La represión se incrementa más aun… ¿y por qué? (II), Juan González Febles

Los Estados Unidos y la Unión Europea están en condiciones de poner freno con inmediatez a la ola represiva que se perfila. Esta irá dirigida primordialmente contra Damas de Blanco, opositores, periodistas realmente independientes pero no solo contra estos. También irá contra la sociedad civil silenciada, contra sus cuentapropistas, científicos, artistas y académicos y todo aquel con opiniones críticas, que no se muestre sumiso, servil, callado y de acuerdo, ante la nueva crisis que, “viene llegando”.

La dictadura militar totalitaria del clan Castro, pese al incremento del turismo, aun no paga deudas sobre importaciones, créditos frescos recibidos, o cosa alguna. No pueden, ni saben arreglar la economía o satisfacer necesidades básicas del pueblo que sojuzgan. Solo saben ser efectivos en la parte de hacer sostenible la pesadilla. Lo hacen con palos, represión, cárcel y muerte, Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas mediante.

Curiosamente, desde algún sitio alguien decidió eliminar el periodismo independiente que reportó en 2003 aquella razzia represiva y sustituirlo por algo, un tanto más “moderno, civil y hasta ciudadano”. Surgió el “periodismo ciudadano” en su versión potable para el régimen militar castrista. Con él, la presencia en Cuba de periodistas y medios alternativos posesionados en no ver y no reportar, aquello que el régimen militar demanda que no sea visto y reportado.

En este abrazo profesional, se funden muchos espacios (demasiados) de la prensa extranjera acreditada y esa otra prensa que solo para no degradar el término independiente, llamaré ‘tolerada’.

Esta prensa ‘ciudadana tolerada’, no está al tanto de huelgas de hambre, represiones al actuar político ciudadano independiente, represiones contra el derecho reconocido en el mundo a la manifestación pacífica ciudadana, a las intervenciones no solicitadas en la privacidad de los ciudadanos y tantas otras violaciones al derecho que el régimen incurre consuetudinariamente para sostenerse en el poder.

Algunos medios de esta prensa tolerada y ciudadana, disponen en Cuba de cómodas redacciones y apenas son molestados por el régimen. También disponen de generosos financiamientos aportados por culanos, ¡perdón! quise decir cubanos bien situados en conocidas y poderosas ONG. Todas ubicadas en espacios plurales a lo largo del planeta, fundamentalmente en Europa y los Estados Unidos.

Desde estas posiciones de privilegio, ostentan significativas representatividades en los salones y espacios políticos más prestigiosos en Estocolmo, Madrid, Bruselas, Washington, New York, Miami, etc. Entonces, los verdaderos protagonistas en la tarea ingente de sofocar al periodismo independiente cubano, no son los esbirros internos del régimen militar totalitario castrista. Esos infelices, a fin de cuentas solo saben golpear, matar, encarcelar y nada más. Esto, tratándose de los periodistas independientes que conozco, no es suficiente.

De lo que se trata verdaderamente es, de quienes desde los salones y espacios políticos más prestigiosos, lo hacen posible. De quienes, les apoyan, les escuchan, les financian con generosidad y promueven la exportación de la corrupción afirmada en los predios del castrismo al seno de la oposición, la sociedad civil y la prensa nacional independiente. Todo afirmado y hecho desde los salones y espacios políticos más prestigiosos, antes mencionados.

En un futuro, lamentablemente previsible, si los planes alentados y promovidos por los castristas tienen éxito, quizás algún día les veamos recibir alguna medalla u orden acreditativa en los salones del Consejo de Estado.

Esto les igualará a otros insignes condecorados. Se verán unidos en el Olimpo castrista con Erich Honneker, Nicolau Ceausescu, Mengistu Haile Marian y otros ilustres de idéntica catadura. Quizás hasta logren igualar al canciller Parrilla que hasta fue distinguido como amigo por una distinguida funcionaria de la Unión Europea.

Como vienen las cosas, no resulta ocioso vislumbrar que otros prestigiosos dignatarios estadounidenses o de la Unión Europea, distingan con su amistad a Machado Ventura, al vice almirante Gandarilla, al general Colomé Ibarra y también, -por qué no- a los represores Camilo, Luisito -Arnau Grillé- y otros, identificados tanto por la ideología que defienden como por el aval moral que les respalda.
infiernodepalo@gmail.com; Tomado de: http://www.primaveradigital.net; PD#439

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s