Un estado proxeneta habilitado para extraer riquezas de las más cultas, las más sanas y las más baratas del mundo, Juan González Febles

Luego que el recién inaugurado régimen castrista proclamara en los primeros años de su triunfo, en la guerra manigüera contra el gobierno de Fulgencio Batista, el fin de la prostitución, esta se multiplicó años después, a niveles nunca antes vistos en Cuba. Esta triste realidad es conocida y compartida con tristeza y vergüenza por la mayoría del pueblo cubano.

De una economía basada en el café, el tabaco y el azúcar, se pasó a otra, sostenida por las prostitutas más sanas, cultas y baratas del mundo y el turismo sostenido básicamente por estas. Recientemente fue demolido el Hospital Infantil del Vedado en La Habana. Más allá de ser el hospital pediátrico más emblemático del país, el edificio en que estuvo asentado, era una obra de arte arquitectónica de estilo Art Decco.

En un principio se dijo que luego de la demolición, sería levantado un hotel consagrado al turismo. Por aquellos días logré ser testigo de un vivaz intercambio entre personas que esperaban el ómnibus n la calle G, en El Vedado, frente al demolido hospital.

Un hombre de la tercera edad dijo muy disgustado, que este fue el hospital infantil mejor equipado y con el equipo médico más calificado de sus tiempos. “¡Lo tumbaron porque Cuba ya no depende de azúcar, tabaco y café! Ahora esta gente vive como chulos de las jineteras. ¡Necesitan un hotel que paguen los ‘Pepes’, para subir con jineteras! No les importa para nada que haya un hospital para fiñes necesitados”.

Lo más significativo fue que la mayoría de los presentes apoyaron los planteamientos del hombre mayor y se pusieron en contra del estado proxeneta que destruyó la industria azucarera, la tabacalera y la cafetalera, para perpetuarse en el poder omnímodo.

Una joven que presenció los hechos me dijo: “…con el salario de técnico medio en economía, nunca pude alimentar a mi hijo adecuadamente. Mire, aquí hay que luchar y si no luchas con lo que se pueda, ¡te mueres y ya!”.

De eso se trata. El estado proxeneta está habilitado para sostenerse sobre las jóvenes que a falta de algo mejor, se venden para sobrevivir. Se trata de que degradan al pueblo para someterlo más y mejor. De unos han hecho delatores y otros se prostituyen. Unos roban, unos apañan y otros, se hacen sicarios asalariados para reprimir, así se convive.

No quieren pequeños propietarios porque la noción de grandeza que promovió Martí en la república que soñó de pequeños propietarios, no fue ni será permitida. Es negada la libertad y con ello, es negado el derecho a ser honrados. Se niega también el derecho a pensar y hablar sin hipocresía.

Como oprimen, desde la opresión que imponen, demuestran su renovado temor al pleno ejercicio de las libertades. Si Martí hubiera vivido en Cuba bajo el régimen castrista, quizás habría sido fusilado en los primeros diez años de la pesadilla impuesta en Cuba desde 1959. No le habrían permitido validar los principios morales ciudadanos que dejó para una posteridad que le honra y no permite que le ubiquen en la vecindad del tirano que emuló y superó con mentiras, fusilamientos y escarmientos a Weyler, Lersundi, Vives, Tacón, Balmaceda y otros que sumieron esta tierra en horrores. Horrores que luego de rebasados, fueron reafirmados y consagrados en nombre de un socialismo, hoy reformado en neo fascismo del siglo XXI.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .