Las razones de Bruno, Juan González Febles

Según el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, el país que no ha ratificado los pactos sobre derechos civiles, políticos, sociales y económicos firmados con la ONU, se siente habilitado para exigir que el gobierno de los Estados Unidos, levante el embargo económico. Sin hacer el más mínimo gesto de apertura o de respeto a los derechos fundamentales del pueblo cubano, el gobierno militar se siente habilitado para demandar que el embargo sea levantado.

El canciller Parrilla, conmovió hasta las lágrimas a su auditorio con casos puntuales de niños cubanos que no acceden a medicamentos contra el cáncer, producto de las limitaciones impuestas por el embargo estadounidense. Tan conmovido como la audiencia diplomática de la Asamblea General de las Naciones Unidas me pregunto, por qué el gobierno que representa el canciller Parrilla, no consigue los medicamentos para  esos niños, con idénticas gestiones a las que el gobierno militar cubano realiza con éxito para conseguir recursos y tecnologías de punta destinados al Ministerio del Interior. Con ellos, esta nefasta institución consigue espiar y vigilar de forma ilegal a los ciudadanos de la Isla.

¿Por qué en vez de adquirir tecnologías y aditamentos destinados al Ministerio del Interior para privar a los cubanos de su libertad y de sus derechos, no adquieren por las mismas vías medicamentos para los niños necesitados? Los supuestos daños ocasionados por el embargo estadounidense, son mínimos en comparación con los daños que el gobierno militar y la élite nepotista que lo dirige, imponen al pueblo cubano desde hace más de cincuenta años.

Ante las pérdidas que el huracán Sandy provocó en las provincias orientales, cabe preguntarse si hubieran sido de la envergadura que se dice que han sido, si el gobierno militar totalitario se hubiera preocupado por dar el mantenimiento constructivo al entramado arquitectónico de esas provincias, durante las más de cinco décadas de abandono a que estas provincias y el resto del país han sido sometidas.

El embargo estadounidense es un tema de la competencia del gobierno de los Estados Unidos y del gobierno militar de la Isla. Mientras el gobierno militar insista en que el embargo sea levantado sin dar nada a cambio, las cosas no cambiarán. El gobierno militar insiste en que los Estados Unidos financien su desastre con remesas e inmorales gabelas migratorias. Exigen que se levante el embargo y prometen que entonces, todo será maravilloso La realidad es otra. El desastre económico en la Isla no es la resultante del embargo y si de las desastrosas políticas económicas promovidas por el gobierno militar.

El gobierno militar totalitario de la Isla insiste en satanizar la ayuda a la oposición interna. Aunque este régimen financia generosamente a organizaciones y personas en el territorio de la Unión americana, se siente habilitado para cuestionar la ayuda precaria que reciben los activistas pro democracia en el seno de un régimen nepotista y clientelar, que no les oferta otra cosa que no sea morir de hambre. Alan Gross permanece preso en Cuba por traer aditamentos informáticos que cualquier niño adquiere en cualquier comercio de cualquier país libre y democrático del mundo.

Las razones de Bruno no son otra cosa que las sinrazones de una dictadura y de la élite egoísta que la dirige.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s