Los aires que corren

Por La Habana corren nuevos aires, aunque no buenos. Fidel Castro cumplió 85 años con serenata incluida y Wendy Iriepa e Ignacio Estrada (transexual y gay respectivamente) contrajeron matrimonio el propio 13 de agosto, para escandalizar un poco en su onomástico, al caudillo homofóbico más extraordinario del siglo XX.

Se combinaron en la noticia la serenata de Fidel Castro y la boda gay y cierta y mediáticamente la boda supero a la serenata. Las reformas que no son de Raúl Castro, prometen que pronto los privilegiados de siempre conseguirán comprar y vender casas y automóviles. La buena noticia es que con impuestos leoninos, el exigente fisco raulista conseguirá lo suyo no sólo con el aporte de los propios, sino con el dinero que reciban los ajenos de sus familiares prósperos del exilio.

Se cuenta con un potencial de dos millones y más de cubanos en el exterior y de tanta cantidad, siempre habrá quien envíe dineros para que la familia anclada en la Isla compre una casa decorosa o para que el primo o el hermano nunca olvidado, compre un automóvil y participe desde lejos en el sueño americano.

Dentro de las llevadas y traídas reformas, dijo el presidente designado que habrá reformas migratorias, pero no aclaró si entre lo reformable se incluirá el fin de la tarjeta blanca y el reconocimiento para todos del derecho a entrar y salir libremente del país.

Oí decir que Willy Chirino aprueba que Pablo Milanés cante en Miami. Que desea condiciones de igualdad para en algún momento, ofrecer un concierto en la Isla. Demanda que le permitan colocar pancartas y hacer promoción a su concierto en igualdad de condiciones con Milanés en Miami y pienso que a Willy Chirino lo único que no le haría falta para llenar plazas en Cuba, sería promoción. Al menos él, no la necesita.

También dicen que Willy Chirino afirmó que si tuviera familia en Cuba, no le permitiría a nadie que se opusiera a que ayudara a los suyos. Quienes primero se opusieron a que la familia fuera familia, fueron Fidel y Raúl Castro, seguidos por su banda verdeolivo histórica. Fue una época en que los hijos no debían comunicarse con los padres. Los hermanos, debían odiarse desde los dos extremos del estrecho y mantuvieron esa salvajada cruel, hasta hace muy poco. Le tocó al legislador cubano americano Mario Díaz Balart, reeditar la tradición familiar. Pretende volver a separar a los cubanos en el mejor estilo y tradición de sus tíos de La Habana. ¡Qué cosa!

El contratista yanqui Alan Gross y el periodista español Sebastián Martínez Ferrate guardan prisión en Cuba. Ambos por delitos que no lo son ni en sus respectivos países ni en ningún estado de derecho democrático del mundo. Pero el caso es que Cuba es un lugar muy extraño en que las reglas cuando son, no se parecen a ninguna otra regla conocida.

Ferrate denunció desde un material filmado con cámara oculta, el turismo sexual sustentado por la prostitución más barata del mundo. Su Conexión Habana habla alto y claro de una dolorosa realidad, que restalló como homérica bofetada en el rostro falso y cruel del régimen militar. Ferrate obligó al gobierno cubano y de paso al mundo, a mirar a la prostitución infantil y a reconocer en ella a la cara más oscura del castrismo corriente. Es una represalia contra la libertad de información y no parece que se mueva cosa alguna en los medios internacionales, para denunciar este contrasentido.

Sobre Alan Gross hay poco que decir. Es la víctima propiciatoria de una vendetta dirigida a buscar una pieza de cambio para negociar la libertad de los espías convictos en USA. Si como ha dicho el titular del organismo rector de esta actividad en la Isla, “no hay contradicción ideológica con la conectividad a la red de redes en Cuba”, entonces, ¿no debería ser premiado Gross, por contribuir a resolver este problema?

Los aires que corren no son ni nuevos ni buenos. Son más bien engañosos. Llegan con aire de serenatas o lentejuelas de marquesinas. Así y con todo lo que repta o simplemente se mueve, alguien pretende que crea en la inmortalidad del cangrejo verdeolivo o que lo más importante del momento se limita a la boda gay, la serenata senil o el último proyecto.
juanchogonzal@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s