Olímpicos y viajeros, Juan González Febles

El grupo de jóvenes bromeaba en la mañana del domingo. Viajaba con ellos a bordo de un ómnibus de la ruta 179. El objeto de la chacota era uno en el grupo que usaba una gorra con el logo del equipo de béisbol Industriales. Para su detrimento, también vestía la camiseta del uniforme de ese equipo. ¡Cámbialo! –le decían y le señalaban las gorras con el logo de los New York Yankees, que varios jóvenes del grupo vestían.

La balanza y la canasta deportiva cambiaron para mal en Cuba, como todo lo demás. Mientras criticaban el pésimo desempeño del equipo capitalino y culpaban por ello –en voz alta- al manager y a los coaches, a sotto vocce se criticaba aún más a las autoridades. Las culpables per se de todo lo malo que sucede Malecón adentro. Las que todos a una, en el mejor estilo de Fuenteovejuna, responsabilizamos con lo feo de cada desastre cotidiano, entre tantos que hay.

En el mismo ómnibus, otros pasajeros se referían al estado ruinoso del transporte. Y así, mientras unos criticaban los aumentos de salarios para médicos y deportistas que calificaron de insuficientes, otros comentaban que el gobierno nunca resolverá o hará algo que beneficie de veras al pueblo. Una anciana decía que, “… ahora lo único que les importa son los médicos y los deportistas. ¿Y el resto qué?”.

La transición económica al capitalismo de estado salvaje, trae aparejada la transición política paralela a un sistema político, castro-fascista totalitario. La élite verdeolivo se preparó de forma adecuada y tiene creadas condiciones ideales para este tránsito.

Curiosamente, no es precisamente en Cuba donde mejor se han creado tales condiciones. Estas, donde están listas es en USA. Es precisamente en la tierra de los libres y el hogar de los valientes, donde se encuentra la semilla del fascismo que viene.

Se trata de que además de ser tierra de libres y hogar de valientes, es espacio idóneo para políticos mediocres, en ausencia total de estadistas comprometidos con un liderazgo que dé al mundo, el santo y seña de las palabras libertad y democracia.

La élite verdeolivo se prepara para librar la próxima sobrevivencia con deportistas olímpicos y con médicos viajeros. De olímpicos y de viajeros viene la cosa.

Por lo pronto, la tónica viajera llegó con su impronta a la disidencia y a la oposición interna. Entonces y solo por mera casualidad, los disidentes que fueron incluidos en la nómina viajera, responden a la selección hecha por… quienes hacen las selecciones. Solo que esta sirve como anillo al dedo al propósito de la élite verdeolivo.

Los periodistas son representados por uno entre tantos capaz de escribir caballo con dos o más errores ortográficos. Roberto de Jesús Guerra, no está calificado ni tan siquiera para representarse a si mismo. Pero bueno, ahí está. Lo tuvimos presente ante la Comisión Inter Americana de Derechos Humanos, elegido por alguno o algunos, o muy idiotas o muy mal intencionados.

Las otras selecciones marcan una pauta idéntica. Praga y Estocolmo 2013, siguieron un patrón similar. Las condiciones para el castro-fascismo que vienen están muy bien cimentadas. La buena noticia es que no fue exactamente en Cuba, donde el approach cuajó exitosamente.

Se nos viene encima un futuro previsible de fascismo, de olímpicos y viajeros. Todos llegan bendecidos desde la tierra de los libres y el hogar de los valientes, ¡enhorabuena!
infiernodepalo@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s