¡Se ahogarán en su frustración! Juan González Febles

Uno de los escogidos para la opulencia desde la corrupción castro fascista y nos referimos al titulado presidente del llamado Tribunal Popular Supremo, Rubén Remigio Ferro alertó sobre la activación de la llamada Ley 88, para que esta sea dirigida contra la prensa nacional independiente y específicamente, sobre aquellos que apoyen o asistan la ejecución de la Ley Helms Burton en sus títulos más controversiales y perjudiciales para los opulentos del monetariado castrista.

Por supuesto que el Sr. Ferro, ha dado múltiples oportunidades para la opulencia y la vida cómoda a su hijo, a quien ha proporcionado vacaciones en Europa, Cancún, Punta Cana y otros espacios para millonarios, en el estilo del comandante García Frías y del heredero en jefe, el nominado general de ejército sin batallas, Raúl Castro.

A esto habría que sumar los servidores de esta élite, sindicados por sus negocios y contactos con carteles de la droga como sucede entre otros con el general Luis Alberto Rodríguez López Callejas administrador del complejo militar GAESA, casado con Débora Castro Espín y padre de Vilma Rodríguez Castro nieta del heredero en jefe y que fuera expuesta recientemente en su condición de heredera potentada de esa tan corrupta élite.

La demanda fue presentada por Cuban Prisoners Defenders (CPD) y en la forma en que esta fue concebida es poco probable que logren salir indemnes. Sucede que sin corrupción, resulta imposible disponer de los recursos de que disponen para enviar a sus herederos a vacacionar en Montecarlo, Venecia, Cancún, etc., como suelen hacer y ha quedado expuesto desde las redes sociales.

La frustración en que se encharcan está dada en que los episodios de corrupción en que se refocilan y la vida opulenta que han puesto en manos de los herederos está expuesta en redes sociales. Además de esto, personalidades relevantes en la élite castro fascista como Raúl Castro, Díaz-Canel, José Ángel Portal, Rodrigo Malmierca, Bruno Rodríguez y Margarita González, han sido acusados ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) de crímenes de lesa humanidad, debido a la esclavitud, persecución y otros actos inhumanos a que son sometidos miles de profesionales cubanos, enviados a las llamadas misiones internacionalistas, solo para que la élite obtenga más dinero, que les permita sostener la buena vida que ostentan.

Lo mejor es que dos médicos cubanos secuestrados en Kenia y para quienes sus secuestradores piden un rescate de $1,500 000 dólares, que no pagará el gobierno de Kenia, podrán morir ya que los opulentos de la élite están dispuestos a gastar más para la opulencia propia y de sus herederos, pero no se desprenderán de 1,5 millones de dólares, para salvar la vida de dos esclavos secuestrados en Kenia.

Ni el amo de Gaesa, el general Luis Alberto Rodríguez López Callejas, ni ninguno entre los potentados opulentos de la élite castro fascista, aportará algo para salvar la vida de los dos médicos esclavizados secuestrados en Kenia. Quizás alguien, dentro o fuera de la élite lo haga. ¡Ojala! Así sea. Pero es bastante poco probable. Ellos ya están marcados como corruptos a escala global. Solo queda esperar que paguen por ello y que el pueblo cubano encuentre la forma de sacárselos de encima y volver sobre la democracia y el derecho a la libertad, la prosperidad y la felicidad, que esto conlleva.

Que así sea y que se ahoguen en la frustración, de ya estar desenmascarados.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.