico impuesto.

Las opiniones, percepciones y valoraciones de los cubanos, siguen esta vertiente. El rechazo abarca todos los términos y formulaciones empleados por el Gobierno en sus propuestas. El hecho cierto y evidente es que no hay ningún tipo de legitimidad en este régimen y la oposición en estos momentos es grande en el país. Hay un crecimiento ostensible no solo en la capital, sino también en las provincias. No puede y no debe ser descartado que mientras hay opositores sinceros en su entrega y en su afán de lucha, otra parte lo que desea es marcharse del país. Hay otros que se pliegan y trabajan para el régimen a cambio de algo. No es necesario que toda la oposición piense igual en el impuesto estilo del partido único y las normativas totalitarias. Cada quien puede ver las cosas de diferentes maneras. La pluralidad es parte esencial de la libertad por la que se lucha. Lo peor que se vive en Cuba, está en la ofensa y en el irrespeto. No se respetan los espacios y quien por alguna razón tiene posibilidades de disponer de respaldo internacional, aunque carezca de brillo y ejecutoria, entonces brillará. Esto podría ser un éxito de la Inteligencia castrista, esperemos que cese.

Antonio González Rodiles, desde su nivel académico, su honradez y su coraje ciudadano ha marcado nuevas y necesarias pautas en el espacio opositor. Los materiales que desde Estado de Sats se han conseguido y se consiguen aportar, han tenido calurosas acogidas entre el pueblo de a pie que ha tenido acceso a los mismos. Quizás se acerca el momento en que nuestra oposición pacífica interna se convierta en la perspectiva real para el pueblo de la Isla que disfruta y se identifica cada vez más con los materiales elaborados y divulgados por Estado de Sats.

Tales materiales aportan humorismo y valores esenciales para el pueblo y la nación cubana. Consiguen con efectividad, reflejar la vida y la sociedad a que aspiran y sueñan los cubanos. Ojala se realicen los sueños expandidos por ‘Cambio de Bola’. ¡Que para bien sea!
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González Febles
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González Febles