El horror nuestro de cada día ¡quítalo ya! Juan González Febles

Desde sus ojos enrojecidos y la emoción que la crispó, se percibió tanto dolor que no pude menos que percibirlo y sentirme sobrecogido. La Dama de Blanco relató como un oficial de la Jefatura de Contra Inteligencia Militar (CIM) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) pidió en el estilo intimidador de ordeno y mando habitual en esta orilla, a un muchacho de veinte o menos años de edad, recluta en periodo de servicio militar obligatorio activo, que espiara a su madre.

El joven le contó a su madre lo sucedido, esta hizo la denuncia pública, expuso el hecho y ahora la madre teme por él. Pienso que su temor está plenamente justificado. Quienes son capaces de pedir a un hijo que denuncie o espíe a su madre, están muy lejos del amor filial, del amor a secas o cualesquiera otra manifestación humana. No me atrevo a calificarlos como monstruos, pero tampoco les concedo categoría humana. Son solo castristas y nada más o nada menos, solo eso.

Aun no repuesto, escucho la golpiza brutal sufrida por otra Dama de Blanco en la provincia Mayabeque. Oylin Hernández fue golpeada por tres policías que sirven a su régimen desde la bien llamada policía revolucionaria. Su niño de entre seis y ocho años sufría una enfermedad diarreica y ella le llevaba para buscar alivio. Los policías pensaron que se disponía a unirse a sus hermanas de lucha en Santa Rita y la golpearon con mucho ensañamiento. La arrastraron de acera en acera y la marcaron. Lo hicieron desde la impunidad de que disfrutan afirmados en el odio inspirador del sistema cruel que les alienta.

Si en el primer caso no consiguieron envilecer al adolescente convocado a delatar a su propia madre, lamentablemente en otros casos tienen éxito y lo consiguen. Las Damas de Blanco están en el centro de la diana castrista. Difamar, desacreditar y eliminar a la líder y portavoz de estas valientes e imprescindibles mujeres, la Sra. Berta Soler Fernández parece ser objetivo priorizado. Vergüenza ajena mediante, parecen haber tenido éxito con la hija de la inolvidable Laura Pollán.

Llama la atención como desde el exilio sale el financiamiento que refuerza los intentos del castrismo contra las Damas de Blanco y los que afirman al nuevo elenco opositor que se opone al embargo y reconoce legitimidad al régimen castrista.

Este nuevo elenco sin historial de lucha o capacidad profesional, vive mejor que Carmelina y cada quien que actúe contra las damas de Blanco o contra el liderato de Berta Soler, será recompensado con generosidad por estos financistas anónimos. Son estos financistas quienes seleccionan al nuevo elenco para viajar y disponer de recursos más que amplios para adquirir casas, remodelarlas, fabricar muros, comprar automóviles etc.

Los requisitos son: 1) Reconocer legitimidad al gobierno castrista 2) Apoyar todo lo promovido por los millonarios que apoyan los negocios con los Castro 3) No molestar demasiado al régimen con demandas de derechos 5) No ser muy exigentes en cuanto a sospechosos o colaboradores de hecho de la Seguridad del Estado 6) No preguntar demasiado sobre quienes son en realidad tales financistas.

Así se refuerza el horror nuestro de cada día. ¡Que alguien los quite ya!
infiernodepalo@gmail.com

Coincidencia entre factores, Juan González Febles

Para quienes mantienen una distancia saludable con el tema cubano, primeramente les diré que en Cuba existen los llamados “factores de la comunidad”. Estos están integrados por ex militares y personas llamadas en círculos de poder castrista, ‘PC’. Estos PC no son personal computers para nada, se trata de personas de confianza. Siempre para los no familiarizados con el tema cubano, aclaro que se trata de personas de confianza de los órganos consagrados a la represión, es decir: chivatos.

Estos órganos son básicamente, la policía nacional revolucionaria y sus múltiples apéndices o la de Seguridad del Estado que aunque también es revolucionaria, no se siente necesitada de anunciar tal condición y ciertamente cuenta con más apéndices que los que yo podría enumerar.

Supe por locales, menos envilecidos que otros o simplemente no envilecidos, que los ‘heroicos’ de las Suzuki, esos héroes que enfrentan peligrosas y gladiólicas mujeres de blanco, opositores desarmados, etc., han visitado a personas para pedirles en la forma tan amenazadoramente gentil en que lo hacen, que no nos ayuden económicamente o en especie, ya que esto será interpretado por ellos como colaboración con el enemigo. Dijeron que: “Al igual que en los tiempos de la ‘heroica lucha’ contra los “bandidos” en el Escambray, en la actualidad existen grupos contrarrevolucionarios que amenazan con destruir la revolución y la colaboración con el enemigo no será tolerada”.

No deben venderme o fiarme nada bajo el mostrador, mucho menos ayudar o apoyar. Los cultores del comercio ilícito, si quieren conservar los márgenes de tolerancia que disfrutan, están vetados de apoyar a esos llamados por ellos llamados “el enemigo”. ¿Qué les parece? Pensé entonces en cuantos PC habrá a lo largo del mundo. Pero lo más conmovedor para mí es el éxito que tienen en esa intimidación fuera de Cuba, en contraste con los obstáculos con que tropiezan acá para imponerse. Ciertamente los PC de Miami USA y otros lugares en la tierra del ajuste cubano, han sido más efectivos en su gestión que los PC locales. Pero los que se llevan las palmas son los PC cristianos de Estocolmo.

El esfuerzo hecho por los ‘heroicos de las Suzuki’, para cerrar Primavera Digital fructificó en Estocolmo y las últimas noticias que de allá y otros espacios llegan, marcan pauta que ciertamente enorgullece Cuba adentro. Cada uno de los que en Cuba nos apoyan para continuar el servicio ciudadano que como periodistas libres prestamos, han marcado la diferencia.

Entonces, llegó el momento de reconocer un error. Pido disculpas a cada diplomático a quien solicité espacio y acogida para José Fornaris. No es necesario singularizar nombres, cada uno sabe de quién y de que se trata. Fui y actué como un necio y hoy lo reconozco. Supe que KIK de Suecia financia y paseó a este personaje por Bruselas y Ginebra y ciertamente mi gente de Cuba, ante similar advertencia se comportó mejor.

Al menos la coincidencia entre factores es evidente y hasta hoy, la decencia va delante en el marcador en Cuba. ¡Me alegro!
infiernodepalo@gmail.com