Más denuncias de maltrato en prisiones, Juan González Febles

Desde 1959 se han multiplicado en Cuba las prisiones. De unas pocas decenas que había a lo largo de toda la Isla, en la actualidad totalizan más de doscientas y está ampliamente documentado, que estas son ‘dantescas y medievales’ en términos de maltrato inferido a reclusos internados en las mismas y condiciones materiales de vida impuestas.

Ha llegado a nuestra redacción, facilitada por el Movimiento Damas de Blanco, (MDB) la denuncia manuscrita hecha por Manuel R. Coloma León, quien se encuentra internado en la Prisión para Seropositivos VIH-SIDA de San José de las Lajas, en la provincia Mayabeque, sancionado a tres años de privación de libertad por un supuesto delito de atentado en que se dice incurrió, a partir de sus posturas contestatarias y la presión que desde el poder se ejerce en Cuba contra quien disiente.

Refiere en su denuncia Coloma León que en el centro de reclusión citado se les ofende,  reprime y se  limitan sus derechos. Se les amenaza con golpizas, con spray urticante, se les restringen las llamadas y contactos con el exterior y se les imponen otras violaciones y negaciones arbitrarias de derechos, como son entre otros, la falta de medicamentos y la atención médica deficiente, por parte de un personal médico, que regularmente brilla por su ausencia o presta un servicio de baja calidad.

En su misiva expone la ausencia de recursos médicos, la alimentación en extremo insuficiente para los reclusos allí hacinados, víctimas todos de este padecimiento (VIH) una pandemia de pronóstico mortal en la actualidad.

Esperemos que como ya la ONU ha cuestionado la participación militar en el sistema judicial impuesto por el régimen militar totalitario castrista, sus relatores sobre Desapariciones Forzadas, en algún momento inspeccionen y revisen a fondo las prisiones castristas y en especial, este centro para pacientes de VIH-SIDA en San José de las Lajas, provincia Mayabeque.

Quizás esto contribuya a poner fin a estos y otros abusos como los aquí denunciados. En el mejor de los casos, esclarecería las situaciones de este corte presentes en las prisiones cubanas.

Se impone poner fin a las violaciones reiteradas a los derechos humanos y ciudadanos en las prisiones que sostiene y sostienen al régimen militar totalitario castrista.

En la conclusión, Manuel R. Coloma León, en su nota manuscrita, dejó este mensaje que puede servir de colofón a esta exposición: “¡Viva Cuba libre! No más represión, no más maltratos, no más hambre. ¡Abajo la dictadura de Castro!”.
infiernodepalo@gmail.com; Juan González
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González
Tomado de: http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/; PD#472

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s