“Machete que son poquitas”, Juan González Febles

He sabido que los hombres del general Raúl Castro, específicamente los de la policía Seguridad del Estado, arrestan y hacen cualquier cantidad de cosas para que las Damas de Blanco estén convenientemente  solas, sin sus hermanos de lucha. Fieles a sus acendradas tradiciones combativas, los heroicos combatientes de la Seguridad del Estado prefieren lidiar con las peligrosas mujeres de blanco, sin hombres presentes. ¡Waoh!

Fuentes que no deben ser mencionadas, pero en las que se puede confiar, aseguran que tanto el jefe como sus miñones, se atacaron con la marcha de hombres junto a las Damas en homenaje a Laura Pollán. El caso es que cada domingo un grupo selecto de estos hombres, es confinado domiciliariamente o arrestado para que no se reúnan los domingos en la iglesia Santa Rita de Casia en Miramar, con las Damas.

El cardenal Ortega Alamino quien parece haber recesado en sus funciones de alguacil pro bono, no ha dicho ni esta boca es mía, sobre el actuar de los heroicos combatientes revolucionarios y de su no menos heroico jefe. Quizás existen sutiles afinidades entre ellos. Quiero decir, entre el general, el cardenal y los segurosos.

Entre las últimas consignas que corearon las turbas dirigidas por los segurosos contra las Damas de Blanco, una se destacó por su carácter fascista y amenazador. Me refiero a aquella que proclamó: “¡Machete que son poquitas!”.

El gobierno cubano dirigido por Raúl Castro general de las reformas y presidente designado, se niega cerrilmente a respetar el derecho de los no revolucionarios a manifestarse de forma pacífica en las calles de todos los cubanos. De forma increíble, el hecho parece que será pasado por alto por políticos y estudiosos del tema derechos humanos a nivel mundial, o al menos así ha sido hasta el momento.

En medio de una impopularidad sin precedentes, el gobierno cubano trata de cercar a las Damas de Blanco con medidas de un mayor o menor corte fascista. El empleo de turbas y otros recursos extrajudiciales, debe ser tomado en cuenta y atajado en los foros internacionales que competa. Más allá de la venalidad o no de los funcionarios de Naciones Unidas residentes en la Isla, se impone una acción internacional que persuada al grupo de poder verdeolivo a respetar las normas aceptadas internacionalmente para la convivencia ciudadana.

Consignas como, “Machete que son poquitas”, dan la medida de la esencia fascista y anti popular del gobierno cubano. Esperemos que esta larga noche oscura de  nuestra historia, termine sin costosas efusiones de sangre. Que las calles libres de Cuba sean recorridas por todos los cubanos sin odiosas discriminaciones ideológicas. ¡Que así sea!
infiernodepalo@gmail.com
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s