Novedades, Juan González Febles

Se escuchan novedades por acá. Una de las últimas, trata sobre el surgimiento de una “oposición leal” y esto me hace preguntarme si no habrá otra oposición “desleal” y además de todo lo anterior surge otra pregunta: ¿a qué, o a quienes está consagrada la lealtad de marras?

El refrán dice que cualquier tiempo pasado fue mejor y aunque no siempre estoy de acuerdo con refranes, cada tiempo tiene sus encantos para quien sabe apreciarlos. No se trata de peor o mejor, se trata de reconocer diferencias. Un tiempo pasado, presente o futuro no es mejor o peor que otro, solo diferente.

El siglo XIX no es mejor o peor cualitativamente al siglo XX, –salvar distancias tecnológicas-  o al XXI. Solo diferente. Inglaterra ya no tiene brigadas de caballería ligera que salven una situación o el honor en Crimea, pero tuvo a los Beatles y los Rolling Stones en el siglo XX y a la Sra. Ashton o Lady Ashton en el siglo XXI. Ni peor ni mejor, solo diferente.

Hace once años en 2003, existía una oposición que no se llamó a si misma leal o de alguna otra forma. Cuando le tocó sufrir el zarpazo de aquella Primavera Negra, los encarcelados en su inmensa mayoría demostraron que si de lealtades se trata, ellos fueron y muchos permanecen leales a los ideales de libertad y democracia que les arrastraron a presidio. Y bueno… eso es algo.

El señor Nicolás Maduro Moros, presidente electo de Venezuela por un pelo y algo más, y de quien se dice, que fue bien entrenado aunque no instruido en Cuba, -faltó tiempo o cerebro- ya se creó su versión local de “oposición leal”. Es con estos leales opositores con los que dialogará y negociará la perpetuidad de su mandato.

Quizás hasta salten todos juntos y repitan aquello de: “¡…el que no salte, es yankee!”. Todo puede suceder y no porque estos tiempos sean peores o mejores, se trata de que solo sean diferentes, como ya dije.

Los rusos de siempre, esos que esclavizan y castigan, ya sea en nombre del comunismo, del padrecito zar o del padrecito Stalin o del último eslabón de la trinidad, ¡Putin! el KGBista, -hijo más reciente de la trinidad anti democrática- quieren de vuelta a Crimea. Así, pasarán por encima de todo para conseguirlo. Inteligentemente el zarévich Putin escogió bien el momento. Hoy Inglaterra no tiene, -como ya dijimos- brigadas de caballería ligera, pero tampoco dispone de nuevos Churchill o nuevas Margaret Thatcher. Hoy al mundo quizás le faltan reinas, damas de hierro o de blanco, pero sobran alcaldesas y figuras de salón.

Bueno, hasta quizás nos quede alguna brigada de caballería ligera que haga leyenda de su fracaso. Algo es más que nada. ¡Cosas de estos tiempos!
infiernodepalo@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s