Sistema de Salud subordinado a demanda y represión política, un llamado a la solidaridad, Juan González Febles

Hablar del control enajenante y totalizador que ejerce el régimen militar totalitario, dinástico y ‘no alineado’ castrista, sobre el pueblo y la sociedad cubana va más allá de repeticiones. Se trata de la espada de Damocles que pesa afirmada como losa inamovible sobre cada ciudadano, Cuba y Malecón adentro.

Sobran ejemplos para demostrar las precarias condiciones de atención que el sistema de salud cubano, gratuito, aunque inoperante consigue a duras penas ofrecer al pueblo de la Isla. Entonces, será bueno detenerse en la parte más delgada de esta ominosa soga. Los servicios médicos en Cuba son ineficientes para toda la población. Pero, ¿en qué se convierte esta ineficiencia para personas que han roto con el sistema y pasaron a ser opositores pacíficos del mismo, a cara descubierta?

¿Qué pasa cuando un opositor, un periodista independiente o un miembro contestatario de la sociedad civil cubana, necesitado de atención médica especializada, descubre la presencia de algún elemento de la policía Seguridad del Estado que cabildea cosas de su oficio de tinieblas con el personal médico a cargo de su atención?

Hace pocos años, Laura Pollán ingresó en un hospital dentro de Cuba, para atenderse una condición que en su momento no fue calificada como grave. En medio de opacidades y claroscuros técnicos y administrativos, se “complicó” y murió. No se trata de una situación atípica del todo en Cuba. Es algo que puede ocurrirle a cualquier hijo de vecino y es esta cotidianeidad lo que la convierte en aterradora para cualquiera que a cara descubierta se haya atrevido a romper con el régimen y se haya auto definido como opositor pacífico de la pesadilla que ensombrece a Cuba.

Aunque como señale antes, la lista sería demasiado larga, por algo hay que empezar y para ello tomaré el caso de Rogelio Travieso Pérez un líder político opositor de filiación liberal (Liberales de Cuba) con algunos años de brega en la oposición pacífica interna cubana y del master Julio Antonio Aleaga Pesant, que lidera en la actualidad, la organización pacífica opositora Candidatos por el Cambio y que además (ambos inclusive) han recorrido las rutas inhóspitas del periodismo independiente. Ambos luchadores enfrentan el hándicap de no ser exponentes de la llamada oposición leal ni del periodismo joven e independiente en boga en estos tiempos difíciles.

El primero de estos dos casos, Rogelio Travieso, sufre de duodenitis eritomato-exudativa moderada, una pangastritis eritomatosa, hernia hiatal tipo I y esogagitis distal grado C. Especialistas que han atendido su caso, han hablado de la eventual presencia de tejidos neoplásicos que pudieran ser portadores de una etiología maligna.

El otro caso, de Julio Antonio Aleaga Pesant, refiere una coxartrosis que lo mantiene inmovilizado. De acuerdo con las informaciones recibidas de fuentes familiares y del afectado con quien sostuve el diálogo que me permitió elaborar esta entrega, no será posible operarle y colocarle la prótesis que necesita para alcanzar una recuperación tan siquiera parcial. Hemos sabido que en Cuba no se realizan tales implantaciones de prótesis. Según afirman fuentes acreditadas en el Hospital Ortopédico Frank País de La Habana, no existe material para ello desde el último año.

Está de más decir que en ambos casos, se trata de personas que han optado por colocarse contra el régimen y que si para el cubano anónimo de a pie que calla y sufre o huye, no hay posibilidades de atención médica especializada de calidad, dada la inoperancia del sistema de salud, para opositores pacíficos afirmados en el cambio democrático y que consagran y han consagrado sus vidas con este fin, sus opciones dentro de Cuba, son nulas.

Entonces, la única alternativa posible es recurrir a la  solidaridad internacional para el tratamiento de ambos y alentar la creación de un fondo junto con los mecanismos institucionales adecuados para hacer frente a estas situaciones que exponemos desde esta nota y a otras que en su momento serán expuestas como pinceladas de esta pesadilla que se ha prolongado más allá de los límites de lo razonable. Cincuenta y siete años pasa de demasiado.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://www.primaveradigital.net; PD#447

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s