Más Nobelerías, Juan González Febles

Desde ese lugar impreciso de Miami en donde los extremos del círculo se tocan, ha surgido la proposición de llevar adelante una campaña para nominar como premio Nobel de la Paz 2012, al Dr. Oscar Elías Biscet. En Cuba donde carecemos de la visión política de largo alcance solo compartida por esos iluminados de “allá”, nos hemos quedado en una pieza con la noticia. No conozco a nadie (en Cuba) que apoye (de forma pública) la propuesta. Pero quizás se trata en gran parte de ignorancia. De Biscet se sabe poco. Conozco dos performance en el parque Buttari en Lawton, otra en el parque Dolores, una huelga de hambre que felizmente no tuvo mayores consecuencias y su célebre campaña contra el aborto. La prisión política puede ser elemento de martirio o no, porque al igual que los arrestos y su carácter en ocasiones muy espectacular, todo está siempre en dependencia de las conveniencias de quien lo otorga.

Sobre la campaña anti aborto, vale destacar que no fue, o para decirlo mejor, fue del todo impopular entre las mujeres de por acá. Ellas son en gran parte responsables del actual envejecimiento poblacional y por el momento, están renuentes a fructificar mientras no cambie todo en Cuba. Por conocer la posición sobre el aborto de la iglesia católica, pienso que quizás el compañero Benedicto, el compañero Jaime Ortega, hasta el Nuncio y el Colegio de Cardenales la hayan encontrado interesante, aunque no me consta que esto sea exactamente así.

A esto, súmese la enjundiosa y creíble por completa, información sobre el tema cubano al alcance de todos en Wikipedia. Entonces, esto es todo lo que hay de aval para sustentar la proposición. Habría que sumar también que Biscet es héroe de la libertad del Congreso de los Estados Unidos. En las actas de tan importante cuerpo legislativo y solo allí, se encuentran (también en Wikipedia) los elementos que sustentan tanto al galardón ya otorgado, como al otro en proceso de cabildeo, en el mismo lugar y por la misma gente.

Lo que más llama la atención es la manera en que se toman decisiones que afectan a Cuba y no tienen el tacto o la delicadeza de preguntar sobre el particular a la gente a quien debían consultar en la Isla. Pero bueno, si se sustentan 20 000 visas, la increíble condición de los pies secos y pies mojados y el programa de refugiados, la actual proposición de nominación, es perfectamente coherente con tal estado de cosas.

Con tantos elementos conjugados y dirigidos hacia el mismo fin, no me caben dudas de que la nórdica academia sopesará mucho, tan bien fundada proposición. Espero que el proceso del sopesamiento sea tan prolongado y trabajoso como para que la proposición caiga en algún cesto, del que nadie ose sacarla. Que así sea.

juan.gonlezfebles1@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s