Tres crímenes de una misma esencia, Juan González Febles

La más reciente noticia sobre la muerte en enfrentamiento con efectivos de la dictadura venezolana, del ex policía Oscar Pérez y su muerte denunciada como “ejecución extrajudicial”, recuerda dos hechos acaecidos hace años en Cuba. Se trata del Hundimiento del remolcador 13 de marzo y la ejecución de tres jóvenes en 2003, por el secuestro de una embarcación para escapar de la pesadilla, que no resultó en heridos ni lastimados.

El ministro del Interior de Venezuela confirmó la muerte del policía sublevado Óscar Pérez y otros seis a quienes calificó como “terroristas” en un enfrentamiento armado contra las autoridades. El caso remeda otros episodios ocurridos en Cuba en que el más alto nivel de ordeno y mando, dictó la orden criminal cumplida de inmediato.

Recuerda mucho como, por desestimular las salidas ilegales, se dio la orden de hundir un remolcador lleno de niños, mujeres y hombres. La orden criminal fue cumplida y así fueron asesinados los tripulantes de aquel remolcador. Este crimen permanece afirmado en total impunidad, hasta el momento.

El otro caso fue el de los jóvenes que secuestraron la lancha de Regla. Aunque no lastimaron, hirieron, maltrataron o mataron a ningún pasajero y en el momento hubo testimonios tanto de cubanos como de extranjeros sobre esta conducta, fueron ejecutados sumariamente, con la aprobación del Consejo de Estado y el apoyo de intelectuales y artistas reptantes. Se trata de que en ambos casos, los más altos y criminales niveles de gobierno en Cuba, necesitaban intimidar, para evitar actos futuros de esta naturaleza.

En Venezuela existen lo conocido como Operación de Liberación del Pueblo (OLP), operativos represivos de seguridad del Estado. Las OLP han tomado desde 2015 muchas víctimas en los barrios más pobres y han sido denunciadas por grupos de derechos humanos y por la anterior fiscal general, Luisa Ortega, ahora perseguida por la injusticia en el poder.

La oposición, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y grupos de opinión dentro y fuera de Venezuela, confirman el rechazo a la versión del ministro y hablan de “ejecución extrajudicial”.

En la tónica impuesta por el totalitarismo del siglo XX, que ha despecho de algunos, aun intenta ser visto como ‘democracia de partido único’, matar es siempre una opción y en ocasiones, la única opción del partido único. Entonces, si a quien toca morir es a un policía, a tres jóvenes, o a mujeres hombres y niños, lo más importante para ellos es lograr el fin o los fines que les aporten permanencia y continuidad en el poder absoluto. Quien muera, lo hará por la misma esencia criminal que aporta sobrevivencia a quien impide vivir.

El último evento que involucró la muerte del ex policía venezolano Oscar Pérez y su muerte, en su esencia se vincula con el hundimiento del remolcador y el fusilamiento en 2003 de los tres jóvenes, así ejecutados sumariamente. Si así fue en Cuba, así será en la satrapía castrista instaurada en Venezuela.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan Gonzále
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s