La saga de una precursora, Juan González Febles

María Elena Cruz Varela, quedará en la historia de las luchas cubanas contra el régimen militar totalitario dinástico castrista.

Fue una precursora de estas luchas, que en su condición de mujer, sufrió la violencia de género dimensionada y la más brutal represión. Resistió afirmada en su condición de mujer, escritora y poetisa.

María Elena Cruz Varela, nació en el poblado de Colón, provincia de Matanzas en Cuba, en el año 1953. Periodista, poeta y novelista cubana, fue líder del grupo disidente Criterio Alternativo. Desde esta posición fue promotora de la ‘Carta de los Intelectuales’.

Este fue un documento firmado por otros nueve intelectuales cubanos en que se solicitaba al dictador y jefe supremo, Fidel Castro, la liberación de los presos de conciencia y una apertura en los derechos y libertades conculcados al pueblo de Cuba.

María Elena Cruz Varela fue torturada por la policía Seguridad del Estado y sometida por esta a una brutal violencia de género. Como ya se ha hecho una lamentable costumbre, en ella se incurrió sin escrúpulo alguno en penas y tratos crueles, inhumanos y degradantes. Estos fueron llevados adelante  por el sicario más emblemático de aquellos momentos, el teniente coronel de ese cuerpo represivo, Rodolfo Pichardo. Pichardo. Este fue un psiquiatra que convirtió su bata sanitaria y los principios consagrados por tan loable profesión, en delantal de carnicero y oficio de viles.

A pesar de todo lo anterior, la obra de su vida fue fecunda y en ella destacan, Dios en las cárceles de Cuba (testimonio); en 2006: La hija de Cuba (novela); 2003: Juana de Arco: el corazón del verdugo (novela); 2001: La voz de Adán y yo (poemas); 1992: El ángel agotado (poemas); 1991: Hija de Eva (poemas); 1987: Afuera está lloviendo (poemas); 1986: Mientras la espera el agua (poemas).

A pesar de la violencia a que fue sometida, el régimen militar cubano y su policía Seguridad del Estado, no lograron hacerla comparecer ante las cámaras de la televisión oficial para de esta forma, degradarla aun más desde la performance de un arrepentimiento público y una retractación de los principios que sostuvo en las más difíciles condiciones.

Fue juzgada y procesada en un juicio sumarísimo sin garantías procesales en que fue condenada por el régimen militar totalitario encabezado en aquellos momentos por Fidel Castro, a dos años de cárcel. Después de sufrir otra ordalía de prisión y torturas, fue liberada. Abandonó Cuba y vivió un tiempo en España, antes de trasladarse a Estados Unidos, luego regresó a España para establecerse en Madrid, donde reside en la actualidad.

María Elena Cruz Varela ha recibido diversos reconocimientos. Entre estos, en 2003: Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio, por ‘Juana de Arco: el corazón del verdugo’, en 2001 Premio Emilia Bernal, en 1995, el Premio Mariano de Cavia de la prensa española, en 1989 el Premio Julián del Casal (Cuba), por Hija de Eva.

En los momentos actuales, en que valientes mujeres de blanco armadas de gladiolos desafían en las calles de todos los cubanos, la infinita crueldad del régimen militar totalitario y dinástico castrista, bueno es reconocer a aquella precursora que supo erguirse en momentos en que nadie escuchaba.

Aquella digna y valiente mujer, aquella precursora a quien los esbirros sin patria y sin moral obligaron o intentaron obligar a que se comiera un papel en que estuvo escrito un poema, siempre vivirá en el recuerdo agradecido del pueblo por cuyo bienestar se afirmó.
infiernodepalo@gmail.com
Tomado de: http://neoclub.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s