Las calles de Fidel, Juan González Febles

SEXTO GRAFFITI DE CUBA

Aunque parece de siempre, la consigna que gritan chivatos, paramilitares y porristas, “La calle es de Fidel”, es relativamente nueva. Nació de la necesidad creciente del régimen por ahogar la rebeldía de un pueblo que lenta pero inexorablemente, comenzó a dejar atrás el miedo.

Se trata de una consigna que no gusta, ni tan siquiera a sus promotores. Pero entremos en materia. Conocí a ‘Sexto’ en el lanzamiento de la revista Voces, el pasado viernes 11 de noviembre en casa de Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar. Sexto, es un artista plástico joven, con la frescura y la irreverencia del freaky auténtico. Está vinculado a la tribu de Porno Para Ricardo y parece ser la nueva pesadilla urbana de la banda verdeolivo gobernante.

Me cuenta que lo secuestraron en plena vía pública, tres forzudos que lo introdujeron en un automóvil marca Lada y lo depositaron en una estación de policía capitalina. Al cabo de los tres o los cuatro días, lo recogieron para ‘hablar’. Le preguntaron por qué Sexto y él, explicó que si existen cinco héroes, pues entonces él podría ser el Sexto.

Le ofrecieron un espacio, un local para que grafiteara a gusto, pero rechazó la oferta. Su lienzo es toda la ciudad. Entonces le dijeron que afeaba las calles y dañaba la propiedad social. Sexto replicó que quien afeaba la ciudad no era precisamente él.

-Les dije que yo no había destruido la ciudad. Yo no soy responsable de las ruinas, ni de los vertederos de basura. No tengo la culpa de toda esta fealdad que nos rodea –dijo.

Sexto fue conducido ante Cacho, que le sugirió servir la “revolución”. De hacerlo, podría vivir como él. Pero Sexto rechazó la propuesta.

La dictadura cubana siempre ha tenido mala suerte con ciertos jóvenes que se diferencian del resto. Hay una continuidad entre aquellos hippies de los 60, que según un comentador y bloguero oficialista, son en la actualidad, “neo conservadores de los 90” y jóvenes como Sexto y otros. Es exactamente la continuidad de la misma vocación libertaria.

Laura Pollán, la Dama de Cuba y su mensaje sobre calles para todos los cubanos, es un aliento que se mantiene vivo.

¿Cómo pueden ser las calles de alguien que nunca las recorrió sin escolta, porque temía ser emboscado y muerto por cualquier habanero indignado anónimo? ¿Quién dijo que las calles de todos pertenecen a alguien que desde siempre amenazó desde las bocas de las armas de sus escoltas, a los ciudadanos pacíficos con que el azar le hizo coincidir en cualquier esquina habanera? ¿De qué tamaño es la cobardía de quien se hace cuidar por miles de hombres armados en sus desplazamientos por las calles que contribuyó a destruir?

Las calles de Fidel están destruidas y llenas de baches que remedan cráteres lunares. Pero la esperanza resiste. Los gladiolos de Laura siguen en las calles de todos los cubanos. Las autopistas del decoro lucen grafittis de Sexto y sostienen la marcha de nuestras Damas de Blanco, nimbadas en la fragancia libertaria de sus gladiolos.
juan.gonzlezfebles1@gmail.com

Advertisements

One thought on “Las calles de Fidel, Juan González Febles

  1. irene says:

    Dios ,hacen mucha falta en cuba hombres jóvenes como este , con este sentido común, claridad y valentía saldríamos de esta desgracia que nos nubla, que dolor e impotencia por ver a nuesto pais en tan deplorable estado cuando podría ser ejemplo de belleza si no estuviesen gobernandonos estos desalmados.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s