El comité regional clandestino actúa, Juan González Febles

Hace años, cuando “el futuro pertenecía por entero al socialismo”, se puso de moda un bodrio literario soviético muy socialista y muy realista, titulado: “El comité regional clandestino actúa”, en que se relataban con los colores épicos de moda la actividad de un comité clandestino del partido Comunista de la Unión Soviética enclavado en territorio ocupado por los nazis. Los militantes del bodrito hacían todo lo que humanamente podía hacerse contra los ocupantes nazis y el bodrito quedó como una joyita emblemática de lo que podían desplegar los ñangaras revolucionarios detrás de la retaguardia enemiga.

Al igual que “El Padrino” de Mario Puzzo, “El espía que vino de Israel”, las memorias de mariscales soviéticos e incluso mariscales alemanes vencidos como Canaris, etc., el bodrito de marras se convirtió en material de estudio y lectura obligatoria para los capos castrenses verdeolivo de nivel medio y superior en la banda de Birán.

Aquí en Cuba, más recientemente comenzó a llamar la atención la falta de articulación en los esfuerzos de la oposición interna. Más de uno se pregunta que pasó o que ha pasado y se disparan todo tipo de teorías conspirativas y rumores. Para algunos, los únicos esfuerzos articulados y coherentes que se hacen en torno al futuro político de la Isla, los hacen los servidores de la plaga verdeolivo. A tenor con esto y con informaciones sobre las últimas deserciones de hijas e hijos de personeros de cierto nivel dentro de las estructuras de poder Cuba adentro y su asentamiento en Tampa, me vino a la mente el bodrito soviético sobre la actividad clandestina de un comité regional del partido comunista soviético, al que tocó actuar tras las líneas del enemigo.

No pienso abordar elementos que ya he tocado cuando me he referido a las últimas deserciones y los exilios rosados de los hijos de papá, tan prósperos y tan simpáticos. Es mejor referirse a la Deux et machina que desde los más elevados espacios de poder político propicia todo y todas las cosas en relación con este tema. A salvo y desde la ficción, voy a referirme al verdadero comité regional clandestino en Washington, el omnisciente hacedor de todo. El creador de premios, figuras y premiaciones. El amparo seguro para la actividad de tantos negocios, comités, grupos y personalidades que coinciden en el futuro político que resulta del agrado de los amos de Birán.

La lista va desde capellanes mitrados hasta capitanes exitosos en el mundo de las finanzas radicados con éxito en USA. Hay desde estafas al medicare que transitan por sendas de libre acceso hasta nepotismos consagrados de doble carril, que nadie en su sano juicio se atreverá a poner en duda en términos de legitimidad y carácter. El comité regional clandestino actúa en USA, más cerca y mucho más, que el poder inhumano que le gestó y sostiene.

God bless Cuba, ojala que también América. Ambas lo necesitan.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s