Un corresponsal revolucionario necesitado de cámara con mira telescópica

Últimamente veo y oigo cosas increíbles. Rolando Segura, el joven corresponsal de la televisora venezolana Telesur, aparece ante las cámaras, inseguro, balbuceante, con un casco y un chaleco anti balas, mientras reporta el conflicto libio desde un hotel cinco estrellas y desde un pasillo interior. Según aclaró, “… todo es muy inseguro. Se escuchan disparos y los periodistas y otros huéspedes del hotel, no están seguros en habitaciones con balcones y ventanas con vista a la calle”.

Frente a un desempeño profesional y humano tan por debajo del hombre o la mujer, comprometidos con una misión profesional, como es sin lugar a dudas informar al mundo las incidencias de un conflicto, sentí eso que un colega llama “vergüenza ajena”. Mientras un grupo abigarrado de colegas venidos desde todo el mundo comparte y asume riesgos en la captura para la posteridad de la toma privilegiada. Este revolucionario graduado como periodista en una universidad para revolucionarios, hace su reporte muerto de miedo, con casco, chaleco anti balas y desde un pasillo interior de un hotel.

Luego de varias ingeniosas cabriolas lingüísticas, logró informar de manifestaciones populares de apoyo a los opositores de Gadafi en Trípoli. A pesar de que algunos buenos y leales amigos nos alertan continuamente sobre el copyright y el respeto a este, todo parece indicar que nuestro amigo Segura, fabricó imágenes y reportes en igualdad de condiciones de la inmensa mayoría que sabe de estos sucesos en la distancia segura y cercana que aportan las nuevas tecnologías de la información.

Quizás lo único que le habría garantizado o al menos le habría apoyado, sería una cámara con mira telescópica que alguien me dijo, posiblemente ya esté inventada. Por ahora, las posibilidades que quedan para seguir desde La Habana la felicidad de Trípoli, están en una precaria conexión a Internet, en las redes sociales de móviles y twiter o en los mensajes de Martinoticias a móviles.

Un apreciado colega que se precia de conocer muy bien a los que suele llamar “mayorales de Castrolandia”, me dijo que las aprensiones de Segura no eran del todo injustificadas. Según mi amigo Paulino y lo cito: “… los libios no son comemierdas y saben para qué y por qué aquel cabrón está ahí. Él no está para informar imparcialmente y si lo cogen, le arrancan la cabeza. Bueno, luego que se entretengan con él como suelen hacer los moros. Mira, pregunta a los españoles… ellos saben un poco más.”

A pesar de los señalamientos de Paulino, recordé a María del Carmen Carro, Adela Soto a Mercedes Moreno y al médico Osvaldo de Céspedes, ¿qué habrá sido de él? Pensé en muchos otros perdidos en el tiempo y en el espacio. También en Ainí Martín, Álvaro Yero y Adolfo Pablo. A estos últimos, siempre  los tengo en mente y cuando cierro los ojos, puedo verlos al cuidado de sus cámaras y sus grabadoras. Los veo imponerse al miedo al arresto o a la golpiza. Pero nunca dejo de verlos en primera línea. Por supuesto que no son héroes. Son sólo gente comprometida que cree en lo que hace. A cada uno he tenido que pedirle en algún momento que se mantengan a distancia o que no se exponga.

Alguien opinará que no es justo mezclarlos en un post sobre el Sr. Segura, pero el caso es que, los inseguros despachos del corresponsal de Telesur, a pesar de sus muy seguros, chaleco anti balas, casco, pasillos interiores y balbuceos, son la única posibilidad real de información masiva en Cuba a menos que ocurra un milagro.
juanchogonzal@gmail.com

3 comentarios en “Un corresponsal revolucionario necesitado de cámara con mira telescópica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .