La temporada más hermosa para la humanidad en un siglo condenado, Juan González Febles

El siglo XX albergó las peores pesadillas conocidas por la humanidad. Dos guerras mundiales con millones de víctimas y comunismo, fascismo y nacismo con millones de víctimas igualmente. Fue un periodo de dolor y hecatombes, sobredimensionado. No obstante, hubo su momento de cambio. La década de los sesenta representó este momento y este cambio.

En aquellos años, se habló de hacer el amor y no la guerra. Desde las artes, hubo entregas de amor y belleza que han quedado como clásicos para toda la humanidad. Quienes vivieron la década prodigiosa dentro de Cuba y en esta etapa, vieron transcurrir adolescencia y juventud, saben muy bien que la dictadura inaugurada en 1959 y que hoy aún se sufre, proscribió la belleza y la armonía de aquel momento.

Los Beatles andaban prohibidos, junto con el resto de los clásicos del rock del momento. Se perseguía a jóvenes a quienes se prohibía usar el cabello como se usaba en el resto del mundo. Prohibieron además usar pantalones estrechos y todo esto llevó el sello de aquel nominado ‘diversionismo ideológico’. El diversionismo ideológico fue la herramienta política que en su momento usó el Partido Comunista de Cuba, el cónclave de poder, que aglutina a los oportunistas opulentos que hoy día, sufre la Isla.

La década del sesenta, afirmó la liberación de muchas cosas. El amor libre, elevó la liberación de la mujer y promovió igualdades para múltiples y diversos grupos humanos. Para muchos fue muy sorpresivo que el felizmente difunto tirano Fidel Castro, luego de prohibir a los Beatles y asediar a los fans de este grupo británico y del rock que en aquellos momentos se oyó a nivel mundial y en Cuba, se retrató años después junto a la estatua de Lennon en el parque ubicado en la barriada habanera del Vedado que tiene su estatua.

John Lennon fue un exponente de la década prodigiosa. Alguien que vivió para regalar amor y belleza a la humanidad. La reacción de algunos comisarios frente a canciones como ‘Revolution’, ‘Back in USSR’, pasó por alto todo esto. Por alguna razón, ambas canciones no fueron de su agrado. Quizás desde Revolution se afirmaba que si se trataba de destruir, entonces estoy fuera. Ciertamente el proceso así enunciado en Cuba, fue total y completamente destructivo.

En Cuba no pudo vivirse plenamente aquella época que marcó la temporada más hermosa para la humanidad, en el siglo condenado por las peores pesadillas hasta hoy conocidas por la humanidad. Los años sesenta del siglo XX, fueron para Cuba una época de opresión y genocidio impuestos por los mismos que hablan de continuidad presente y futura, para aquella pesadilla que aún hoy, sufre el pueblo y la nación cubana.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.