Y un día, despertamos, Juan González Febles

La penosa sensación de haber sido estafado o timado de alguna o en alguna forma es frustrante. Es la oportunidad primada para asumir que uno ha sido un idiota y aceptarlo, nunca es fácil. De veras que cuesta trabajo aceptar que uno fue engañado. Esta es exactamente la sensación compartida por algunos millones de cubanos residentes en la Isla y de algunos entre los que han viajado por primera vez, gracias a la reforma migratoria.

La educación y la salud son gratuitas en casi todo el mundo civilizado conocido. Entonces, no se trata para nada de “conquistas revolucionarias”, se trata de que tanto en esto como en otras materias, todo fuera mentira. Nunca fue necesario vivir sin libertad, ni tampoco la creencia de que los gobernantes actuales en Cuba son necesarios o sirven para algo. El castrismo fue la mentira más cara y mejor contada que me tocó escuchar en la vida, reconozco que quienes me engañaron lo hicieron con un arte y una pericia inigualables.

Con hospitales que son una patética combinación de suciedad, carencias e incompetencias y escuelas que básicamente son academias de mal gusto y baches en el conocimiento, se concluye que ciertamente nada de lo que se ha vivido fue necesario. Lo cierto es que todo ocurrió y fue sostenido en su continuidad por los que debieran haber dado el santo y seña dela palabra democracia y no lo hicieron.

Los despertares incómodos individuales pueden ser problemáticos, los colectivos, siempre lo son. Tanta gente junta decepcionada con lo mismo es una realidad demasiado incómoda y es esta realidad, con la que se han encontrado los mandamases verdeolivo en la actualidad.

Un filósofo dijo en alguna ocasión que, “solo lo que nadie puede negar existe”, entonces, el descontento generalizado en Cuba con el gobierno militar, es la realidad con que este gobierno tiene que lidiar en este momento. En relación con el caso cubano se decía que “algún día el pueblo cubano despertaría”, ahora que todos despertamos, ¿qué?

Bueno, la solución que se aporta desde algunos sitios cómodos, bien iluminados y confortables a lo largo del mundo, parece ser la que apunta a dejar que las cosas pasen. Así lo que vendrá a continuación y en lo inmediato, parece ser el incremento de las golpizas y la brutalidad con que las antisociales brigadas o fuerzas de choque paramilitares del régimen propinan a mujeres y hombres integrados en la oposición pacífica interna. Esta podría ser una de las caras de la reconciliación. Esto es, una suerte de ejercicio masoquista que se define en perdonar a quien nunca perdonó, no pide ni concede perdones.

Es en este momento en que el gobierno militar cubano ha sido elegido para ocupar un escaño, ¡nada menos que por tres años!, en la instancia a cargo de la observación y control de los derechos humanos en el mundo. Si no fuera una triste realidad, parecería una broma.

Así van las cosas en el día que finalmente casi todos a la vez, despertamos.
infiernodepalo@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s