La manipulación de un Título que perjudicará a honestos ladrones, Juan González Febles

Si resulta promulgado el Título III de la Ley Helms-Burton de 1996, habrá demandas contra honestos ladrones que para bien y en nombre de la mal llamada revolución cubana y mejor llamada, ‘régimen militar totalitario y dinástico castro fascista’, a sabiendas negocian y han negociado con propiedades privadas incautadas durante los primeros años del régimen impuesto desde 1959 para promover, entre otras cosas, la inversión extranjera que les permita vivir en paz en las mansiones robadas que hoy disfrutan y sostener la precaria economía sobre la que se sustentan.

Si la administración Trump da paso a lo que muchos por acá y por allá esperan, esto podría permitir que muchos reclamos sobre propiedades confiscadas en 1959 finalmente se presenten y sean escuchadas en espacios legales en los Estados Unidos. Entonces, los que ejercen la dictadura, no del proletariado, sino del monetariado, tendrán razones de peso para sentirse amenazados en el disfrute de los bienes, robados honradamente que hoy disfrutan.

El Título III de la Ley Helms-Burton de 1996, impondría responsabilidad civil a cualquiera que trafique con bienes robados por el régimen castrista a partir del 1 de enero de 1959. Una persona que en virtud de tal Ley, podría incluir tanto corporaciones como individuos y no solo en Cuba. Las corporaciones, con independencia de su origen, podrían ser demandadas. Esto podría incluir gentes de la Unión Europea, Canadá, España y hasta México.

La Ley define el “tráfico” muy generalmente. Se aplicaría sobre quien de forma intencionada venda, transfiera, distribuya o realice operaciones financieras y disponga de cualquier otra forma de las propiedades o bienes confiscados. También aquellos que reciban, retengan, controlen y/o administren o mantengan un interés sobre una propiedad confiscada o participen en actividades comerciales que utilicen, u obtengan beneficios de cualquier manera, de propiedades confiscadas. Esto abarca no solo a los directamente involucrados en los tráficos, sino también a quienes se benefician de las propiedades robadas de aquellos momentos.

Llega a su fin el maburro-chavismo venezolano. Los socialismos del Siglo XXI van de salida con sus líderes marcados como corruptos y ladrones en múltiples escenarios. China y Rusia ven con desconfianza a los mala-paga y poco serios, deudores castristas, que justifican los impagos con cualquier ocurrencia. Entonces, las cosas se han puesto feas. China acecha, y Rusia quiere retomar los fueros imperiales de la difunta Unión Soviética. Ya ni azúcar, tienen los cubanos. Y entonces, el Gobierno norteamericano actual, encontró como llevarles al escozor y el insomnio.

La decencia, la honestidad, la honradez, la sinceridad, la sensibilidad, la solidaridad, la participación, la responsabilidad, la productividad, la cooperación, etc. no son ni han sido nunca, valores revolucionarios o de la izquierda. Forman parte de bienes morales que el régimen castrista jamás logró confiscar y quizás, aun no conozca. Entonces, no se trata de algo que puedan perder arrebatado por imperialistas. Se trata de valores que jamás han tenido y que no tendrán.

Si frente a cortes de justicia, pierden lo honradamente robado. Debemos recibir con agrado la noticia. ¡Que pierdan todo lo robado! ¡Que lo pierdan, sea como fuere!
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.