Silenciar a todos primer paso de la continuidad, Juan González Febles

Esa continuidad de que se habla desde los medios de prensa oficialistas al servicio del régimen castro fascista y que es el elemento central en el discurso del presidente nominado e impuesto por la élite gerontocrática del partido único y regente en el régimen militar totalitario y dinástico castro fascista, pero nunca electo por el pueblo cubano, el Sr. Miguel Díaz Canel Bermúdez es lo que más se rechaza desde las calles por el cubano de a pie.

Lo que el pueblo de a pie ve en esa continuidad, no es más que miseria, escasez, hambre, necesidades insatisfechas, opresión, represión y abuso contra quienes protesten. Nada más y entonces, a lo que aspiran es a salir de la Isla cuanto antes, como puedan.

Se trata de que al cabo de sesenta años de régimen dictatorial, el mero hecho de hablar de continuidad, resulta amenazante e incluso ofensivo. Prometer o afirmar que se dará continuidad a la destrucción de todo lo que han destruido, no es halagüeño para nadie que lo haya sufrido o lo sufra. Nadie quiere continuar la vida agreste y sin opciones que vive en Cuba, el cubano de a pie. Para la gente de a pie, ‘continuidad’ no es más que la afirmación y el seguimiento de la miseria compartida, el hambre y de todo lo peor que esto trae aparejado. Nadie en sus cabales puede estar de acuerdo con esto y esta respuesta popular es compartida y muy perceptible, aunque los medios oficialistas al servicio del régimen y sus asalariados, lo silencien y traten de escamotearlo.

Felizmente, Fidel Castro, el tirano que inauguró la pesadilla murió. Ninguno entre sus seguidores y cómplices dispone del carisma y el talento para la maldad, que este dispuso en las lamentables proporciones que desplegó. Desde el heredero en jefe, el general Raúl Castro, hasta el último ejemplar en la gerontocracia castro fascista, ninguno entre ellos, ha conseguido hasta hoy igualar su talento para la maldad y esto tiene un costo, que tendrán que pagar.

Hoy necesitan mantener al ignorante que escogieron, (Nicolás Maduro) para liderar en Venezuela la consecución de los propósitos y recursos que desde allá obtienen. Para ello recaban apoyo de la federación sucia que conforman, Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Siria, Turquía y los regímenes que hasta hoy han logrado imponer, siempre en detrimento de los pueblos que los sufren y del resto de la humanidad.

Hablar de continuidad, es hablar de promover nuevos carteles de narcotráfico, nuevas FARC, ELN y nuevos corruptos y terroristas. Esto no lo debe permitir el mundo libre y democrático. A todo esto habría que sumar los intentos por subvertir desde dentro a la mayor democracia del mundo, los Estados Unidos de América. Han logrado penetrar con redes de espías y otros elementos encubiertos de inteligencia y contra inteligencia a esta nación. Lo necesitan para sostener o apoyar la continuidad de regímenes como el de Nicaragua y Venezuela, para mantener en buena posición a la Izquierda reptil y corrupta que en América y el resto del mundo, les sirve.

Las frías y eficientes máquinas de matar que mantienen en Venezuela, son prueba irrefutable de esto. Hablar de continuidad no es solo perjudicar al pueblo y la nación cubana. Es poner en riesgo la democracia el equilibrio y el bienestar de muchos a lo largo del mundo. Esperemos que quienes deben, no pasen por alto esta circunstancia. Se trata de una circunstancia muy peligrosa para millones en muchos espacios de América y el resto del mundo.

Entonces, tanto en Cuba como en el lugar del mundo en que puedan, tratarán de silenciar a todos los que expongan la gravedad del término continuidad, usado por castro fascistas, ya sea dentro o fuera de Cuba.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Anuncios

Los ataques desde el exilio que favorecen planes de la Inteligencia Castrista, Juan González Febles

Programas que circulan por redes sociales desde todas partes, tanto desde dentro como desde fuera de Cuba, son blanco y objetivo del Sindicato del Crimen que por acá sufrimos. Este sindicato, llamado oficialmente Ministerio del Interior, desde su Dirección General de Inteligencia (DGI) resulta más eficaz en perjudicar al pueblo y a su oposición interna pacífica y civilista, que los asalariados toscos, ignorantes y brutos de la Dirección General de Contrainteligencia (DGCI) o segurosos destinados a oprimir, abusar y golpear en las calles.

En el exilio, hay personas que nunca en Cuba asumieron el riesgo y la responsabilidad de luchar contra el régimen militar totalitario castro fascista y hoy día, promueven desde la cómoda distancia en que viven, a aquellos que son de su gusto. Así, sepultan en el anonimato a quienes no cuentan con su aprobación. Para ello argumentan lo que les venga en ganas. En ocasiones se trata de que priorizan entre las damas a las bellas y jóvenes y entre los hombres a los jóvenes y apuestos. Mientras desde Cuba, quienes luchan sigan bajo el supuesto amparo de estos idiotas o malintencionados, todo seguirá mal y en vías a peor.

Soy hijo de mujer y por esta, entre otras razones, me indigna saber como son maltratadas las mujeres por los sicarios asalariados de la policía Seguridad de Estado (DSE). Las valientes y dignas Damas de Blanco cuentan con todo mi apoyo y simpatía. Las valientes y dignas mujeres que luchan contra dictaduras merecen apoyo total. La siempre presente a pesar de su ausencia, Laura Inés Pollán Toledo y las que mantienen la tónica de su ejemplo, Berta Soler Fernández, María Cristina Labrada, Leticia Ramos Herrería, Gladys Capote Roque, Micaela Roll Girbell, María Josefa Acón Sardiñas, Marta Sánchez González, Nieves Caridad Matamoros González, Aymara Nieto Muñoz, Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda y por supuesto, la venezolana, María Corina Machado, todas ellas, están entre las más dignas y valientes defensoras de la libertad y los derechos a lo largo del mundo. Nadie en condición afirmativa de hombría cabal, que aliente los ideales y propósitos promovidos por nuestro apóstol y cubano más emblemático, José Julián Martí Pérez, puede respirar con tranquilidad en conocimiento de que alguna de ellas es agredida.

Si los nazis de Hitler, decapitaron a Sophie Scholl y los neonazis castristas mataron a Laura Pollán estos viles inhumanos, merecen terminar como ya acabaron los nazis que sirvieron a Hitler y como acabó Hitler. Cuba debe volver a ser libre y feliz, aquellos que para sostenerse en el poder absoluto reprimen, oprimen, abusan y privan a todo un pueblo y a una nación de derechos, libertades, prosperidad y armonía, deben ser desaparecidos, borrados definitivamente.

Basta ya que personas que nunca encontraron valor e integridad para enfrentar un régimen tiránico cruel y sin principios, sean los que coordinen las ayudas para los que hoy día en Cuba luchan. Una de las organizaciones cubanas más dignas y prestigiosas de las que hasta hoy existen, La Fundación Nacional Cubano Americana debía ser líder de esta tarea, con la participación de cubanos dignos que en su momento lucharon contra el régimen castro fascista, me refiero a la Brigada 2506, Ernesto Díaz Rodríguez, Andrés Nazario Sargén y además, Alfredo M. Cepero, Esteban Fernández, Angélica Mora, Julio Suchliki, Pedro Corzo y todos los que desde aquí respetamos y apreciamos, por ser dignos y muy respetados en esta orilla.

Basta ya de Arturo López Levy, Hugo Cancio y Edmundo García, esos no son, no valen y no sirven en esta lucha. Ver como desde Ota Ola se ataca a Antonio Rodiles, que ha mostrado un nivel académico, político y cultural muy superior, pero que ha sabido enfrentar en las calles las hordas represivas, ciertamente molesta. Para quien no lo sepa, Estado de Sats y el Foro por los Derechos y Libertades existen, no solo en las redes sociales. Les he visto compartir violencia y golpes apoyando Damas de Blanco. Eso merece respeto.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Váse: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Un chiste de mal gusto muy oficialista, Juan González Febles

Para el cubano de a pie, escuchar desde los medios oficialistas hablar de continuidad para el régimen castro fascista, se ha convertido en un chiste del peor gusto. Los planes de la mayoría en unos casos (muchos) se orientan a salir de alguna forma de la pesadilla marchándose de la Isla a como de lugar. Sirve una balsa, una lancha o un matrimonio con un o una foránea. Lo que rechaza casi todo el mundo es continuar bajo la pesadilla que el régimen militar totalitario castro fascista representa,

Gracias a redes sociales y otras vías informales, se conoce que el socialismo fracasó en todas partes y en cada espacio en que se impuso. En Rusia, Europa del Este, China, etc., eso felizmente terminó, entonces por acá, la gente quiere que termine y ven como un chiste de mal gusto que se hable de continuidad para el hambre, la miseria, la escasez y las mentiras que repiten desde los medios oficialistas.

Quienes han tenido ocasión de intercambiar con turistas y algunos extranjeros de paso por estos predios, rusos, polacos, hurgaros, checos, alemanes, etc., se maravillan que ninguno tan siquiera quiera oir cosa alguna vinculada con ideas comunistas. Comentan asombrados y exaltados que a quienes han visto rechazar con más fuerza al comunismo, sean los rusos, quienes lo impusieron allí donde pudieron, cuando pudieron hacerlo.

Entonces, ver en los medios oficialistas al presidente nombrado y no electo del país, hablar de continuidad, provoca rechazo y burlas en la mayoría de los casos. Ver a un turista ruso de entre cincuenta y sesenta años mirar el monumento erigido en sufragio de Julio Antonio Mella y decir a unos bullangueros jóvenes universitarios que por allí andaban, que a Mella quien lo mando a matar por trostkista fue Stalin y no el dictador de turno en Cuba por aquellos tiempos, Gerardo Machado, fue algo revelador y sorpresivo.

Le saludé con un pulgar en alto y el ruso me devolvió el saludo y un poco más adelante me dijo que ya los rusos se sacaron de encima aquella pesadilla. Yo le dije que pronto los cubanos encontraríamos la forma de salir también y me dijo que ya en Cuba no había comunismo como él lo conoció. Me dijo que lo que por acá veía, tenía más de Mussolini y de Hitler que de Marx, Engels y Lenin. Le dije que tenía razón, pero que de todos modos saldríamos de esto. Me saludó, se despidió y me dijo algo en ruso que no fui capaz de comprender.

Lo más significativo es que en Cuba, la gente de a pie, no quiere tan siquiera oír hablar de continuidad o permanencia del régimen que la Isla sufre desde hace más de sesenta años. La propaganda oficial sobre el aniversario 500 de la ciudad, que proclama: Habana ¡Lo más grande! Es interpretado como: La más grande hambre, miseria, escasez, ¡Lo más grande en lo peor!

Veamos esto solo como un chiste. Pero que Dios ponga algo, sus manos o algo y no haya continuidad para esta horrible pesadilla.
Juan González: infiernodepalo8@gmail.com
Juan González; j.gonzalez.febles@gmail.com
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Una vocación, un empeño y un compromiso libertario, Juan González Febles

La Prensa Nacional Independiente nació en la década de los noventa del pasado siglo XX, fue la expresión que con el apoyo y aliento del exilio conformó una resistencia emblemática al régimen militar totalitario castrista. Los pioneros en la Prensa Nacional Independiente, los primeros periodistas contaron con el apoyo de muchos proyectos y organizaciones de exiliados y de dos casas matrices, que fueron ciertamente protagónicas en aquellos momentos.

Voy a referirme a Nueva Prensa Cubana y a Cubanet.org., sobre Cubanet vale recordar en el espacio de gloria patria que ocupa a Rosa Berre. Ella fue y es la inolvidable Rosa de la Libertad y la Prensa Libre, que no solo apoyó materialmente al naciente periodismo libre cubano, también entrenó con amor y sabiduría y muchos por acá, jamás la olvidaremos ni olvidaremos eso.

En aquellos primeros momentos, los periodistas éramos arrestados tres y hasta más de cuatro veces a la semana. Los periodistas pasaban las horas de arresto en Villa Maristas el cuartel general de la policía Seguridad del Estado (DSE) o eran conducidos a casas usadas como centros de detención. Allí eran más que interrogados, amenazados y advertidos por los represores asalariados de aquellos momentos. El régimen les llamaba mercenarios y pasaba por alto a los verdaderos mercenarios que eran y son los que por un salario, algunas regalías, viajes, automóviles, casas y apartamentos repiten la propaganda y la visión creada y recreada por el régimen, propaganda y visión en la que ni ellos ni nadie cree en realidad.

La Primavera Negra de 2003 marcó nuevas pautas y dejó claras otras inamovibles. Fue el momento para que quedaran expuestos en su vileza, Manuel David Orrio, Néstor Baguer, Odilia Collazo y otros tantos servidores ocultos del castrismo, desenmascarados, luego de servir con éxito a la dictadura que sirvieron.

El tiempo marcó nuevas proyecciones y el periodismo libre creció, ya fuera dentro como fuera de Cuba. Dentro de Cuba creció en medio de dificultades inimaginables. Por fuera, hubo otros matices. Desde los despachos climatizados fuera de la Isla, se promovió por parte de los ocupantes de tales despachos, a las bellas y a los apuestos. Tales pautas fueron y son las más necesitadas por la élite castro fascista. Esta élite, necesita cambiar y dejar atrás el fracasado comunismo marxista leninista, hecho esto, se preparará para asumir los nuevos parámetros de un capitalismo de estado neo fascista y de partido único, que les preserve los privilegios y la autoridad absoluta.

Es entonces que la vocación, el empeño y el compromiso libertario asumen un espacio aún más inestable y peligroso. Desde el fracaso, la élite castro fascista puede ser aún más peligrosa que desde los cantos ilusorios de victorias irrealizables. Aceptemos que si la Red Avispa fue invalidada, quizás queden otras redes que pudieran ser, la Mosca, Cucaracha o rata que hoy les presten un servicio equivalente, contando con muchas anuencias y tolerancias, para ello.

El presidente nombrado por la élite y no electo por el pueblo de Cuba, se afirma en el combate mediático. Desde su proyección de postín al servicio de la más alta jerarquía castro fascista. Entonces, proyecta la imagen que le fue ordenada y desde esa imagen atenta contra la libertad de expresión, de prensa y se afirma en la censura del mundo artístico, del mundo cultural y por supuesto quiere reformar la siempre dócil prensa oficialista. Para ello se afirma aún más contra la Prensa Nacional Independiente, quizás logre más con el servicio oculto de los servidores bien colocados fuera de Cuba.

La Prensa Nacional Independiente vive sumida en el riesgo de convivir con un régimen afirmado en el terror, el control absoluto, la perversidad y el crimen. Esperemos que la circunstancia de lo peor termine pronto y sin irreparables pérdidas.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: CUBA: ENCUENTROS LATINOAMERICANOS; info@canf.org; http://www.canf.org