La represión se incrementa más aun… ¿y por qué? (II), Juan González Febles

Los Estados Unidos y la Unión Europea están en condiciones de poner freno con inmediatez a la ola represiva que se perfila. Esta irá dirigida primordialmente contra Damas de Blanco, opositores, periodistas realmente independientes pero no solo contra estos. También irá contra la sociedad civil silenciada, contra sus cuentapropistas, científicos, artistas y académicos y todo aquel con opiniones críticas, que no se muestre sumiso, servil, callado y de acuerdo, ante la nueva crisis que, “viene llegando”.

La dictadura militar totalitaria del clan Castro, pese al incremento del turismo, aun no paga deudas sobre importaciones, créditos frescos recibidos, o cosa alguna. No pueden, ni saben arreglar la economía o satisfacer necesidades básicas del pueblo que sojuzgan. Solo saben ser efectivos en la parte de hacer sostenible la pesadilla. Lo hacen con palos, represión, cárcel y muerte, Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas mediante.

Curiosamente, desde algún sitio alguien decidió eliminar el periodismo independiente que reportó en 2003 aquella razzia represiva y sustituirlo por algo, un tanto más “moderno, civil y hasta ciudadano”. Surgió el “periodismo ciudadano” en su versión potable para el régimen militar castrista. Con él, la presencia en Cuba de periodistas y medios alternativos posesionados en no ver y no reportar, aquello que el régimen militar demanda que no sea visto y reportado.

En este abrazo profesional, se funden muchos espacios (demasiados) de la prensa extranjera acreditada y esa otra prensa que solo para no degradar el término independiente, llamaré ‘tolerada’.

Esta prensa ‘ciudadana tolerada’, no está al tanto de huelgas de hambre, represiones al actuar político ciudadano independiente, represiones contra el derecho reconocido en el mundo a la manifestación pacífica ciudadana, a las intervenciones no solicitadas en la privacidad de los ciudadanos y tantas otras violaciones al derecho que el régimen incurre consuetudinariamente para sostenerse en el poder.

Algunos medios de esta prensa tolerada y ciudadana, disponen en Cuba de cómodas redacciones y apenas son molestados por el régimen. También disponen de generosos financiamientos aportados por culanos, ¡perdón! quise decir cubanos bien situados en conocidas y poderosas ONG. Todas ubicadas en espacios plurales a lo largo del planeta, fundamentalmente en Europa y los Estados Unidos.

Desde estas posiciones de privilegio, ostentan significativas representatividades en los salones y espacios políticos más prestigiosos en Estocolmo, Madrid, Bruselas, Washington, New York, Miami, etc. Entonces, los verdaderos protagonistas en la tarea ingente de sofocar al periodismo independiente cubano, no son los esbirros internos del régimen militar totalitario castrista. Esos infelices, a fin de cuentas solo saben golpear, matar, encarcelar y nada más. Esto, tratándose de los periodistas independientes que conozco, no es suficiente.

De lo que se trata verdaderamente es, de quienes desde los salones y espacios políticos más prestigiosos, lo hacen posible. De quienes, les apoyan, les escuchan, les financian con generosidad y promueven la exportación de la corrupción afirmada en los predios del castrismo al seno de la oposición, la sociedad civil y la prensa nacional independiente. Todo afirmado y hecho desde los salones y espacios políticos más prestigiosos, antes mencionados.

En un futuro, lamentablemente previsible, si los planes alentados y promovidos por los castristas tienen éxito, quizás algún día les veamos recibir alguna medalla u orden acreditativa en los salones del Consejo de Estado.

Esto les igualará a otros insignes condecorados. Se verán unidos en el Olimpo castrista con Erich Honneker, Nicolau Ceausescu, Mengistu Haile Marian y otros ilustres de idéntica catadura. Quizás hasta logren igualar al canciller Parrilla que hasta fue distinguido como amigo por una distinguida funcionaria de la Unión Europea.

Como vienen las cosas, no resulta ocioso vislumbrar que otros prestigiosos dignatarios estadounidenses o de la Unión Europea, distingan con su amistad a Machado Ventura, al vice almirante Gandarilla, al general Colomé Ibarra y también, -por qué no- a los represores Camilo, Luisito -Arnau Grillé- y otros, identificados tanto por la ideología que defienden como por el aval moral que les respalda.
infiernodepalo@gmail.com; Tomado de: http://www.primaveradigital.net; PD#439

Advertisements

La represión se incrementa más aun… ¿Y por qué?, Juan González Febles

Muchos dentro y fuera de Cuba buscan una respuesta y hasta una razón lógica para el incremento más reciente del accionar represivo del régimen militar totalitario castrista. Entre tantos buscadores de la verdad, ciertamente faltan los que conocen la esencia de lo que el término ‘totalitarismo’ abarca.

Ha circulado una historia muy ilustrativa sobre ese término que involucra a aquel memorable monstruo que se llamó o se hizo llamar Stalin. De acuerdo con la historia de marras, Stalin departía con unos colaboradores, mientras una gallina picoteaba en ese entorno. Para demostrar gráficamente sus puntos de vista sobre gobernabilidad, tomó la gallina, la desplumó con la delicadeza que caracterizó tanto su actuar como su sentir auténtico y entonces, el pobre animal para protegerse del inclemente sol, se colocó a su sombra.

De esta forma, Stalin puso de relieve la ingeniería social totalitaria. Esa gallina representó en aquel momento al siempre sufrido pueblo ruso, pero si transpolamos tiempo, espacio y circunstancias, podría ser el pueblo cubano y Stalin una representación de lo que son los Castro para el pueblo de Cuba. Dentro de esa concepción el principal aliado del totalitarismo, sería la miseria compartida y la dependencia total de cada ciudadano al poder absoluto impuesto.

Esto puede dejar muy mal parada la promoción y la creencia sobre el rol a jugar en un futuro en Cuba de los llamados “emprendedores” y la pequeña empresa privada a ellos vinculada. Esta podría ser otra gallina a desplumar en el momento en que fuere necesario. El tiempo lo dirá…

Algunos consideran que el “deshielo unilateral” inaugurado por el presidente estadounidense Barak Obama, es la causa del incremento en la represión y esto no es del todo así.

Si digo “deshielo unilateral”, es porque para el régimen castrista, los Estados Unidos continúan siendo “el imperialismo” y de acuerdo con este discurso político, se trata “del mayor enemigo de la humanidad”. Así han dicho y así dicen.

Entonces, aunque resulta improbable que los Estados Unidos acepten sustituir a la Venezuela chavista en la manutención de la dictadura totalitaria castrista, hay consideraciones a tomar en cuenta en tal sentido. Los castristas saben esto y lo que juegan hoy y jugarán en un futuro, lo hacen dentro de estas coordenadas.

Para los castristas, el gran problema es que en los Estados Unidos sobran estadounidenses decentes que no permitirán que corran sin consecuencias cosas indecorosas.

Pero es muy cierto que en la actualidad, Caracas y Washington son los puntos de mayor interés para el régimen castrista, ya que Moscú está lejos y no en las mejores condiciones.

Se trata además de que la miseria extrema tenga otra cara, y esta no es muy halagüeña para el régimen castrista.

La represión crece porque el pueblo cubano de a poco les pierde el miedo. Llegará el momento en que dejará de temer más a los represores que a los tiburones del Estrecho de La Florida y a las selvas y traficantes de América del Sur, entonces habría llegado el escenario al que más temen o al que verdaderamente temen.

Cada día la población se manifiesta de manera más crítica y cada día hay más ciudadanos en las filas de la oposición pacífica o en colaboración con esta en múltiples formas.

El escenario actual que tiene ante sí el régimen militar castrista es el de un mayor activismo prodemocrático representado por actores emergentes salidos de la miseria y la entraña popular. Afortunadamente para ellos, son en muchos casos desconocidos o no muy reconocidos por los promotores por excelencia desde el exterior.

La mayor represión del régimen está dirigida a detener a tiempo a esta fuerza emergente no controlada. Ya podrá contarse con ellos, como futuras “pérdidas colaterales” a glorificar. Estas “pérdidas colaterales” garantizarán con su riesgo, los golpes que reciben, sus miserias y sus privaciones, mejores condiciones para viajar y realizar la importante tarea política que realizan los elegidos.

La buena noticia y el pensar positivo en este sentido es dar por sentado que estas “pérdidas colaterales” hayan sido negociadas entre ellos o con los queridos yanquis, pero no con el gobierno cubano. Esperemos que así sea.

En el terreno de la prensa libre y la libertad de prensa, este esquema parece repetirse y también podría haber “pérdidas colaterales”. Havana Times y OnCuba disponen de oficinas en la capital y de un margen de tolerancia que podría ser esgrimido fuera de Cuba como un índice valorativo muy positivo de que el régimen castrista cambia para bien.

Desde los Estados Unidos funcionan proyectos muy bien financiados para la promoción de una prensa “libre”, que se ocupe de temas que no irriten al régimen cubano. Sobre esto, repito: Ojala que todo haya sido negociado entre ellos o con los queridos yanquis, pero no con el gobierno cubano. Esperemos que así sea y que en las “pérdidas colaterales” que vendrán, no sean muchas las manos y las conciencias manchadas.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de http://www.primaveradigital.net; PD#438

Sobre estas risas y aquel escarmiento

Días atrás, sucedió algo que a partir de limitaciones que la condición humana impone, me conmovió de veras. Regresaba de pasear al perro y cuando buscaba las llaves para subir a mi casa, vi un grupo pequeño de niños que jugaban ruidosamente con pistolas improvisadas a partir de palos, latas, etc. No es extraordinario que niños de siete, ocho y nueve años jueguen con pistolitas; lo hice en mi momento y creo que sucederá siempre, a lo largo del mundo, mientras haya niños y pistolas de juguete.

Lo singular es que me llamó la atención escucharles decir: “… ¡ahí viene Berta! ¡Coge! ¡Coge!”. Los niños disparaban con sus pistolas improvisadas con palos, latas, etc., contra entes imaginarios como los que cada domingo maltratan, reprimen y golpean mujeres. Jugaban a defender a las Damas de Blanco.

Un vecino con cara larga, que coincidió en la escena, me dice:
-¿Y qué le parece?.

Le respondo: -Son hijos de mujer. Es normal que cualquier hijo de mujer, encuentre insoportable que alguien maltrate mujeres… ¡Así es la vida!- y concluyó todo.

Días después, se repitió la escena. Solo que esta vez disparaban con agua y con pistolas plásticas de colores. Alguien cercano me dice: “Tus amigas repartieron juguetes hace varios días y entonces, ¡imagínate!, la cosa está malísima y los padres de por aquí, no pueden coger el dinero que es ‘pa’ comer ‘pa’ comprar juguetes. Si antes jugaban a defenderlas, ahora que se sienten defendidos por ellas, ¡di tú!

Los niños reían y me sentí feliz por ellos, pero una fecha con su carga de dolor contribuyó a confundirlo todo. Un trece de julio de 1994, barcos con mangueras de agua a presión embistieron un viejo remolcador que huía de Cuba con 72 personas a bordo, a 7 millas del puerto de La Habana. El remolcador 13 de Marzo fue hundido y dejó un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran niños, tan niños como estos que jugaban en mi calle.

Según testimonios de la época, los remolcadores Polargo 2 y Polargo 5 embistieron intencionalmente al 13 de marzo, y negaron auxilio a las personas que se encontraban en el agua.

Como he vivido en Cuba toda mi vida, conozco qué es vivir bajo una dictadura militar totalitaria, eso me hace estar familiarizado con la crueldad y la vileza de quienes en Cuba imparten una orden criminal y de quienes por otra o de la misma parte, se aprestan para cumplirla.

Ninguna embarcación, absolutamente ninguna, abandona el puerto de La Habana sin la autorización de la Capitanía del Puerto. Esta Capitanía es una dependencia subordinada de la Dirección General de Tropas Guardafronteras (DGTGF) del Ministerio del Interior (Minint). Entonces, de acuerdo a las estructuras verticalistas de mando de esta institución –Minint- sin una orden específica del nivel jerárquico adecuado, es improbable que ni el primer remolcador, ni los que posteriormente salieron en su persecución, lograran trasponer la boca de la bahía.

Si se hubiera tratado solo de impedir que setenta y dos cubanos salieran de la Isla sin la autorización del régimen militar totalitario castrista, con un solo guardacostas y quizás un helicóptero y personal especializado en estas funciones, la “salida ilegal” se hubiera frustrado. Todo parece indicar que alguien quiso tomar una medida “ejemplarizante” del corte de aquellas medidas tomadas por los capitanes generales coloniales. Esto se decidió en el círculo infernal donde en Cuba se decide el abuso, la vida y la muerte. Dentro de esto, las ejecuciones extrajudiciales y la vileza nuestra de cada día.

Sobre este crimen sin nombre, los medios de comunicación al servicio del régimen mantuvieron silencio. Lo hicieron a pesar de las denuncias y de que el hecho fue del conocimiento de medios internacionales que lo expusieron al mundo.

El jefe de estado en funciones en aquellos momentos, Fidel Castro, calificó en declaraciones públicas, como “esfuerzo verdaderamente patriótico” la actuación de las los criminales involucrados en el genocidio.

Entonces, mientras disfruto de las risas y los juegos de estos niños, no puedo menos que pensar en aquellos otros niños víctimas de aquel escarmiento. Como vivimos bajo la acechanza de que alguien quiera y con el poder absoluto pueda, promover algo “ejemplarizante”, me abstengo de testimonios gráficos o de cualquier otro indicio que pudiera dar lugar a que terminen de forma abrupta las risas.

Solo queda esperar que aquel jefe de estado en funciones en aquellos aciagos días, Fidel Castro, el ministro del Interior, Abelardo Colomé Ibarra, el jefe de la Dirección General de Tropas Guarda Fronteras y el jefe de la Capitanía del Puerto habanero, junto a cada uno de los viles que ensució sus manos en este crimen, respondan por la crueldad de este asesinato frente al tribunal que les juzgue el día de libertad, verdad y justicia que se perfila en perspectiva.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: www.primaveradigital.net; PD#437

remolcador-13-de-marzo

La falta de transparencia y la corrupción exportada desde La Habana (II), Juan González Febles

La forma y los métodos que los peores han empleado y emplean para minar desde dentro con la corrupción y la falta de transparencia del régimen militar cubano a la oposición interna pacífica, marcan una pauta que no debe ser pasada por alto.

Ahí tenemos a Cuba Decide y a su promocionada figura ejecutiva, Rosa María Payá. Lo primero fue transpolar el nepotismo desde la vitrina Castro y así promover exclusivamente por méritos consanguíneos a la diva Payá a los primeros planos mediáticos. Luego y sin pausa, el resto.

Luego que de forma completamente fraudulenta la diva entregó lo entregado hace más de diez años y lo dio como hecho de actualidad, me refiero a aquellas firmas que pude en su momento ver cómo fueron colectadas y además, el alto precio pagado por quienes lo hicieron originalmente. Muchos fueron condenados a largas penas de prisión y excarcelados tiempo después, a partir de las manifestaciones escenificadas en las calles por las Damas de Blanco y la inolvidable, Laura Pollán.

Para dar continuidad al fraude, los peores colocaron a la diva Payá en compañía de expresidentes latinoamericanos y consiguieron promoverla con otro fraude. Se trata de que le fuera agenciada una posición prestigiosa por desarrollar su actividad política desde Cuba. Bueno digamos que Cuba Decide o Reside existe, pero hay preguntas en el aire. ¡Cuba Decide o Cuba Reside! Y… ¿Dónde? La diva Payá no reside en Cuba. Por favor, que alguien entre los peores demuestre lo contrario. La mentira sobre la residencia aporta representatividad para liderar jóvenes latinoamericanos. ¡Bravo!

¿Qué se esconde detrás de la ruptura de Cubalex con Otro 18 y MUAD? ¿Quién oculta el entramado de complicidades, y corrupción presente, solo comparable a los mejores exponentes que en este sentido, practica el castrismo.

Como este ejercicio de transparencia supone riesgos y con ello podrían afectarse aún más las posibilidades de sustento de muchos por acá, no voy a referirme a los culpables ya de todos conocidos, no serán mencionados por sus sacrosantos nombres, están a salvo, bueno, al menos por el momento.

Recientemente, el régimen militar cubano intentó robar y vandalizar la sede nacional del Movimiento Damas de Blanco. Se trata de que este régimen privilegie con su aversión a las Damas de Blanco. Los equipos destruidos deben ser repuestos ya. Deben serlo, aunque esto represente menos viajes, viáticos, etc., para los elegidos por los peores. Reponer en el tiempo más breve posible los equipos destruidos, representa un golpe algo más que simbólico al régimen cubano.

Para llamar las cosas por su nombre, la sociedad cubana no confía en la oposición como alternativa de cambio solo porque esta, se sostiene de forma precaria, atada de pies y manos por los peores desde el exterior. Estos, de forma continua y permanente, como si dieran curso a alguna orientación emanada desde algún “lugar desconocido”, destruyen por acá todo lo positivo y promisorio.

Aunque es sabido lo irrespetuoso que es que una organización, haga o vaya a hacer una Constitución. A alguien por acá se le ocurrió. Se trata de personas que no conocen la historia constitucional cubana. No han contado con la anuencia del pueblo. No cuentan con los conocimientos necesarios para redactar un documento de tal relevancia, pero han recibido y reciben el apoyo de los peores. Entonces, esto es exactamente lo mismo que el régimen hace. Arrebatar los derechos de los ciudadanos, entre otros, la libertad de expresión.

Lo peor de todo es que al menos por el momento, cuentan con el apoyo necesario para dar cumplimiento a sus aviesos propósitos, objetivos y planes, dirigidos contra la oposición real y los más emblemáticos defensores del derecho ciudadano en Cuba.

No se hará mención del Observatorio Cubano de Derechos Humanos de Madrid, ni del Sr. Aimel Ríos Wong, ambos promotores por excelencia de espejismos políticos, sindicatos inexistentes, asociaciones profesionales inanes, proyectos fantasmas viciados de corruptelas y noveles figuras creadas para cada ocasión..
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://www.primaveradigital.net; PD#437