El crimen fue en Mantilla

Ya tenía a uno de los pequeños elementos antisociales fuertemente agarrado por una mano. Pero uno de ellos, permanecía agazapado entre el follaje del árbol. El combatiente apuntó con cuidado y disparó. No demoró en caer. El disparo lo alcanzó en una nalga y el trayecto a sedal destrozó el hígado, pulmón y salió triunfalmente por uno de los espacios inter claviculares. En medio de los estertores finales y desde el charco de su sangre, Ángel Izquierdo Ruiz, de catorce años de edad concluía su breve aunque azarosa carrera, de “elemento antisocial”.

El niño negro, murió cuando se resistió a la justicia revolucionaria, ejercida por un combatiente del Ministerio del Interior. El teniente coronel retirado de la revolucionaria policía nacional, lo mató en cumplimiento de su sagrado deber. Defendía la propiedad del estado. Los mamoncillos que puso a salvo, se pudrirán sin que alguien no autorizado se atreva a comerlos.

El combatiente revolucionario ya sabía lo que es matar. Lo hizo antes y por las mismas razones. Sabe cuidar con celo la propiedad del estado. Quizás por esto ostenta una licencia para portar armas. Su arma defiende la revolución y es por la revolución y para la revolución que ha matado y volverá a matar. Para muchos, el teniente coronel en retiro no sólo dispone de licencia para portar armas, también dispone de licencia para matar.

Seres feroces de garra, ideología y pezuña como el teniente coronel en retiro de Mantilla, ocupan sus lugares en la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y ostentan licencia para portar armas y matar para la revolución. Estos son los miembros prominentes de las Brigadas de Respuesta Rápida.

Acompañaron a la familia del niño negro Ángel Izquierdo, vecinos y amigos humildes. Junto a ellos, los disidentes o como suelen ser llamados, “la gente de los Derechos Humanos”. Se dice que el teniente coronel fue arrestado. Lo más probable es que pronto sea liberado y que su proceso sea postergado y dilatado indefinidamente. Se trata de un revolucionario con licencia para portar armas y para matar.
juanchogonzal@gmail.com

Anuncios

3 comentarios en “El crimen fue en Mantilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.