Partido Único es la negación en su sentido más autóctono del término Democracia, Juan González Febles

Son cinco los estados que oficialmente se rigen por el modelo del partido único. Estos son: China, Corea del Norte, Cuba, Laos y Vietnam. Estos estados, de forma institucional, afirman el unipartidismo. Otros no lo afirman de forma institucional y en la práctica impiden el surgimiento y funcionamiento de organizaciones políticas independientes que de alguna forma representen una oposición formal y conceptual a los poderes constituidos.

Quien primero afirmó el unipartidismo desde el pasado siglo XX, fue el comunismo ruso-soviético, el fascismo italiano y el nazismo germano. Desde estas opciones, no se vuelven a celebrar elecciones, salvo algún referéndum bien controlado, y se eliminan las garantías democráticas.

El unipartidismo así concebido desde el nazi-fascismo y el comunismo europeos, pretende la integración absoluta de los ciudadanos con el régimen. Así, no tiene sentido la existencia de grupos opositores en espacios controlados por fascistas y comunistas de cualquier tipo desde la atmósfera viciada por el partido único, sea este el que fuere.

Escuchar que desde nada menos la Unión Europea, alguien diga que en Cuba existe una democracia de partido único es algo tan abominable como irrespetuoso.

Los regímenes fascistas y comunistas no respetan garantías democráticas, afirman dictaduras afirmadas en controles totalitarios absolutos.

Por citar un ejemplo europeo, en España, el franquismo de esencia fascista creó un sistema de partido único no democrático, con la Falange, totalmente supeditada a Franco. En los últimos años del franquismo y por la feliz cercanía del deceso de Franco, se consiguió democratizar algunos aspectos de aquel régimen. Franco al igual que otros abominables de su corte, murió en inmerecida paz en su lecho. Su muerte posibilitó la implosión interna que finalmente democratizó a España.

Ningún totalitarismo, hasta hoy, ha sido derrocado desde el esfuerzo aislado de los pueblos que han sufrido esta pesadilla surgida en el pasado siglo XX. Hitler y Mussolini solo cayeron ante las tropas aliadas en la conclusión de la II Guerra Mundial.

El Partido Comunista de Cuba (PCC), o como es llamado, el ‘Patronato de Corrupción Continua’, ha destruido a la nación cubana en todos los órdenes. La recesión económica mantiene sumido en la más atroz miseria al pueblo cubano, privado además de todos sus derechos civiles y políticos.

En aras de evitar una solución de corte español a la crisis cubana, Raúl Castro impuso a su elegido con la aprobación de los depredadores históricos, felizmente en vías de extinción y de la élite oligarca que integran militares y represores consagrados desde su vileza en el nominado Ministerio del Interior.

El designado, Miguel Díaz Canel Bermúdez, mantiene con su charlatanería habitual, las violaciones harto conocidas de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado, sobre el atribulado pueblo cubano. La burla consagrada del régimen militar totalitario castrista, a la Organización de Naciones Unidas (ONU) se mantiene en todas sus partes, como es costumbre.

Todo lo que atribula, oprime y humilla al pueblo de Cuba proviene de las ordenanzas, mandatos e instrucciones promovidas por el partido único castrista que desde su afirmación, atenta contra la nación y el pueblo.

Los oligarcas militares al frente de los oligopolios que explotan al pueblo, venden en un 200% por encima de los precios de adquisición, productos de primera necesidad, aseo, etc., al explotado pueblo de Cuba. Estos oligarcas privan incluso de medicinas al pueblo cubano y realizan sus truhanerías, al amparo del partido único que impuso a su presidente designado.

La represión descarnada ejercida por represores asalariados, uniformados o no, contra la sociedad civil y la oposición pacífica interna no se atenúa bajo el mandato del nuevo pelele empoderado. Mientras actúe bajo el mandato del patronato (PCC) nada cambiará. Al frente del Patronato (PCC) continúa el dictador Raúl Castro.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#535

Anuncios

Alicia la Celestina construye nuevos enlaces para su Izquierda Reptil, Juan González Febles

Han pasado días cargados de eventos significativos por acá. Pasemos a los asuntos que nos ocupan.

El futuro de la economía de Venezuela, Nicaragua, Cuba, etc., es realmente para preocupar a cualquiera. En especial aquellos, quienes tanto dependen de los resultados económicos de tales gobiernos y las canonjías que generosa y solidariamente ofertan. Se impone que los generosos reciban consejos sobre cómo salir de las nuevas crisis que se perfilan.

El régimen militar castrista, tocado por estas urgentes situaciones, encontró el tiempo y el espacio para recibir a su amiga, la mexicana Alicia Bárcena Ibarra, quien desde el 1 de julio de 2008, es la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y quien como Celestina primada, analizó los actuales y complejos eventos regionales ante un selecto grupo de funcionarios en unas conversaciones donde esta inefable señora, como siempre, alienta, con irrealizables, falaces y felices pronósticos.

Junto a ella, el Sr. Antonio Guterrez, de Portugal, figura pública principal de la ONU y su Secretario General actual, que asumió el puesto el 1 de enero de 2017, en reemplazo de Ban Ki-moon y que la respaldó en todo. Lo hizo sin preguntar o preguntarse por qué el régimen castrista viola en Cuba la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado. ¡Así se comportan los compañeros de la Izquierda Reptil, dondequiera que se encuentren!

En el orden interno, todo sin novedades. La libreta sigue ahí y tanto los agros campesinos como las tiendas a cargo de oligopolios militares, mantienen los precios por las nubes, a pesar de los llamados de algunas musas televisivas como Cristina Escobar y Talía González, quienes semanalmente intentan hacernos creer, desde verdades de Perogrullo, en las bondades del castrismo. Lo hacen para vender una imagen más potable de que en Cuba, aunque no hay libertad de prensa, al menos se critican públicamente los fallos en el socialismo nunca próspero, y solo desde la represión sostenible.

A esto se agrega que la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas denunció que funcionarios del régimen castrista bloquearon en varias ocasiones la salida de defensores de derechos humanos del país bajo el pretexto de necesitar identificaciones más detalladas. Pero ni la excelentísima Celestina, ni su excelentísimo patrón Guterrez, se percataron o hablaron del tema, no fue oportuno.

Ambos excelentísimos, Bárcena y Guterrez, pasaron por alto que el Alto Comisariado instó a las autoridades castristas a respetar el derecho universal a la libertad de expresión y de movimiento y a asegurar que los defensores de derechos humanos y los representantes de la sociedad civil no tengan dificultades para abandonar el país, incluyendo aquellos que pretenden asistir a reuniones de la ONU y en particular, del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos.

Por lo pronto, nuestra experiencia amarga y local nos lleva a vaticinar, a esperar que muy pronto desde la dirección castrista de CEPAL, América Latina conozca y sufra una libreta de abastecimiento y más adelante, un periodo especial.

Este será el paso previo para que conozcan de primera mano el actuar de cerdos del interior y ratas de gandarilla. Será la oportunidad primada para que el excelentísimo Guterrez y la excelentísima Bárcena, convivan con abuso de género y golpizas a mujeres, no solo en Cuba, sino en cada lugar de América en que la Izquierda Reptil consiga empoderarse.

A fin de cuentas, si tales ratas y cerdos han conseguido sobrevivir por tanto tiempo hasta en los Estados Unidos, ¿por qué no en el resto de América?
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#534

Organización de Naciones Unidas en complicidad con régimen castrista, Juan González Febles

El anti periódico Granma en su edición del lunes 14 de mayo, publicó un trabajo titulado ‘Veinte hitos de Cuba en materia de derechos humanos durante el último quinquenio’. El trabajo aborda la visión oficial sobre la que el régimen militar totalitario castrista presentó su Examen Periódico Universal (EPU) en el Consejo de Derechos Humanos.

Entre lo reflejado, destaca el referido como punto #1, la Declaración de América Latina y el Caribe como zona de paz. El periodista oficialista o ciudadano o miliciano afirma que la Declaración de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), durante la cumbre del mecanismo en La Habana constituye un aporte del régimen castrista a la estabilidad y el desarrollo de la región.

Le fue orientado olvidar y no hablar del papel desestabilizador jugado por el régimen castrista en la región y de la promoción de guerrillas, su entrenamiento y abastecimiento casi desde 1959. No se refirió a la participación del régimen castrista en el narco tráfico y la forma en que intentaron desestabilizar gobiernos electos por voluntad popular como hicieron en Venezuela contra el gobierno de Rómulo Betancourt. Como hicieron contra gobiernos legítimos de Colombia, Perú, Argentina, Chile, Brasil e incluso en Puerto Rico y hasta en los propios Estados Unidos.

Otro punto, destacado desde Granma fue la Entrada en Vigor de un Nuevo Código del Trabajo, de acuerdo con lo publicado con Granma, con la entrada en vigor de la Ley 116, Código de Trabajo, en el año 2014, el régimen actualizó su legislación en este campo para incluir nuevos derechos que lo ubican en la “vanguardia internacional”. Siempre de acuerdo con Granma, este afirma que el nuevo Código reconoce la igualdad en el trabajo y que todo ciudadano tiene derecho a obtener un empleo sin discriminación debido al color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial, discapacidad o cualquier otra distinción lesiva a la dignidad humana. Lo que no aclaran Granma ni su articulista es que las discriminaciones en Cuba son ideológicas.

La discriminación que priva de empleo y derechos en Cuba va dirigida contra todos aquellos que optan por ser honrados y de esta forma, piensan y hablan sin hipocresía. Quien no repita las consignas de la dictadura está impedido de trabajar y e incluso de vivir una vida tranquila. Esto es lo más lesivo que se conoce contra la dignidad humana y en Cuba, bajo el régimen castrista, se trata de algo irrespetado de forma continua y permanente.

Granma expone como hito relevante la presidencia del régimen castrista de la Asamblea de la OMS. En mayo de 2014 dados los mecanismos irregulares existentes en la Organización de Naciones Unidas (ONU) no se hizo mención de que el régimen castrista explota el trabajo esclavo de médicos y personal paramédico. Que por imponer un sistema inviable con funcionarios incompetentes, el país se encuentra casi en recesión y que la explotación del trabajo esclavo de médicos y paramédicos a lo largo del mundo, es una de las fuentes primadas de ingresos de este régimen en la actualidad.

Los diecisiete hitos restantes, descuellan por su irrelevancia y porque acentúan aquella verdad enunciada como saber popular que afirma que, el papel aguanta todo lo que sobre él se coloca. Combaten la epidemia ébola con el envío de los médicos y paramédicos enviados en condición de trabajo esclavo y cuyo servicio es o será cobrado por el régimen, para la satisfacción de sus premisas esenciales. De ello, se deriva un riesgo cierto de que los allí enviados traigan a la Isla la epidemia, como otros enviados trajeron a Cuba el dengue y otras padecimientos sobre los que se sabe poco o la opinión pública, no sabe ni sabrá nada desde canales oficiales.

Inexplicablemente, el rotativo Granma destaca como uno entre sus veinte hitos la reelección del régimen militar totalitario castrista como miembro del Consejo de Derechos Humanos. El régimen castrista viola de forma sistemática y regular la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado. Esto es un hecho denunciado y ampliamente documentado, pero los funcionarios de la ONU y de otras instituciones que poco validan el prestigio que debían validar, deciden pasarlo por alto. La Unión Europea validó eso de que en Cuba existe una democracia de partido único en el estilo inaugurado por Benito Mussolini. Además, retiraron la Posición Común, para dar paso al régimen castrista en la aplicación de la ‘represión común’ que impone al oprimido pueblo cubano.

La Organización de Naciones Unidas, (ONU) no es lo que fue en su fundación. En la actualidad, funcionarios banales pasan por alto situaciones, a las que la organización no debía aportar convivencia y que a despecho de todo, la aporta. ONU decidió pasar página al reciente fraude electoral en Cuba.

Decidieron pasar por alto que la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas denunció recientemente que funcionarios del régimen castrista bloquearon en varias ocasiones la salida de defensores de derechos humanos del país bajo el pretexto de necesitar una identificación más detallada. La portavoz de esta Oficina, Ravina Shamdasani anunció que, este año, han tenido conocimiento de 14 casos en los que los funcionarios requirieron una revisión adicional.

Esta portavoz aseguró que se han recibido informes que indican que docenas de ciudadanos cubanos pueden haber sido interceptados de esta forma antes de emprender sus viajes sin recibir ningún tipo de explicación por parte de las autoridades castristas sobre por qué estaban siendo retenidos o por orden de quién.

El Alto Comisariado denunció que estas medidas han provocado que muchos pasajeros perdieran sus vuelos y no pudieran acudir a reuniones en el extranjero, algunas de ellas organizadas por agencias de las Naciones Unidas.

Esta Oficina teme que con estas medidas, el régimen castrista evitó que algunos individuos viajaran a Ginebra el 14 de mayo, donde la isla debió someterse al Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos.

En fin queda reflejada una complicidad bochornosa de la ONU con el régimen militar totalitario castrista que oprime al pueblo cubano y le priva de todos los derechos y libertades reconocidos a nivel internacional. Queda claro que como ya se dijo, este régimen viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado, pero los venales y banales funcionarios de ONU e incluso de la Unión Europea, (UE) no quieren percatarse de ello.
infiernodepalo8@gmail.com: Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#533

Una reunión plagada de excelentísimos sinvergüenzas, Juan González Febles

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) es el organismo de la Organización de las Naciones Unidas responsable de promover el desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe, su secretaria ejecutiva es, la mexicana Alicia Bárcena Ibarra.

Se celebró en La Habana el XXXVII Periodo de Sesiones de CEPAL y la ocasión sirvió para que el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterrez, visitara la Isla y saludara con honores al sustituto designado por el castrismo, Miguel Díaz Canel. Guterrez se refirió a las condiciones difíciles por las que atraviesan las mujeres en el mundo y al pasar por alto que en Cuba, sus anfitriones castristas llevan las palmas en el abuso de género cada semana, se validó a sí mismo, como el más importante y destacado, entre los excelentísimos sinvergüenzas que se dieron cita en La Habana.

Guterrez, afirmado en la sinvergüencería, pasó por alto los ataques a nuestras valientes y dignas Damas de Blanco y solo compartió con los cortesanos castristas y algunos miembros emblemáticos de la sociedad servil que a estos sirve. No encontró espacio en su abultada y sucia agenda para reunirse con la sociedad civil y la oposición pacífica interna cubana. Por lo pronto, la CEPAL ha pasado del espacio primado para la corrupción que es México, a otro que es Cuba bajo el castrismo.

La Sra. Bárcena Ibarra en armonía con sus hábitos funcionales, ha pasado y continuará afirmada en pasar por alto la miseria, el hambre y la opresión que oligarcas militares imponen al pueblo de Cuba. La violación permanente de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en todo su articulado, algo en lo que se afirma el régimen militar totalitario castrista, no es algo relevante para los excelentísimos sinvergüenzas que se dieron cita en La Habana. Se sigue de esta forma la pauta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (United Nations International Children’s Emergency Fund) o UNICEF, un programa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) basado en Nueva York que provee ayuda humanitaria y de desarrollo a niños y madres en países en desarrollo y aunque es uno de los miembros de la comisión ejecutiva de la United Nations Development Group, no ha tomado en cuenta que el régimen militar castrista usa a niños en edad escolar en pogromos y mítines de repudio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) —en inglés World Health Organization, (WHO) es otro más en el listado de la sinvergüencería. El organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se especializa en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial. Inicialmente fue organizada por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas que impulsó la redacción de sus primeros estatutos. La primera reunión de la OMS tuvo lugar en Ginebra en 1948. Hoy día convive en armonía con el trabajo esclavo de médicos y personal paramédico que el régimen castrista explota para su beneficio.

Aunque en sus orígenes (fue fundada el 24 de octubre de 1945) la Organización de Naciones Unidas fue o intentó ser una asociación de gobierno global para facilitar la cooperación en asuntos como el Derecho internacional, la paz y seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos. En la actualidad, convive con monstruosidades como lapidaciones de mujeres y otros crímenes de género en el mundo islámico, golpizas, represión y maltratos como sucede en Cuba. Lo hace con amenazas a la humanidad como el régimen afirmado en Corea del Norte y con los crímenes promovidos y ejecutados por el zar Putin desde Rusia, entre otros relevantes bodrios.

Entonces CEPAL y el resto del tinglado presidido por ONU, con sus programas de ayuda y financiamiento en que no falta corrupción, véase Irak, etc., no es más que un foro de alto nivel en que conviven y jamás malviven, excelentísimos sinvergüenzas como los que se dieron cita en La Habana recientemente.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#532

Una palabra maldita solo evocada por perversos, Juan González Febles

En Cuba y en la actualidad, decir revolución es evocar hambre, miseria, represión, opresión y una vida gris marcada por limitaciones. De acuerdo con teóricos y estudiosos, las revoluciones son consideradas puntos de inflexión de la historia, de los que parten nuevos sistemas políticos y sociales, que no siempre aportan cambios para mejor entre los de a pie, base hacedora de estas.

Con la excepción de la revolución estadounidense, que creo estados, dotados de constituciones escritas, que federaron una república con separación de poderes un presidente, (George Washington) que no aspiró a cetro real alguno o permanencia ininterrumpida en el poder, un Congreso bicameral y un poder judicial independiente, que desde esos instantes afirmó derechos y libertades para todos los ciudadanos, no hubo otra igual.

El resto de las revoluciones, por mandato de sus dirigentes, levantó guillotinas, o promovió ejecuciones sumarias. Desde ellas, se crearon nuevos caudillos y estos desde el poder, afirmaron condiciones casi peores o peores que las que convocaban a erradicar. La revolución estadounidense entregó sus aportes sin guillotinas como la revolución francesa o ejecuciones sumarias de disparo en la nuca, como se hizo en Rusia con los empoderados bolcheviques. El resto de las sublevaciones independentistas en América, expulsaron al poder colonial español y continuaron una vida regular en condiciones de libertad política, pero también sin odios. Los caudillos que se convirtieron o aspiraron a convertirse en dictadores, pasaron sin pena y sin gloria y sin los costos de sangre avalados por estos eventos llamados revoluciones.

En Cuba, la revolución liderada por Fidel Castro, se convirtió casi enseguida en ‘retrolución’. Comenzó con el restablecimiento de la pena de muerte y las ejecuciones de militares, policías y otros servidores del régimen que encabezó Fulgencio Batista. Los terroristas del Movimiento 26 de julio que no dudaban en colocar bombas en tiendas cafeterías, cines, etc., y que nunca colocaron una bomba en una estación de policía o un cuartel militar, fueron elevados a categoría de héroes o mártires.

Algunos de los participantes desde las filas de los contrarios armados contra Batista, se volvieron contra la pesadilla que contribuyeron a materializar. Lo hicieron, cuando se percataron que todo pasó a ser una pesadilla y que fueron engañados. Algunos fueron ejecutados sin piedad desde juicios o ejecuciones sumarias, por los mismos que contribuyeron a empoderar.

La libertad de prensa respetada por aquella dictadura y por otra anterior, fue abolida en aquellos momentos y Cuba aún sigue en estas condiciones de proscripción no solo de la libertad de prensa sino del resto de los derechos y libertades reconocidas internacionalmente.

A todo esto siguió el establecimiento de controles totalitarios absolutos sobre toda la sociedad. Más adelante se procedió a arrastrar al pueblo cubano a la miseria absoluta para desde esta condición, someterlo aún más. El caudillo vencedor se bonapartisó y gobernó autoritariamente primero de forma directa y después indirectamente, así lo hizo desde 1959, hasta el momento en que la muerte felizmente lo sacó del juego.

Los revolucionarios sinceros son pocos en Cuba fuera de las barriadas selectas en que residen, en las residencias suntuosas de las que se apropiaron. Es lógico, pocos o ninguno en Cuba, serían capaces de convalidar con lealtades reales los despropósitos que constituyen la vida Cuba adentro.

La palabra revolución es una palabra maldita en Cuba, de la que muy pocos quieren acordarse. Solo los perversos que de ella viven, se sienten habilitados para hacer mención de esta. Son pocas o ninguna, las motivaciones políticas reales para la afirmación o para dar continuidad a la pesadilla castro-fascista. Se trata de solo retener prerrogativas y prebendas. Nada más.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#532

Con la vergüenza de los cubanos, Juan González Febles

Por causa de los últimos acontecimientos y desde sus cubiles de vileza, la policía Seguridad del Estado lo ensaya todo para sostener a la dictadura militar totalitaria de corte fascista que sostiene.

Colaboradores de este medio residentes en Cuba, han recibido la visita de oficiales de este centro depredador de libertades y derechos, (la policía Seguridad del Estado antes mencionada) que les han ofrecido espacios donde escribir, bien remunerados a cambio de que cesen de colaborar, “…con eso que solo trae problemas”, es decir, http://www.primaveradigital.org.

Quiero exponer la respuesta dada por uno de los convocados. Ante oferta tan obsequiosa, respondió: “No me pongan en lo oscuro a morir como un traidor, yo soy bueno y como bueno, moriré de cara al sol”. El seguroso, (así llama la gente de a pie a los miembros del más poderoso centro depredador de libertades y derechos de Cuba, ‘Seguridad del Estado’) le miró y le dijo: “¡…tú lo que estás es loco!”.

Estas actitudes no faltan en Cuba, a despecho de las pérdidas de valores y de algo más sufridas por acá. Aún existen en Cuba aunque sean pocos, hombres sin precio a los que ningún dinero ha comprado ni comprará jamás. Vale la pena en momentos como estos, señalar hechos como este.

El premio Milton Friedman otorgado al emblema más alto de dignidad y coraje ciudadano por acá, y me refiero al Movimiento Damas de Blanco, da la medida de que algo bueno se gesta por allá.

Otra noticia alentadora, ha sido que grupos en el exilio, integrados por aquellos que en los primeros años de la pesadilla, decidieron que, “…en cadenas vivir es vivir en afrenta y oprobio sumidos”, y que a partir de la decisión por la que optaron enfrentaron con las armas al castrismo, hayan decidido contactar a organizaciones y grupos de la oposición pacífica, que al menos en esta oportunidad dialogarán con personas con un historial de lucha en Cuba y no con burócratas adocenados asentados en cómodos despachos climatizados, que nunca viajaron esposados en coches patrulleros tripulados por depredadores de la libertad y el derecho ciudadano, uniformados o no.

Hoy la prioridad de los depredadores es terminar con las Damas de Blanco. Para ello existen indicios que señalan que podrían optar por la variante rusa de envenenamiento con sustancias químicas suministradas en centros de detención, pinchazos, espray y el resto de las variables de esa opción. Dentro de sus prioridades debe sumarse, ataques de supuestos delincuentes que golpeen o maten objetivos marcados. Podría hacerse desde asaltos reales o simulados a objetivos señalados y emboscados con este fin. Cuando esto pase, el encorbatado de turno, en nombre del régimen prometerá que los culpables serán capturados y juzgados. Solo que el objetivo que persiguieron, habrá sido logrado.

La ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) alertó que existe un clima de odio hacia los periodistas cada vez más marcado en el mundo. Lo hizo desde su informe anual publicado recientemente. De acuerdo con RSF, el régimen castrista, año tras año, mantiene a Cuba como el país peor calificado del continente. Con todo el aval en conocimiento de la opinión pública, no es necesario destacar quienes son los periodistas que corren el mayor peligro. Estos no son por supuesto, los que rechazan ser anticastristas y escribirían en Granma.

Comienza una difícil y muy peligrosa temporada para aquellos que Cuba adentro, han demostrado no tener precio. La opresión castrista no está dispuesta a respetar el ejercicio pleno del derecho y la libertad ciudadana. No saben y no pueden convivir con el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía. Tanto las Damas de Blanco como el resto de los que han luchado afirmados y sostenidos desde la vergüenza de los cubanos, corren peligro.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#531