¿Representados? ¿Por quién? Juan González Febles

01Desde el instante en que vimos las fotos que desde Polonia trajo consigo nuestro hermano y colaborador Joisy García, nos quedamos estupefactos. Alguien descendió de la aeronave con tocado de indio piel roja en la cabeza. Para redondear la bien lograda imagen, vestía una falda y además usaba barba. Parecía un talibán de ópera bufa, pero se trataba de un miembro de la delegación invitada por el Instituto Lech Walessa de Varsovia, Polonia, para participar en una serie de talleres cívicos que allí se efectuarían.

En fin, eran los representantes escogidos por “alguien”, de la sociedad civil y la oposición interna cubana. Como el citado Instituto no tiene representantes asentados en Cuba, su “selección” tiene que haber sido hecha por los promotores ocultos de la porquería sublimada en que nos movemos. Quizás por visitantes o residentes extranjeros de los que sufrimos por acá. Del tipo que con información y erudición de portada, lomo y contraportada, creen saberlo todo, pontifican sobre todo y así, disponen de todo y todas las cosas en Cuba.

3No se trata de una crítica personal. Quizás más joven y con el mismo nivel de exigencia, alguien con la inclinación natural por los espectáculos habría hecho lo mismo. Se trata de que no todos hayamos tenido la oportunidad de disponer del idiota mal intencionado, o de los idiotas mal intencionados que nos envíen en representación de la oposición interna o la sociedad civil de un país en lucha por su democratización en esos términos y condiciones.

Cada uno de los miembros de la delegación que visitó Polonia, lo hizo en condición de representante de un movimiento opositor. Ninguno viajó con el fruto de sus ahorros para una expansión personal. La pregunta sería: ¿Por qué alguien pone en ridículo a todo un movimiento opositor? ¿Quién hace el servicio del régimen militar cubano? ¿De dónde salió este representante? ¿Quién lo seleccionó? ¿Quién otorgó los avales para este circo? Lo que vi dio más la impresión de alguien preparado para una audición o casting de teatro de variedades varsoviano, que la eventual participación en talleres cívicos de preparación de una transición política.

La pregunta que quedaría es: ¿Hasta cuándo habremos de sufrir promotores y ayudas de este corte? ¿Quién nos castiga e irrespeta como país y como pueblo de esta forma?
infiernodepalo@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .