Los jueces dormidos, Juan González Febles

Hace varias décadas, -más de las que quisiera- quise ser abogado o para decirlo mejor, quise darle a papá la satisfacción de hacerme abogado. Matriculé Ciencias Jurídicas y antes de comenzar el curso, junto con algunos amigos decidimos ir a presenciar juicios en algunas cortes habaneras.

Recuerdo que el primero que presencié fue el de un joven, algo mayor que yo. Le juzgaban por actividad económica ilícita. En la presidencia y desde el estrado había tres jueces. Mientras el fiscal y el defensor hacían sus descargos, los tres dormitaban. Vi que uno dio más de un cabezazo. De repente, cuando concluyeron los descargos de los dos letrados, despertaron. Para mí fue revelador ver que se miraron entre si y el presidente que estaba al centro, luego de una brevísima consulta, comenzó a leer un documento que tenía sobre la mesa. En el documento que leyó, se sancionaba al acusado a tres años de “privación de libertad”.

Antes, el fiscal, acusó, denostó y expuso el punto de vista del Departamento Técnico de Investigaciones de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) que consideró infalible. Atacó al acusado de quien destacó lo que calificó de “conducta antisocial”, desapego de las “tareas revolucionarias”, poca participación en las tareas del CDR y además, “conductas extravagantes” en el vestir y en otras facetas de su “proyección social”. Cuando tocó el turno del abogado defensor, este se limitó a dar la razón al “abogado fiscal” y a destacar el excelente trabajo de los peritos del Ministerio del Interior. Luego, recomendó clemencia dado el carácter de no reincidente y sin antecedentes penales del acusado. Lo más relevante y lo que más me impacto fue que los tres sinvergüenzas con toga, dormitaron durante toda la puesta en escena y al final leyeron algo que tenían preparado de antemano.

Recordé este pasaje de mi vida al leer en la prensa que tuvo lugar en La Habana, Cuba, el VI Encuentro Internacional de Justicia y Derecho y que en él, un sapingo ilustrado, reputado y director de un instituto auspiciado por la ONU, elogió el sistema de justicia cubano, a partir de la información de portada, lomo y contraportada que posee.

Como junto a las primeras vivencias, hoy tengo el privilegio de leer de primera mano y sin revisión los excelentes materiales elaborados y publicados por los valientes e imprescindibles abogados independientes cubanos. Como dispongo de primera mano de la impronta y el tesón de Wilfredo Vallín, Veizant Boloy e Hildebrando Chaviano, entre otros. Viejas heridas se reabrieron.

Recordé el primer juicio en que fui testigo de cómo un abogado despertó de su modorra a los jueces dormidos e impugnó desde la ley al Ministerio del Interior. Fue un amigo perdido en los vericuetos del vivir, el abogado Pablo Yabre. Años después, se integró al primer Comité Cubano de Derechos Humanos y después, se perdió de vista en las playas del destierro.

Recordé cuando me tocó sufrir en carne propia la rapacidad del Ministerio del Interior y me convertí en víctima de sus jueces dormidos. Que en aquel momento juré que se los haría pagar caro, sin aún tener definido como. Recordé los testimonios que desde el año 2007 hemos recibido y publicado directamente desde las prisiones, por las víctimas de esos abusos. Lo que conozco de primera mano sobre las prisiones dantescas y medievales impuestas por la horda verdeolivo en Cuba.

Al fiscal que pidió y obtuvo veinticinco años de cárcel para una madre que no denunció a sus hijos. Tres jóvenes supliciados después, a partir de la pena de muerte pedida y obtenida por ese cerdo sin entrañas. Que además, el sistema legal cubano está plagado de estos mercenarios con toga.

Es por estos retruécanos del recuerdo, que regresé varias décadas atrás al momento en que supe por primera vez de policías infalibles y de jueces dormidos en las cortes de justicia cubanas.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s