Un chiste de mal gusto muy oficialista, Juan González Febles

Para el cubano de a pie, escuchar desde los medios oficialistas hablar de continuidad para el régimen castro fascista, se ha convertido en un chiste del peor gusto. Los planes de la mayoría en unos casos (muchos) se orientan a salir de alguna forma de la pesadilla marchándose de la Isla a como de lugar. Sirve una balsa, una lancha o un matrimonio con un o una foránea. Lo que rechaza casi todo el mundo es continuar bajo la pesadilla que el régimen militar totalitario castro fascista representa,

Gracias a redes sociales y otras vías informales, se conoce que el socialismo fracasó en todas partes y en cada espacio en que se impuso. En Rusia, Europa del Este, China, etc., eso felizmente terminó, entonces por acá, la gente quiere que termine y ven como un chiste de mal gusto que se hable de continuidad para el hambre, la miseria, la escasez y las mentiras que repiten desde los medios oficialistas.

Quienes han tenido ocasión de intercambiar con turistas y algunos extranjeros de paso por estos predios, rusos, polacos, hurgaros, checos, alemanes, etc., se maravillan que ninguno tan siquiera quiera oir cosa alguna vinculada con ideas comunistas. Comentan asombrados y exaltados que a quienes han visto rechazar con más fuerza al comunismo, sean los rusos, quienes lo impusieron allí donde pudieron, cuando pudieron hacerlo.

Entonces, ver en los medios oficialistas al presidente nombrado y no electo del país, hablar de continuidad, provoca rechazo y burlas en la mayoría de los casos. Ver a un turista ruso de entre cincuenta y sesenta años mirar el monumento erigido en sufragio de Julio Antonio Mella y decir a unos bullangueros jóvenes universitarios que por allí andaban, que a Mella quien lo mando a matar por trostkista fue Stalin y no el dictador de turno en Cuba por aquellos tiempos, Gerardo Machado, fue algo revelador y sorpresivo.

Le saludé con un pulgar en alto y el ruso me devolvió el saludo y un poco más adelante me dijo que ya los rusos se sacaron de encima aquella pesadilla. Yo le dije que pronto los cubanos encontraríamos la forma de salir también y me dijo que ya en Cuba no había comunismo como él lo conoció. Me dijo que lo que por acá veía, tenía más de Mussolini y de Hitler que de Marx, Engels y Lenin. Le dije que tenía razón, pero que de todos modos saldríamos de esto. Me saludó, se despidió y me dijo algo en ruso que no fui capaz de comprender.

Lo más significativo es que en Cuba, la gente de a pie, no quiere tan siquiera oír hablar de continuidad o permanencia del régimen que la Isla sufre desde hace más de sesenta años. La propaganda oficial sobre el aniversario 500 de la ciudad, que proclama: Habana ¡Lo más grande! Es interpretado como: La más grande hambre, miseria, escasez, ¡Lo más grande en lo peor!

Veamos esto solo como un chiste. Pero que Dios ponga algo, sus manos o algo y no haya continuidad para esta horrible pesadilla.
Juan González: infiernodepalo8@gmail.com
Juan González; j.gonzalez.febles@gmail.com
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.