La proyección que autentifica al crimen y al genocidio si son revolucionarios, Juan González Febles

De la autoría de Manuel Hevia Frasquieri, el rotativo oficialista Granma órgano oficial del único y gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) publicó recientemente “La «resistencia no violenta» y los derechos humanos”. Hevia Frasquieri es en la actualidad, Director del Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado, en fin, el amanuense del régimen militar totalitario castrista, designado y consagrado para salvar y preservar al sicariato del nominado Ministerio del Interior, a su policía Seguridad del Estado y a otros represores asalariados del servicio de este régimen militar, de una eventual vindicta pública nacional e internacional.

En su exposición y en el principio de la misma, el amanuense del sicariato nos dice que, “La doctrina de la «resistencia no violenta», conocida también como «golpe suave» o «desafío político», constituye una forma moderna de subversión imperial, un modelo más sofisticado de desestabilización política contra estados soberanos, considerados por el Gobierno de Estados Unidos como adversarios”.

Parte de esa atípica concepción que nomina como soberano a un estado que priva de derechos y libertades al pueblo que no lo eligió y sufre su desempeño y su mal enunciada ‘soberanía’, pasa por alto un detalle elemental. Este detalle es que la resistencia no violenta, eso que Hevia Frasquieri expone como: “doctrina de la «resistencia no violenta», conocida también como «golpe suave» o «desafío político», constituye una forma moderna de subversión imperial, un modelo más sofisticado de desestabilización política contra estados soberanos, considerados por el Gobierno de Estados Unidos como adversarios”, fue en realidad algo usado por Henry David Thoreau, pensador y escritor anarquista de Massachusetts (EE. UU.), que en 1885 se negó a contribuir con sus impuestos a un estado que apoyaba la esclavitud y escribió al respecto un influyente Ensayo sobre la desobediencia civil que influyó en el pensamiento de León Tolstoy, Gandhi y Martin Luther King. Actualmente, continúa la Objeción a los Gastos Militares y la Objeción Científica a la Investigación Militar en buen número de países, incluidos los propios Estados Unidos, solo que por allá, los objetores no son marginados ni perseguidos, porque se trata de estados de derecho, respetuosos de la ley.

Entonces los promotores y creadores de la ‘resistencia no violenta’, no han sido exactamente analistas de la CIA o del Pentágono. Tales promotores cuentan en su haber con Mahatma Gandhi, Martin Luther King, León Tolstoi e incluso Henry David Thoreau, entre otros. Gene Sharp aportó algo de modernidad a este concepto de lucha que excluye las recetas genocidas y criminales aportadas por Vladimir Ilich Ulianov, alias Lenin, Iosif Stalin, Félix Dzershinki, Adolf Hitler, Benito Mussolini, Mao Zedon, Fidel Castro y otros innombrables.

El argumento clave de Sharp, ese que preocupa a Hevia Frasquieri, es que ningún poder es monolítico. Esto implica que, no existen cualidades intrínsecas en aquellos oligarcas en el poder. Para Sharp, el poder de cualquier estado, con independencia de su organización estructural, deriva de los servidores del estado. Toda estructura de poder se basa en la obediencia de los convocados a cumplir las órdenes de los jefes. De esta forma, si no existe obediencia, los jefes pierden el poder. La preocupación de Hevia Frasquieri es legítima, sin personas viles en condiciones de cumplir órdenes criminales, se acaba el castrismo o cualquiera entre las pesadillas totalitarias emergentes en el pasado siglo XX.

Nos dice Hevia Frasquieri que el colapso del ‘socialismo real’ en Europa del Este, fue debido a sedición. Y que la no violencia, maquilló esta “sedición”. ¿Qué les parece? Luego continua y afirma que “…la instigación contrarrevolucionaria después de 1981 adoptaría abiertamente el financiamiento de instituciones y agencias millonarias dentro de Estados Unidos y Europa Occidental y la manipulación masiva de organizaciones no gubernamentales (ONG) creadas dentro de los países socialistas”.

El detalle que no referenciará este primado amanuense del sicariato es que los oligarcas del socialismo real en Europa del Este no contaron con la ayuda y el aporte de esa ONU que declaró en 2007 que el régimen castrista no viola derechos humanos y libertades en Cuba. No contaron con el respaldo y la ayuda de altos exponentes de la política, como la Sra. Federica Mogherini, que en su momento inspirada quizás en otro ‘ini’, Mussolini, declaró que en Cuba existe una ‘democracia de partido único’, del modelo creado e impuesto por el ‘líder histórico’, de aquel lugar en aquel momento, Benito Mussolini.

En fin, el amanuense del sicariato doméstico, Hevia Frasquieri aportó una proyección que ciertamente autentifica al crimen y al genocidio, cuando son castro-revolucionarios. ¡Buen intento!
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.