Otro destape para la ‘democracia de partido único’, Juan González Febles

Luego de aquel disparate que echó a rodar la Alta Comisionada de la Unión Europea, la Sra. Federica Mogherini, desde el que afirmó, que en Cuba existe una democracia de partido único, se han producido pronunciamientos más afines con la verdad.

La realidad sobre la pesadilla que vive el pueblo cubano en la actualidad, bajo el régimen militar totalitario y dinástico que encabeza el heredero en jefe del poder absoluto, general Raúl Castro. Fue expuesta por la Sra. Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La Sra. Guevara Rosas expresó que: “Muchas personas en Cuba se sienten asfixiadas por unos mecanismos de control estatal sobre su vida cotidiana. Parte de ese control es: si quieres mantener un empleo, tienes que estar de acuerdo con todo lo que diga el Gobierno”. Frente a esta situación, ¿puede alguien en su sano juicio hablar de ‘democracia de partido único’?

Cuando se ha denunciado desde dentro y fuera de Cuba, el control social totalitario absoluto impuesto en Cuba por el castro fascismo gobernante de partido único, que en su momento, (por pura conveniencia) dijo ser marxista leninista. Se hizo presente la abyección total de este régimen, desde la afirmación de alineación con la extinta Unión Soviética, plasmada en la constitución impuesta por el régimen en 1976. No existen afirmaciones de ese corte en las constituciones de ningún país soberano y democrático del mundo. Solo la satrapía soviética impuesta en Cuba, se reafirmó como satrapía desde la constitución afirmada en aquellos momentos.

En ninguna de las constituciones elaboradas en Cuba desde la guerra de independencia hasta las establecidas en la república inaugurada en 1902 y colapsada en 1959, se ha visto acápite más vergonzoso y denigrante que esta sujeción a la extinta Unión Soviética, impuesta en la constitución de 1976.

Aunque Cuba es el único país de la región que no permite a Amnistía Internacional realizar visitas, la organización investigó a través de entrevistas a migrantes cubanos varados en las fronteras de México. Amnistía Internacional al pronunciarse como lo ha hecho sobre el control totalitario absoluto que pesa sobre el pueblo cubano y la represión que se ejerce contra el mismo, abre nuevas perspectivas y expone nuevas interrogantes.

Hoy en día el pueblo de a pie dice alto y claro que rechaza al régimen castrista y ha protagonizado varias asonadas espontáneas de protesta y rechazo contra la dictadura castrista. Represores asalariados del régimen integrados en la llamada policía especializada entre otros han realizado amenazantes despliegues dirigidos no contra la oposición pacífica interna, sino mera y simplemente contra el pueblo de a pie.

La inviabilidad de un sistema y la incompetencia de un régimen, han entronizado la miseria material como condición de vida en Cuba. Frente a esto, la respuesta popular ha sido el rechazo a un régimen que exhibe una cúpula político-militar parásita, que vive en la ostentación más escandalosa. La corrupción, el nepotismo y las lacras más vergonzosas se abaten sobre el pueblo de la Isla, desde esta cúpula de poder absoluto.

Para sostener esta situación que la mayoría rechaza, el control totalitario absoluto, la miseria y el hambre impuestas juegan de contrapartida con los represores asalariados de este régimen, esos que habilitados desde su vileza, se encuentran dispuestos, para cumplir la orden criminal que les sea impartida, ya sea hundir un remolcador con mujeres, niños y hombres en su interior que golpear y reprimir mujeres, cada domingo por más de 120 semanas.

Muy positivo para el pueblo y la nación cubana que cuando alguien desde Foros habilitados por estados de derecho democráticos, habla de forma irresponsable y vacua sobre ‘democracia de partido único’, una ONG del prestigio de Amnistía Internacional, muestre al mundo la cara no tan oculta pero siempre fea del régimen militar totalitario castrista y sus procedimientos y métodos de represión contra un pueblo que ya le rechaza.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
tomado de; http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#508

Anuncios

Si Timochenko es presidente Colombia se plegará más a la élite castrista, Juan González Febles

Desde la década del 80 del pasado siglo XX, las FARC incursionaron en el narcotráfico, adoptaron herramientas terroristas como la implantación de minas antipersonales, asesinato de civiles, miembros del gobierno, policías y militares. Como sus pariguales de los carteles de narcotráfico, practicaron el secuestro con fines políticos o extorsivos, realizaron atentados con bombas y armas no convencionales (cilindros de gas, animales bomba), son responsables de actos que provocaron desplazamientos forzados de civiles, reclutaron menores, destruyeron puentes y carreteras por medio de bombas con dinamita, además de destruir de estaciones de policía y las casas de los civiles cercanas.

Con semejante expediente criminal, resulta difícil comprender que Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timoleón Jiménez y más adelante alias Timochenko, pueda participar en un proceso electoral como candidato a presidente del país que contribuyó a hacer inhabitable. El criminal que es, comenzó su formación como tal en la antigua Unión Soviética. Fue allí, dicen que a estudiar en la Universidad Patricio Lumumba en Moscú. Se dice que la estancia en Moscú rusificó su alias y de Timoleón paso a Timochenko. Más adelante viajó a Cuba, donde concluyó su formación criminal.

La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional, (AI) ha sido la que con más claridad describió en su momento al conflicto colombiano. AI definió la situación en términos de que en Colombia, no existió un conflicto armado sino una guerra contra el terror. Guerra y terror de las cuales el actual candidato FARC-EP, resulta un exponente crucial.

Así el candidato presidencial y aliado del régimen militar totalitario castrista, cuenta con un impresionante aval de secuestros, terrorismo, homicidios, reclutamiento de menores, hurtos, daños a bienes ajenos, narcotráfico, extorsión, conspiración, sedición y asociación para delinquir. El máximo jefe del grupo narco guerrillero cuenta en su haber con más de 100 órdenes de captura por parte de las autoridades colombianas.

A despecho de que (FARC-EP), es una organización catalogada como terrorista por varios Estados soberanos como Colombia, Chile, Perú, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y la Unión Europea, los acuerdos de paz rubricados en La Habana y características muy propias de Colombia, posibilitan que un criminal como Timochenko Londoño tenga la posibilidad real de convertirse en presidente y transformar a Colombia en algo mucho peor de lo conocido hasta hoy por esos lares.

De hecho, lo primero que Timochenko hará desde el poder, será ‘venezolanizar’ a Colombia y hacer de este país, otra satrapía castrista en las Américas. No debe descartarse que su opción electoral es la más inteligente que podía adoptarse. Ya estaba perdida la guerra. Era cuestión de tiempo, (muy poco) para que los satélites y la tecnología de primera línea al servicio de los aliados de los Estados Unidos, liquidara a lo que resta de la cúpula de las FARC.

Hoy día, Timochenko dispone de todo lo necesario para sobornar, extorsionar y lo que se le ocurra y necesite con los narcodólares controlados por las FARC. Con esa inmensa cantidad de dinero, podrá ayudar a los Castro y comprar a cuanto comunicador o dirigente le parezca.

Dispondrá para su servicio a los hábiles y bien entrenados agentes de la inteligencia castrista (los que hicieron presidente a Hugo Chávez). A toda la izquierda mierdera internacional como Podemos en España, Maduro y sus ladrones de Venezuela y los vividores del Foro de Sao Paulo. Las FARC son conocidas como “el mayor cártel de la droga del planeta” eliminado Escobar Gaviria y los carteles de Cali y Medellín, es probable que así sea.

Si en su momento, Gabriel García Márquez sirvió de mensajero al ex dictador Fidel Castro, para trasladar a un presidente estadounidense los intereses del difunto ex dictador, esperemos con atención de modo que quien se avenga a servir a Timochenko, no pase inadvertido en el momento del timo.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/

El futuro peor que viene llegando, Juan González Febles

Es necesario señalar que, mientras el régimen castrista, su partido único y sus Fuerzas Armadas, mantengan el control totalitario absoluto sobre la sociedad y sobre la actividad económica, es improbable que alguna mejora llegue a aquellos que hoy día, viven en la pobreza y miseria material absoluta en Cuba. Jóvenes cubanos chillones y con sus valores perdidos, los ujieres de reemplazo para la élite, vienen con una retórica tan agresiva y retrógrada como la de los añosos perversos de la generación histórica. En otras palabras, lo que hacen, lo hacen por conveniencia u oportunismo. Así es como actúan los gritones de mítines de repudio y los delatores.

Según algunos por acá e incluso por allá, Barak Obama hizo lo que hizo porque más de 50 años de embargo no habían funcionado y quería probar una política que ofreciera un mayor compromiso con los cubanos comunes. No es y no fue el embargo lo que no funcionó. Se trata de que cuando la extinta Unión Soviética colapsó, apareció un sostén desde España y cuando este sostén comenzó a flaquear, la Venezuela chavista, hizo el resto hasta que cayó en el marasmo en que está. No fue el embargo lo que falló, fueron las políticas de estímulo a la emigración, (legal o ilegal) y otras concesiones y permisibilidades lo que alentó y protegió al castrismo.

En Cuba, el régimen militar totalitario castrista ha borrado la confrontación de ideas. Se afirma solamente en la exclusión de estas. No solo de aquellas ideas que pudieran ser nocivas para la sociedad en general, o para la clase trabajadora en particular, sino de todas esas que perciben y etiquetan como ideas, que pudieran desarticular el poder absoluto de la élite dinástica, de los generales sin batallas y de la clase detentadora de todos los privilegios y todas las prebendas.

De acuerdo con ellos, ¿Para qué tomarse el trabajo de debatir con los que pueden ser descalificados o excluidos? A ellos, para invalidar, les sirve todo. Ya sean vínculos ideológicos con el neoliberalismo o con la “socialdemocracia” o peor aún, alguna eventual manifestación de pro yanquismo, o ser relator o representante de una entidad extranjera, que pudiera ser un medio de prensa “hostil”, la ONU o cualquiera de sus agencias.

Sobran elementos para no creer en soluciones electorales. Ciertamente, la participación de más de seiscientos opositores de varias organizaciones en las asambleas de nominación de candidatos a delegados del poder popular, ha marcado una pauta. Solo que ninguno de los participantes pudo alcanzar los votos necesarios para ser nominados en esas asambleas a manos alzadas. Solo que como nadie dispone de la verdad absoluta, habrá que dar paso a la posibilidad real aunque muy remota de que ganen. Si así fuere, ganaríamos todos. Si no, todo será peor que lo que hoy se vive.

Por la siempre culta y por algunos momentos, perjudicial Europa, alguien ha hablado de la “democracia de partido único” afirmada en Cuba hoy día. De seguro, estas personas tan bien intencionadas olvidaron o no quisieron pensar en los ejemplos de “democracia de partido único” aportados desde allá. Olvidaron al Partido Nacional Socialista de los trabajadores de Alemania, en su histórica oportunidad como partido único en Alemania. Al partido único del Duce Mussolini en Italia o al Partido Comunista de la Unión Soviética. ¿Acaso alguna forma efectiva de democracia respaldó a alguno de estos partidos únicos europeos? No obstante, ellos, tan bien intencionados como son, consideran que en Cuba, sí.

El canciller castrista, Bruno Rodríguez, informó la entrada en vigor a partir del próximo 1 de enero de un paquete de cuatro medidas entre las que destaca el fin de la llamada ‘habilitación del pasaporte’, un requisito hasta ahora obligatorio para que los emigrados entraran al país.

A esta norma se suma la entrada y salida a la Isla de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo, la supresión del periodo de espera de ocho años (con carácter general) para quienes emigraron ilegalmente y el fin del requisito de avecindamiento para los hijos de cubanos residentes en el exterior.

Las nuevas medidas puede poner en evidencia aún más las contradicciones entre “los distintos tipos de cubanos”, no es lo mismo ser cubano residente en USA y venir a traer recursos económicos a la familia gobernante, que vivir en Cuba y ser esclavo de esta.

Quizás lo más perjudicial para el advenimiento de la democracia en Cuba sea que desde el exterior, son favorecidos disidentes que se convierten en representantes de la oposición, sin mandato de esta. Estos reciben grandes fondos para el desarrollo de proyectos y no hacen cosa alguna. Luego, abandonan el país cuando les place. Durante las guerras de independencia, esto no pasó. A nadie se le ocurrió promover un ascenso o cualquier cosa de esa índole fuera de los campos de Cuba libre. Esos promotores, quizás héroes aun no prisioneros de un imperio que les desprecia, inventan una figura desconocida hasta ese instante, la cubren de premios y distinciones y ya está.

Entre los casos más reconocidos entre estos personajes que hacen más daño a la oposición que la misma policía política, nos referiremos solo a quienes están lejos. En Cuba quedan y en su momento se hará la referencia, de tantos promovidos que nunca encontraron testosterona para acompañar a las dignas y valientes Damas de Blanco en concierto armónico con sus promotores que en Cuba, nunca hicieron cosa alguna contra la dictadura, que prefirieron combatir de lejos. Así, tenemos felizmente lejos a Eliecer Ávila de Somos Más, Laritza Diversent del grupo de abogados Cubalex, Roberto Guerra Pérez de la agencia de prensa independiente Hablemos Press y Odelín Alfonso de la Asociación Pro Libertad de Prensa.

Hay más y se volverá sobre el tema.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#506

¿Proteger y servir? no, solo reprimir y abusar, Juan González Febles

Quienes tuvieron acceso a la información publicada en este medio por Agustín Figueroa sobre un asesinato en el capitalino barrio La Güinera, en el municipio de Arroyo Naranjo, se habrán percatado de la inoperancia y falta de profesionalidad de la policía castrista, que por ser revolucionaria, no es nacional y por estas razones no protege ni sirve a la población. Solo reprime y abusa al servicio de una dictadura militar totalitaria y dinástica.

Si se hubiera tratado de una asonada cívica de protesta ciudadana, hubieran tardado menos de cinco minutos en llegar varios carros patrulleros y algunas decenas de uniformados. Uno o varios patrulleros hubieran respondido a esa llamada. Se trata de que ellos ni protegen ni sirven a la ciudadanía y para la ocasión, no se trataba de reprimir y golpear opositores o disidentes pacíficos. Entonces, no llegaron. Si no llegaron, podrían argumentar que fue por causa del embargo o bloqueo como le llama el metalenguaje oficial. Se podría argumentar que fue porque no disponían de combustible o porque estaban ocupados con un asunto relacionado con la seguridad del status de la élite a la que sirven.

Algo que la opinión pública nacional e internacional debe conocer es que desde cada teléfono móvil desde donde se tomaron imágenes de esta tragedia urbana, se llamó a servicios de urgencia y a autoridades policiales, que no acudieron con tiempo para proteger, servir y salvar una vida.

Quizás en aquellos momentos, asediaban la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco o paseaban intimidantes frente a la población por alguna zona capitalina, siempre en servicio del régimen militar totalitario cuya permanencia imponen. Este es el estilo de vida que en Cuba pretenden afirmar los gobiernos europeos y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Afortunadamente, entre los testigos presenciales del pueblo de a pie presente, no se ha sabido de ninguno que haya degustado con placer un café, mientras contemplaba la tragedia. Cierta y afortunadamente, no son ni serán como el Che.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Véase: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#505