Buen momento para montajes y medidas activas, Juan González Febles

Dos eventos marcan la semana. Uno de ellos fue el anuncio hecho a los medios de comunicación, el pasado 4 de mayo, de que la abogada independiente Laritza Diversent y todo su equipo de abogados (14) junto con sus familiares, se acogieron al refugio político en los Estados Unidos y su partida inmediata hacia tierras de libertad.

El otro fue que Daniel Llorente, un habanero de 52 años, se convirtió en noticia para los medios de información y prensa internacionales al lograr nada menos que un 1ro de mayo, en la “fiesta internacional de los trabajadores”, un performance fuera de liga. Lorente corrió a lo largo de la Plaza de la Revolución, mientras portaba una bandera norteamericana. Un hecho que sin duda razonable alguna serviría al régimen militar totalitario castrista para esgrimir la vieja y gastada monserga del ‘anexionismo’.

Analicemos cada uno de estos eventos. Sobre el primero, la embajada estadounidense, asistida por sus razones, sólidas como es costumbre y en este caso, aún más sólidas bajo la dirección del Sr. De Laurentis, concedió el status de refugio político a la abogada y a su nutrido grupo acompañante.

Sobre el segundo evento, vale señalar que cada movilización, ya sea para un primero de mayo o cualquier otra celebración en Cuba, viene acompañada de presiones del partido único (PCC), la central sindical oficialista y única (CTC), los sindicatos oficialistas a ella asociados, las administraciones y las llamadas organizaciones de masas, que son como es sabido, grupos oficialistas creados para apoyar a la dictadura a ultranza. A esto se suma además, la agobiante y omnipresente observancia de los servicios especiales represivos del Ministerio del Interior. No obstante, Daniel Llorente parece haberlo logrado y efectivamente, lo logró.

Desde que el heredero del poder absoluto, el general de ejército Raúl Castro, anunciara su retiro, quedó inaugurado un poco edificante periodo que abre un espacio primado para medidas activas y montajes dirigidos a legitimar determinados objetivos. Solo habría que ver como se articulan estos objetivos con otras medidas tomadas, siempre fuera de Cuba.

Una nueva de las últimas tendencias promovidas desde el exterior, es instalar fuera de Cuba a algunos elegidos y desde allá, controlar el trabajo en la isla. En la actualidad ya lo hacen Elizardo Sánchez, con la Comisión Cubana de Derechos Humanos, Rosa Payá y su ¿Cuba Decide? y Roberto de Jesús Guerra con Hablemos Press. Todo parece inscribirse en esta nueva oleada en que en algunos casos perfectos desconocidos o quienes nunca lograron un desempeño profesional, más que deficiente, compartirán espacios y jerarquías con los dignatarios que les eligieron y nunca viajaron esposados en coches celulares Cuba adentro, en esto, les llevan ventaja.

Desde la culta Europa surgió poco tiempo atrás una tendencia dirigida a la promoción para posiciones de liderazgo de mujeres jóvenes y profesionales. Curiosamente, tanto en Europa como en otras regiones geográficas, las mujeres que por su desempeño descollaron por su liderazgo, no lo hicieron a partir de su juventud ni algún otro oropel estético. Estas, lo hicieron a partir de un historial marcado por aciertos y logros en el terreno político, nunca por juventud, raza o belleza y ahí quedan en sitial de honor en la historia Margaret Thatcher, Golda Meir, Indira Gandhi y en la actualidad, las Sras. Teresa May y Angela Merkel. Se perciben diferencias entre el consumo interno europeo y la promoción externa que hacen a Cuba y otros espacios de riesgo.

En Cuba, hay mujeres que al igual que en Europa han conseguido descollar por un liderazgo probado y nunca por juventud, raza o belleza. Laura Pollán lo hizo hasta el día en que murió en las circunstancias oscuras que la sacaron de la escena política cubana, Marta Beatriz Roque desde una estatura profesional reconocida continúa su avatar, junto con Berta Soler Fernández y muchas otras, afirmadas desde su tierra, en luchar por los suyos.

El trato y los créditos mediáticos y presupuestarios difieren. ¿Por qué?

La abogada independiente Laritza Diversent, en su momento, como hoy Rosa María Paya, dispuso para Cubalex, los mayores fondos recibidos para su desarrollo y el entrenamiento de sus integrantes, además de un alto nivel de representatividad en el exterior.

Quizás esto explica la falta de conexión de la ciudadanía con la oposición democrática y hace pensar a algunos, en la corrupción que afecta a toda Cuba, entre tales “líderes” y la falta de sacrificio y liderazgo de estos, en algunos casos muy puntuales.

Por razones desconocidas por acá, ni Laura Pollán, ni Marta Beatriz Roque ni Berta Soler Fernández recibieron o reciben los créditos financieros y mediáticos depositados en Cubalex o Cuba decide. Alguien, en algún sitio, sabrá por qué.

Y entonces, ¿quién sale beneficiado con todo esto?

El periódico o anti periódico oficialista Granma definió el performance de Daniel Llorente como una manifestación de anexionismo. Se pasó por alto que la enseña nacional estadounidense en Cuba, para una cantidad nada despreciable de gente de a pie, representa una música que a muchos hizo o hace soñar, otra forma de vivir y soñar en libertad, que para nada tiene que ver con una renuncia o una dejación del ser cubano. No se trata o se trató nunca de anexionismo, solo de ganar el derecho a ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresías, y todo esto, desde una identidad irrenunciable de cubanos.

Resulta mucho más honroso enarbolar la bandera de las barras y las estrellas que aquel símbolo de opresión y muerte, presente hasta hace años en esa misma plaza y en otros muchos espacios públicos. Fue en momentos en que la hoz y el martillo del pabellón rojo se hicieron presentes desde la constitución impuesta en 1976 y desde antes, en que la ominosa presencia soviética se afirmó entre nosotros y puso a Cuba en riesgo de una conflagración nuclear.

Para quienes pretendan enarbolar aquella Enmienda Platt, bueno es recordar que elegidos por el pueblo de Cuba en elecciones legítimas, en su momento negociaron y obtuvieron su derogación sin violencias, en un marco institucional de respeto y convivencia pacífica civilizada. Esto fue sin comunistas, ni los aún peores revolucionarios profesionales.

En este momento de montajes y medidas activas, estemos alertas para salir al paso y frustrar las expectativas de los malos.
infiernodepalo8@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#480

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s