¡Manda moringa!, Juan González Febles

Los últimos pronunciamientos telegráficos, reflegramas o reflexitwiters del capitán general de la llamada revolución cubana, el Sr. Fidel Castro, me han parecido profundamente ofensivos. Luego de destruir la masa ganadera, del Cordón de La Habana, de pretender desecar la Ciénaga de Zapata y de tantos otros caprichos faraónicos, al capitán general se le ocurrió alimentar al pueblo de Cuba con moringa y ponernos a tejer y a esperar entretenidos su siempre postergada muerte. Ahora ha dicho que la moringa debe sembrarse junto con la morera y como su palabra es ley omnímoda de fatal y obligatorio cumplimiento, allá va eso.

Quizás está preocupado con los próximos eventos a desarrollarse en Venezuela. Si por allá se sacan de encima a Chávez, su pesadilla puede colapsar. Como de costumbre, piensa sacrificarlo todo al altar de su ego y de sus miedos. La buena noticia es que nadie en lo absoluto cree en él o en su moringa. La mala es que los mecanismos totalitarios de control absoluto están intactos y dispuestos para imponer la moringa o la próxima barbaridad que generé su destructora personalidad.

Dice haber descubierto el yoga en el programa televisivo “Pasaje a lo desconocido”. Pero hasta esto es falso. En Cuba, ni tan siquiera el yoga escapó a sus persecuciones. Los yogas se integraron en su momento al amplísimo catálogo de raros excluibles de esos tiempos junto a los religiosos. ¿Será posible que el capitán general cuente como lo hace con la desmemoria colectiva? Todo parece indicar que es así.

La moringa y la morera son dos pestañazos más de una larga pesadilla. Muchos se resistieron a creer que el disparate de la moringa prosperaría, porque contaron con que nadie con un mínimo de sensatez estaría de acuerdo. Pero ya comenzaron los preparativos para las siembras, la promoción mediática, etc. Ciertamente, quien parece gobernar en Cuba es Fidel Castro.

Existen y ruedan rumores sobre que quien silenció los medios en torno a la gira política de la Dra. Mariela Castro en USA, no fue otro sino Fidel Castro. Estos rumores apuntan a que habría montado en cólera porque de acuerdo con la óptica de los afines a Cenesex, es único culpable y expiatorio chivo de las barbaridades de los últimos 53 años, esta vez, moringa y morera incluidas.

Méritos personales aparte, Alberto Juantorena será el próximo presidente del Comité Olímpico de Cuba. Pero no hay quien no achaque el futuro nombramiento al capitán general, ya que así lo decidió. Cuando habló de Deng Xiao, no se refería al Deng de la masacre de Tiananmen, lo hacía sobre el Deng de las reformas, porque no quiere reforma alguna.

Seguimos sujetos a los caprichos y megalomanías del capitán general. ¡Manda moringa!
juan.gonzlezfebles1@gmail.com
YOGA MORINGA, ILEI DE JESUS

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s