Un nuevo aporte desde la Federación Sucia, el Control Totalitario Absoluto, Juan González Febles

El mundo sufre la presencia indeseada de una Federación Sucia que comprende los más repudiables estados que sufre la humanidad. Estos son, Rusia, China, Corea del Norte, Irak, Siria, Irán, Venezuela y Cuba. Desde China, ha llegado hasta nosotros una versión modernizada y muy sofisticada del Control Totalitario Absoluto.

Este satánico aporte para la degradación de los semejantes contra quienes se emplee, fue creado por especialistas y técnicos chinos contra su propia gente y consigue una vigilancia estrecha muy eficaz que priva a los así vigilados de privacidad en forma casi absoluta. Lo que crearon contra su gente, ha traspasado sus fronteras y hoy se afirma como la próxima amenaza contra el pueblo y la nación cubana. Esto hace recordar aquella Guerra de Corea que salvó para la libertad, la democracia, la prosperidad y la concordia a Corea del Sur, pero que condenó a lo peor tanto al pueblo de Corea del Norte como al de China.

Si aquella guerra hubiera borrado de la faz de la tierra a Kim Ill Sung a Mao Zedong y a las bandas criminales de ambos, hoy el pueblo chino y el pueblo de una sola y unida Corea serían polos de libertad, democracia y prosperidad y no antros de horror totalitario y degradación. Una decisión del corte de aquella de privar de apoyo aéreo a los valientes de Girón, que conllevó un año después a una crisis que pudo afirmar una guerra nuclear que hubiera privado de su vida a millones de seres humanos. Si la crisis de los misiles de 1962 hubiera desembocado en una guerra nuclear, hubiera borrado a Cuba del mapa, hubiera segado igualmente la vida de millones de estadounidenses, europeos, asiáticos y el mal hubiera sido irreparable.

Hoy China se desplaza y sale del fracasado comunismo. Solo que no lo hace para que se afirme la democracia y los derechos y libertades ciudadanas para disfrute de todos, se desplazan del fracasado marxismo leninismo al capitalismo de estado bajo el mandato supremo y absoluto de un partido único. Todo hecho en los términos concebidos por Benito Mussolini y su atroz fascismo.

Más allá de la crueldad y la perversidad, lo que parece marcar pauta en Cuba es la incompetencia. El fracasado régimen militar totalitario castrista no ha logrado éxito alguno. No lo han logrado ni desde el fracasado comunismo y mucho menos hoy, desde un capitalismo de estado que bajo el control absoluto del partido único, que mantiene todas las riendas en manos de la élite criminal y corrupta, que se impone al frente del monetariado gobernante.

Hoy necesitan más que nunca degradar aún más al pueblo cubano y entonces promueven la delación como el elemento básico del control absoluto sobre todo y todas las cosas. Hoy día en Cuba falta todo. Desde el café, viandas, vegetales, pescado, carnes y cualquier otra cosa. Cuando aparece algo, lo hace en precios casi fuera del alcance del hombre de a pie, a precios muy altos por encima del poder adquisitivo de la mayoría.

El transporte público es otra carencia sufrida por la mayoría. De esto se culpa, como ya es costumbre a los Estados Unidos. El imperio soviético surtía desde la gratuidad, el combustible de su satrapía en América. Su fin, marcó la pauta para aquel inolvidable Periodo Especial, del que se espera pronto una nueva versión que promete ser mucho peor. Así lo será, más allá de las previsiones pronunciadas por el postín mediático, impuesto por la élite dinástica y no electo por el pueblo, como presidente.

Con esto es con lo que la Unión Europea ha decidido convivir y apoyar más o menos desde las sombras. Duele y molesta pensar que las peores pesadillas que hoy sufre la humanidad hayan nacido para mal de todos en Europa. Mientras por una parte la humanidad desde Europa recibió el fundamento del estado de derecho democrático, en algún momento surgió desde allí el comunismo, el fascismo y el nazismo. Entonces, no es posible ni es aceptable que desde Europa alguien de la espalda a la actuación totalitaria antidemocrática y a los que contra ella luchan.

Desde la decencia y la solidaridad humana, debe ser frenado el Control Totalitario Absoluto. No permitir que ese nuevo aporte de la Federación Sucia, llegado desde China se afirme en Cuba. Hay que lograr que se realice y cumpla el sueño del Apóstol de nuestras libertades, José Martí: “Libertad es el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía”, esto, claro está, sin control totalitario absoluto alguno.
http://www.infiernodepalo.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.