Los términos justos y apropiados, Juan González Febles

Es muy racional exigir al régimen militar totalitario castrista que ratifique e implemente los pactos internacionales de derechos humanos suscritos por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Cuando lo hagan y cuando los cumplan, podría empezar a hablarse de fin del embargo, pero solo hablar. Ponerle fin implicaría otros arreglos.

En estos momentos, los términos de cambios están dados, si es que se dan, en un ambiente oscurantista de negación. Téngase en cuenta, el más reciente cierre abrupto de las licencias a cuentapropistas y el auge de la retórica nacionalista por parte de los añosos perversos.

Los nuevos millonarios e inversionistas que vendrán comienzan a delinear sus contornos. Se trata de personas que nunca han trabajado y que no han creado riqueza alguna. Son los parásitos privilegiados por el reparto de botín hecho por el felizmente difunto ex dictador Fidel Castro.

Viven en las casas que no adquirieron con el fruto de su trabajo honesto en las llamadas ‘zonas congeladas’, así nominadas por el régimen en los repartos Miramar, Nuevo Vedado y otros espacios selectos. Disponen de autos nuevos climatizados, aires acondicionados, y en resumen, nadan en un confort heredero directo de la corrupción que promueven.

Por todo lo expuesto, se trató de que con muy sólidas razones, el mandatario estadounidense llamara “corrupto y desestabilizador” al régimen militar castrista y afirmara además, que el embargo económico que pesa sobre Cuba no se levantará hasta que se produzcan reformas.

“No levantaremos las sanciones al gobierno cubano hasta que haga reformas fundamentales”, sostuvo Trump en su intervención, la primera ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que fue publicada íntegramente este miércoles por Granma, órgano oficial del partido único y gobernante en Cuba.

El régimen militar totalitario que sufrimos está ante una bancarrota inminente. Necesitan reponer en alguna otra fuente el financiamiento aportado por su ya quebrada colonia Venezuela. Por esto, la represión se ha recrudecido en términos y circunstancias que van más allá del ridículo.

El régimen castrista se afirma, como es costumbre, en retener el poder absoluto a todo costo. Tal empresa en las condiciones actuales de administración republicana en los Estados Unidos, con Trump como presidente requiere malabarismos en que los añosos perversos y sus represores asalariados tendrán que desarrollar al máximo sus habilidades, en ausencia del ilusionista en jefe.

Luego del ataque acúsico contra diplomáticos estadounidenses, algunos esbozan la teoría sobre que tal vez una facción disidente de la policía Seguridad del Estado (DSE) haya actuado, en combinación con otro país, como Rusia, Irán o Corea del Norte. Lo que nadie en su sano juicio creerá, es que algo de este corte tenga lugar sin la orden emitida por la élite o sin la participación de represores asalariados del nominado Ministerio del Interior, que hayan decidido hacer algo por su cuenta.

Lo que los perversos añosos nunca han hecho y ciertamente no harán, es buscar una solución que transite dentro de los términos justos y apropiados. Una solución que transite en estos términos les expondría y terminaría con el poder omnímodo para la arbitrariedad que detentan.

En estos momentos, temen a reacciones espontáneas del pueblo de a pie y también, algunas reacciones más elaboradas por parte del gobierno estadounidense como respuesta al ataque contra sus diplomáticos.

Fuentes oficiosas afirman que el nominado general y presidente heredero Raúl Castro se oculta para eludir alguna respuesta eventual de los yanquis en términos de un ataque personalizado contra él, que libre al pueblo de Cuba de su incómoda y rechazada presencia.

Solo queda una esperanza de que las cosas transiten en cauces que determinen los términos justos y apropiados para una solución que vendrá.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#500

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.