Más sobre la leche sucia, Juan González Febles

Una carta abierta dirigida al gobernante Fidel Castro, podría agregar leña al fuego en torno al nebuloso episodio de corrupción, denunciado recientemente en La Habana por la joven abogada Niurka Brito Rivas. En la misiva fechada en diciembre 13, la Dra. Brito propone soluciones tendientes al esclarecimiento del antes citado episodio.

También solicita una entrevista con el gobernante, para  abordar aspectos sensibles de esta complicada situación. El conflicto pareció haber llegado a un callejón sin salida, cuando altos oficiales de la policía de seguridad del régimen argumentaron una alegada “racionalidad política”, que pondría fin a las reclamaciones hechas por la Dra. Brito. En su momento, la Dra. Brito rechazó este argumento, que afirma una intolerable indefensión del ciudadano, frente a eventuales excesos del estado en su contra.

Otro argumento de peso es que la alegada “racionalidad…”, serviría de tapadera para la consumación de nuevos actos de corrupción. También, estimularía a potenciales corruptos con una impunidad garantizada frente a la denuncia ciudadana.

Siguiendo los avatares de su solitaria cruzada, se conoció de una carta abierta dirigida al ministro del interior de Cuba, General de Cuerpo Abelardo Colomé Ibarra y al coronel Rabeiro, jefe del enclave represivo Villa Maristas, sede de la policía de seguridad en La Habana.

En esa misiva la Dra. Brito criticó los métodos poco ortodoxos que caracterizan el trabajo de la Seguridad del Estado castrista. Más adelante, denunció las presiones a que se ha visto sometida por parte de esa institución represiva en fecha reciente.

Producto y a raíz de su valiente denuncia, la Dra. Brito sufrió un extraño accidente que provocó una explosión en la batería del viejo automóvil familiar. La batería fue aparentemente saboteada por personas conocedoras de estos afanes. No hubo que lamentar desgracias personales, sólo pérdidas materiales, afortunadamente.

Según relató a este reportero, le ha sido aplicada la llamada “técnica operativa” y seguimientos por parte de la policía de seguridad. El día 9 de diciembre fue abordada por la policía a la salida de las oficinas de la agencia de noticias AP. La Dra. Brito iba en compañía del Sr. Vladimiro Roca, presidente del ilegal Partido Social Demócrata de Cuba.

Aunque todavía no hay elementos claros y definitorios, no aparece por ninguna parte la voluntad política de resolver esta situación de una forma justa y decorosa. El gobierno cubano se atrinchera en el silencio.

El episodio involucra de forma directa a niveles de dirección en el aparato del Partido Comunista, la fiscalía y diversos niveles de la pirámide administrativa. De forma tangencial, al Ministerio de la Industria Alimenticia. Este es uno de los centros que el saber popular identifica con la más solapada y galopante corrupción.

El ministro del ramo, Alejandro Roca es un cercano y apreciado colaborador del gobernante Fidel Castro. El es en la actualidad el ministro con mayor antigüedad en el ejercicio de su cargo. En este rubro, Roca sólo es superado en antigüedad como ministro, por el general de ejército Raúl Castro, segundo en la nómina del régimen.
Fin, 2005-12-12

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s