El primer terrorista suicida

En el transcurso de una tertulia con unos amigos, sin quererlo caímos en el tema de las religiones. Hablamos de los tantos papas romanos sinvergüenzas y de los que transpiraron santidad. De que Jesús el Cristo, reconfiguró el mundo y le aportó a Occidente una visión novedosa más equitativa, sin esclavos, con perdones y menos hipócrita. Curioso como este judío, jodió a un montón de sinvergüenzas de aquellos y de estos tiempos. Como fue el pionero de aquello de que un mundo mejor es posible.

Dentro de esto y siempre en el terreno bíblico, caímos en Sansón. Este gigantesco héroe judío a quien embarcó Dalila, sin aviones ni bombas derribó el templo de sus enemigos filisteos sobre las cabezas de estos y pereció junto a ellos. Juntitos y en familia. En el mejor estilo de sus descendientes de Al Qaeda, Septiembre Negro o Hizbolláh. ¿Qué les parece?

Lo de descendientes lo digo sin ofender. No hay nada más parecido a un hebreo que un árabe. Son casi familia, como decir orientales y habaneros. Ojala que cuando todo esto del castrismo se acabe no terminemos por acá cayéndonos a bombazos. Porque lo de las mafias, será inevitable. Las habrá inmediatamente que esto termine. Con tanta pérdida de valores, pienso que aportaremos una mafia más cruel y deshumanizada que la rusa. No olvidemos aquello que decía Máximo Gómez: “El cubano cuando no llega, se pasa”

En fin, cuando la generación Y organice su mafia en Cuba, van a dejar chiquitos a los colombianos. Sucede que nuestros hombres nuevos no tienen oportunidad de comprar metralletas Uzi o automáticas de 9mm. Están limitados por el castrismo que les formó. Cuando les quiten la cadena y el mono se suelte… ¡corran!

Resulta curioso que nadie le haya rendido a Sansón el tributo que merece en eso del terrorismo suicida. Prefirieron dejarlo como el cornudo clásico de Jehová. ¡Qué injusticia! La que pasó a la historia como una vamp clásica fue Dalila que hasta fue cantada en su momento por Tom Jones. Aunque un poco kish con sus pantalones de cuero y sus movimientos pélvicos que remedaban al King, Tom Jones hizo lo suyo en aquellos 60 en que el futuro aún pertenecía al socialismo. Tiempos felices en que no había SIDA ni terroristas. Por acá hay quien dice que el Comandante duró tanto porque al no haber SIDA, la gente lo desmayó y se dedicó a disfrutar la sex revolution de los 60.

Otro rockero que incursionó en algún tema del Medio Oriente fue Eric Clapton con su Layla y en la ruta de lo exótico, dejó además su versión de ‘I shot the sheriff’, que lo deja a uno sin aliento y con deseos de volver a matar a ese sheriff perverso una y otra vez.

Aquella época en que no existía la amenaza del SIDA y había rock and roll, minifaldas y se hacía el amor y no la guerra, salvó al Comandante. Los eventuales disidentes, blogueros, periodistas independientes, etc., estaban ocupados conociéndose desde el punto de vista bíblico entre sí. Sólo existía tiempo para vestirse y desvestirse. No existían intereses materiales. Era el tiempo en que chequera no mataba galán, como hoy.

En fin, el primer terrorista suicida fue judío y no filisteo o palestino. Fue Sansón que además de forzudo y cornudo, también fue algo más. Reconozcámosle su carácter de innovador y pionero en el arte de matar más con menos.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s