Un futuro aun peor que nuestro devastado presente, Juan González Febles

Aunque desde el punto de vista económico, administrativo y en todas las facetas de la vida Cuba adentro, se trata de un país hundido en la miseria, las perspectivas para un futuro muy inmediato serían aún peores que las pesadillas vividas Cuba adentro, tanto presentes como pasadas.

Aunque la única sustentación de que dispone el régimen militar totalitario castro fascista está afirmada en la actividad del nominado Ministerio del Interior, en realidad Ministerio del Crimen y del Terror. Una institución criminal entrenada y preparada para la represión desde sus vínculos con el Ministerio de Seguridad del Estado de la antigua y felizmente concluida, República Democrática Alemana y su terrible y malvada STASI y también y muy especialmente de la KGB, aparentemente desaparecida con la antigua Unión Soviética, pero reeditada en el llamado FSB. Lo fueron desde un entrenamiento usado para interceptar y sondear transmisiones de opositores y de otros servicios de espionaje extranjeros, nominados como enemigos. Pero además, están perfectamente habilitados para asesinar en los términos más convenientes para el régimen que sostienen.

Si el régimen castro fascista no saca las tropas mercenarias que mantiene en Venezuela, la Isla podría verse sometida a un bloqueo Aero naval. Si así fuere, cuando el pueblo no resista más el hambre saldrán a las calles para protestar. Cuando esto suceda, serán masacrados inmisericordemente por represores asalariados y por militares del servicio del régimen. El miedo que desciende desde la élite está afirmado en que si una intervención humanitaria cae sobre ellos y les aplasta, luego que masacren al pueblo que oprimen, perderán el poder y con esta pérdida, se verá por fin como terminará para bien de Cuba, la Unidad para robar, el Compromiso con la corrupción y la Victoria desde la impunidad.

Aunque el futuro que se avecina, será peor que el presente y el pasado tan bien conocidos, quizás se percibe el momento en que Cuba, al cabo de sesenta años recupere su libertad y con ella, el derecho a ser honrados a pensar y hablar sin hipocresía. Será el momento en que Cuba será libre y así, nuevamente próspera y feliz.

Pronto, los represores asalariados se verán invalidados para controlar y subordinar a la población. Se sentirán limitados para liquidar o neutralizar a los grupos opositores y a despecho de la enorme cantidad de recursos que disponen para sus actividades de represión, corrupción y espionaje, en su momento, verán caer la pesadilla que han sostenido.

El futuro se vislumbra peor, aun así, nada es eterno ni inamovible. En algún momento, Cuba será libre, próspera y feliz, como la soñaron José Martí, Ignacio Agramonte y todos aquellos que ganaron su lugar en los estrados inolvidables del honor nacional.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.