Historias repetidas, Juan González Febles

Vladimir Putin, ha sido nuevamente reelecto como presidente de la Federación Rusa. Toda vez que el socialismo real que tantas vidas y tanto dolor costó, felizmente no parece que conseguirá empoderarse nuevamente en Rusia, hoy se trata de conseguir que las teorías y fantasías elucubradas por Karl Marx y Friedrich Engels, sean de alguna forma materializadas.

Para ello se hace necesario, combinarlas con una economía libre de mercado y los esquemas más adecuados para esto, no fueron ni serán los instrumentados por Vladimir Illich Ulianov, alias Lenin o por Iosip Yugashvili alias Stalin. Entonces solo quedan dos socialistas a mano habilitados para ello, uno Adolf Hitler y el otro Benito Mussolini.

Con este antecedente, Rusia tendrá otra vez en el poder absoluto a alguien, a quien pronto, todos los rusos querrán primero borrar, para luego intentar olvidar. Comienzan un periodo que rememora al Ras-Putin de los animados, sin disponer de un ‘Hellboy’ para frenarlo. Quizás y hasta sea peor. Les vendrá encima un Zar-Putin a enfrentar, para quien no hay remedio nuevo que articular y que conocedor de sus esencias, rebatirá con las herramientas que adquirió en esa escuela formadora de criminales que fue aquella KGB.

Se trata de historias repetidas del momento. La modernidad oculta el horror del nazi-fascismo, bajo la apariencia de lo que dieron en llamar ‘socialismo del siglo XXI’. Pero si de ocultar al socialismo se trata, pueden también, como en su momento orientó el difunto ex dictador Fidel Castro a su sátrapa venezolano, Hugo Chávez, llamarlo ‘bolivarianismo’ y asunto resuelto. El tema principal es que los líderes o figuras señeras de las nuevas pesadillas, deberán gobernar como monarcas absolutos sin elecciones que puedan poner términos a sus mandatos. Lo harán sin críticas, sin oposiciones y sin partidos políticos que les cuestionen el poder absoluto y la capacidad de oprimir a capricho, el ejercicio pleno de las libertades.

En el contexto de las reelecciones continuas comparten el podio Vladimir Putin, Nicolás Maduro, Evo Morales, el Ping chino, el payaso obeso de Corea del Norte, Daniel Ortega, Raúl Castro, el ladrón Da Silva de Brasil y otros epónimos exponentes de la Izquierda Reptil. Les une, el anhelo muy mal enmascarado de destruir a los Estados Unidos y a los ideales de libertad, democracia y derechos para todos, que lidera para el mundo libre, pero cleptómanos de corazón, necesitan enriquecerse desde el poder.

El último incidente que concluyó con la expulsión de los ‘diplo-agentes’ rusos en el Reino Unido, luego que asesinaran como tienen preestablecido a alguien que pretendió salirse del mal en que fue formado, da la medida de quien es en realidad Zar-Putin. Resulta comprensible que quien ordena asesinar a la periodista Anna Stepánovna Politkóvskaya, apoye la necesidad de golpear y abusar de Damas de Blanco, si de retener el poder se trata y asesine a quien renuncia a continuar aportándole su servicio..

Se impone exponer que la Rusia de Putin se convirtió en una «corrupta y autocrática cleptocracia, centrada en el liderazgo de Vladimir Putin, en la que funcionarios, oligarcas y miembros del crimen organizado se unieron para crear un virtual Estado mafioso. Tras esos comentarios, Putin respondió que se trataba de calumnias. Putin ha sido descrito en los medios de comunicación de occidente y la oposición rusa como un dictador o autócrata. Las poses frías y serias descritas como parte de los discursos del mandatario, son parte de la imagen que trata de vender. Para la biógrafa de Putin, Masha Gessen, Putin es solo un dictador que asemeja su mandato al gobierno de Alexander Lukashenko. El ex ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido David Miliband describió a Putin como un dictador despiadado. El candidato a presidente de Estados Unidos, Mitt Romney, llamó a Putin una amenaza real para la estabilidad y la paz del mundo.

Para Rusia y en pro de Zar-Putin, existe impuesto el concepto de democracia dirigida. Esta llega entendida como un sistema político en el cual “los problemas que pueden resolverse de forma democrática, se resuelven por esa vía, pero aquellos problemas que no pueden resolverse democráticamente, se resuelven con otros métodos. Otro aporte de la culta Europa que se sumará a la democracia de partido único, descubierto por Benito Mussolini y reeditada en nuestros tiempos por la euro funcionaria Federica Mogherini.

Desde Hitler y Mussolini, hasta nuestro momento presente, los guiones y las historias se repiten. Esperemos que los seguidores de tales guiones e historias repetidas, terminen de igual forma que los hacedores originales de tan desastrosos proyectos.
infiernodepalo8@gmail.com: Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#526

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.