La Virgen de la Caridad del Cable que nos comemos los cubanos, Juan González Febles

Dicen que los mambises agobiados y desde la más absoluta desventaja, nombraron a la Virgen de la Caridad, Virgen de la Caridad del Cobre. Como en Cuba, la mayoría se come un cable y la mayoría de estos se fabrica con cobre, asumamos en nuestra post modernidad a la Patrona de Cuba, como Virgen de la Caridad del Cable. Esto podría ser hecho con la misma licencia dictada por la necesidad de que se valieron los mambises. Solo se trata de sustituir al cobre por el cable. Hasta esa imagen del bote, podría ser, dada  la circunstancia, una balsa. En la balsa, cualquier negro, cualquier indio o cualquier mulato, elevaría su plegaria para llegar sano y salvo a la Florida y sería una alegoría fantástica de los tiempos que corren.

Para quienes argumentan que sustituir el cobre por el cable no sería procedente porque el cobre es positivo y el cable que nos comemos no lo es, recordemos que lo negativo puede ser trasmutado en positivo, si se afirma con mucha fe y más deseos. No será la primera vez que un instrumento de martirio deviene hasta en símbolo del más puro y divino amor. Ahí tenemos a la cruz, que fue el instrumento de martirio por excelencia del Imperio Romano.

El dulce maestro Jesús de Galilea murió crucificado entre dos ladrones, luego de ser traicionado por un discípulo, negado tres veces por otro y quizás vuelto a negar más de una vez antes o después de estos hechos.

Aunque Jesús haya repetido tantas veces que bienaventurados son los que pasan hambre, ningún hambriento es o ha sido bienaventurado, porque el hambre no es buena consejera.

A partir de lo anterior y nada menos que en la Roma de los cruces y las cruces, se afirmó una iglesia que en su nombre se ocupó en iluminar Europa con hogueras. Esa luz llegó hasta América y no fueron pocos los que desde este continente, aportaron de esta forma su luz, con el biocombustible necesario para la evangelización llegada desde el Vaticano.

En el Renacimiento y desde el Vaticano, se intentó apagar la clarinada que crecía para el arte, la ciencia y la cultura. Se puede decir que no ha habido opresión ni elemento de opresión que no haya contado con el apoyo o la complacencia del Vaticano y sus Santidades desde su surgimiento y hasta este momento.

Desde Alejandro VI, el resto de los Borgia, Sixto IV, los Inocencios y el resto de la banda pontificia, son pocos –ninguno podría decirse- los que serán recordados como Su Santidad Juan Pablo II es recordado. Su estatura humana y su condición de hombre y de patriota amante de la libertad, le elevan sobre el resto de las cruces y los cruces políticos de su entorno. Su lucha a favor de los desposeídos frente a los totalitarismos nazistas y comunistas le hacen irrepetible y único.

Entonces, los avatares de Jorge Mario Bergoglio, Su Santidad el papa Francisco y Jaime cardenal Ortega, es solo y nada más que lo mismo. Más de lo mismo ya conocido, desde que el Vaticano es lo que es, lo que fue y lamentablemente, lo que seguirá siendo.

Su Santidad negoció la libertad del pueblo cubano y apoyó al régimen militar totalitario de los Castro para que sobreviva y con él, sobreviva la opresión.

La represión que desatará el régimen militar cubano a partir de la visita de Su Santidad será otro elemento más sobre el avatar pontificio. Cada arrestado, golpeado o abusado en sus derechos durante la visita papal, aportará un elemento más sobre el controvertido historial del Vaticano y por supuesto, sobre su responsabilidad en lo que pueda sobrevenir en el actuar de los represores, así alentados para reprimir.

Solo queda pedir que la Santísima Virgen de la Caridad del Cable nos ayude frente a Jorge Mario Bergoglio, el papa que tuvo y mantiene su papel mediador clave en el acercamiento secreto entre Washington y La Habana. El hecho de que el papa comience su nueva gira en Cuba para culminarla en EE UU es más que ilustrativo. Salta a la vista  la intención de Su Santidad Francisco de seguir al tanto de que ninguna de las partes abandone el camino recorrido y así, el apoyo a la dictadura cubana aporte los frutos por él esperados.

Así son ellos y frente a ellos, solo queda confiar en el aliento libertario de un Dios que ciertamente nos hizo libres y está y siempre estará más allá de cruces y martirios.
infiernodepalo@gmail.com

PD#394

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s