¿Un estado confesional?

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional se propone la ampliación de la Ley (mordaza) 88. Se trataría de trasladar a la Comisión de Asuntos Constitucionales de este parlamento una propuesta tendiente al análisis de los puntos de esta ley para satanizar la recepción de ayuda del exterior con destino a la sociedad civil y la disidencia pacífica en la Isla. El concepto en que se basarán estos diputados que no juraron defender la constitución de acuerdo con el rotativo Granma en su edición del pasado 30 de julio, sería el de “nada que atente contra la soberanía nacional puede quedar impune venga de donde venga”.

Resulta curioso hablar con extranjeros y percatarse de que los pobres carecen absolutamente de marco referencial si de asuntos cubanos se trata. Tan pronto quieren comparar a Cuba con Guatemala o te hacen una referencia bien intencionada pero gratuita sobre Colombia o cualquier otro lugar sin conexión real con lo que Cuba es o lo que Cuba fue. Hoy día en Cuba, por faltar, falta hasta la ley y los registros normales en cualquier parte de este ancho y en muchas ocasiones ajeno mundo. Pero estas, en muchos casos excelentes personas llegan con sus soluciones y propuestas primer mundistas elaboradas a partir de la información de portada, lomo y contraportada a su alcance a partir de cierta prensa y ciertos periodistas. Algunos llegan y te preguntan sobre reformas. Hasta se asombran cuando les dices que de reformas, nada. Pero ahí están y así son.

Cuando de ‘esta gente’ y de sus cosas se trata hay que abrir bien los ojos y desconfiar de todo. La pieza a cuatro manos o la porfía entre un político no muy de fiar como el senador Kerry y otros, aún menos, siempre beneficiará al gobierno cubano. Si Kerry a partir de negociaciones politiqueras que nada benefician a Cuba otorga los fondos a los mismos de siempre, estamos muy embarcados. Pero si los otorga a Usaid, y esta agencia, al menos esta vez, se afirma en la sabiduría que nunca le ha distinguido y coloca los benditos fondos lejos de Miami. Otro gallo cantará.

El estado patrón y usurero que sufrimos implantó la miseria extrema y la indefensión ciudadana como herramientas primadas de gobernabilidad. Todas las organizaciones de la sociedad civil que subsisten en Cuba, con inclusión de las religiosas, dependen en mayor o menor medida de la ayuda exterior. Las publicaciones no oficiales toleradas precariamente en la actualidad, igualmente. Quizás la perreta de Granma sólo trata del paquete de ayuda aprobado por el senador norteamericano Kerry y todo se limita a la paranoia de siempre contra los Estados Unidos, pero de no ser así: ¿Habrá que ser católico y disponer de la bendición apostólica y romana para llevar adelante una publicación o un espacio independiente en Cuba? ¿Quedarían satanizadas también las ayudas exteriores provenientes de Roma o de cualquier otro sitio? ¿Estaremos en vías de convertirnos en moderno y falangista estado, con bendición católico-castrista incluida?
juanchogonzal@gmail.com

3 comentarios en “¿Un estado confesional?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .